¿Puede dejar de ser peligroso ir a visitar al médico?

En los tiempos que corren invadidos por la tecnología y sin tiempo ni ganas para escucharnos y mirarnos a los ojos parece al menos razonable la argumentación de algunas personas de guardar la mayor distancia posible con los servicios sanitarios para proteger su salud.

Probablemente esta cautela sería aún mayor si conocieran que la iatrogenia está entre las 5 causas principales de mortalidad en los países desarrollados y que en los últimos 40 años se han descrito nuevos síndromes en los que el paciente padece una odisea innecesaria de procedimientos diagnósticos y terapéuticos como resultado de una bien intencionada, pero excesiva investigación diagnóstica. Es decir, la experiencia nos enseña que la máxima de muchos pacientes e incluso algunos médicos de “cuántas más pruebas, mejor” es un grave error.

Y es que, si consideramos la información de los medios de comunicación, los anuncios de productos alimenticios y farmacéuticos e incluso la información médica divulgativa uno se pregunta: ¿dónde están los sanos?

Afortunadamente los médicos disponemos de estrategias y habilidades técnicas que nos permiten en gran medida proteger a los pacientes de estos peligros. Pero es necesario su conocimiento y el empleo del tiempo suficiente con cada persona que solicita ayuda para ponerlo en práctica.

Cuatro importantes ejemplos de estas estrategias son: la prevención cuaternaria, la medicina basada en pruebas, la toma de decisiones compartidas y la medicina mínimamente impertinente.

Todas tienen en común el empleo razonado de la mejor información científica para dar respuesta en cada momento a la consulta que nos hacen y la consideración del paciente como responsable en la toma de decisiones en lo que respecta a su salud.

Partiendo del hipocrático primum non nocere y sabiendo establecer un equilibrio entre los conocimientos de la investigación, las preocupaciones del paciente, nuestra propia experiencia y sus valores se pueden tomar decisiones compartidas que redunden en un mayor beneficio y menor riesgo a la hora de buscar alternativas preventivas, diagnósticas o terapéuticas.

Y si disponemos de medicamentos seguros y eficaces todavía la estrategia tendrá más posibilidades de llegar a buen puerto. Pero, ya hablaremos despacio de cada uno de estos asuntos si resultan de interés.

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Me llamo José Ignacio por una casualidad y soy un APRENDIZ.

Aunque nací en Madrid me considero de ninguna parte porque cualquier paisaje está lleno de belleza, y así todos son míos. VIAJAR genera conocimiento y disfrute tanto si es al exterior como al interior de uno mismo.

Aprendí de mi abuelo la GENEROSIDAD, de mi padre la TENACIDAD, de mis hijos la ALEGRÍA y de Arancha el RESPETO gracias a su amor y paciencia.

Mi familia, amigos, compañeros y pacientes son mis principales MAESTROS de medicina y de vida.

Me considero un ESCUCHADOR porque me gusta ayudar a los demás y no conozco puerta mejor a la compasión y a la terapia que la escucha.

Creo, después de tantos años, que la medicina es la tarea humana más hermosa en la que es necesario algo de ciencia y mucho de ARTE.

Persigo de modo incesante la BELLEZA e intento ponerle PASIÓN y COLOR a mi vida fuera y dentro de la consulta.

Me DIVIERTO y APRENDO con la pintura, la música, el juego, el baile, la poesía, el cine, la ópera, las narraciones y los espacios abiertos en los que me gusta envolverme con olores y vientos. Y los añoro en todos los entornos humanos que deberían estar llenos de ellos.

DISFRUTO con la compañía de las personas humildes y sabias que voy conociendo en el camino de la VIDA.

NECESITO escribir para curar las heridas que dejan la consulta y la vida.

He COMPRENDIDO no sin esfuerzo, que las palabras acarician y hieren, salvan y matan y por ello, lo que más deseo practicar es el SILENCIO que genera espacios de amor y de respeto.

Y mis PASIONES ocultas son el CHOCOLATE, el FÚTBOL, el color VERDE y MOZART que siempre va conmigo.

Consulta
C. del Corazón de María, 82
28002 Madrid
TEL. 912 99 94 16

Más información del Dr. Jose Ignacio Torres
Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos
Sociedad Española de Medicina Homeopática (SEMH)
Directorio de Médicos Homeópatas - CEDH

4 Comentarios

Comentar
  • Hola doctor yo le tenía de médico en el ambulatorio de la calle Montesa, ahora de repente me entero que ya no está, me gustaría saber donde está ahora. Un saludo enorme. Gracias

  • Completamente de acuerdo. Hace unos días me entró un escalofrío al escuchar en las Jornadas que organizaba la OCU «Pastillas las Justas» que la tasa de mortalidad por efectos adversos a medicamentos en España, es de 3500 personas al año… casi el DOBLE que por accidentes de tráfico!!! (1807 según el INE). Así que eso del primum no nocere, dónde lo hemos dejado??

    • Muchas gracias por tu comentario, Camino.

      Ese es el quid de la cuestión, el asunto, y debe generar preocupación, tiempo y estrategias de trabajo por parte de los sanitarios y la organización.

      No se los motivos de este desinterés pero hay que tenerlo presente en el día a día, con los pacientes, los compañeros y los que toman decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2023 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar