¿Qué beneficios aporta la Homeopatía dentro de la Medicina Integrativa en el presente y en el futuro?

Creo que estamos viviendo en este momento un profundo proceso de crisis planetaria.

La primera acepción de la palabra crisis, vocablo derivado del griego krisis “decisión” y del verbo kriso “yo decido, separo, juzgo”, que la RAE hace es:

Cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados.

Veníamos ya muchas décadas viviendo un sueño de omnipotencia, a saber:

  • La ciencia y la tecnología iban a poder con todo, nada nos iba a parar.
  • La Naturaleza era un cachorrito al que amaestrar y enseñar a comportarse.
  • La economía era la gran religión con sus tres mandamientos: compite, produce y consume.

Pero nuestro sueño de grandeza se ha estrellado con una realidad mucho más dramática, a saber:

  • Un sistema económico de producción y consumo insostenible. Producir cada vez más para consumir cada vez más para generar cada vez mayores beneficios económicos es, obviamente, un sistema económico destinado a la implosión en un planeta con recursos naturales finitos.
  • Sistemas de producción y de consumo completamente irrespetuosos con el medio ambiente. El medio ambiente no es un decorado, es la Naturaleza, es nuestro hogar. Si lo destruimos hacemos gala de nuestra insensatez y de nuestra crueldad. Insensatos porque solo a los necios se les ocurre destruir su propio hogar y crueles porque no somos los únicos que habitamos este planeta.
  • Una humanidad que no supera las guerras, el hambre, la desigualdad, la pérdida de libertades y las injusticias. Cada vez la riqueza está acumulada en un número menor de personas y la sensación es que no todas las personas de este planeta valen lo mismo.

Y que se me entienda; no digo que la Edad Media fuera mejor, digo que podíamos haber caminado hacia una realidad completamente diferente de la que ahora nos está tocando vivir. Teníamos, tenemos, los medios pero nos ha faltado inteligencia o, mejor, sabiduría, que es la suma de la inteligencia más bondad. Muchos listos y pocos sabios en este mundo.

Pero las crisis están para cambiar y estamos en medio de una. Así que la pregunta es: ¿Es esta la medicina que queremos o podemos aspirar a una medicina mejor?

Y otra pregunta más: ¿Qué lugar podría ocupar la Homeopatía en esta nueva medicina? ¿Cuál es papel de la Homeopatía en la medicina integrativa?

Para mí hay algunos aspectos que la medicina del futuro debiera contemplar e incorporar hasta sus últimas consecuencias si queremos caminar hacia un escenario de mayor salud y bienestar en este mundo:

Una medicina biopsicosocial.

Pensar que nuestra salud depende de factores biológicos, emocionales y sociales es tan evidente que parece mentira que haya tenido que crearse un modelo nuevo de salud que lo explicite y lo ponga en valor. Pero es que la realidad era que estábamos construyendo un modelo sanitario en el que parecía que el ser humano se había convertido en una suma de analíticas y pruebas de imagen, desconectado de todo lo demás.

Parecíamos creer que la tecnología vencería a la enfermedad pero es que las personas no somos máquinas y eso la Homeopatía lo ha reconocido y tenido en cuenta desde hace 200 años. La Homeopatía siempre ha sido una terapéutica biopsicosocial que ha entendido al ser humano en toda su dimensión y que se ha ocupado de valorarlo y tenerlo en cuenta a la hora de comprender el origen de la enfermedad y el sufrimiento de cada paciente, y a la hora de indicar el tratamiento más adecuado, siempre en el contexto de su realidad global.

Primum non nocere. Lo primero, no hacer daño.

Y de nuevo la tecnología nos cegó. Siempre hemos tenido ahí el poder de las plantas medicinales, del agua y de la tierra. La capacidad de restablecer la salud y de prevenir la enfermedad cuidando lo que comemos, nuestro descanso y atendiendo a nuestro mundo emocional. A lo mejor la tecnología no es tan necesaria ni tan imprescindible como lo son estas otras variables de esa ecuación que da como resultado el estado de salud de una persona y de una colectividad.

Además, desde hace más de 200 años tenemos los medicamentos homeopáticos; seguros hasta el punto en que podemos usarlos incluso en bebés y en embarazadas, y que tantas muestras de eficacia nos han dado a lo largo de la historia en todo el mundo. En una medicina en la que el daño que provocan los mismos medicamentos que usamos para sanarnos se ha convertido en uno de sus principales problemas, contar con medicamentos como los homeopáticos me parece de vital importancia.

No solo son seguros y respetuosos con las personas, también lo son con el medio ambiente en todos sus procesos de obtención de materias primas y de fabricación del medicamento. También hay que recordar que los medicamentos homeopáticos se usan con éxito en veterinaria y en agricultura con la Agrohomeopatía limitando el uso de otros productos y fármacos que acabarían en nuestro cuerpo con todos los riesgos para la salud que esto conlleva. Además, las plantas y los animales que nos acompañan también se merecen una medicina mejor.

Una medicina de medicinas.

Es una forma de hablar porque medicina solo hay una, pero esa medicina del futuro ha de ser capaz de amalgamar todas las terapéuticas capaces de ayudar a las personas en el cuidado de su salud. Siempre sin renunciar a la ciencia pero sin hacer de ella un tirano prejuicioso y sesgado que ahogue el desarrollo del conocimiento y de la medicina.

En este sentido, la Homeopatía, por su forma de entender al ser humano y gracias a sus medicamentos que pueden utilizarse en combinación con cualquier otra terapéutica que pueda entenderse como necesaria en cada paciente en concreto, sería una de las candidatas perfectas para integrar esta nueva medicina.

Así que mi conclusión es que la homeopatía ya está sintonizada con esa medicina que yo estoy convencido de que nos espera muy cerca y muy pronto, una Medicina Integrativa para todos.

Recordad: “Crisis: Cambio profundo y de consecuencias importantes”. Pues eso.

#HomeopatíaSuma

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

2 Comentarios

Comentar
  • Te leo, querido Guillermo, y tengo la sensación de entrar en ese plano que los hindúes llaman archivos akashicos, o sea en la biblioteca eterna del espíritu donde fuera de tiempo y espacio se condensa la experiencia compartida del Ser, que luego se reparte en sonidos, colores, estados, sensaciones, inspiración, ideas, sentimientos y conductas. En creación. En sanación. En equilibrio. O en lo contrario si estamos dormidos , ciegos y sordos para lo fundamental, demasiado dispersos y extraviados para confundirlo todo. Por eso mismo, cuando se descubre año tras año la función integradora que supone la homeopatía como elemento regulador de nuestro camino evolutivo, que incluye en su amplísimo campo de acción nuestros planos físico, mental y emocional, solo se puede vivir dando gracias por ella y por quienes dedican su vida a esa misión imprescindible. Muchas gracias, como siempre, Gullermo, por compartir lo que eres y ser lo que compartes.
    Un abrazo inconfinable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2020 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar