Naturalmente homeopatía

Pero los hijos de los hijos de la luna continúan luchando, peleando y quejándose. Y la luna, al verlo tiene que ocultar el rostro para llorar y juntar fuerzas para mirar de nuevo enseñando primero solo una parte de la cara. Luego la va girando poco a poco hasta que su cara enterrada irradia amor.
Kasiya Makaka Phiri

En las últimas semanas una serie de circunstancias me han llevado a escribir este artículo en el que quisiera compartir mis reflexiones sobre la importancia de cuidar la Tierra, porque es el mejor modo de cuidarnos a nosotros y a nuestros descendientes.

La lectura de Mis cuentos africanos1 de Nelson Mandela y el impresionante ensayo de Andrea Wulf siguiendo los pasos de Alexander Von Humboldt titulado la Invención de la naturaleza2 me han permitido reconsiderar nuestro papel en el cuidado de la salud de las personas y de nuestro planeta, así como establecer una clara similitud entre la toxicidad química, psicológica y emocional que están viviendo los seres humanos y la Tierra como organismo vivo.

El relato La madre que se convirtió en polvo1 del narrador de Malawi contiene en la distancia geográfica y cronológica el mismo espíritu critico sobre la capacidad destructiva del ser humano y la importancia de conservar y preservar la naturaleza que los escritos de Humboldt o John Muir.

Este último, ya anunció después de sus esfuerzos por preservar la naturaleza en el Parque nacional de Yosemite que nada que tenga valor monetario está a salvo, por mucho que se proteja

La civilización de la basura

Hace más de 40 años, en un programa de aquella televisión en blanco y negro, una de las personas más sabias y sensatas que ha dado este país en el pasado siglo llamó a la época actual la de la basura. Basura en forma de coches viejos hacinados en los cementerios, de bolsas de plástico, de envases sin retorno, de venenos disueltos en la sangre de los seres vivos que se van acumulando en nuestras vísceras, en las sustancias químicas sin las que ya no podemos vivir.

No cabe la menor duda, decía Félix Rodríguez de la Fuente, de que la nuestra debe llamarse la civilización de la basura3.

Y eso, que no llegó a conocer la basura en la comida de los diferentes restaurantes de comida rápida, la de los programas televisivos en los que múltiples iletrados se dedican a insultar gratuitamente a todo el mundo, las redes sociales donde cobardes anónimos insultan y amenazan de forma gratuita, las instituciones y políticos que en vez de defender los intereses de los ciudadanos buscan su propio y privado beneficio de forma corrupta y utilizan las “sagradas” salas del Congreso y el Senado para sembrar la vergüenza del insulto y la mala educación.

Telediarios basura, periódicos basura, bancos basura, industrias basura, literatura médica basura4. Y ciudadanos que vivimos a espaldas de la naturaleza y el sentido común.

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio.
Octavio Paz

El cambio climático: Un concepto tan antiguo como la homeopatía

En la cumbre del Chimborazo, en el año 1802, Alexander Von Humboldt empezó a ver el mundo de otra manera concibiendo la tierra como un gran organismo vivo en el que todo está relacionado engendrando una nueva visión de la naturaleza. Dos años antes, en el lago Valencia desarrolló la idea del cambio climático provocado por el ser humano.

Contemporáneos de Humboldt fueron el inglés Edward Jenner que en 1796 llevó a cabo la variolización del niño James Phipps abriendo la puerta a la prevención de las enfermedades infecciosas mediante las vacunas y el alemán y creador de la homeopatía Samuel Hahnemann.

Hahnemann fue como Humboldt un científico estudioso con formación química y médica y con un genuino interés por desarrollar la ciencia, la práctica médica y el cuidado de las personas enfermas. Su obra, el Órganon de la medicina5 publicado en 1810 proponía una práctica clínica mucho más segura y eficaz de la que practicaban sus colegas. Un método diagnóstico y terapéutico que más de 200 años después sobrevive como las gigantescas obras del naturalista alemán.

No es posible sustraerse a la grave amenaza que supone el cambio climático para nosotros y las generaciones futuras. Algo que Humboldt había enunciado hace más de 200 años se ha convertido en un problema crucial para instituciones, organizaciones no gubernamentales, gobiernos y ciudadanos.

Pero hoy también estamos viendo los impactos económicos y sociales, que serán cada vez más graves, como los daños en las cosechas y en la producción alimentaria, las sequías, los fenómenos meteorológicos extremos (tormentas y huracanes) y los riesgos para nuestra salud.

El cambio climático constituye la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta la humanidad, y la inacción tiene mucho que ver con el miedo a cambiar. Cambiar nuestras costumbres, nuestro modo de vida, el modo en el que cuidamos de nuestra salud y de nuestro planeta. Hay sin duda un gran paralelismo.

Los médicos no se quieren enterar de lo que es la justicia y la verdad. Tienen que cambiar de rumbo, no eliminar los síntomas constantemente sino fomentar al organismo para que no se cronifique.
Gotzsche

Los riesgos de la medicina

La salud de las comunidades y las personas individuales ha estado siempre en simbiosis con la salud de la tierra habitada.

Es evidente que en la actualidad, y en el futuro próximo nuestra salud y supervivencia está amenazada por factores sociológicos, económicos y técnicos como son la polifarmacia y cronicidad y la resistencia a los fármacos, especialmente los antibióticos y por la salud del planeta condicionada por la contaminación y el cambio climático.

Los médicos, hemos sido adiestrados en lo biológico, en la medicina flexneriana(que tanto perjuicio causó a la Medicina General y a los pacientes), en la epidemiología clínica y la medicina basada en la evidencia.

La medicina basada en la evidencia ha supuesto una aportación importante a los clínicos por sus fortalezas e impacto positivo en la toma de decisiones, pero también un problema a la hora de la atención a los pacientes por sus debilidades en su modo de aplicación, información disponible en cada situación concreta y modelo epistémico6.

Esta línea de pensamiento uniforme además ha dificultado la existencia de tiempos y espacios en el pregrado y postgrado para considerar que existen más alternativas para nuestra formación y para ayudar a nuestros pacientes.

En 1975, en su libro Némesis Médica7 Ivan Ilich enunciaba que la medicina institucionalizada ha llegado a ser una grave amenaza para la salud. El impacto del control profesional sobre la medicina, que inhabilita a la gente, ha alcanzado las proporciones de una epidemia.

Es curioso, que la fecha de publicación de este libro sea contemporánea a las proféticas palabras de Félix. Y también que hayan tenido que pasar décadas para que algunos científicos y médicos compartamos sus preocupaciones.

La medicalización de la vida8,9 se observa a diario en las consultas de Atención Primaria, en las urgencias y salas de los hospitales, pero también en los medios de comunicación y en la sociedad en general. Sus consecuencias son el sobre diagnóstico, sobre tratamiento y la iatrogenia hasta el punto de que los medicamentos son considerados en la actualidad la tercera causa de muerte en los países desarrollados.

Ante esta situación, algunas sociedades médicas y asociaciones profesionales trabajan con propuestas dirigidas a la deprescripción de tratamientos ineficaces e inseguros con el objetivo de disminuir esta epidemia cuyo origen parece estar entre otras muchas causas en que muchos políticos, gestores y clínicos han padecido y padecen el síndrome de Hubris10,11.

Ha habido demasiada prepotencia, demasiada técnica y demasiado capital en las últimas décadas, y poca conciencia, reflexión y humanismo a la hora de entender la práctica médica.

Iniciativas dirigidas a reformular la definición de las enfermedades12, evitar la realización de pruebas diagnósticas y el empleo de tratamientos con mayor riesgo que beneficio y desprescribir fármacos en pacientes de mayor riesgo como son las personas ancianas son una necesidad acuciante para salvar a pacientes y médicos de una serpiente multicolor y poli cefálica que amenaza con devorarnos.

La salud del planeta

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) los riesgos para el planeta en 2019 son13: una Atención Primaria débil, las enfermedades no transmisibles, el Ébola y otros patógenos de alta amenaza, el Dengue, el VIH, la pandemia de gripe, las reticencias a las vacunas, la resistencia antimicrobiana, los asentamientos frágiles, el calentamiento y la contaminación.

La contaminación mata anualmente a 7 millones de personas14 y se habla de ella como el nuevo tabaco. Después de la lectura de este titular de periódico no puedo más que pensar en aquellos días pasados en Delhi en los que era imposible ver la calle y los monumentos por la intensidad de la contaminación y las recomendaciones de que ancianos, niños y enfermos crónicos no salieran a la calle porque las calles de una de las ciudades más pobladas del mundo se habían convertido en un peligro mortal.

Los problemas de los efectos negativos de los pesticidas15 y del empleo de medicamentos convencionales y antibióticos en el ganado, así como los cultivos transgénicos condicionan un desafío de la salud de las personas, animales, plantas y el futuro del planeta. Se han realizado estudios del agua contaminada16 en Europa debido a pesticidas y antibióticos veterinarios encontrando 103 pesticidas diferentes, de ellos 24 prohibidos por la Unión Europea y 21 medicamentos veterinarios en las muestras analizadas

La basura nos invade. El organismo vivo que es la tierra sufre cada vez más sus consecuencias. Y se observa en cada lugar de nuestro planeta azul, desde los polos hasta los océanos y mares hasta las altas montañas. De hecho, se ha confirmado que los micro plásticos han llegado a las montañas17,18 y se han detectado en peces la presencia de antidepresivos, antibióticos y productos cosméticos19. Los científicos piensan que la falta de conocimiento en torno a la transformación y la biodegradación de los fármacos y de los productos de cuidado personal puede llevar a infravalorar los verdaderos efectos de la exposición de los peces a estos contaminantes, ya que los derivados de las transformaciones y los metabolitos pueden ser tanto o más peligrosos que sus precursores

Podemos preguntarnos si existen alimentos saludables para el consumo y aires respirables sin riesgo tanto en las ciudades como en el campo. Quizás no podamos pensar en la continuidad del beatus ille porque el campo y la naturaleza, las montañas y los ríos tampoco son seguros.

La resistencia a los antibióticos

Según informes de la ONU al menos 700.000 personas mueren cada año debido a enfermedades resistentes a los medicamentos20. La resistencia a los antibióticos es en la actualidad un problema prioritario porque con estos medicamentos ha sucedido lo mismo que con otras muchas cosas buenas que hemos obtenido de la naturaleza; el abuso, el mal uso y la falta de interés en investigar sobre nuevos fármacos con capacidad para luchar contra las enfermedades infecciosas porque parece que ya no es rentable económicamente. Creíamos que habíamos vencido a estas enfermedades y el tiempo nos devuelve a la realidad tapada por nuestra soberbia.

En nuestro país, como en muchos otros de nuestro entorno existe un Plan Nacional Resistencia Antibióticos21 dirigido tanto a profesionales de la salud como a la población general, pero la experiencia me hace pensar que como con muchas otras cosas valiosas pasará mucho tiempo hasta que sanitarios y ciudadanos hagan un uso responsable de estos imprescindibles medicamentos. Y las predicciones son preocupantes, ya que se calcula que en el año 2050 la resistencia a los antimicrobianos podría causar 10 millones de muertes anuales22.

Por todo ello, es cada vez más necesario pararse a pensar en lo que los seres humanos estamos haciendo. En lo que las autoridades y responsables sanitarios están haciendo. En lo que ciudadanos y profesionales sanitarios pueden hacer por su salud y la de nuestra Tierra.

Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio de las que han sido soñadas en tu filosofía
Shakespeare.

Razones para el empleo de terapias naturales: en busca del equilibrio.

Las instituciones sanitarias han corrompido su misión. Se ha dejado de cuidar, y se llegado a la Macdonalización de la medicina23 de forma que los sanitarios y los pacientes pueden tener y con razón la sensación de que en las instituciones sanitarias se fabrican churros en vez de atender personas.

Consultas de Atención Primaria cada 5 minutos, servicios de urgencias hospitalarias saturados, listas de espera quirúrgicas y sobre todo, una práctica médica deshumanizada24 son algunas fotografías de la película que se proyecta todos los días de este trabajo en cadena del que tanto presumen los políticos y tanto sufrimos profesionales y usuarios.

Necesitamos volver la mirada al cuidado de los pacientes de forma cálida. Esto es lo que Víctor Montori, endocrinólogo de la Clínica Mayo denomina revolución sanitaria en su libro Why we revolt25. Y en esa revolución es importante contar con sanitarios y pacientes en busca de terapias eficaces y seguras.

La medicina integrativa es la medicina del futuro por su estrategia dirigida al empleo responsable de todos los recursos terapéuticos a nuestro alcance priorizando aquellos más eficaces, pero también más seguros, de forma holística y enfatizando el potenciar las capacidades curativas del organismo. Porque, como dice la máxima, el equilibrio es mi verdadera naturaleza.

¿Por qué la Homeopatía es una terapia natural con ciencia y conciencia?

El empleo de medicamentos en personas, animales y plantas con capacidad curativa, preventiva y de respeto al medio ambiente es una de las grandes potencialidades de la homeopatía.

El uso de los medicamentos homeopáticos está justificado por su seguridad en el paciente y en el medio ambiente disminuyendo la polifarmacia y la resistencia a los antibióticos26 por sus escasos efectos secundarios y sin riesgos de contaminación de animales y plantas.

En los animales, tanto en pequeños animales, como en el ganado y animales salvajes la homeopatía ha demostrado su utilidad y seguridad. Esta es una de las principales razones por las que tanto veterinarios como ganaderos confían en estos medicamentos27,28.

Las ventajas de la agro homeopatía al no precisar el empleo de agroquímicos son un gran ahorro para el agricultor, beneficio al medio ambiente al evitar el empleo de sustancias que son muy contaminantes y el restablecimiento del equilibrio ecológico destruido por estos productos29,30.

Pacientes y ciudadanos formados e informados, capaces de tomar decisiones sobre su salud individual, la de sus familias y de su planeta es lo que los profesionales sanitarios deberíamos potenciar. Recordemos que en salud como en cualquier otra actividad de la vida es mejor enseñar a pescar que regalar peces.

Y me parece que llevamos décadas y siglos intentando regalar peces a nuestros pacientes. Pero ya no los quieren. No los queremos. Estamos en el siglo XXI y las personas deben ser capaces de decidir sobre su salud y su vida.

La homeopatía es y será una aliada para todos aquellos que buscamos lo mejor para el futuro de nuestros hijos, porque como dice el cuento tanzano recogido por Julius Oelke de la tradición oral “Vosotros sois los únicos que distinguís la verdad de lo que oís y que veis con claridad. Vosotros sois los ojos y los oídos de la tribu1.

De vosotros lectores y de vuestros hijos, de la tribu humana que compartimos esta Tierra depende el futuro de este planeta. Cuidémoslo con ciencia y conciencia.

Bibliografía

  1. Mandela N. Mis cuentos africanos. Siruela. Madrid. 2002.
  2. Wulf A. La invención de la naturaleza. El nuevo mundo de Alexander Von Humboldt. Turus. Barcelona. 2015.
  3. https://elcierredigital.com/cultura-y-ocio/141787342/felix-rodriguez-de-la-fuente-vira-video.html
  4. https://rafabravo.blog/2019/05/02/literatura-basura/
  5. Hahnemann S. Órganon de la medicina. B Jain Publishers. Buenos Aires, 1990.
  6. http://www.nogracias.eu/2019/04/17/epistemologia-para-la-atencion-primaria-por-abel-novoa/
  7. Ilich I. Némesis Médica. https://www.ivanillich.org.mx/Nemesis.pdf
  8. Cerecedo MJ, Tovar M, Rozadilla A. Medicalización de la vida. «Etiquetas de enfermedad: todo un negocio.». Aten Primaria. 2013;45(8):434-438
  9. https://www.actasanitaria.com/siempre-habra-culpables-si-la-enfermedad-se-interpreta-como-un-fallo-en-la-prevencion/
  10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30963532?dopt=Abstract
  11. https://www.neurologia.com/articulo/2018355
  12. https://gerentedemediado.blogspot.com/2019/04/reformar-la-definicion-de-enfermedades.html
  13. https://ethic.es/2019/01/diez-amenazas-para-la-salud-oms/
  14. https://www.abc.es/sociedad/abci-contaminacion-mata-cada-siete-millones-personas-201805012137_noticia.html
  15. https://www.lavanguardia.com/natural/20170309/42701670609/plaguicidas-herbicidas-insecticidas-muertes-intoxicacion-onu.html
  16. https://www.slowfood.com/contaminated-water-across-europe-because-of-pesticides-and-veterinary-antibiotics-a-better-farming-is-urgent/
  17. http://blog.nuestroclima.com/los-microplasticos-tambien-han-llegado-a-las-montanas-como-lluvia/
  18. https://www.nature.com/articles/s41561-019-0335-5
  19. https://amp.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-detectan-peces-acumulacion-antidepresivos-antibioticos-componentes-cremas-solares-2019041.7131614.html?__twitter_impression=true
  20. https://news.un.org/es/story/2019/04/1455011
  21. https://www.aemps.gob.es/publicaciones/publica/plan-estrategico-antibioticos/v2/docs/plan-estrategico-antimicrobianos-AEMPS.pdf
  22. https://www.actasanitaria.com/la-resistencia-a-los-antimicrobianos-podria-causar-10-millones-de-muertes-cada-ano-en-2050/
  23. https://saludconcosas.blogspot.com/2019/04/como-churros-el-problema-del-fast-food.html
  24. http://evalmedicamento.weebly.com/uploads/1/0/8/6/10866180/estcual_cortes%C3%ADa_m%C3%A9d_enmascara_aband_probl_existencial_pac._espanol.pdf
  25. Montori V. Why we revolt. A patient revolution for careful and kind care. Rochester, Minnesota. 2017
  26. https://www.hablandodehomeopatia.com/la-homeopatia-demuestra-utilidad-estudio-epi-3/
  27. http://www.homeopatiaveterinaria.es/sehv.html
  28. https://www.agricology.co.uk/resources/homoeopathy-wellie-level
  29. https://www.hablandodehomeopatia.com/entrevista-niurka-meneses-investigadora-ciencias-biomedicas-especialista-agrohomeopatia/
  30. https://youtu.be/RGeZs0Zgti0

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

4 Comentarios

Comentar
  • Querido amigo, no puedo sintonizar más con todo lo que dices, de hecho me has quitado el post de la punta de los dedos ( jjj ). Y, la verdad, me alegro mucho porque no hubiera podido expresarlo mejor.

    Un abrazo y muchas, muchas, muchas gracias por este post inmenso.

  • Querido José Ignacio, esto es mucho más que un post. Es esa clase magistral y siempre oportuna que necesita la sociedad a cualquier hora y en cualquier momento y lugar. Especialmente en una tesitura antropológica-temporal como ésta, al límite del finiquito, si la cosa no da un giro a tiempo y cambia de rumbo y sobre todo, transmuta la ceguera en conciencia. No sé si en vuestra humildad sois conscientes de las dimensiones del bien qué hacéis a los seres humanos cuando os leen/leemos, se informan/informamos y se forman/formamos al descubrir otros horizontes y con ellos, la esperanza de que es posible mejorar el mundo mejorando nosotros como partes inseparables del conjunto bíos.
    Muchísimas gracias, de verdad, por el repaso a fondo de los fundamentos vitales de la existencia responsable.
    Un abrazo grandísimo. Y que sigas/sigáis, como hasta ahora, resistentes y lúcidos, siendo parte imprescindible de la bendición universal.
    Sol

Responder a JIT Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 11-10-2019 11:26:33 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar