Tratamiento Homeopático de los Orzuelos

Última modificación: 22-06-2021 11:57:05

Nuestro tema de hoy se ve a ocupar de una patología relativamente frecuente en los párpados, los orzuelos y la acción muy beneficiosa que pueden tener los medicamentos homeopáticos en su tratamiento, especialmente  y no es algo infrecuente, cuando tienden a repetirse. 

Los orzuelos, junto con los chalazia (plural de chalazión) de los que también nos ocuparemos en este artículo son dos de las causas más frecuentes tanto en Atención Primaria como en la consulta del oftalmólogo. 

La mayoría de veces los orzuelos se resuelven con tratamiento en un período corto de tiempo. En otras ocasiones la evolución es lenta y con tendencia a reactivarse sin haber llegado a una curación completa. Por último, no es infrecuente el que tras curar tiendan a repetirse varias veces.

Para evitar confusiones y dado que el chalazion suele presentarse como lesión única, me refiere también a chalazion en vez de chalazia cuando haga alusión a ellos en plural.

Qué es un orzuelo

Un orzuelo es pequeño absceso (inflamación e infección aguda y circunscrita) del borde del párpado debido a una infección bacteriana de las glándulas de Zeiss y Moll situadas en el párpado.

Estas glándulas que se sitúan en el borde del párpado donde se asientan las pestañas, segregan un contenido graso que se une a la capa superficial de las lágrimas para retardar su evaporación.

La infección de estas glándulas produce una inflamación y enrojecimiento en el borde del párpado o por debajo de él. Otras veces aparece en su interior y al madurar hace aflorar a los pocos días un puntito blanco en el borde del párpado.

El orzuelo va a provocar en quien lo padece:

  •  Dolor e hinchazón en la zona de aparición e incluso en todo el párpado.
  • Lagrimeo.
  • Secreciones en la zona lagrimal o en el borde del párpado en el que puede aparecer una costra.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Sensación de cuerpo extraño al parpadear

Qué favorece la aparición de un orzuelo

El orzuelo se produce por bacterias (habitualmente estafilococos) que habitan en la piel o en la nariz y que en situaciones normales son inofensivas, pero al entrar en contacto con aberturas de la piel o el borde del párpado, producen orzuelos.

A su vez la falta de higiene en las personas que usan de lentes de contacto y tienen una higiene deficiente de las mismas o no se retiran el maquillaje,  también pueden facilitar esta infección del párpado.

Por último, la Inflamación crónica del párpado en la zona de las pestañas denominada blefaritis puede ser un factor que favorezca la aparición de orzuelos.

Qué es un chalazión

Cuando nos aparece un abultamiento algo enrojecido en el párpado lo habitual es que pensemos que se trata de un orzuelo. Sin embargo, no siempre es así. Hay otra patología llamada chalazión muy parecida al orzuelo que precisa de un tratamiento distinto y no siempre resulta fácil diferenciarlos.

Un chalazion es un proceso inflamatorio que se produce por la obstrucción de las glándulas sebáceas de Meibomio situadas en la cara interna de los párpados  (sobre todo el superior) y cuya misión es segregar grasa y proteínas para proteger la cornea así como también retardar la evaporación de las lágrimas.

El chalazión no es el resultado de un proceso infeccioso sino más bien inflamatorio, que se debe a la obstrucción de la salida de una o varias glándulas (chalazia) lo que determina un menor o mayor tamaño de la lesión. Con frecuencia esta precedido por un orzuelo.

Así que, si un orzuelo que debuta en la cara interna del párpado persiste durante semanas, deja de ser doloroso y no responde al tratamiento convencional, es posible que estemos ante un chalazión.

El dolor de un orzuelo es típicamente significativo mientras que el dolor de un chalazión si está  presente es mínimo. Con un orzuelo, todo el párpado puede a veces verse afectado. Con un chalazión, es raro que todo el párpado se hinche. 

Su desarrollo no es agudo como en el orzuelo,  es más bien lento, con síntomas muy leves o incluso sin ellos. Notaremos entonces:

  • Una protuberancia dura en el párpado, que puede volverse roja y llenarse de líquido.
  • Sensibilidad al tacto aunque lo habitual es que no duela salvo en la fase aguda inflamatoria
  • Visión borrosa, que puede manifestarse cuando el chalazión es muy grande y hace presión sobre el globo ocular.

Qué favorece la aparición de un chalazión

Los chalazion aparecen con más facilidad en aquellas personas con piel grasa, blefaritis, acné rosácea o dermatitis atópica.

Algunos gérmenes que se encuentran en las raíces de las pestañas, pueden producir una infección e inflamación que conduce a una blefaritis crónica, por lo que en estas personas son más frecuentes los chalazión.

 Factores ambientales como el uso excesivo de pantallas, la temperatura, el viento o la humedad ambiental también pueden eventualmente favorecer su aparición.  

En cualquier caso salvo estas circunstancias descritas, no existe una predisposición por edad o sexo y  puede aparecer en personas totalmente sanas y sin antecedentes. 

Cómo se trata convencionalmente el orzuelo y el chalazión

Es importante empezar a tratar un orzuelo tan pronto como se note. Cuando un orzuelo no se trata, puede convertirse en un chalazión. En cualquier caso NUNCA debemos apretar el orzuelo o chalazión para que estalle como si fuera un “grano” de acné. Como ocurre en este, solo podemos empeorar el problema aumentando el dolor, la inflamación y la infección.

Medidas a tomar en nuestra casa

Una vez que se presenta un orzuelo es frecuente que en el ámbito doméstico se recurra a tratamientos caseros tradicionales que en muchas ocasiones son suficientes para tratar los orzuelos. En otras ocasiones sin embargo, se precisa consultar con el médico de familia o el especialista.

Como tratamiento en nuestro domicilio es importante mantener el ojo afectado limpio. Se suele recomendar agua templada y champú para bebés para la limpieza siempre que no irrite la zona.

Para promover el drenaje de la lesión, utilizaremos una compresa o toalla templada limpia aplicándola en la zona afectada durante 10-15 minutos. Repetiremos esta rutina unas 3-5 veces al día.

Hasta que el orzuelo sane completamente evitaremos el uso de lentes de contacto o maquillaje ya que podría irritarlo y aumentar las molestias.

En el caso del chalazión se pueden realizar suaves masajes en los párpados y aplicar calor moderado con el fin de ablandar las secreciones con el calor y liberar  los conductos

Tratamiento médico

El tratamiento prescrito por el médico varía mucho en función del estadio tanto del orzuelo como del chalazión y puede abarcar (además de las medidas locales ya descritas) desde la aplicación de un simple ungüento oftálmico, una exfoliación del borde libre de los párpados y drenaje glandular, sondaje de las glándulas de Meimobio a la toma de corticoides y/o antibióticos orales.

En algunos casos se precisa llegar a la cirugía. La intervención consiste en drenar la glándula obstruida en el caso del chalazion o quitar el orzuelo mediante una pequeña incisión que en la mayoría de los casos no requiere sutura.

En general se trata de cirugías ambulatorias, sin ingreso hospitalario y con anestesia local. En niños pude ser necesario realizar una anestesia con sedación.

Qué puede aportar la homeopatía en el tratamiento del orzuelo y el chalazión

Como ocurre en todos los tratamientos, convencional u homeopático,  la utilización de uno u otro medicamento homeopático está en función del momento evolutivo del proceso. Los medicamentos homeopáticos van a permitir el tratamiento tanto de la fase aguda como de la tendencia a las recaídas de la misma lesión o de varias simultáneamente.

Cuando los orzuelos o chalazión se cronifican, el oftalmólogo suele adoptar una actitud conservadora respecto de la cirugía, ya que no es infrecuente la recaída en otra localización en poco tiempo. Los medicamentos homeopáticos son un buen recurso terapéutico tanto para en ocasiones evitar la cirugía y librarnos de las molestas recaídas.

Medicamentos homeopáticos para los orzuelos o chalazión  

En la primera fase del proceso, inflamatoria, 3 medicamentos suelen ser los más indicados:

  • APIS MELLIFICA: En caso de edema inflamatorio rosado más que rojo. Escuece. Mejora con aplicaciones frías y empeora con aplicaciones calientes
  • BELLADONA: Los orzuelos debutan de manera violenta, con dolor marcado al tacto y al movimiento del ojo. Se notan latidos en la zona afectada.   
  • PULSATILLA: En cuanto empieza el orzuelo y aún no ha empezado a supurar. Ojos inflamados, rojos y con escozor. Las molestias mejoras con la aplicación de frío y empeoran con el calor. Son frecuentes los orzuelos de repetición y las blefaritis.

En la fase de supuración

  • HEPAR SULFUR: Cuando hay infección como es el caso de los orzuelos. El momento evolutivo del proceso nos permite escoger la dilución más apropiada de este medicamento en cada situación.
  • MERCURIUS SOLUBILIS: Conviene en los orzuelos supurados, con frecuencia múltiples. Los párpados están rojos, edematizados. El dolor empeora mucho con la luz y cerca de un foco de calor.
  • MYRISTICA: Es un medicamento utilizado para facilitar la reabsorción y cicatrización de los orzuelos que ya se han abierto.

Para los chalazión hay 3 medicamentos especialmente útiles

  • STAPHYSAGRIA: Orzuelos o chalazión sobre todo en el párpado superior. Los  chalazión son duros, pequeños, bien circunscritos, con tendencia a recaer lo mismo que los orzuelos. Personas con tendencia a reprimir la rabia o sentirse humillados.
  • AURUM METALLICUM: Cuando existe una gran congestión y enrojecimiento ocular. Afecta tanto parpados superiores como inferiores en el tercio medio. Suele haber orzuelos recidivantes, de evolución lenta y a trompicones.
  • THUYA: Medicamento que no puede faltar en los chalazion  endurecidos, únicos o múltiples. Sobre todo en los de larga evolución.

En aquellos casos en que los orzuelos o los chalazión tienden a repetirse es útil tomar medicamentos como:

  • SILICEA: A utilizar en los orzuelos de repetición con el fin de prevenirlos. Los orzuelos tienden a enquistarse.
  • HEPAR SULFUR: En dilución alta y tomado periódicamente se utiliza para la prevención de las recaídas de orzuelos y chalazión.
  • Otros medicamentos como LACHESIS, SULFUR, GRAPHITES, SEPIA, BARYTA CARBONICA, ZINCUM METALLICUM o MEDORRHINUM pueden ser también de gran utilidad adaptados a aquellos pacientes cuya clínica así lo indique. Por ejemplo Lachesis para aquellos orzuelos y chalazión que se presentan antes de la menstruación y mejoran durante ella.

En resumen. Ante un orzuelo, intentemos inicialmente utilizar los remedios caseros descritos y que muchos de nosotros conocemos de antaño. Si pasados 2-3 días la evolución no ha sido positiva consultemos con nuestro médico o con el especialista. Y en ningún caso manipulemos las lesiones de manera agresiva para intentar vaciarlas.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

4 Comentarios

Comentar
  • Querido Jorge, muchas gracias por este post tan interesante y tan útil., tan detallado y tan práctico; todo lo que nos explicas es fundamental conocerlo en un momento evolutivo tan castigado por la contaminación medioambiental, que irrita la piel, las mucosas y los órganos de los sentidos que están en contacto directo con la toxicidad/ambiente. La homeopatía es básica como remedio indiscutible ante la agresividad inevitable del entorno, si la utilizamos ante las primeras señales irritativas el resultado es impresionante. Lo confirmo.
    Muchas gracias por cuidarnos y acompañarnos, querido amigo y maestro.
    Un abrazo bien grande!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar