Problemas de piel causados por la mascarilla y homeopatía

En estos últimos meses hemos sufrido un cambio radical en nuestra fisonomía debido al uso habitual de mascarillas como primera medida de barrera para evitar el contagio del Covid 19. Este uso frecuente ha dado lugar a que en muchas ocasiones se produzcan problemas en la piel de tipo acné y/o la aparición de nuevos brotes o empeoramiento de los problemas de piel preexistentes. Lo que ha venido en llamarse en un término de nuevo cuño, MASKNE.  

En este artículo vamos a examinar las ventajas que pueden tener los medicamentos homeopáticos en la prevención, tratamiento y cuidado de esos problemas cutáneos favorecidos o empeorados por el uso de la mascarilla. Hablamos de acné, rosácea, dermatitis seborreica, irritativa o dermatitis atópica entre los más frecuentes.

Porque se afecta la piel con las mascarillas

Para muchos de nosotros el uso prolongado de una  mascarilla es obligado, sobre todo para quien trabaja fuera de casa, debiendo llevarla puesta la mayor parte del día.

Este uso continuado de la mascarilla varias horas al día,  puede tener repercusiones en nuestra piel debidas:

  • Al roce continuado del tejido
  • Al efecto oclusivo bien conocido en dermatología y-mayor con las FPP2 o KN95
  • Al acúmulo de sudoración y de gérmenes por el uso constante.
  • A una posible alergia al tejido de la mascarilla. 

Teniendo en cuenta que las mascarillas están diseñadas para bloquear cualquier germen, deben por lo tanto deben ajustarse bien. Respirar dentro de una mascarilla crea un ambiente cálido y húmedo que conduce a la acumulación de grasa, sudor y gérmenes que como es lógico pueden afectar a la piel.

El uso de mascarillas inadecuadas o durante largas jornadas va a producir  repercusiones en la piel del tipo de lesiones por roce alrededor de la nariz, en los pómulos, la barbilla y detrás de las orejas (dermatitis irritativas).

Para que la mascarilla cumpla su función debe ajustarse correctamente a la cara. La oclusión prolongada, será responsable en aquellas áreas que cubre la mascarilla, de erupciones con picor, espinillas, pústulas o lesiones de mayor tamaño como los forúnculos.

Según señalan los dermatólogos, el constante contacto de las mascarillas contra nuestra piel provoca microdesgarros, permitiendo que la suciedad obstruya nuestros poros y una entrada más fácil para las bacterias.

Siempre son más aconsejables las mascarillas de algodón, especialmente para aquellas personas con la piel sensible. Los materiales sintéticos y plastificados favorecen que la oclusión y la irritación sea mayor.

Cuanto más ligero y más fresco sea el tejido mejor respirará la piel, algo imprescindible sobre todo si se tienen problemas cutáneos previos.

Los problemas se presentan sobre todo en los tercios inferior y medio de la cara y las manos. En aquellos climas con temperaturas elevadas y un alta humedad relativa del aire, tienen mayor prevalencia entre la población.

Problemas cutáneos producidos o agravados por el uso de la mascarilla

El uso continuado de la mascarilla facial puede producir a nivel de la piel

  • El Acné es el problema de la piel que probablemente se presente con más frecuencia, no solo en el joven sino también en aquellos cutis con tendencia acneica,. Las condiciones de calor, humedad, falta de traspiración y sobrecrecimiento bacteriano son el caldo de cultivo ideal para que esta patología se manifieste.
  • Problemas que pueden ir desde el picor, escozor y malestar producido por la escasa ventilación y la perdida de agua a través de la piel por el roce o sequedad (xerosis). En aquellas personas que padezcan de Dermatitis atópica o cuya piel sea más sensible, pueden aparecer nuevos brotes o empeorarse los eczemas preexistentes que incluso pueden infectarse.
  • Acné rosácea. Acné más frecuente sobre todo en la mujer madura 
  • Dermatitis seborréica. Afección cutánea frecuente en la población a cualquier edad y que como la rosácea se ve afectado por el calor local y la falta de transpiración cutánea, aumentando el picor, el enrojecimiento y la descamación de las lesiones.

Medidas de protección a nivel facial

La Academia Española de Dermatología Venereología aconseja de manera general:

  • Evitar usar maquillaje, especialmente aquellos que son oclusivos porque obstruyen los poros.
  • Usar cremas hidratantes adecuadas para su tipo de piel y edad, sobre todo antes de salir de casa.
  • Lavar la cara con agua templada y jabones limpiadores suaves y sin fragancias, evitando sustancias potencialmente irritantes.
  • Si se identifican problemas cutáneos con un tipo concreto de mascarilla, intentar usar otra similar (en cuanto a nivel de protección) de materiales diferentes.
  • La mascarilla debe cambiarse con frecuencia y debe estar limpia.

En palabras del jefe de la Unidad de Dermatología del hospital Quirónsalud de Valencia Dr. Ricart “Ahora mismo no es época de probar nuevos cosméticos o cosméticos agresivos. Hay que volver a los productos que sabemos nuestra piel tolera y nos hacen sentir bien”

Tratamiento convencional de los problemas de la piel producidos por el uso de las mascarillas

Los problemas cutáneos que nos llevan al rascado de la piel, como es lógico aumentan las posibilidades de contagio por Covid al manipular zonas muy cercanas de las vías respiratorias y ojos.

En general, aparte de los tratamientos más o menos cosméticos o hidratantes, en no pocas ocasiones hay que recurrir a cremas antiinflamatorias como los corticoides, antihistamínicos orales e incluso antibióticos, tópicos y a veces vía oral.

Es interesante el no descuidar el tema del microbioma cutáneo, bacterias y hongos que conviven con nosotros y que cumplen un importante papel en el mantenimiento de la barrera defensiva cutánea manteniendo el equilibrio entre los distintos gérmenes y evitando la colonización por otros que podrían ocasionar infecciones como en el caso del acné.    

Medicamentos homeopáticos útiles en los problemas de la piel

En varios de los artículos de este blog hemos hecho referencia a medicamentos homeopáticos  en el tratamiento de la dermatitis atópica,  dermatitis seborreica, la rosacea o el acné.

Además de su eficacia existen otras ventajas que los hacen muy convenientes:

  • La vía oral permite evitar el uso de cremas, siempre incomodas al llevar mascarilla.
  • Acción en profundidad tanto en curación como en prevención y mantenimiento.
  • Sin efectos secundarios reseñables.
  • Compatibles con cualquier medicación convencional que se precise.
  • Excelente tolerancia en cualquier edad y condición de salud previa.

Como hemos señalado en anteriores artículos, existen medicamentos homeopáticos adaptados al tipo de lesión y a la forma en que se manifiestan síntomas como el picor o los brotes de dermatitis. Algunos ejemplos son:

Acné

  • Eugenia jambosa
  • Kalium bromatum
  • Hepar sulfur
  • Calcarea sulfúrica
  • Selenium
  • Natrum muriaticum
  • Sulfur iodatum …..

Dermatitis seborréica

  • Selenium
  • Arsenicum álbum
  • Mezereum
  • Hepar sulfur
  • Lycopodium
  • Arsenicum iodatum

Dermatitis atópica

  • Arsenicum álbum y iodatum
  • Sulfur
  • Belladona
  • Berberis
  • Hydocotyle
  • Nitricum acidum
  • Anagallis arvensis…..

Al igual que ocurre con los medicamentos convencionales, es necesario que los problemas de la piel sean valorados por un profesional especializado, médico o farmacéutico homeópata, que ajustará el tratamiento a nuestras características personales y a aquellas condiciones que lo hacen mejorar empeorar o repetirse.

Mientras el virus no se olvida de nosotros, tengamos paciencia y cuidemos nuestra piel para el día que podamos lucirla.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

3 Comentarios

Comentar
  • Mi hijo tiene dermatitis atopica en la cara producida por un medicamento que le recetó el neumólogo por una tuberculosis latente. Le dejo la cara en carne viva, el cuero cabelludo con seborrea. Le han cambiado de pomadas para la cara con cortisona, pero la piel está con rojeces y ordinaria y el cuero cabelludo le ha mejorado gracias al final con el champú ciclochen, lo demás era como si tuviera nieve, lavándose el pelo 3 veces a la semana. Para la cara fluticrem 0,5 mg crema que alterno con kelual emulsión. Ahora con la mascarilla peor pues está muchas horas con ella. Somos consumidores de homeopatía y prefiero si hay alguna cosa mejor que la medicina alopática. Un saludo maite

  • Muchísimas gracias, querido Jorge, por este post tan necesario ahora mismo.
    La piel, esa envoltura imprescindible que a la vez nos separa de y nos une a la realidad, es también nuestra sensible «coraza» protectora, nuestro «radar», no tenemos otra de repuesto, así que tenerla en cuenta y cuidarla es fundamental, las señales que ella nos da son fundamentales para reconocer nuestro estado interno y externo.
    He pasado este post por e-mail a la familia para que les oriente, de lo que estoy segura.
    Un gran abrazo inconfinable y mil gracias, otra vez, maestro, amigo y hermano

    • Gracias a ti Sol por seguirnos. La piel no es solo una funda para nuestro cuerpo. Son múltiples sus funciones y en muchas ocasiones claro exponente de nuestro estado de salud interior.

      Me alegro que hayas disfrutado con su lectura.

      Un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar