Qué hacer con el Muro de Berlín en Homeopatía

Desde el punto de vista médico, ignorarlo.
Ignorar el producto y a quien lo vende.

 

Se ha puesto de moda el “Muro de Berlínen la pretendida versión de medicamento homeopático. O quizás debería decir que “lo han puesto” de moda algunos comentarios en Twitter que a su vez han llegado a generar noticias en algún medio de los que ahora se nutren de redes sociales para rellenar.

Uno se pregunta cómo es que alguien decide iniciar una “investigación” sobre este sorprendente producto, presumiendo de mente científica y del máximo rigor, pero se olvida de preguntar a los médicos homeópatas. A estas alturas ya nos conocemos: miramos los tuits los unos de los otros, leemos los blogs los unos de los otros, hemos acudido juntos a debates… no puede ser tan difícil dirigirnos la pregunta si lo que se quiere es información equilibrada, creo yo.

Si me hubieran preguntado, hubiera explicado que ese producto no forma parte de mi vademécum, ni del plan de estudios de ninguna de las instituciones para las que colaboro como profesor de homeopatía. Incluso una tesis doctoral defendida en España por el Dr. Antonio Marqués dedica unas líneas a refutar la idea de que éste sea un medicamento creíble, y homeópatas conocidos mundialmente como G Vithoulkas se han pronunciado contra el uso de sustancias como ésta bajo el paraguas de la homeopatía.

For instance, ideas like potentizing a song, or the Berlin wall, or the feather of an eagle if the patient looks like an eagle […] are, to say the least, ideas that have degraded homeopathy and caused articles like the one in TIMES to appear.

De hecho, he tenido que dedicar bastante tiempo a buscar información en internet, porque prácticamente todas las entradas que hay en google sobre este medicamento (y digo todas y no solo las de la primera página) son de gente que critica este medicamento. Y no he conseguido encontrar las indicaciones que los escépticos dicen que este medicamento tiene, si no es a través de lo que los propios escépticos relatan en sus blogs sin por cierto avalar esta información con ninguna referencia. Finalmente, di con una entrada del blog del famoso homeo-escéptico Ernst que menciona un caso tratado con este medicamento, y tirando del hilo llegué a verificar que existe un libro de Colin Griffith (que no es médico) mencionándolo. Como he comentado ya, algo que resultaba desconocido para mí a pesar de mi trayectoria en este campo.

En el fondo, me alegro de que problemas como éste salgan a la luz, porque estoy del todo de acuerdo en que suponen un problema. Estoy convencido de que es necesario terminar con propuestas de productos terapéuticos basadas en lo esotérico y lo metafórico. Ojalá en cuestiones como éstas pudiéramos ir de la mano los médicos homeópatas, que tenemos criterio clínico, médico y homeopático, junto a los escépticos que disponen de un enorme altavoz para ayudarnos a poner cordura.

Sin embargo, se usan estas situaciones anecdóticas para, dando a entender que son la norma, desacreditar a numerosísimos profesionales que ejercen en un campo… ¡que otros países consideran válido e incorporan a sus sistemas de salud!

Por otro lado, me preocupa que sea factible que desde algunos países se puedan vender con libertad productos que no están autorizados en España como medicamentos homeopáticos. Ya hemos podido comprobar que Amazon está intentando vender homeopatía a través de su plataforma de internet (a través de la compañía italiana Antica Farmacia Orlandi y de la inglesa Urenus-UK), pero se ha topado con el problema de que en España los MEDICAMENTOS sólo pueden venderse online a través de Farmacias que hayan sido autorizadas por el ministerio. De hecho, ¡ya han tenido que empezar a retirar algunos de estos medicamentos! Además, como se puede comprobar Urenus-UK ha cerrado (los escépticos deberían mencionarlo
cuando ponen imágenes de medicamentos vistos en Amazon con anterioridad).

Una vez más: me alegro de que estos problemas salgan a la luz, pero sólo en la medida que eso sirva para pedir a las autoridades sanitarias que pongan una solución. Desde luego, no para que sean utilizados para desacreditar a la homeopatía y a quienes la ejercen con responsabilidad y buen criterio.

A estas alturas, sólo puedo rogar encarecidamente a aquellas personas y en particular los científicos y profesionales sanitarios que se preocupan por los pacientes y se interesan por la homeopatía (a favor o no), que nos ayuden a transformar los titulares alarmistas y sensacionalistas en otros que quizás sean menos llamativos pero que de verdad pueden ayudar a la sociedad. Por ejemplo: “Médicos homeópatas y sociedades de escépticos, de acuerdo en proteger a los pacientes rechazando la venta de productos dudosos desde webs extrajeras no autorizadas para la venta en España, como si fueran medicamentos homeopáticos”.

Por el bien de los pacientes, los médicos homeópatas tenemos que ser activos a la hora de reaccionar ante las irregularidades que podamos detectar, y los detractores de la homeopatía deberían hacer lo mismo. Ocultar la información o tergiversarla no ayuda ni a la sociedad ni a la medicina.

Debemos promocionar la difusión, docencia, investigación y ejercicio
de una homeopatía clínica, científica, moderna y autocrítica.

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde un centro médico de especialidades en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

12 Comentarios

Comentar
  • Lo que es absolutamente a destacar es siempre el tono y compostura en las respuestas y apariciones publicas. Gracias
    En general la ética de los médicos homeópatas la trasladamos a cumplir con el código deontológico en lo que se refiere al debate entre compañeros.
    Creo que siempre públicamente debemos poner esto en valor .
    En cualquier debate en tono insultante o de menosprecio sacar la ética en el trato entre compañeros .
    Te aplaudo

    • Gracias María Jesús,

      Creemos de verdad que esa “actitud homeopatica” ante el paciente, suave pero intensa, se traslada a otras esferas de las relaciones con los demás con el mundo. Me recuerda un post de hace tiempo que enlazo:
      https://www.hablandodehomeopatia.com/sutil-o-potente-que-es-mejor/

      En cualquier caso, gracias por tu observación y aprovecho para insistir en lo que dices: en efecto, cumplimos el código deontologico de los médicos, y no solo en la relación con nuestros pacientes sino en la relación con nuestros compañeros. Como debe ser.

      Un abrazo
      Gualberto

  • Felicidades Dr. Gualberto por tan acertados comentarios en defensa de la homeopatía, ya que sin duda y a pesar de lo que publican en contra, yo personalmente la investigo, la aplico, la promuevo y defiendo el uso de la homeopatía tanto en humanos como en medicina veterinaria. Gracias Dr. estoy en favor total y absolutamente convencido del gran poder que tienen los medicamentos homeopáticos.

    • Muchas gracias Juan por tu comentario.
      Nada mejor para promover la mejor homeopatía, que hablar con serenidad desde esa actitud tan constructiva.

      Un saludo muy afectuoso
      Gualberto

  • Excelente post Gualberto. Y me quedo con la frase del final como resumen de todo su espíritu:
    “Debemos promocionar la difusión, docencia, investigación y ejercicio de una homeopatía clínica, científica, moderna y autocrítica”. Y que mejor ejemplo que este post.
    Un abrazo enorme.

  • Enhorabuena Gualberto.
    Hay muchos muros delante de los pacientes cada día.
    No debemos olvidar que todos somos pacientes.
    A diario en el Centro de Salud tengo que ayudar a saltar los muros que los médicos ponen.
    Y desde luego ninguno es el muro de Berlín.
    Más bien son el orgullo, la altivez, la falta de escucha, la ausencia de empatía, la incapacidad de estar presente delante del paciente, la negación de las opiniones, los temores y las expectativas de los pacientes, la falta de información, el no considerar que las decisiones deben tomarse compartidas.
    ¡ Tantos muros !
    Pero nunca vi el de Berlín

    Abrazos

    • Que bien traido!
      Da gusto leerte hasta en los comentarios.

      Como dicen nuestros compañeros Guillermo y Gonzalo, las palabras (y más si cabe las del medico) deben servir no para levantar muros sino para tender puentes.

      Un abrazo querido amigo

  • Muy buen post Gualberto!!! Los médicos que tenemos formación seria en Homeopatía no podemos menos que quedarnos estupefactos ante estos despropósitos al hablar de una terapéutica que, repito los que la conocemos, sabemos de su complejidad y de su eficacia. Y los que hablan de ella sin saber y lo hacen para denostarla, mejor harían con liberarse de prejuicios, y preocuparse de conocerla en profundidad para así poder opinar al menos sabiendo de lo que hablan. Comparto en mi blog. Gracias 😊

    • Es por eso que tiene mucho más sentido, al hablar de las terapias complementarias, preocuparse del “quien” y del “como” más que del “que”.

      Al final lo que hace daño en los medios y a los pacientes, es la incompetencia de los terapeutas! Por eso hay que orientar a los pacientes hacia la mejor atención posible.

      Gracias, un abrazo

  • Estimado compañero, me ha gustado muchísimo tu post, vuelve a dar luz sobre un tema controvertido. Es un tema repetitivo por parte de algunos medios que piensan que hacen una labor fantástica de investigación y que lo que hacen es copiar lo que otro ha dicho y sin contrastar la información. Ojalá a partir de ahora, los periodistas e incluso escépticos pregunten a los que tenemos conocimiento en homeopatía, como se hace en todas las ramas de la medicina.
    Como siempre, gracias por tus aclaraciones.

    • Gracias Alberto.
      Es una lástima que por desconocimiento o mala intención, se usen anécdotas como si fueran la regla, con el desprestigio que conlleva.
      Cada vez más somos las sociedades científicas para los medios que desean comunicar desde la neutralidad. Otros medios… digamos que persiguen entretener más que formar e informar.

      Gracias otra vez por tus palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2018 Hablando de Homeopatía