Tratamiento de las enfermedades del pie con homeopatia

Última modificación: 29-10-2018 09:09:14

El tratamiento de las enfermedades del pie es un ejemplo más de la versatilidad terapéutica de los medicamentos homeopáticos.  Muchos podólogos incorporan la homeopatía en sus tratamientos con el fin de sumar posibilidades de curación a los tratamientos podológicos.

En podología, como en toda especialidad sanitaria es fundamental el abordaje multidisciplinar de sus patologías.

El foco terapéutico de los medicamentos homeopáticos puede situarse a nivel articular, óseo, ligamentoso, muscular, cutáneo y vascular.

Función del pie

Los pies son las estructuras de sustentación de todo el cuerpo (función estática) y su anatomía y fisiología están condicionadas a mantener erguido el cuerpo y desplazarlo en sus diferentes movimientos (función cinética).

Las funciones estáticas del pie humano son únicas, pues sólo el hombre se mantiene erguido, siendo el pie el soporte esencial para poder desplazarnos de forma bípeda.

Por tanto, nuestros pies deben cumplir con 4 funciones básicas:

  • Adaptarse a superficies irregulares.
  • Funcionar como una palanca rígida que crea las fuerzas propulsión necesaria para caminar.
  • Trasladar las fuerzas de rotación producidas por la cadera.
  • Absorber el constante impacto que se produce al andar.

Los músculos y tendones trabajan conjuntamente con los huesos, ligamentos y articulaciones para que los pies logren realizar estas funciones. Si alguno de estos componentes no funciona apropiadamente, todos los demás se verán afectados e incluso tendrán repercusión en otras zonas del aparato locomotor como la columna vertebral, las rodillas o las caderas.

No podemos dejar de mencionar los tobillos que son los que complementan la función de los pies para que estos puedan ejecutar su parte funcional con éxito.

Veamos algunas de las ventajas que pueden aportar los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de los padecimientos del pie:

Traumatismos

Me gustaría por una sola vez definir que es un traumatismo para que tengamos una visión más amplia del uso médico de esta palabra.

Traumatismo es término que procede del griego y que significa y que significa “acción de herir”.  Se trata de la lesión de órganos o tejidos que se produce por una acción mecánica externa. Es decir, un bisturí en cirugía, una extracción dental o un esguince es un traumatismo. Pero también lo es un sobreesfuerzo muscular, un uso excesivo de las cuerdas vocales.

Cursan con más o menos dolor e inflamación  y para ello la homeopatía dispone de un aliado insuperable a utilizar de primera intención y de manera sistemática, ARNICA MONTANA, que tomado con la frecuencia que la intensidad del traumatismo y los síntomas nos indiquen, disminuirá la inflamación y el dolor procediendo a espaciar las tomas conforme vayamos mejorando. Arnica es especialmente útil cuando están afectados los músculos.

Si el traumatismo afecta al hueso suele asociarse a SYMPHITUM OFFICINALE medicamento presente en todas aquellas enfermedades que afectan al hueso.

Si el traumatismo ha afectado también terminaciones nerviosas o una zona del pie rica en ellas, asociaremos HYPERICUM PERFORATUM

Es frecuente que en un traumatismo en el pie se vean afectados tejidos como los ligamentos y tendones, y en los que medicamentos como RUTA GRAVEOLENS o RHUS TOXICODENDRON prestan un gran servicio en podología y traumatología en general.

Por supuesto, las medidas locales tales como aplicaciones frías o cremas antiinflamatorias así como el reposo de la zona estarán en general indicados.

Esguinces y luxaciones

Un esguince es la separación temporal de las superficies de las articulaciones que producen el estiramiento o la ruptura de los ligamentos. En el caso de una luxación se trata de la separación mantenida entre los huesos que forman una articulación, dicho en otras palabras, la articulación se desmonta.

De entrada, dado el carácter traumático del problema, indicaremos ARNICA MONTANA.

Al tratarse de un traumatismo que afecta a los ligamentos e incluso a los tendones musculares RUTA GRAVEOLENS será el segundo medicamento a utilizar alternándolo cada hora con Arnica al inicio del tratamiento y espaciando las tomas de ambos conforme mejoren los síntomas.

Si el mínimo movimiento empeora los síntomas y estos mejoran con la presión, el reposo y el calor,  puede estar indicado el utilizar BRYONIA ALBA.

El frecuente edema en la zona que suele acompañar estos procesos puede hacer necesario recurrir al medicamento APIS MELLIFICA, tomando frecuentemente y espaciando  las tomas conforme vaya desapareciendo.

Por último, resulta muy útil la toma de RHUX TOXICODENDRON durante el proceso de rehabilitación en el que la rigidez y el dolor mejoran con el movimiento lento y la movilización por parte del fisioterapeuta.

LOS MEDICAMENTOS HOMEOPÁTICOS SON ÚTILES EN MÚLTIPLES ENFERMEDADES QUE AFECTAN AL PIE.  UN PODÓLOGO O UN MÉDICO FORMADO EN HOMEOPATÍA PODRÁN SUMAR POSIBILIDADES TERAPÉUTICAS EN BENEFICIO DE SUS PACIENTES.

Verrugas. Papilomas

Las verrugas, tanto en la forma de papilomas plantares como de las verrugas  corneas vulgares, son un motivo frecuente de consulta al médico y podólogo que utiliza homeopatía tanto para eliminarlas como para evitar la reaparición.

Las verrugas situadas debajo del borde de la uña o alrededor de ella son de incomodo abordaje con cirugía comenzando por la anestesia local de la zona, bastante dolorosa, por lo que con frecuencia se dejan a su evolución, especialmente en el caso de los niños.

Medicamentos como THUYA, GRAPHITES, ANTIMONIUM CRUDUM, NITRICUM  ACIDUM o CAUSTICUM están perfectamente indicados ya que se adaptan a la localización y tipo concreto de verruga consiguiendo eliminarlas en un 80 % de los casos sin tener que recurrir a métodos más cruentos o con un coste económico alto como ocurre con los preparados tópicos con frecuencia no eficaces.

Espolón calcáneo

El espolón calcáneo es un crecimiento óseo anormal en la zona del talón, que provoca dolor al andar, se prolonga en el tiempo y no tiene un fácil tratamiento.

Los médicos y podólogos que nos hemos formado en el uso de medicamentos homeopáticos para sumar estrategias terapéuticas en beneficio de nuestros pacientes, disponemos de medicamentos como HEKLA LAVA, SYMPHYTUM OFFIC. o MEDORRHINUM para tratar este molesto problema para el paciente. Algunos podólogos infiltran medicamentos homeopáticos con los que obtienen buenos resultados.

Fracturas. Reparación ósea   

Medicamentos como CALCAREA PHOSPHORICA, SYMPHYTUM OFFICINALE o SILICEA, entre otros, pueden ser de gran utilidad a la hora de favorecer la consolidación de las fracturas o de tratar las molestias que pueden persistir tras la misma.

Heridas. Ulceras. Cicatrización

En terapéutica homeopática disponemos de medicamentos que nos van a permitir favorecer una cicatrización más rápida, evitar la infección y la formación de queloides (cicatrices engrosadas) tanto en el caso de heridas accidentales como en el caso de la cirugía.

Medicamentos como STAPHYSAGRIA, PYROGENIUM, GRAPHITES o THUYA son conocidos por sus ventajas terapéuticas en el tratamiento de las heridas y su acción favorable sobre la cicatrización.

La utilización de medicamentos homeopáticos en el tratamiento de las úlceras varicosas ha demostrado una mejor y más rápida evolución favorable que si utilizamos únicamente un tratamiento local, no olvidemos que la homeopatía suma. KALIUM BICHROMICUM, ARNICA, MERCURIUS SOLUBILIS o CARBO VEGETABILIS son solo algunos de ellos.

Eritema pernio (Sabañones)

Los sabañones son la inflamación dolorosa de pequeños vasos sanguíneos de la piel que se producen en respuesta a la exposición repetida al aire frío, pero no helado. Los sabañones, que también se conocen como eritema pernio, pueden causar picor, manchas rojas, hinchazón y ampollas en los pabellones auriculares, las manos y los pies. Un tratamiento homeopático bien indicado podrá actuar de manera preventiva y curativa.

Medicamentos como AGARICUS MUSCARIUS, PULSATILLA o PETROLEUM entre otros serán de gran utilidad a la hora de afrontar estos molestos problemas circulatorios provocados por el frio un año tras otro.

Como veréis, los medicamentos homeopáticos son útiles en múltiples enfermedades que afectan al pie.  Un podólogo o un médico formado en homeopatía podrán sumar posibilidades terapéuticas en beneficio de su paciente.

Y, por favor, recuerden no tomar mis palabras al pie de la letra.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

Un Comentario

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 16-11-2018 14:47:06 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar