Los pasos de la Ministra de Sanidad y la Homeopatía

No voy a seguir los pasos de la ministra, los voy a predecir. Parece que predecir alguna acción de un ministro o de algún ministerio puede ser difícil. Igual para los medios de comunicación o para los periodistas que se pegan a los zapatos de estos puede ser relativamente fácil, pero para un médico de familia como yo puede ser algo más complicado. Mucho me temo que nadie ha vislumbrado los pasos a seguir por nuestra ministra y doctora Carmen Montón con respecto a la homeopatía. En resumidas cuentas, podríamos plantear que Carmen Montón desde hace un año se propuso, dentro de su política sanitaria, hacer la guerra a la homeopatía en general.

Pero antes de contaros lo que va a hacer os voy a robar unos minutos para deciros lo que hizo hace un año como consejera y así asentar los pilares de lo que va a hacer ahora.

Hace poco más o menos que un año, Carmen Montón era la consejera de Sanidad Universal y Sanidad Pública de la Comunidad Valenciana. Por el mes de junio, Carmen Montón se reunió con representantes de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Apetp). De todos es ya sabido que Montón presenta una sensibilidad especial por el caso de Mario (joven fallecido por el que se origina y se crea Apetp) puesto que es de su mismo pueblo, Burjassot, como bien explica mi compañero Gualberto en su post, por lo que no voy a entrar en detalle.

Pues bien, tras esa reunión Carmen Montón toma una decisión con respecto a la homeopatía (que nada tiene que ver con el caso de Burjassot como expone Gualberto en su post), sin consultar a ningún colegio de médicos de la Comunidad Valenciana, ni con sociedades científicas donde hay expertos de prestigio nacional e internacional en homeopatía, que incluso pertenecen a una de las sociedades más numerosa de España como es “Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria” (Semergen) y otras como la “Sociedad Española de Medicina Homeopática” (Semh) o la Federación Española de Médicos Homeópatas (Femh) donde precisamente una de las filiales está en Valencia, la Sociedad Médico-Homeopática de la Comunidad Valenciana (SMHCV), la “Academia Médico Homeopática de Barcelona” (AMHB) fundada en 1890 (pocas sociedades médicas en España pueden presumir de tanta historia) y que pertenece como sociedad adherida a la Academia de las Ciencias Médicas y de Salud de Cataluña y Baleares. La decisión se tradujo en la Instrucción 22/17/07/03 y, como era de vital importancia en la política de Sanidad Universal y Pública de Montón, esa instrucción era insuficiente, debía ir acompañada de una nota de prensa. 

LA HOMEOPATÍA TIENE TIRADA Y, SI SE HABLA DE ELLA, NO SE HABLARÁ DE OTROS PROBLEMAS SANITARIOS REALES Y MÁS IMPORTANTES

Claro, esto hay que moverlo, hay que darlo a conocer, es un tema que tiene tirada en los medios y, más concretamente, en medios online y es necesario una nota de prensa y además unas palabritas en los medios. En ese momento, igual no había otros problemas con la sanidad en Valencia, igual no es prioritario entender la situación de los hospitales, de los centros de atención primaria, de valorar el grado de satisfacción de los pacientes, de mejorar la lista de espera… Hay infinidad de cuestiones en una Consejería de Sanidad como la de Valencia, pero la homeopatía tiene tirada y, si se habla de ella, no se hablará de otros problemas reales, y más importantes. Pero no queda ahí la cosa, la consejera envía una carta a la señora ministra, que en ese momento era Dolores Montserrat. También desde ese momento Apetp y miembros de la asociación comenzaron lo que se conoce como un escrache twittero, mandando mensajes diarios por Twitter con la mismas palabras e intenciones que Montón. Os pongo algunos fragmentos de dicha carta:

“Para prestar una asistencia sanitaria de calidad es necesario que tanto los profesionales sanitarios, como la ciudadanía dispongan de información objetiva sobre la eficacia y seguridad de los medicamentos, avalada por la evidencia científica disponible.”

Pues le tengo que dar la razón, pero esto no se ha cumplido con su mandato en la Comunidad Valenciana, se sigue sin cumplir y no se cumple en el territorio español desde el inicio de su mandato en el ministerio hasta la actualidad. A los pacientes no se les informa correctamente y mucho menos objetivamente de los tratamientos que reciben y hablo desde un antidiabético, antihipertensivo, el mismo omeprazol hasta los anticuerpos monoclonales.

            “La homeopatía carece de evidencia que justifique su utilización clínica.”

Pues vaya, ¿esta conclusión de donde la ha sacado? Como digo, no consultó con ninguna sociedad científica ni experto a nivel nacional. Otros países a nivel europeo consideran que, sí hay evidencia suficiente, incluso la OMS considera que hay evidencia.

“La consideración de la homeopatía como “medicamento” supone un riesgo real que influye directamente en la protección y restablecimiento de la salud…”

Con este párrafo describe su profunda ignorancia y el deficiente asesoramiento que ha tenido. Precisamente, que la homeopatía sea medicamento da una marca de calidad que no sería posible de otra manera. El medicamento homeopático, en la actualidad y con el proceso de normalización en marcha, debe cumplir una serie de criterios que aseguran al médico prescriptor y al paciente que están usando un medicamento seguro y eficaz, evitando que surjan marcas o formulaciones clandestinas carentes de toda trazabilidad, seguridad… Pero es que, volvemos a lo mismo, no ha consultado a quien debería consultar, a los expertos.

Carmen Montón, hace un año con su carta a la ministra concluye con dos acciones que debe hacer el ministerio:

  1. “Trámite ante las Instituciones de la Unión Europea la supresión del artículo 1 c) 5) Directiva 2004/27/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 31 de marzo de 2004 que modifica la Directiva 2001/83/CE por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos de uso humano.
  2. Suprima el artículo 50 del Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

Pues sí, esto es lo que va a hacer nuestra ministra. Acudirá a Europa en septiembre o en octubre y dedicará el preciado, pero escaso tiempo del que dispondrá en el Parlamento Europeo a solicitar a los eurodiputados que se suprima la directiva en cuestión. En vez de emplear ese tiempo dorado en exponer temas sanitarios de interés real para España, para los españoles. En vez de dedicar ese tiempo a plantear ayudas, soluciones que sumen, o solicitar a los estados miembros colaboración para mejorar la salud europea… lo dedicará a decir: “La homeopatía no tiene evidencia y hay que suprimir la directiva.” Ya estoy viendo a la mayoría de los europarlamentarios jugando al Candy Rush Saga, o mandando una cadena de WhatsApp, porque será perder el tiempo señora ministra, el tiempo de los españoles, la salud de los españoles. En Europa ya les han dicho a componentes de su partido que esto no se contempla. No es la primera vez que alguien del PSOE intenta algo similar, Soledad Cabezón Ruiz el 26 de abril del 2018 realizó 3 preguntas que puedes ver en el enlace:

  1. “¿Considera adecuado la Comisión que se revise la Directiva para eliminar la denominación de medicamento respecto a estas sustancias homeopáticas?
  2. ¿Considera la Comisión su inclusión en una Directiva sobre medicamentos coherente con los principios de calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos que se propugnan desde la UE?
  3. ¿Está de acuerdo la Comisión con que los consumidores europeos estarían mejor informados si se utilizara en todo caso la denominación «sustancias homeopáticas»

La respuesta del Sr. Andriukaitis en nombre de la comisión podéis verla en el enlace y concluye: 

No está previsto revisar la Directiva 2001/83/CE en lo que se refiere a medicamentos homeopáticos ni tampoco cambiar su denominación a «sustancias homeopáticas».”

Ya tiene la respuesta, no entiendo su insistencia y el interés en perder el tiempo.

Claro que luego vendrá a España y dirá con la cara bien alta: “He ido a Europa, y les he contado una historia muy bonita justificando que la homeopatía no debe ser medicamento. No me han hecho caso, no me han escuchado y no me han entendido, por lo que no se ha conseguido lo que pretendía, pero yo lo he dado todo y he hecho todo lo que podía hacer.” Ya pero no ha empleado su preciado tiempo en el Parlamento Europeo en plantear problemas reales de salud para los españoles. Claro, igual dice que es por existir un gran lobby a favor, cuando ella no ha escuchado a los expertos.

Lástima me dará que nuestra señora ministra de Sanidad realice un viaje en balde y aterrice en nuestro país, totalmente compungida. Pero no se preocupe, si se encuentra muy apesadumbrada, puede pedirme cita en mi consulta y con todo mi cariño y conocimiento le prescribiré un medicamento homeopático.

Sobre el Autor

Dr. Alberto Sacristán
Dr. Alberto Sacristán

Alberto Sacristán Rubio. Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, con máster en Nutrición y Experto Universitario en Actividad Física. Desde 2015, ocupo el cargo de Presidente de la Sociedad Española de Médicos Homeópatas (SEMH).

Desde que tenía más o menos 10 años, acudía al “ambulatorio” donde mi padre trabajaba de ATS y estaba con él durante las últimas horas de su guardia de los sábados y algún día entre semana. Él me enseñaba como entonces se hervían las jeringuillas de cristal y las agujas metálicas para desinfectarlas. Era todo un proceso artesanal. Incluso iba con él a hacer los domicilios, pero claro, yo me quedaba en el salón esperando. Aquí surgió la semilla de mi vocación y desde entonces este fue mi objetivo, ser médico y además médico de familia.

Un tiempo después estaba haciendo la especialidad y a punto de terminar descubrí la homeopatía como paciente. Acudí a un compañero por un esguince y mi sorpresa fue que no me prescribió un antiinflamatorio, me prescribió un medicamento homeopático y con unos resultados para mi, novedosos. Estudié homeopatía y a la vez ejercicio y nutrición para realizar una medicina más integral, y tratar a mis pacientes lo mejor posible.

Además de ser feliz con la familia que tengo y aprovechar con ellos el mayor tiempo posible, disfruto haciendo deporte como el triatlón o ciclismo.

7 Comentarios

Comentar
  • Senora Monton ,
    Use el dinero del contribuyente en hacer cosas positivas .
    Medicina integrativa de calidad, mas investigacion para el cancer u otras enfermedades que estan matando a tanta gente.
    Esto lo hace porque de su propio bolsillo no sale absolutamente nada sino iba a iniciar usted una cruzada contra la homeopatia ja,ja….
    Yo que soy una persona que veo gente cada vez mas joven ,con cancer, muriendose a mi alrededor , me siento OFENDIDISIMA , cuando veo a gente como usted gastandose el dinero del contribuyente en ESTUPIDAS CRUZADAS , en vez de tratar de buscar otras soluciones .
    Pongase las pilas y empiece a hacer cosas productivas y no intente imponer una DICTADURA en la salud ,impongasela a usted misma , si le da la gana y tenga RESPETO por la manera en que nos queremos tratar los demas.
    Un saludo.

  • La homeopatía funciona, y muy bien. Claro con sus acotamientos necesarios, al igual que la otra denominada oficial, la hegemónica – que nos permite en conjunto auxiliar mas y tan profundamente en forma individualizada al ser humano.

    Yo apoyo le moción, que siga la HOMEOPATÍA funcionando.

    VIVA¡¡¡

  • Un artículo valiente a la par que brillante y honesto. Muchas gracias por la claridad con la que expones todos los hechos que han ido sucediendo en el tiempo y que muy probablemente sucederán. Está claro que la animadversión de la Ministra hacia la homeopatía es una cortina de humo populista para no hablar de otros temas más importantes y urgentes relacionados con la sanidad. Se la ve venir a kilómetros de distancia. Yo soy una simple paciente, usuaria ocasional de homeopatía, al igual que de otras terapias complementarias como la acupuntura o la fitoterapia, pero también soy capaz de anticipar sus próximas jugadas. Después de venir de Europa y no conseguir nada, le dirá a sus asesores que miren las tendencias de Google y los Trendings Topic de Twitter y entonces todos juntos, y conducidos por el volumen de búsquedas y tuits en ese momento, cuál hoja en el viento, se pasarán de un tema a otro y vuelta a empezar… ya se podía arremangar un poquito de verdad la señora ministra y dejar en paz a la homeopatía, que si algo hace es ayudar a las personas, y no como ella, que está convencida de representar al pueblo y solo le doran la píldora algunos cientos de haters ruidosos en twitter. CARMEN MONTÓN, DÉJANOS ELEGIR SOBRE NUESTRA SALUD.

  • Gracias Alberto por este brillante e imprescindible post en estos momentos que vivimos. Y, como dices, aunque por ahora la sra. ministra esté más por hacer la guerra que por comprender qué es y, sobre todo, qué aporta la Homeopatía aquí nos tendrá siempre para asesorarla y ayudarla en lo que precise, tratamientos incluidos (jeje).

    Un abrazo.

  • A través de los siglos y en cada generación, la sabiduría es el único antídoto contra la insensatez.
    Busquemos por tanto, en la humildad, la sabiduría que nos cure de tanta palabra hueca.

  • Alberto, que bien has descrito ” el antes, ahora y lo que vendrá” .
    Y mientras, todos nosotros, que sí conocemos la homeopatía, tenemos experiencia y evidencias, vamos a seguir trabajando y cuidando a nuestros pacientes que nos piden ser tratados con medicamentos homepáticos. Y si la señora ministra lo necesita, pues claro que sí, también a ella.
    Muchas gracias y un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 20-09-2018 17:42:33 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar