“¿Qué es el insomnio y cómo combatirlo con Homeopatía?”

¿Quién no ha sufrido una noche sin dormir? Si sueles dormir mal, si no te levantas descansado… es muy posible que sufras insomnio y en este post vas a poder leer “¿Qué es el insomnio?”, “¿Cómo combatir el insomnio?”, “Causas del insomnio”, “Posibles tratamientos para el insomnio”

¿Qué es el sueño?

El sueño ha sido y sigue siendo uno de los enigmas de la investigación científica. Pero durante el sueño suceden muchas cosas, aunque no seamos conscientes. Durante el sueño o descanso nocturno ocurren grandes modificaciones del funcionamiento del organismo, cambios en la presión arterial, la frecuencia cardiaca y respiratoria, la temperatura corporal, la secreción hormonal (aumento de la hormona del crecimiento, por ejemplo), recuperación muscular, entre otros.

Existen dos tipos de sueño o fases del sueño y éstos se diferencian entre sí por el grado de actividad muscular, cerebral y movimientos oculares:

  • Sueño No-Rem: Consta de cuatro fases, en las que se va profundizando progresiva mente en el sueño (fases I, II, III y IV). La actividad cerebral muestra ondas cerebrales de alta frecuencia y baja amplitud (vigilia), que se van progresivamente transformando en ondas cada vez de menor frecuencia y mayor amplitud. El tono muscular va disminuyendo, dejando nuestro cuerpo cada vez más relajado e inmóvil, al igual que el ritmo respiratorio y cardiaco. Con respecto a los lentos movimientos oculares del inicio del sueño desaparecen por completo. La progresión de la fase I a la IV dura aproximadamente 90 minutos y comporta una profundización en el sueño.
  • Sueño Rem: esta fase del sueño aparece por primera vez a los 90 minutos de quedarnos dormidos. En esta fase, la actividad cerebral es rápida y de baja amplitud, pareciéndose más a la que presentamos en vigilia. Una de las características del sueño REM es la pérdida de tono muscular, protegiéndonos así de lesionarnos o tener accidentes derivados de mover nuestro cuerpo en respuesta a lo ocurrido en nuestros sueños. Como su mismo nombre indica, otra característica de esta fase es el movimiento rápido de los ojos.

¿Qué es el insomnio?

Es aquella situación en la que se da una falta de sueño con un deterioro de la actividad general o cansancio durante el tiempo de vigilia. Para llegar a diagnosticar insomnio, debe considerarse como la situación en la que se duerme menos de 6 horas dentro de las 24 horas y que esta situación se produzca como mínimo en 3 días durante un mes. El insomnio es el trastorno de sueño más frecuente. Se caracteriza por la dificultad para iniciar o mantener el sueño o la sensación de no haber tenido un sueño reparador, produciendo malestar, problemas emocionales, sociales, laborales o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. Según su duración puede ser transitorio (menos de un mes de duración) o crónico (más de un mes).

Dormir, descansar es fundamental para el ser humano, para que podamos reestablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento diario y entre otras situaciones, el rendimiento deportivo. Precisamente los deportistas profesionales saben perfectamente que, si no consiguen descansar adecuadamente, no conseguirán obtener su mejor rendimiento.

Se calcula que aproximadamente el insomnio afecta a un tercio de los españoles en algún momento de su vida, pero el mayor problema es que en un 10-12% de los casos llega a convertirse en un problema serio y crónico. Este problema de salud aumenta con la edad llegando a una frecuencia del 20% en las personas mayores de 65 años.

Causas del insomnio

Las causas del insomnio son muy diversas, pero frecuentemente encontramos enfermedades metabólicas y hormonales, neurológicas, reumatológicas, respiratorias, digestivas, cardiovasculares, todas aquellas que pueden interrumpir el sueño por dolor –tales como la fibromialgia, las cefaleas, etc.-, urológicas (levantarse por la noche varias veces para orinar suele ser una causa frecuente) o psiquiátricas (ansiedad, depresión, esquizofrenia,…), pero también hay otras causas como los fármacos o el uso de drogas. Si conocemos la causa del insomnio será más fácil poder adaptar un tratamiento adecuado. No obstante, la gran mayoría de los pacientes presentan insomnio de causa desconocida y por ello decimos que es de causa idiopática.

¿Cuántas horas tengo que dormir?

Esta es una de las preguntas del millón y es habitual en la consulta. Doctor, ¿cuánto tengo que dormir? Y no siempre tengo una misma respuesta. Si me sé lo que dicen las publicaciones, los libros de texto de medicina. Estos libros de texto refieren que para mantener las funciones básicas debemos dormir unas 4-5 horas cada 24 horas, pero estas horas no suelen ser suficientes para despertarse descansado.

El resto de tiempo que estamos dormidos sirve para mejorar nuestro bienestar y mejorar nuestra calidad de vida. Según la documentación, se ha establecido que la mayoría de las personas tendrían un descanso óptimo al dormir 8 horas cada 24 horas. No obstante, esta recomendación es muy general y las horas de descanso, deben individualizarse. Hay personas que con 6-7 horas es suficiente para descansar y por el contrario hay otras personas que precisan unas 9-10 horas para sentir que se levantan con un descanso óptimo. Seguramente que todos sepamos las horas que necesitamos para estar descansados al día siguiente.

¿Qué provoca el insomnio?

Como ya he comentado, el descanso, el sueño es fundamental para nuestra salud, por ello la falta de sueño, es decir el insomnio puede tener consecuencias más o menos graves para nuestra salud o interferir en nuestra actividad diaria. La falta de sueño va a producir cambios a niveles fisiológicos como por ejemplo a nivel metabólico o del equilibrio hormonal y puede condicionar ciertas enfermedades como la obesidad, hipertensión, diabetes…

¿Cómo combatir el insomnio?

Para combatir el insomnio, lo primero sería conocer la causa y corregir esta, por ejemplo, si una persona presenta nicturia (necesidad de orinar por la noche que le obliga a levantarse para ir al baño). Pero si estamos ante un insomnio de causa idiopática, debemos ser muy cuidadosos con una serie de aspectos y que por no extenderme en este post os dejo un enlace de mi blog donde encontrarás una serie de recomendaciones (si pinchas aquí puedes ver 13 recomendaciones para dormir bien).

Por otro lado, puedo indicarte una serie de medicamentos homeopáticos para el insomnio que nos pueden ayudar a tener un sueño de calidad. Hay un par de diferencias de los medicamentos homeopáticos con respecto al resto de medicamentos que usamos habitualmente. Los medicamentos homeopáticos que usamos para casos de insomnio no producen dependencia y por otro lado, no generan somnolencia durante el día, ni falta de concentración. Por lo tanto, su utilización es válida para personas que tienen que conducir, o que realizan una actividad con maquinaria pesada, etc. En el caso de mujeres embarazadas con insomnio, la utilización de remedios homeopáticos para el insomnio es eficaz y segura, al igual que la utilización en niños que tienen los terrores nocturnos.

Tratamientos homeopáticos para el insomnio

  1. Aconitum napellus: será en los insomnios de aparición reciente que se dan en torno a la media noche y que se acompañan de angustia y agitación.
  2. Ignatia amara: lo usaremos en insomnios que aparecen como consecuencia de un disgusto y cuando nos aparece una “bola en la garganta”. Hay sobresaltos en los momentos en los que se duerme.
  3. Coffea tosta: indico este medicamento homeopático en situaciones en las que el paciente me refiere un flujo continuado de pensamientos, con excitación intelectual y que no tolera el ruido. (Sleep Med 2011)
  4. Opium: lo recomiendo en situaciones de hiperideación eufórica, o en situaciones de somnolencia con suelo imposible y que frecuentemente se acompaña de estreñimiento. Este medicamento homeopático es muy interesante en pacientes que presentan apnea del sueño.
  5. Gelsemium sempervirens: en insomnio por aprensión y miedo o después de una mala noticia.

En el tratamiento sintomático del insomnio el medicamento homeopático debe tomarse cada noche, pero el insomnio suele ser un problema complejo en el que pueden influir multitud de factores internos y externos y en el que tras una valoración global de la persona hay que hacer no sólo un tratamiento sintomático, habrá que hacer un tratamiento más profundo de la globalidad de la persona y de la posible causa que hayamos encontrado.

Sobre el Autor

Dr. Alberto Sacristán
Dr. Alberto Sacristán

Alberto Sacristán Rubio. Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, con máster en Nutrición y Experto Universitario en Actividad Física. Desde 2015, ocupo el cargo de Presidente de la Sociedad Española de Médicos Homeópatas (SEMH).

Desde que tenía más o menos 10 años, acudía al “ambulatorio” donde mi padre trabajaba de ATS y estaba con él durante las últimas horas de su guardia de los sábados y algún día entre semana. Él me enseñaba como entonces se hervían las jeringuillas de cristal y las agujas metálicas para desinfectarlas. Era todo un proceso artesanal. Incluso iba con él a hacer los domicilios, pero claro, yo me quedaba en el salón esperando. Aquí surgió la semilla de mi vocación y desde entonces este fue mi objetivo, ser médico y además médico de familia.

Un tiempo después estaba haciendo la especialidad y a punto de terminar descubrí la homeopatía como paciente. Acudí a un compañero por un esguince y mi sorpresa fue que no me prescribió un antiinflamatorio, me prescribió un medicamento homeopático y con unos resultados para mi, novedosos. Estudié homeopatía y a la vez ejercicio y nutrición para realizar una medicina más integral, y tratar a mis pacientes lo mejor posible.

Además de ser feliz con la familia que tengo y aprovechar con ellos el mayor tiempo posible, disfruto haciendo deporte como el triatlón o ciclismo.

Un Comentario

Comentar
  • Querido amigo, un gran post y creo que, además, de especial utilidad en estos tiempos difíciles en los que hemos entrado. Esperemos que todo esto pase pronto y mientras tanto intentaremos dormir lo mejor posible.

    Un abrazo muy fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2020 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar