¿Por qué emplear medicamentos homeopáticos? Hablando desde la experiencia. Análisis a propósito de un caso. ¡Pobre “chavalín”!: una historia de miedo. (III)

Última modificación: 26-11-2014 17:48:35

La homeopatía es un método terapéutico desarrollado por Hahnemann a finales del siglo XVIII  cuyos principios son el uso del medicamento en función de la similitud ( lo similar se cura con lo similar), las bajas dosis (infinitesimales) y el modo individualizado, partiendo de la base de que cualquier sustancia químicamente activa ( por ejemplo, los alcaloides del acónito) que puede provocar en un sujeto sano y susceptible ( en este caso toxicológicamente) una serie de síntomas es también capaz de curar a un sujeto enfermo que se manifiesta con los mismos síntomas.

En el análisis homeopático se encuentra una rica semiología con los siguientes síntomas en Kevin: desalentado, dificultad de concentración, indiferencia, inquietud, llanto, pensamientos de muerte, ideas de suicidio, tristeza con disposición suicida, búsqueda de soledad, mejora llorando solo, indiferente a la compañía y el consuelo, trastorno por susto, trastorno por susto al ver accidente, trastorno por temor, síntomas mentales por lesiones, trastorno por trauma mental, quemaduras.

Con dicha sintomatología aparece en nuestra mente de modo inmediato elmedicamento Aconitum Napellus, el acónito, conocido vulgarmente como matalobos, capuchón o carro de Venus.

¿Qué es el acónito? Carlos Hermosilla en el Libro de plantas medicinales de Burgos describe esta planta de la familia de las ranunculáceas como una planta vivaz que rebrota cada primavera de sus tubérculos; produce numerosas hojas palmeadas, amplias, dividas en segmentos estrechos y flores de color azul oscuro; que crece cerca de ríos, arroyos y torrentes y florece de junio a septiembre. Esta planta contiene varios alcaloides, de los cuales la aconitina y la napelina son las más importantes. Es la más venenosa de las plantas de Burgos, ya que 4 gramos de su raíz pueden ser mortales.

En la Materia Médica Homeopática de Lathoudse explica que para preparar el medicamento homeopático se usa la planta entera recogida tras la floración y la acción general del medicamento es antiflogística, antiespasmódica y analgésica; sus síntomas son extremadamente bruscos, violentos, con angustia y miedo a la muerte. Para Vijnovsky los pensamientos del paciente giran alrededor de la muerte, con terror a morir y mucha inquietud pudiendo utilizarse en trastornos que sobrevienen a partir de un susto. Por su parte el pediatra Didier Grandgeorge en su libro El remedio homeopático considera que este medicamento es necesario cada vez que el niño es sometido a un estrés psíquico con miedo repentino provocando una fuga energética masiva responsable de todo tipo de enfermedades. 


Serán ceniza…

…… 

Hay una luz remota, sin embargo,

y sé que no estoy solo;

aunque después de tanto y tanto no haya

ni un solo pensamiento

capaz contra la muerte,

no estoy solo.

……..

Aunque sean ceniza cuanto tengo hasta ahora,

cuanto se me ha tendido a modo de esperanza.

 

José Ángel Valente.


Esta historia está basada en un caso real, siendo todo tal y como se relata. Lógicamente he modificado el nombre del protagonista, que ha sido para mí, como lo son la mayoría de los pacientes estímulo, reto y ejemplo.

¡Gracias, Kevin!

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar