Qué es la Osteoporosis y cómo puede ayudarnos la Homeopatía

Última modificación: 26-11-2021 11:52:15

En el contexto del Día Mundial de la Osteoporosis celebrado ayer, veamos qué es la osteoporosis y cómo puede ayudarnos la homeopatía en su tratamiento.

La osteoporosis es la enfermedad metabólica ósea más frecuente y uno de los mayores problemas de salud con el que nos enfrentamos en las últimas décadas. La osteoporosis es un trastorno esquelético difuso que se caracteriza por la disminución de la resistencia ósea. La principal consecuencia de esta disminución de la resistencia ósea es la fractura ósea y, en concreto, hay unos tipos de fracturas que son características en la osteoporosis.

El número de fracturas está aumentando en todo el mundo debido al incremento de la esperanza de vida y, consecuentemente, al aumento del número de personas mayores frágiles con riesgo alto de sufrir caídas. En España, en el año 2010, 1,9 millones de mujeres y 0,4 millones de hombres padecían osteoporosis, que se relacionó con 204.000 fracturas y un gasto sanitario del 2,8% del total. Para el año 2025 se espera un aumento de la incidencia de fracturas del 40% y un aumento de los costes del 30%.

Las fracturas tienen consecuencias graves sobre los pacientes; por ejemplo, las fracturas de cadera están asociadas a un exceso de mortalidad entre el 8% y el 36% en el primer año, incrementan un 2,5% el riesgo de fracturas futuras, el 20% de los pacientes necesitan de cuidados prolongados en residencias y solamente el 40% alcanza el nivel de independencia previa a la fractura.

¿Cómo se produce la Osteoporosis?

Lo primero que debemos entender es que el hueso es un órgano dinámico, no es algo estático. Me voy a explicar. El hueso no es realmente como lo vemos en un museo de ciencias naturales, ese hueso es algo inerte. En nuestro cuerpo, el hueso está en continua actividad. En algunos de ellos se encuentra la médula ósea, pero en todos lo que sucede desde el punto de vista metabólico es que el hueso está en continuo recambio. Esto quiere decir que por un lado se destruye (los osteoclastos son las células encargadas de esta destrucción de la estructura ósea) y por otro lado se está reconstruyendo (los osteoblastos son las células encargadas de seguir fabricando hueso).

Esta actividad es continua y desde que nacemos hasta los 30-35 años hay un predominio de la reconstrucción ósea, de la fabricación de hueso. Durante unos años puede darse un equilibrio entre formación y destrucción ósea, pero poco a poco irá predominando la destrucción de la masa ósea. En la mujer con la llegada de la menopausia, por los cambios hormonales, la destrucción ósea cobra una velocidad importante.

Lo importante en este caso sería conseguir el mayor pico de masa ósea a los 35 años. Como vamos a tener una pérdida (más rápida en la mujer, que en el hombre) por lógica, cuanto más densidad ósea tengamos, mucho mejor.

¿Cómo sé si tengo Osteporosis? Principales Síntomas

Uno de los problemas de la osteoporosis es que no tiene síntomas. No obstante, es frecuente que algún paciente acuda a consulta indicando que le duele la espalda, que si puedo pedirle una Densitometría para ver si tiene osteoporosis. En ese momento, les explico lo que es la osteoporosis y les indico que no provoca síntomas como el dolor, al menos inicialmente.

La osteoporosis mientras que se genera pasa asintomática, pero llega un momento que la pérdida de masa ósea es tan importante que puede generar una fractura ósea, ante un golpe de bajo impacto como puede ser una caída, el típico culetazo, por ejemplo. Por lo tanto, la consecuencia directa de la osteoporosis es la fractura del hueso.

También es cierto que hay unas fracturas que son más características en la osteoporosis como puede ser la fractura vertebral (fundamentalmente en Columna Lumbar) o, por ejemplo la fractura de cadera o de muñeca (Fractura de Colles).

Para saber si tenemos osteoporosis es necesario realizar una valoración global del paciente. Hoy por hoy no tenemos una prueba diagnóstica que nos determine la presencia de osteoporosis. Es más, lo importante no sería saber si hay o no osteoporosis, lo importante sería saber si tenemos riesgo o no de sufrir una fractura. En esta línea, tras un trabajo importante se ha gestionado una herramienta para valorar ese riesgo de fractura. Se llama FRAX.

Como veis en la imagen, se valoran distintos ítems (edad, sexo, peso, talla, medicación…) y entre ellos un item más es la Densitometría. Esta herramienta utiliza un algoritmo con estos parámetros, estimando así el riesgo de fractura. No obstante, quiero hacer una observación. FRAX es una herramienta de salud, que usamos los médicos y que nos ayuda, pero se ha ido viendo con el tiempo que la valoración en predicción de fractura no es todo lo exacta que nos gustaría y por ello debe ser usada por médicos dentro de un contexto.

Infraestima el riesgo de fractura principal, no tiene en cuenta el efecto de dosis respuesta para varios factores como la dosis de corticoides que reciben los pacientes, el número de cigarrillos y la cantidad de alcohol que consumen; el mayor riesgo de fractura en pacientes con una fractura reciente y tampoco tiene en cuenta el número de caídas.

Interfaz de usuario gráfica, Aplicación

Descripción generada automáticamente

¿Qué puedo hacer para prevenir la Osteoporosis?

Lo primero es confirmar que la osteoporosis se puede prevenir, como sucede con muchas enfermedades crónicas. Lo primero es pensar que si mi madre o mi abuela ha tenido una fractura por osteoporosis, yo tengo ya un factor para que suceda lo mismo a una edad similar.

Cuanto antes me ponga en marcha, mayor éxito tendré en la prevención. Los dos únicos aspectos que previenen la osteoporosis son el ejercicio y una alimentación adecuada.

¿Pero vale cualquier ejercicio? Pues sí, diría que sí. Mi respuesta inicial es sí, pero con alguna apreciación. Digo sí porque si queremos llegar a conseguir un máximo de pico de masa ósea debemos promover la realización de ejercicio, de cualquier ejercicio desde edades muy tempranas y hasta los 30-35 años. En las primeras etapas de nuestra vida el ejercicio debe formar parte de un juego, de un juego divertido entre amigos, pero también en familia, con los padres y con los hermanos.

Si ya tenemos osteoporosis, hay una serie de ejercicios que son más beneficiosos que otros, por ejemplo, caminar, bailar, si bailar, correr… pero que podemos y debemos complementarlos con otros como son ejercicios de fuerza (bien con gomas o con pesas) o ejercicios como natación. La natación no se suele recomendar de forma específica a un paciente con osteoporosis, yo lo mando como complemento a otros, siempre y cuando se sepa nadar.

Además del ejercicio, hay otras medidas que nos pueden ayudar a prevenir la osteoporosis. Una alimentación adecuada es importante para conseguir un aporte de calcio adecuado. Personas que realicen algún tipo de dieta pueden tener algún déficit nutricional como el calcio y ser preciso su suplementación. Una dieta variada y adecuada suele contener los niveles de calcio suficientes para cubrir las necesidades normales.

Otro tema y complejo es la vitamina D. Esta vitamina, que es más bien una hormona, toma un papel muy relevante en nuestra salud ósea. Por otro lado, nos encontramos que en la alimentación diaria no siempre conseguimos cubrir nuestros requerimientos y, además, necesitamos de una exposición solar para obtener la forma activa.

No podemos tener una exposición directa al sol todo el año, aunque yo recomiendo una exposición de unos 10-15 minutos diarios durante todo el año, aunque el día esté nublado. Además, cuando hay mucho sol (verano) lo recomendable es usar crema de protección solar. Por ello recomiendo realizar una valoración de los niveles y suplementar si hay déficit.

Además, podemos usar la homeopatía como un tratamiento preventivo, con algunos medicamentos como son Silicea o Calcarea Phosporica. La utilización de estos medicamentos homeopáticos en la osteporosis cumple un objetivo, conseguir que el calcio se deposite correctamente en los huesos formando sus trabéculas con los osteoblastos.

¿Cómo se trata la Osteoporosis?

Una vez establecida la osteoporosis, con o sin fractura, tenemos que volver al punto anterior para volver a incidir en la realización de ejercicio, si es necesario dirigido por un fisioterapeuta y reevaluar nuestra alimentación. Valoraremos la suplementación de calcio y/o de vitamina D.

Existen tratamientos clásicos con bifosfonatos de gran utilidad y que en muchos casos tendremos que prescribir. Pero siempre ofrezco al paciente la posibilidad de realizar un tratamiento con homeopatía, con medicamentos como:

  • Calcarea fluorica: cuando hay un trastorno del metabolismo del calcio, por ejemplo, en el retraso del crecimiento en la infancia, o en el caso de osteoporosis por menopausia o por edad avanzada. En fracturas ayuda a la formación del callo óseo.
  • Calcarea Phosphorica: suele ser una persona con los huesos muy largos y finos. Si se indaga nos puede comentar que, en la época de crecimiento, tenía dolores óseos. Pueden presentar escoliosis y/o cifosis.
  • Calcárea Carbonica; uno de los medicamentes más empleado en homeopatía, pero que cuando hablamos del metabolismo óseo, lo enfocamos tanto en trastornos del crecimiento como en osteoporosis.
  • Silicea, muy acertadamente mi amigo el Dr. José Ignacio Torres refiere sobre Silicea que: “Es un medicamento extraordinario para niños con problemas de crecimiento, pero también para personas adultas y ancianas con problemas óseos y de las estructuras de soporte, muy especialmente en la osteopenia y osteoporosis”

En el caso de que se haya producido una fractura Symphytum es el medicamento de elección para que se consolide la fractura. Lo podremos acompañar de alguno de los anteriores, según decidamos en consulta. Phytolacca también es un medicamento homeopático que podremos usar ante fracturas y en el que presenta dolores erráticos que empeoran con el movimiento, el frío. En una situación aguda, es decir, en el caso de que se haya dado en menos de 24 horas, Árnica es el medicamento estrella para los traumatismos, como ya sabemos.

  1. Naranjo A, Diaz del Campo P, Aguado MP, Arboleya L, Casado E, Castaneda S, et al. Recomendaciones de la Sociedad Española de Reumatología sobre osteoporosis. Reumatol Clin. 2019;15:188-210.
  2. Demarque D, Joaunny J, Poitevin B, Saint-Jean Y. Farmacología y materia médica homeopática. CEDH. Madrid. 2010

Sobre el Autor

Dr. Alberto Sacristán
Dr. Alberto Sacristán

Alberto Sacristán Rubio. Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, con máster en Nutrición y Experto Universitario en Actividad Física. Desde 2015, ocupo el cargo de Presidente de la Sociedad Española de Médicos Homeópatas (SEMH).

Desde que tenía más o menos 10 años, acudía al “ambulatorio” donde mi padre trabajaba de ATS y estaba con él durante las últimas horas de su guardia de los sábados y algún día entre semana. Él me enseñaba como entonces se hervían las jeringuillas de cristal y las agujas metálicas para desinfectarlas. Era todo un proceso artesanal. Incluso iba con él a hacer los domicilios, pero claro, yo me quedaba en el salón esperando. Aquí surgió la semilla de mi vocación y desde entonces este fue mi objetivo, ser médico y además médico de familia.

Un tiempo después estaba haciendo la especialidad y a punto de terminar descubrí la homeopatía como paciente. Acudí a un compañero por un esguince y mi sorpresa fue que no me prescribió un antiinflamatorio, me prescribió un medicamento homeopático y con unos resultados para mi, novedosos. Estudié homeopatía y a la vez ejercicio y nutrición para realizar una medicina más integral, y tratar a mis pacientes lo mejor posible.

Además de ser feliz con la familia que tengo y aprovechar con ellos el mayor tiempo posible, disfruto haciendo deporte como el triatlón o ciclismo.

9 Comentarios

Comentar
  • Muchas gracias doctor por su post. Yo padezco esta enfermedad silenciosa y mi homeópata me la trata con Calcárea Fosfórica, calcárea fluorica y Silicea. Creo q es más o menos lo que Usted recomienda aparte del ejercicio logicamente.

  • Querido Alberto, cuando leo y recibo tanta dedicación, tanto trabajo y tanto amor volcado en artículos como éste, no sé como agradecer a la vida y a vosotr@s, tanta inteligencia dedicada al bien común, día a día, paso a paso. Mirada a mirada, cuidado a cuidado. Muchísimas gracias, maestro y amigo!
    Un abrazo.

    • Hola Sol.

      Gracias a ti por tus palabras. La verdad es que somos un grupo de profesionales que nos gusta nuestro trabajo. Además, también da la casualidad que nos gusta contarlo.

      Espero que te siga gustando lo que hacemos.

  • AL DISTINGUIDO COLEGA SACRISTÁN ME PERMITO APORTARLE UN VALIOSÍMO REMEDIO PARA LAS OSTEOPOROSIS(EN 6CH O 12CH) QUE COMPLEMENTA A CALC.PHOSPHORICA CON AMPLITUD, REFORZANDO SU ACCIÓN, CUAL ES HEKLA LAVA DE OPTIMOS RESULTADOS. CORDIALMENTE DR.RENE LLABOT BOFILL, DESDE CÓRDOBA(ARGENTINA).

    • Estimado compañero.
      Muchísimas gracias por tu aportación al post.
      Bueno, primero por leerlo y luego por tu aportación.
      Nada que objetar, tienes razón. Yo no lo he usado mucho en osteoporosis, más en espolón calcáneo.
      Un saludo y siempre agradecido

  • Muchas gracias por orientarnos en un tema tan habitual y por el que, con frecuencia, hay dudas y tratamientos con Natecal, Mastical…..y otras cosas que a veces sientan mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar