¿Qué es el vitíligo? Causas, síntomas y tratamiento

El día 25 de junio -tal día como hoy- y en homenaje a Michael Jackson, se celebra el Día Mundial del vitíligo, enfermedad que ocasiona una pérdida de la pigmentación cutánea en algunas zonas de la piel.

Abordaremos sus posibles causas, sus síntomas y las posibilidades de tratamiento.

Valoraremos también, qué puede aportar la homeopatía en el tratamiento de esta enfermedad que padecen entre el 1.5 y el 2% de la población mundial y que en España afecta a unas 900.000 personas.

¿Qué es el vitíligo?

El vitíligo es una enfermedad que se manifiesta a través de la aparición de zonas despigmentadas en la piel debido a la destrucción o disminución acusada de los melanocitos – células que producen la melanina, responsables del color de la piel – de alguna región de la piel, produciendo una despigmentación que en algunos pacientes puede llegar a afectar a casi toda la piel.

La mayoría de pacientes presentan la enfermedad antes de cumplir 40 años. Clínicamente el vitíligo se puede manifestar a cualquier edad aunque entre el 20 y el 30% de los casos comienza en la infancia y aproximadamente la mitad se presenta antes de los 20 años, progresando de forma lenta con intervalos de meses o años en los cuales la enfermedad se mantiene estable, aunque algunos casos pueden evolucionar de manera rápida.

Hasta en un 20% de los casos de vitíligo existe la asociación de quemaduras solares graves o estrés como factor desencadenante de la enfermedad.

No existe mayor predisposición por sexo o raza, aunque los pacientes blancos, si no toman el sol, apenas muestran síntomas. Aunqueel vitíligo es considerado una enfermedad autoinmune – de hecho se asocia a menudo a otras enfermedades como el hipotiroidismo autoinmune – existe claramente un componente genético en el vitíligo humano siendo frecuentes los antecedentes familiares.

¿Cómo se manifiesta el vitíligo? Síntomas del vitíligo

Las “manchas” clásicas del vitíligo tienen un color, forma, tamaño y localización característicos. El color del vitíligo más característico es el blanco lechoso, y cuando las manchas confluyen adoptan una forma redondeada u oval con los bordes con frecuencia cóncavos, como a modo de un “mordisco”.

Aunque el tamaño de las lesiones varía entre medio y varios centímetros, cuando tienden a unirse pueden formar grandes zonas despigmentadas.

La mayoría de los pacientes adultos muestran las lesiones de forma simétrica en las dos mitades del cuerpo, localizándose las lesiones sobre pequeñas o grandes articulaciones, sobre todo en el dorso de las manos, codos y rodillas.

Lo habitual es que se inicie en las partes finales de las extremidades y en la cara, situándose alrededor de los orificios de los ojos, la nariz, la boca y el ano. Otras localizaciones típicas son la parte inferior de la espalda, la zona central del pecho, las axilas, las mamas y el pene.

¿Cómo se diagnóstica el vitíligo?

Salvo la biopsia, no existe un test diagnóstico específico para el vitíligo.

Antes de diagnosticar de vitíligo cualquier mancha blanquecina de la piel, es importante hacer un diagnóstico diferencial con otras alteraciones de la pigmentación de la piel, tales como la pitiriasis alba, nevus acrómico (lunar de color blanco), albinismo, enfermedad de Addison, hipertiroidismo o anemia perniciosa, entre otras.

No es contagiosa ni grave y exige de constancia con el tratamiento y paciencia para observar resultados.

¿Cómo se trata el vitíligo?

El tratamiento convencional del vitíligo es, en general, poco satisfactorio y la posibilidad de recaída se mantiene toda la vida.

Aunque hay disparidad de criterios por parte de los dermatólogos en cuanto a la eficacia de los tratamientos del vitíligo, el consenso general es que al menos al principio del proceso, la afectación estética y su repercusión psicológica y el rechazo social que puede producir, se aconseja que el paciente sea motivado a tratarse con el fin de llevar mejor psicológicamente su enfermedad, ya que el paciente lo vive mal, se ve obligado a ponerse protección solar alta diariamente y a limitar sensiblemente su exposición a la luz solar.

En muchos casos se consigue frenar la actividad y obtener cierto grado de repigmentación, que aunque no sea completo, en bastantes ocasiones es lo suficientemente gratificante para el paciente.

Como ejemplo, apuntar que hasta hace no mucho era motivo de exclusión para ingresar en las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil. En el caso de los adolescentes, la exclusión social es especialmente grave.

Es muy importante en todos los casos disponer de una buena fotoprotección de índice elevado para evitar quemaduras solares en el verano o en zonas de alta insolación. 

El tratamiento convencional del vitíligo incluiría:

  • Corticoides tópicos

Se utilizan de forma habitual en las lesiones pequeñas de inicio reciente, sobre todo en zonas faciales donde parece ir bien, sobre todo si se combina con cierta irradiación solar.

El tratamiento tópico está indicado en pacientes con un vitíligo inferior al 20% de la superficie corporal y especialmente en niños.

  • Corticoides vía intravenosa

Inmunosupresores como el tacrolimus y el pimecrolimus

Antioxidantes vía tópica u oral.

  • Fotoquimioterapia

La radiación con rayos ultravioleta tipo A (PUVA) unida a fármacos aplicados en la piel, aunque está en desuso, es una terapia útil en casos de vitíligo limitado en aplicación específica sobre las zonas afectadas. Para tratar vitíligos extensos es más útil asociarlo con medicamentos vía oral. En general, no es efectivo para repigmentar zonas de la piel como el dorso de los dedos, los tobillos, las muñecas y los pies. 

  • Kellina + UVA (KUVA)

Este sería el tratamiento idóneo en casos de vitíligo moderado y, especialmente, para el infantil.

Se utiliza una sustancia extraída de la planta Amni visnaga unido a exposición a rayos UVA, bien directamente del sol, o bien por lámpara. Su principal efecto secundario es la elevación de las transaminasas en un 25% de las personas que lo utilizan. 

  • Análogos de la vitamina D

Se ha registrado en estudios recientes que el calcipotriol tópico (metabolito más activo de la vitamina D) puede tener un efecto beneficioso sobre las áreas despigmentadas de vitíligo, ya sea sólo o en combinación con tratamiento ultravioleta.

  • Despigmentación

Cuando la extensión del vitíligo y su largo tiempo de evolución desaconsejen intentar tratamientos activos para conseguir una igualdad de coloración, especialmente en las áreas corporales socialmente visibles, se puede recurrir a la despigmentación.

La despigmentación debe considerarse y ser comentada con el paciente como permanente e irreversible, con el inconveniente añadido de la pérdida de defensa frente a la acción nociva de los rayos solares. Es un tratamiento indicado para personas adultas que comprendan, acepten y deseen este resultado.

La despigmentación permanente se puede alcanzar al cabo de un año de tratamiento con preparados que contengan hidroquinona o bien con láser.

  • Fenilalanina

Dados los resultados se piensa que puede ser un buen método terapéutico para lograr una rápida repigmentación a nivel de la cara sin efectos adversos. 

  • Láser

Recientes estudios sugieren que el láser excimer es tan o más efectivo que el uso de PUVA. Sin embargo, serán necesarias más investigaciones para determinar su mecanismo exacto de acción así como su potencial terapéutico.

  • Psicoterapia.

Útil en todos los pacientes afectados de vitíligo.

¿Puede ayudar la homeopatía a tratar el vitíligo?

Los medicamentos homeopáticos pueden resultar de utilidad para estabilizar la enfermedad, frenar su progresión y en algunos casos repigmentar las lesiones.

El tratamiento deberá ser supervisado y prescrito por un médico homeópata tras una recogida de datos y una exploración completa. Incluiría medicamentos homeopáticos tales como:

  • Hydrocotile asiática.
  • Arsenicum sulfuratum flavum.
  • Sulfur
  • Natrum muriaticum
  • Nitricum acidum
  • Pulsatilla nigricans
  • Sepia
  • Amni visnaga
  • Calcarea carbonica.
  • Lachesis mutus…….

Si bien no debemos esperar resultados espectaculares, pueden ser de utilidad cuando esté contraindicado el tratamiento convencional del vitíligo, como complementario del mismo, cuando el paciente no esté siendo tratado, e incluso de primera intención, pudiendo tratar tanto las lesiones como su tendencia a la recaída y las repercusiones psicológicas de la enfermedad.

Resumen sobre el vitíligo

El vitíligo es una enfermedad de difícil abordaje terapéutico, con una importante repercusión psicológica que no debe despreciarse y que debe ser tratada, al menos en las primeras fases de la enfermedad. El tratamiento del vitíligo es con frecuencia desalentador para médico y paciente, requiere constancia y saber que puede no tener la misma eficacia que en otros pacientes. Huyamos de los “tratamiento milagro”. Conviene evitar el estrés, llevar una alimentación sana, rica en antioxidantes y practicar alguna actividad física.

Les deseo buenas vacaciones y mucho sentido común.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

2 Comentarios

Comentar
  • Hola Sol.
    Como estamos acostumbrados en esta sociedad, lo que no interesa por espurios intereses tiene difícil ver la luz.
    Cuanto más avanza la medicina basada en tratar síntomas,más patente se hace la disparidad de los resultados y más evidente es la necesidad de no tratar a los enfermos ni a las enfermedades de manera estandarizada.
    Abordar al que sufre de manera integral es una necesidad que nunca debe alejarse de la práctica sanitaria.
    Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu reflexión.

  • Gracias, Jorge, por este post tan interesante sobre la enfermedad en un plano corporal tan de ‘contacto’ y ‘roce’, en ese tejido protector y envolvente que es la piel. Siempre he sentido que ella refleja muy bien los bloqueos y los estados patológicos que tantas veces no son conscientes, es como la cartografía de nuestro equipaje completo y la homeopatía el mejor y más eficaz recurso para regular las alteraciones profundas que se reflejan en los trastornos dérmicos y epidérmicos; ningún otro tipo de medicamento nos ayuda a crecer y despertar por dentro, como lo hace la homeoterapia. Hay que ver lo que se pierde la ciencia «luchadora» cuando carece de consciencia y de comprensión holística y lo que sufren los pacientes que no conocen nada más que una ciencia de los efectos sin descubrir las verdaderas causas…Esperemos que al menos los problemas de hoy vayan abriendo camino hacia un mañana más lúcido, inteligente y humano de verdad.
    Un gran abrazo, querido Jorge, y gracias, por estar ahí, al pie del remedio y la salud sin efectos secundarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2020 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar