¿Por qué los médicos seguimos confiando en la homeopatía?

“El mayor dilema de mi vida”

Estoy totalmente consternado. Tantos años (más de 30) pensando que ejercía mis estudios de medicina en general, y de pediatría en particular, en beneficio de la curación de mis pacientes y ahora unos cuantos de mis compañeros que se definen como escépticos me han hecho ver que no es así, que no sólo engaño a mis pacientes  sino también  a mi mismo.

Qué inconsciente al no haberme dado cuenta que tanto mis pacientes, miles de personas, como yo, andábamos sumidos en una catarsis colectiva  en la que la sugestión obraba milagros haciendo desaparecer síntomas que ellos creían reales y cuando eran objetivables yo confirmaba y que desaparecían con los placebos que les recetaba.

Qué pena ver como los niños a los que traté evitaban la extirpación de las vegetaciones o las amígdalas o dejaban de tener bronquitis, y comprobar que mis prescripciones eran magia o agua con azúcar. Yo que pensaba que los curaba tras enviarles medicamentos homeopáticos – no sé si podré volver a pronunciar estas palabras sin turbarme – después de un concienzudo análisis médico de sus problemas de salud, morfología, comportamiento y una exploración rigurosa, a veces completada con radiografías o análisis.

Con qué cara me enfrento a esos pacientes a los que he tratado tantas veces y les confieso que su curación no ha sido por los medicamentos que les mande cuando los visité en la consulta. Si no por su buena fe, de la que me he valido para que se auto sanaran cuando tenían una pericarditis, una fístula sacrocococcigea o una úlcera varicosa. Qué trago me espera.

Sumido en esta disquisición, me viene a la cabeza el recuerdo de que el otoño pasado se celebraron en Madrid unas largas jornada-debate sobre la terapéutica homeopática organizadas por el Consejo General de Colegios de Médicos. En el mismo, el doctor Juan Antonio Alonso del Olmo, traumatólogo y máster en bioingeniería afirmó que solo un 30 % de los medicamentos convencionales que se utilizan habitualmente ha probado experimentalmente su eficacia.

Ahora veo que el problema es más importante de lo que me imaginaba, no son sólo los medicamentos homeopáticos. Sólo espero que a esos compañeros que utilizan ese 70 por ciento de medicamentos convencionales sin utilidad clínica experimentalmente probada, los llamados escépticos les hagan darse cuenta de la verdad, como lo han hecho conmigo. De que su práctica médica es un puro fraude y deben abandonar todo aquello que no pase por el crisol que todo lo ilumina, la ciencia experimental. Que renieguen de su práctica diaria por muy eficaz que les parezca porque no es más que una farsa en la mayoría de sus prescripciones y se debe a la buena fe del que acude a ellos para sanarse.

Visto lo visto no sé a qué me dedicaré a partir de ahora, hipnotizador, placebólogo, mentalista…

Todavía no sé cómo se atrevieron a protagonizar un suicidio homeopático, sin saber siquiera cómo funcionan esos medicamentos homeopáticos – perdón, he vuelto a turbarme- ¡¡¡Podrían  haber tenido una placebitis!!!

Lo único que tengo claro es que médico pediatra si soy, menos mal.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

25 Comentarios

Comentar
  • Excelente artículo y debate
    Como médico clínico solo puedo decir que la paciencia, humildad, curiosidad y verdadero deseo de ayudar deben ser nuestras herramientas
    cuando Marañon decía que la tecnología más importante para el medico es la silla hablaba de lo mismo que Carl Rogers cuando nos enseñó la terapia centrada en el paciente o nuestro añorado Albert Jovell en su médico centrada en el paciente. La relación terapéutica es un encuentro humano. Cuanto mejor sea la actitud y aptitud del médico más posibilidades de éxito
    Habilidades comunicacionales, psicoterapéuticas, farmacológicas…. Homeopáticas. Todas son de ayuda. Y a veces lo mejor es el medicamento homeopático. Esa es mi experiencia después de 20 años de uso en el Centro de Salud. Y duda siempre. Ante todo lo que hago. Aunque es cierto que si receto un antibiótico y el paciente mejora doy por hecho que ha sido por el antibiótico y si receto un medicamento homeopático le pido mas. Que el paciente me lo confirme. E intento objetivarlo todo lo que puedo.
    Gracias por los comentarios y críticas que nos ayudan a crecer

    • Muchas gracias José Ignacio por tu comentario.

      Utilizamos medicamentos homeopáticos también en el Sistema Público de Salud. Por convicción y por resultados, y seguiremos haciéndolo siempre que nos lo permitan y nuestros pacientes lo soliciten.

      El tesón y el convencimiento de una praxis ética y coherente nos da y nos dará la razón mas temprano que tarde.

      Un fuerte abrazo. Jorge

  • Buenos días.

    Como médico pediatra que prescribe medicamentos homeopáticos, quería agradecer al Sr. John P. sus críticas respetuosas a los tratamientos homeopáticos. Efectivamente, los médicos, homeópatas o no, no sabemos nada, en general, de Física Cuántica. No podemos explicar científicamente cómo funcionan los medicamentos homeopáticos. Pero sabemos que funcionan.

    Yo soy muy escéptica. En la gran mayoría de los pacientes que trato y mejoran, no sé si han mejorado espontáneamente o gracias a los medicamentos, convencionales u homeopáticos, que les he prescrito. Trato a mi hijo casi siempre con medicamentos homeopáticos y creo que modifican la evolución natural de sus enfermedades, pero no podría asegurarlo. Y no tengo suficientes pacientes en mi consulta como para iniciar una investigación. Sin embargo, he tenido constancia de la eficacia de los medicamentos homeopáticos en varias ocasiones, cuando por cualquier motivo se suspende el tratamiento homeopático que el niño estaba tomando y han reaparecido sus síntomas, y al volver a administrarlo vuelven a desaparecer: es poco probable que sea por casualidad. Eso me ha sucedido con niños de 5 años que tomaban tratamiento para la alergia estacional (rinoconjuntivitis) y con bebés de 3 meses que tomaban tratamientos para un reflujo gastroesofágico patológico (mejoría clínica objetivable por la disminución del número de horas de llanto y aumento de la ganancia de peso). En estos casos no se puede hablar de efecto placebo, ni siquiera de sesgo del observador porque yo siempre les he asegurado a los padres que no pasaría nada al retirar el tratamiento homeopático. Son simples observaciones clínicas que me inducen a pensar que los medicamentos homeopáticos tienen un efecto biológico. Y, como el estado actual de la ciencia parece que dice que es imposible, creo que la ciencia tiene que evolucionar más para que pueda explicarme esas observaciones clínicas. A fin de cuentas, la Física se ha desarrollado para intentar explicar los fenómenos naturales que se observan.

    Por eso los médicos seguimos confiando en la homeopatía. Porque, aunque la ciencia de momento diga que es imposible que funcione, nuestras observaciones clínicas nos hacen pensar que no es tan imposible.

    Gracias por el blog y un saludo.

    • Muchas gracias por leernos y aportar tu opinión al blog que siempre es bien recibida.

      Como pediatra valoras mucho como yo la posibilidad de disponer de medicación eficaz y casi sin efectos secundarios. Las posibilidades terapéuticas en nuestra especialidad se han ido reduciendo al mínimo y escasamente eficaz para las patologías mas frecuentes.

      Por otro lado, somos libres de utilizar antibióticos, corticoides, aerosoles, etcétera, cuando lo consideremos preciso. Pero cuando se conocen y se trabajan bien los medicamentos homeopáticos la elección en muchas ocasiones está clara.

      Los homeópatas sabemos (como cualquier otro médico) que hay infinidad de situaciones en las que no cabe el efecto placebo por mucho que se quiera esgrimir como argumento en contra.
      ¿ Cuando prescribo Ledum Palustre el efecto placebo puede hacer que el paciente se sugestione para que no le piquen los mosquitos ?

      Muchas gracias por tu apoyo y sigamos siendo consecuentes con lo que creemos y a diario refrendamos en nuestro ejercicio.

      Un saludo. Jorge

  • Muchas gracias Jorge por este artículo en el que combinas ironía y buen humor al tiempo que crítica a la actitud de descalificación generalizada a la Homeopatía, una medicina que la que llevamos más de 25 años ejerciendo hemos podido comprobar su eficacia real. Yo siempre digo que ojalá su efecto fuera de verdad placebo, porque entonces no tendríamos el riesgo de fallar en la prescripción y no tendríamos que trabajar tanto en la búsqueda del remedio adecuado. Los que la usamos habitualmente conocemos la diferencia que se produce cuando prescribimos el similimum y cuando hemos errado en la prescripción, y en ambos casos hemos estado más de una hora con el paciente y hemos empleado toda nuestra mejor paciencia y comprensión a la hora de escucharlo, pero por desgracia si los gránulos no llevan impregnada la sustancia adecuada, el efecto obtenido es bien diferente a cuando lleva el remedio adecuado.
    Yo quisiera añadir a tus palabras la decepción que siento tras tantos años de arduo quehacer diario y de estudio continuado, por la descalificación generalizada a nuestro trabajo por parte de gente que ni siquiera se ha leído un libro de homeopatía ni ha leído una sola historia clínica de un paciente tratado con nuestra medicina. Mi pesar y mi dolor por ello, pero también mi esperanza en que la historia pondrá las cosas en su sitio, del mismo modo que se pudo demostrar que la sangre circulaba por las arterias (aunque a Servet casi lo quemen en la hoguera) o que la tierra daba vueltas alrededor del sol (por lo que tuvo que morir Galileo). Es sólo cuestión de esperar…..
    Un fuerte abrazo compañero

    • Hola Mª Jesús. Gracias de corazón por seguirnos.

      Los que utilizamos medicamentos homeopáticos podemos dar muchos ejemplos de patologías en los que el efecto placebo no puede darse.

      Cuando un interlocutor no quiere escuchar lo único que nos queda es la ironía y el humor para aguantar el chaparrón sistemático al que nos someten los que critican lo que desconocen por completo.

      Comparto tu sensación de cansancio de llevar mas de 20 años utilizando estos y otros medicamentos y tener que seguir dando explicaciones a quien no quiere oír. Pero ahí están nuestros pacientes y los resultados, lo que nos permite estar convencidos de que no estamos equivocados en lo que hacemos.

      Como tu, pienso que es solo cuestión de tiempo y que la ciencia pondrá a cada uno en su sitio como ha hecho a lo largo de la historia.

      Un fuerte abrazo y gracias por tu apoyo que nos anima a luchar por lo que creemos.

      Jorge

  • Soy Físico y Dietista-Nutricionista. De entrada respeto la vocación de ayuda a los demás de cualquier profesión, sea la que sea, siempre que se rija por unas normas éticas, morales y deontológicas correctas. Y si eso es en beneficio de un paciente, bienvenido sea. Pero, no puedo dejar de sentir cómo mi formación no sirve de nada cada vez que me encuentro con el maravilloso tema de la homeopatía.

    Primeramente, me gustaria saber si todos los homeópatas, saben y entienden los términos físicos en los que basan sus explicaciones (hay que recurrir a términos cuánticos retorcidamente dificiles de entender para la gente llana, para que parezca que lo científicamente poco demostrable, tenga más pinta de serlo?) Explíqueme con sus palabras, como le explicaria a alguien el fenómeno de la coherencia cuántica, o los expermientos de Stern que sentaron las bases de la mecanica cuántica. Y me lo relaciona con sus diluciones. Entonces veré si hay algo de ciencia en esto.

    a parte de mi sesgada opinión ortodoxa, sin sentido del humor, y basada en una ciencia dogmatizada y que estigmatiza cualquier conocimiento que no siga sus dogmas, defenderse con el mismo argumento que critican, es bastante simplón. Decid que el 70% de los medicamentos no han resultado efectivos en experimentos controlados, para defenderse de los ataques de que se practique y traten pacientes con sustancias sin fundamento, es de pataleta de colegio.

    Y lo peor de todo, no es el bien que hacen, que no lo dudo, sino el mal que hacen a la ciencia cuando, intentan serlo. Usted puede ser muy curioso, y eso es imprescindible en un buen científico, pero la curiosidad no puede superar unos axiomas y leyes básicas de la física que, por mucho que usted (que dudo que sea físico y sepa qué es la coherencia cuántica), están por encima de cualquier resultado empírico basado en la observación púramente clínica, pues la mejora de un paciente, es un evento multicausal y dificilmente controlable en todas sus variables.

    Es lícito no resignarse a aceptar las limitaciones de la ciencia, pero la ciencia es humilde por definición, y entre los homeópatas, tan solo se atisba un halo de prepotencia y sabiduria excelsa que hace un daño terrible a la ciencia, el conocimiento humano y lo peor, a la ignorancia de las personas, incrementandola y confundiéndola más y más (y como no, sacando un beneficio economico,l por supuesto).

    Mil saludos.

    • Estimado Sr. John P:

      Ante todo darle las gracias por asomarse a nuestro blog.

      No soy científico, ni investigador, ni Físico, cualidades estas de las que por desgracia carezco como la gran mayoría de mis compañeros médicos, homeópatas o no. Por lo tanto no me siento cualificado para darle las explicaciones que me solicita para refrendar los buenos resultados que obtengo en la práctica diaria con los medicamentos homeopáticos. Por cierto, también con bastantes de los fármacos convencionales.

      Con 60 años no soy proclive a las pataletas de colegio, aunque reconozco que si al hastío de profesionales (sanitarios o no ) que atacan de manera sistemática y furibunda mi trabajo y el de otros muchos compañeros médicos desde el desconocimiento mas supino y osado.
      No pretendo ni nunca he pretendido justificar la utilidad de los medicamentos homeopáticos por la escasa o nula eficacia de mucha de la farmacología convencional, de hecho entra como la homeopatía dentro de mi vademécum personal.

      Como Físico que es supongo que coincidirá conmigo que los descubrimientos en ciencia tienen su momento en la historia en función de los adelantos tecnológicos presentes. No obstante le ruego valore la cualificación de algunos de los ponentes asistentes al último Congreso Nacional de Homeopatía celebrado en fechas recientes en San Sebastian:

      Pr. Luc Montagnier: Virólogo. Premio Nobel de Medicina 2008.
      PhD. Etienne Capieaux: Investigador en Bioingeniería
      Pr. Marc Henry: Profesor de química y física cuantica en la Univ. de Estrasburgo Dña. Niurka Meneses.Bioingeniera. Univ. de Berna (Suiza). Dr. Michel Van Wassenhoven. Presidente de la comisión de registro de medicamentos homeopáticos de la Agencia Federal de Medicamentos y productos para la salud de Bélgica.

      Como puede observar, no solo somos médicos “no investigadores” los que nos interesamos por la terapéutica homeopática.

      La falta de justificación experimental suficiente también ocurre en algunos casos con la farmacología convencional, en la que se realizan prescripciones sin conocer los mecanismos íntimos de su acción y que se prescriben en base a su eficacia y mínimos efectos secundarios y que los médicos homeópatas también asumimos. Como ejemplo le sugiero el paracetamol, derivado de la anilina y cuya aplicación en medicina muy pobremente sustentada con ensayos clínicos se utiliza de manera masiva en todo el mundo.

      Nuestro conocimiento no está basado en exclusiva en el empirismo clínico ni la curiosidad, sino en la formación reglada en un método terapéutico más que sumamos al que aprendimos en la Facultad de Medicina, para nada excluyente y si muy eficaz y seguro a cualquier edad. Existe investigación fundamental en homeopatía y la podrá encontrar ampliamente en la red y en páginas médicas reconocidas.

      Por último le ruego no caiga usted en el error de tantos otros de tachar de ignorantes a nuestros pacientes y de embaucadores y prepotentes a nosotros para obtener un beneficio económico en nuestras consultas (tanto privadas como públicas) utilizando medicamentos que sospecho usted desconoce en su origen, indicaciones y resultados, por lo que le invito a conocer en su integridad la terapéutica homeopática antes de descalificar a pacientes y prescriptores. Sin ir más lejos en nuestro blog podrá encontrar dicha información si es de su interés.

      Se puede engañar a alguien en algún momento, pero no a todo el mundo siempre.

      Un cordial saludo y de nuevo gracias por sus moderados comentarios.
      Jorge

    • Hola Lucrecia. Los gritos, insultos, descalificaciónes etcetera por encima de cualquier código deontologico se quedan para los detractores que pierden las formas a la mas mínima ocasión. El tiempo situa a cada uno en su lugar.

      Muchas gracias por leernos. Vuestro apoyo nos anima a seguir luchando por lo que creemos.

      Un cordial saludo. Jorge

  • Me he sentido muy representada!
    Suerte que al menos eres pediatra. Yo solo soy acupuntora… que tiene sus momentos. Eso si, hace 30 años y por vivir del cuento va bastante bien.

    • Buenos días Margarita, yo siempre digo lo que tu. Que buenos charlatanes hemos sido para engañar durante mas de 30 años a miles de personas y que fácilmente “placebables” y engañables son los pacientes. Y nosotros que creíamos que eramos honrados. Nos lo tenemos que hacer mirar.

      Un cordial saludo. Jorge

  • Muchas gracias por existir y ayudar a pacientes como yo que confío ciegamente en la homeopatía,porqué la alopatía no me solucionó algunos problemas?Salí adelante gracias a esos “polvos mágico,bolitas placebos”Gracias médic@s homeópatas,en especial a la mía.Desde Palma de Mallorca.

    • Muchas gracias Graciela. El trabajo serio y riguroso en su aplicación, y testimonios como el tuyo, nos hacen corroborar cada día que estamos en el camino correcto. No hay nada mas satisfactorio para un médico que ver mejorar a su paciente.

      De nuevo muchas gracias por leer nuestro blog. Contamos con personas como tu.

      Un cordial saludo. Jorge

  • Gracias por tu comentario, soy medico de Medicina general desde hace de 35 años y Homeopata y en esta medicina integrativa encuentro los mejores tratamientos para mis pacientes.

    • Muchas gracias Esther por leer nuestros post. Que te voy a contar que no hayas vivido respecto de la homeopátia. Somos ya muchos como para que nos sometan a la inquisición científica arrogante.

      Un cordial saludo

  • Cuando el sentido común, la profesionalidad y el sentido del humor se unen dan cosas tan deliciosas y profundas como este post.

    Te felcito amigo mío. La mejor forma de que muchos detractores dejaran de serlo sería que vieran trabajar a médicos como tú.

    Un abrazo y seguimos adelante,

    • Gracias Guillermo, el sentido del humor estimula la producción de endorfinas necesarias para aguantar las embestidas de unos detractores de pensamiento monolítico, caduco y trasnochado.

      Un fuerte abrazo. Jorge

  • Gracias por compartir estas reflexiones.
    Ahora toca que llegue a los que Deberían cuestionarse lo que hacen con sus pacientes, aquellos que limitan nuestras posibilidades de curarnos y estar bien porque no quieren ver más allá de su comoda realidad
    Porque para ser un buen médico homeópata habéis tenido que abrir los ojos y ver que os faltaban armas para curar, habéis tenido que buscar cómo mejorar como médicos y formaros
    Necesitamos médicos como vosotros
    Gracias por pensar en nosotros, los pacientes

    • Hola Rocio, como bien dices, no hay peor frustración para un profesional de la salud que la impotencia de no poder ayudar a nuestro paciente. Es nuestra obligación como profesionales, indagar en todo aquello que de manera seria y rigurosa nos permita restablecer la salud en el enfermo. Los dogmatismos son enemigos del arte. Y la medicina lo es.

      Un saludo. Jorge

  • Muy valiosa esa experiencia personal tan extensa y positiva, supongo que algo asi, estara recogido en una comunicacion cientifica, es asi? Me gustaria leelo para ver los detalles.
    Gracias por la aportación

    • Estimado Javier. Como la inmensa mayoría de los médicos en ejercicio no me dedico a la investigación la cual dejo a compañeros formados en ella.
      Mi práctica se basa en los estudios adquiridos y en la puesta al día tanto en artículos de farmacología convencional como homeopática. Los resultados clínicos siempre me han confirmado que estoy en la senda del buen hacer profesional.
      Como todo médico, en ocasiones no puedo curar a mis pacientes, pero te garantizo que son muchas menos que cuando utilizo fármacos convencionales en exclusiva.
      Muchas gracias por asomarte a nuestro blog.
      Un cordial saludo. Jorge

  • Todo mi apoyo como profesional y como paciente a la terapeutica homeopatica. Por una medicina en la que todos los profesionales que intervenimos en la conservación de la salud sumemos cada vez mas herramientas eficaces y minimamente agresivas para servir mejor a nuestros pacientes.

    • Muchas gracias Víctor por tu apoyo y por asomarte a nuestro blog. Cuando una practica las ciencias de la salud con una rigurosa profesionalidad y los buenos resultados lo corroboran, sabe que esta en el buen camino, por encima de lo que opinen aquellos que practican la descalificación desde el conocimiento.

      Un cordial saludo. Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 19-09-2019 13:56:28 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar