Migrañas, causas, síntomas y tratamiento con homeopatía.

Vamos a ocuparnos en este post de una afección muy frecuente y que seguro que muchos lectores, por desgracia, habrán padecido.

Se trata de la migraña, un dolor de cabeza que puede ser muy intenso e interferir y dificultar nuestra actividad cotidiana.

Vamos a ver qué es, sus causas, sus desencadenantes, el diagnóstico y las diferencias con otros dolores de cabeza y, como siempre, al final, el papel de los medicamentos homeopáticos en este trastorno.

¿Qué es la migraña?

La migraña es un síndrome de cefalea benigna y recurrente. Suele ser pulsátil y afectar a un lado de la cabeza, de ahí también que sea conocida como hemicránea (del griego, “un lado de la cabeza”) o jaqueca (del árabe, “media cabeza”).

El dolor de cabeza está descrito hace ya más de 3.000 años. En la mitología griega, el propio Zeus tiene un dolor de cabeza insoportable y le abren la cabeza con un hacha de donde nace Palas Atenea diosa de la guerra y la sabiduría.

La migraña, propiamente dicha, ya fue mencionada por Hipócrates y Galeno. 

Frecuencia

Es una afección muy frecuente, afecta a más de un 13% de la población y muy incapacitante.

Suele haber antecedentes familiares. Normalmente se inicia en la adolescencia o primera juventud, pero, a veces, ya hay algún primer episodio en la infancia.

Afecta mucho más a mujeres que a hombres, casi tres veces más.

Crisis de migraña

La frecuencia de las crisis es muy variable. Lo más usual es entre uno y cuatro episodios al mes, que duran entre 4 y 72 horas si no se realiza ningún tratamiento.

Las crisis pueden venir precedidas de otros síntomas premonitorios del dolor, lo que se conoce como Aura.

La mayor parte de pacientes no presenta aura, pero es motivo de inquietud para los que la presentan, sobre todo las primeras veces.

Estos síntomas de aura pueden ser:

  • Visuales (centelleos o lucecitas), zonas ciegas
  • Sensitivos  
  • Motores: del habla, paresias, vértigo

Desencadenantes de las crisis

Las crisis pueden desencadenarse por diferentes factores:

  • Luces
  • Ruidos
  • Estrés, esfuerzo físico
  • Determinados alimentos como chocolate, quesos, etc.
  • Cambios hormonales: típico en mujeres los días previos a la menstruación
  • Falta de sueño o alteraciones en la dieta
  • Alcohol u otras drogas

Causas de la migraña

Ha habido diferentes teorías con mayor o menor predicamento, según la época, para explicar las causas de la migraña. Sin embargo, la etiología concreta sigue sin conocerse.

Las principales teorías hasta ahora han sido:

  • Vascular: primero habría una vasoconstricción de las arterias cerebrales y, posteriormente, una vasodilatación de rebote causante del dolor.
  • Neurógena, por hiperexcitabilidad del córtex, activación
  • Conexión intestino-cerebro: Hay estudios que muestran cómo ciertos trastornos gastrointestinales como la hipersensibilidad al gluten, colon irritable, u otras afecciones con aumento de la permeabilidad intestinal o desequilibrio de la flora intestinal tienen relación con la migraña.

En este sentido, dietas sin gluten han mostrado una disminución de la frecuencia o intensidad de las crisis.

Clínica

Como hemos dicho las crisis pueden producirse sin aura (lo más frecuentes, 80%) o con ella (20%).

La evolución de una crisis suele tener estos estadios:

  • Inicio: síntomas más bien inespecíficos como falta de concentración, irritabilidad, bostezos, etc.
  • Aura: se presenta en una minoría de casos. Consiste en una serie de fenómenos visuales como lucecitas o una zona ciega en el campo visual, pérdida de sensibilidad en la lengua o extremidades o dificultades para el habla.
  • Dolor: es la fase de la migraña propiamente dicha. El dolor típicamente unilateral, a la derecha o izquierda de la cabeza, puede ser severo y acompañarse de náuseas y vómitos. El paciente prefiere estar a oscuras, sin ruidos y evitar el movimiento.
  • Resolución: el dolor va disminuyendo gradualmente, pero queda cansancio, somnolencia, etc.

Diagnóstico de la migraña

Fundamentalmente es clínico. Para hacer el diagnóstico de migraña debe darse:

  • Crisis repetidas de cefalea con duración de 4 a 72 h en pacientes con exploración física normal, sin otra causa razonable de cefalea:

 Y al menos dos de las características siguientes:

  • Dolor unilateral
  • Dolor pulsátil
  • Aumenta con el movimiento
  • Intensidad moderada o alta

Además de todo ello, al menos una de las características siguientes:

  • Náusea/vómito
  • Fotofobia y fotofobia (miedo y ansiedad a sonidos intensos)

Tratamiento de la migraña

El tratamiento se basa en:

  • Evitación de factores específicos que desencadenan la migraña
  • Tratamiento farmacológico
  • Prevención

El primero es obvio y se trata de evitar los hipotéticos desencadenantes.

El tratamiento farmacológico está dirigido a aliviar los síntomas dolorosos mediante:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno, ibuprofeno, dexketoprofeno, etc.)
  • Ergotamina
  • Triptanes: sumatriptan, almotriptan, eletriptan, zolmitriptan, etc.
  • Antihistamínicos, opioides, antagonistas dopaminérgicos, etc.

La respuesta es variable y uno de los riesgos principales es el abuso de analgésico que puede dar lugar por sí mismo a una cefalea crónica.

En cuanto al tratamiento preventivo hay que tener en cuenta que los efectos secundarios pueden alterar la calidad de vida más que la propia crisis de migraña por lo que debe ser muy individualizado para cada paciente. Suelen utilizarse medicamentos como propanolol, verapamilo, etc. y como el objetivo es tan solo reducir el número de crisis no excluye el tratamiento propiamente de estas.

Error evaluativo Neuroinmune

Entre los métodos no farmacológicos quiero mencionar este del Dr. Arturo Goicoechea, neurólogo de prestigio. Con este método ha tratado con éxito muchos casos de migraña sin fármacos. Sus premisas son heterodoxas. Se basa en que la migraña es, sobre todo, un sistema de creencias erróneas, propias y aprendidas, que son corroboradas por los expertos (médicos y neurólogos. Para él, la migraña sería algo así como una alergia en la que los mecanismos neuronales del propio organismo se vuelven contra nosotros debido a esas mismas señales o interpretaciones erróneas que envía el cerebro.

Se trataría, entonces, de desaprender y cambiar este sistema de creencias (personales, sociales y culturales) que está en la base de la aparición de la migraña.

En mi opinión, aunque él lo desmiente, tiene muchas similitudes con la PNL (Programación Neurolinguística) y otras aproximaciones similares.

Los interesados pueden leer sus libros y su blog donde explica su metodología.

Migraña y homeopatía

El mismo Dr. Goicoechea comenta que es igual de insensato pensar que las causas de la migraña son vasculares, neurógenas o genéticas (teorías oficiales que se han ido abandonando) que otras explicaciones “alternativas” como los alimentos, el estrés, los campos electromagnéticos, etc.) que, además, culpan también al paciente o al entorno.

Esto me permite explicar de nuevo que la homeopatía no cae en ninguna de esas explicaciones. La homeopatía tiene en cuenta factores genéticos, epigenéticos, constitucionales, dietéticos, etc. pero, en última instancia, es solo el estado del individuo, en un momento dado, el que se corresponde con la aparición de la migraña. Y ese estado tiene que ver, además de lo dicho, con sus vivencias personales, sus conflictos, la interpretación que hace de ellas, o sea, su “aprendizaje”, que le hará tener una determinada visión del mundo y de creencias tanto racionales como, atención, emocionales (los más importantes, en mi opinión, y que son minusvalorados en el método del error evaluativo). Unas gafas, unos filtros, en suma, a los que corresponderán unas determinadas afecciones según su constitución y genética.

Y ese es el estado que hay que tratar a partir de los síntomas característicos e individuales del paciente tal como exige el método homeopático. Y, por cierto, del que nunca se culpabiliza al paciente, que bastante tiene con lo que tiene.

La homeopatía puede utilizar, por tanto, en el tratamiento de la migraña medicamentos de terreno y medicamentos de las crisis (que a veces coinciden). Medicamentos que, además, podrían ser compatibles con los convencionales en un momento determinado.

Los medicamentos de terreno o de fondo pueden ser cualquiera de los de nuestra farmacopea: Sepia, Natrum Muriaticum, Lachesis, Staphisagria, Sulfur, Lycopodium, etc. Me permito aquí llamar la atención, por ser menos conocido, de Samarium (y sus sales) del grupo de los Lantánidos.

Para las crisis, podemos comprobar sus características y adaptarnos a ellas.

Así, por ejemplo:

  • Migrañas con trastornos hormonales: Cyclamen, Pulsatilla, Sepia, Lachesis
  • Migrañas con trastornos digestivos: Iris Versicolor, kali bichromicum, Nux vomica, Lycopodium, Sulfur
  • Migrañas con trastornos circulatorios: Glonoinum, Gelsemium, Belladona, Ferrum metalicum…
  • Migrañas con astenia: Kali Phosphoricum, Phosphoricum acidum, Anacardium…

Vale la pena, pues, tener en cuenta estos medicamentos en esta afección tan compleja.

Sobre el Autor

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga
Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga

Tal como decía Holden, “Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia…”

Bueno, pues nací en un pequeño pueblo de montaña donde por la noche se contaban historias. Las mujeres que venían a casa con sus candiles, se sentaban, hilaban y contaban. Todas aquellas largas noches nevadas de invierno escuchando historias. Historias de todo tipo, de miedo, de muerte, de espíritus, de risa, amor, de desamor. Historias.

Después estudié y me licencié en Medicina por  la Universidad de Barcelona (UB). Hice el postgrado en Homeopatía por la UB-Academia Médico Homeopática de Barcelona (AMHB). He sido Director del Máster de Medicina Homeopática de la UB (2011-2016) y de la propia AMHB. Me encanta la docencia y ahora sigo de profesor de homeopatía en la AMHB y el CEDH. También cursé el Máster en Terapia Breve Estratégica, en su primera promoción, con el equipo de G. Nardone en el Institut Gestalt de Barcelona (2000-2002) que ha influido mucho en mi formación.

He incorporado, pues, la Homeopatía y la Terapia Breve a mi consulta médica para así abordar las historias de los pacientes en todas sus dimensiones: física, emocional, comunicacional y también, de algún modo, espiritual.

Porque, más de allá de todo, sigo escuchando historias. Historias extrañas, dramáticas, desesperanzadas, vitales. Intento curarlas o aliviarlas con la ciencia y el arte médicos. Cambiar esas narrativas, esos patrones, físicos y emocionales, que nos aprisionan. Y para ello, primero, busco comprender la historia verdadera. La historia verdadera de cada uno de nosotros.

Me apasiona la literatura, la poesía, el cine, la comunicación... La naturaleza. La belleza de todas las cosas. El humor. La vida, en una palabra.

Como médico, y como científico, aún creo en la antigua magia que tienen las palabras.

Ordet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar