Qué son los sabañones: síntomas y tratamiento con Homeopatía

Llega el frío y para algunas personas no es una buena noticia porque saben que con él llegarán también los molestos sabañones.

Mi madre nació y se crio en un caserío. La única habitación caliente de la casa era la cocina con su fuego y los inviernos eran largos, fríos y muy húmedos. Gente humilde, ropas humildes y mucho trabajo en el campo expuestos a las inclemencias del tiempo. Vamos, todos los boletos para sufrir de sabañones cada invierno. Y los sufrió; bien que los sufrió y bien que se acordaba de sus sabañones en las manos, de sus sabañones en los pies y de sus sabañones en las orejas.

En este post quiero explicaros qué son los sabañones, por qué aparecen, cuáles son sus síntomas y cómo podemos prevenirlos y tratarlos.

¿Qué son los sabañones?

Esta dolencia también se conoce como eritema pernio o perniosis y son unos nódulos rojos e inflamados que suelen aparecer en las zonas más distales de nuestra anatomía, como son dedos de manos y pies y orejas.

Son lesiones relacionadas con la exposición al frío y también con los cambios bruscos de temperatura, con el paso brusco del frío al calor. Mi madre se acordaba muy bien de cómo le dolían las manos al poco de pasar del frío y la humedad de la calle al calor de la cocina del caserío.

¿Cuáles son los síntomas de los sabañones?

El eritema pernio se manifiesta como zonas inflamadas, fundamentalmente en dedos y orejas, con un color rojo o rojo-azulado que pican, arden y duelen, con mayor o menor intensidad según los pacientes. A veces, en las manos es tan intensa la inflamación que puede llegar a dificultar la movilidad de los dedos.

Esta es la lesión básica y más común, pero en ocasiones pueden aparecer ampollas e incluso úlceras sobre estas zonas inflamadas. En estos casos habrá que tener un especial cuidado por el riesgo de sobreinfección de las lesiones.

Estas lesiones suelen durar entre una y cuatro semanas (lo habitual es que desaparezcan en poco menos de una semana) pero ocurre que, al tener al frío como causante fundamental, es frecuente que muchos pacientes encadenen brotes de manera que puedan sufrir de sabañones a lo largo de toda la estación fría.

Lo normal es que los sabañones desaparezcan durante las estaciones más cálidas, aunque yo he visto algún caso excepcional en donde la paciente tenía sabañones incluso en verano (en nuestro verano norteño) si se le enfriaban las manos o si pasaba del frío al calor bruscamente.

¿Por qué salen los sabañones?

Todavía no entendemos muy bien por qué unas personas sufren sabañones y otras no.

Parece que hay colectivos como las mujeres y los niños que pueden estar más predispuestos y también personas con algunas enfermedades del tejido conectivo como el lupus, personas con problemas reumáticos, tendencia a las vasculitis y pacientes con otras enfermedades autoinmunes.

La causa parece tener relación con una deficiente capacidad de adaptación de la microcirculación de estas zonas distales del organismo al frío intenso y a los cambios bruscos de temperatura, sobre todo al recalentamiento después del frío intenso.

¿Qué factores pueden predisponer a sufrir de sabañones?

Hay factores que tendrán que ver con nuestros hábitos y con el lugar en el que vivamos y otros con características particulares de cada persona.

  • Vivir en zonas con estaciones frías y húmedas.
  • Ser mujer. Las mujeres sufren más de sabañones que los hombres.
  • Tener problemas circulatorios de fondo.
  • Padecer la enfermedad de Raynaud.
  • Padecer alguna enfermedad autoinmune.
  • Estar delgado, por debajo del peso “ideal”.
  • Usar ropa poco adecuada en las estaciones frías y/o no cubrir las zonas distales del cuerpo, como dedos y orejas, de la exposición al frío.
  • Exposición prolongada a fuentes de calor directo, sobre todo cuando se viene de estar expuesto a un frío intenso.
  • El sedentarismo.

¿Qué podemos hacer para prevenir los sabañones? 

En las personas muy predispuestas a sufrir de sabañones durante el invierno es posible que nada de todo esto que voy a contaros sirva para que las lesiones y las molestias no lleguen a aparecer, pero sí que les ayudará a que las manifestaciones sean notablemente más leves.

En cambio, en otras personas, el seguir unas pautas básicas puede hacer que apenas los noten durante todo el invierno.

En mi experiencia, un tratamiento homeopático bien indicado, teniendo en cuenta todos los aspectos particulares e individuales del paciente, es una de las medidas preventivas más eficaces que podemos desarrollar. Pero de esto hablaremos más adelante. Ahora algunos consejos que podemos llevar a cabo por nosotros mismos.

  • Evita o limita la exposición al frío siempre que sea posible.
  • Evita la ropa ajustada y abrígate adecuadamente. Hay ropa que seguro que es muy bonita pero también muy poco adecuada en los periodos fríos.
  • Usa ropa holgada y acostúmbrate a vestirte “en capas” de manera que sea fácil quitarte o ponerte ropa según la temperatura.
  • Orejas y manos siempre cubiertas.
  • Si se te han enfriado pies, manos u orejas no los recalientes bruscamente y no los expongas a fuentes de calor directas, tipo braseros o chorros de aire caliente.
  • Evita el tabaco y el alcohol.
  • Evita en tu dieta todos los alimentos que estimulen los procesos inflamatorios como son las carnes y embutidos, los productos ultraprocesados (básicamente, todo lo que no cocines tú mismo), las harinas y los cereales refinados, los dulces, el azúcar y el alcohol. Y cuantos menos lácteos, mejor.

En cambio, llena tus comidas de verduras, cereales integrales (arroz, mijo, quinoa), legumbres, fruta (en invierno es muy recomendable incluir también la fruta cocinada tipo compota o al horno…), semillas y frutos secos.

  • Haz ejercicio, es una de las mejores maneras de estimular y mejorar nuestra circulación. Eso sí, muy bien abrigado si lo practicas en el exterior.

Diagnóstico y tratamiento convencional de los sabañones. 

Normalmente el diagnóstico no precisa de ninguna prueba en especial, basta con ver las lesiones y relacionarlas con el frío. De todas formas, a veces, podría ser necesaria alguna prueba o analítica concreta para descartar posibles patologías de fondo que acompañaran a los sabañones.

En realidad, la estrategia fundamental de tratamiento de los sabañones es la prevención. Es también muy recomendable mantener una buena hidratación de la piel de manos y pies.

Cuando las lesiones son muy molestas se suele recurrir a cremas con corticoides, teniendo que valorar siempre sus posibles efectos secundarios, más aún si los pacientes que estamos tratando son niños o mujeres embarazadas.

A veces, pueden usarse medicamentos vasodilatadores, que suelen ser poco eficaces y están cargados de posibles efectos adversos.

En caso de estar infectados los sabañones puede estar indicado el uso de antibióticos, aunque los medicamentos homeopáticos pueden tener un gran protagonismo en estas situaciones de sobreinfección.

Tratamiento de los sabañones con Homeopatía. 

Como siempre, el tratamiento de cada paciente con sabañones ha de individualizarse según su naturaleza, constitución, otras enfermedades que haya tenido o sufra en ese mismo momento, cómo son sus lesiones y cómo se están manifestando sus síntomas y, por supuesto, habrá que tener en cuenta si los sabañones se han complicado con ampollas o úlceras y si éstas pudieran estar infectadas.

Así, con nuestros medicamentos homeopáticos vamos a poder actuar a estos tres niveles:

  • El terreno o la predisposición particular de cada paciente.
  • Las lesiones propias de cada persona, con la forma de manifestar sus molestias.
  • Las posibles complicaciones en forma de ampollas, úlceras y sobreinfecciones.

Hay diferentes tipos de personas que pueden sufrir de sabañones, pero es frecuente encontrar que muchas estas personas van a beneficiarse con frecuencia de algunos medicamentos homeopáticos particulares como pueden ser PULSATILLA, SULFUR o SILÍCEA. Estos y otros medicamentos actuarán estimulando los mecanismos de adaptación circulatoria al frío, disminuyendo así la predisposición a sufrir estas lesiones durante el invierno.

También contamos con medicamentos homeopáticos que pueden actuar directamente sobre la microcirculación, esa que se afecta en los sabañones. A mí me gusta mucho utilizar en este sentido algunos medicamentos homeopáticos como SECALE CORNUTUM, CUPRUM ARSENICOSUM, ARNICA MONTANA o HAMAMELIS VIRGINIANA.

Para actuar directamente sobre los síntomas, el picor, dolor, ardor, entumecimiento, también vamos a tener unos cuantos medicamentos homeopáticos. En mi experiencia, APIS MELLIFICA, AGARICUS MUSCARIUS y LACHESIS MUTUS son tres de los principales.

Por último, la Homeopatía también nos da opciones de tratamiento para las complicaciones, en forma de ampollas y úlceras, muchas veces sobreinfectadas. En estas situaciones yo suelo confiar en medicamentos homeopáticos como CANTHARIS VESICUTORIA (gran medicamento de ampollas), ARSENICUM ALBUM, LACHESIS MUTUS, HEPAR SULFUR, PYROGENIUM o CALENDULA, entre otros.

Y siempre teniendo en cuenta que podremos combinar nuestros medicamentos homeopáticos con otros medicamentos o actos médicos que consideremos oportunos.

En mi experiencia, la Homeopatía y sus medicamentos son una opción de prevención y tratamiento de los sabañones y de sus posibles complicaciones muy eficaz, segura y apta para todo tipo de pacientes, incluidos niños, embarazadas, ancianos y pacientes polimedicados.

 #HomeopatíaSuma

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 22-11-2019 09:49:55 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar