Los medicamentos homeopáticos para la sinusitis aguda

Marta tiene 32 años y acude al centro de salud con síntomas catarrales sin fiebre de 6 días de evolución con la nariz muy tapada, tos seca y dolor de garganta y de cabeza y mucosidad nasal espesa.

Después de la exploración realizada, que es normal, le propongo un tratamiento sintomático, pero lo rechaza porque siempre que tiene estos síntomas le han dicho que es sinusitis y le recetan antibióticos.

Esta es una situación muy habitual en la consulta del médico de familia y para tomar una decisión adecuada es importante compartir información con el paciente y llegar a un acuerdo de lo mejor en cada caso.

Marta tiene sus razones, basadas en la experiencia previa y en el general uso inadecuado de antibióticos por automedicación o prescripción por parte de los médicos.

¿Qué información puede ser útil compartir con Marta?

La rinosinusitis aguda, cuadro compatible con lo que Marta consulta, es una inflamación de la mucosa nasal y los senos paranasales (maxilares, frontales o etmoidales) que suele cursar con obstrucción y congestión nasal, rinorrea anterior o goteo nasal posterior acompañado o no de dolor facial y pérdida o disminución del olfato.

En la mayoría de los casos es un proceso autolimitado que dura menos de 10 días y su origen es vírico.

Solo se complica con una sobreinfección bacteriana en el 0,5-2% de los casos cuando existe dificultad de drenaje, por eso la mayoría de las veces no es necesario utilizar antibióticos.

¿Por qué aparece la de sinusitis aguda?

Hay varias circunstancias que influyen en la aparición de este problema como las infecciones respiratorias de vías altas, la alergia respiratoria, el asma bronquial, la contaminación ambiental, los cambios de presión atmosférica (altitud, viajes en avión), el uso de irritantes y descongestionantes nasales, la poliposis nasal, el tabaquismo, la natación y el uso de drogas como la cocaína. En el 10-12% de los casos es secundaria a una infección dental. Algunos problemas de salud como las enfermedades autoinmunes, la fibrosis quística, el síndrome de Down, o la diabetes mellitus, entre otras aumentan el riesgo de padecer sinusitis.

¿Cómo sabe el médico que tengo una sinusitis de origen vírico?

El diagnóstico, como en la mayoría de los motivos de consulta en atención primaria, es clínico, teniendo en cuenta la sintomatología y la exploración física.

Si no existe dolor al inclinarse, dolor maxilar o frontal unilateral, fiebre superior a 38º C, secreción purulenta unilateral en cavidad nasal o empeoramiento tras una mejoría inicial debemos considerar un origen vírico:

Las pruebas complementarias (como la radiografía simple) no son útiles a la hora del diagnóstico. Si está disponible, puede realizarse la determinación de PCR capilar que constituye una pequeña ayuda adicional a la hora de valorar el posible origen bacteriano. Los síntomas nos orientan sobre la posibilidad de que se trate de una rinosinusitis vírica aguda (RSVA), una rinosinusitis aguda postvírica (RSAPV) o una rinosinusitis aguda bacteriana (RSAB).

Tabla 1. Tipos de sinusitis aguda.

¿Qué tratamiento será el más adecuado para Marta?

Un tratamiento sintomático con el uso de lavados nasales con suero fisiológico y analgésicos, como Paracetamol o Ibuprofeno.

Otros medicamentos como los antihistamínicos, los descongestionantes nasales, los corticoides orales o inhalados no deben ser empleados por no haberse comprobado su utilidad y por sus posibles efectos secundarios.

En general, se desaconseja utilizar antibióticos en la sinusitis aguda, salvo cuando se sospeche una infección bacteriana porque:

  1. El papel de los antibióticos en el tratamiento de la sinusitis aguda es controvertido ya que los síntomas no se alivian antes.
  2. Los estudios han demostrado la mejoría de los síntomas de los pacientes en el 80% de los casos no tratados con antibióticos en el plazo de dos semanas.
  3. Los posibles perjuicios de su empleo como son la posibilidad de efectos adversos, la aparición de resistencias y su coste económico superan los escasos beneficios.

Solo usaremos antibióticos cuando exista sospecha de sinusitis aguda bacteriana (RSAB) (tabla 1) frecuentemente de localización maxilar, siendo la amoxicilina en general el de primera elección.

En estudios recientes se ha demostrado una eficacia muy similar con pautas cortas de 5 días versus las de 7-10 días habituales, por lo que puede ser una buena opción de tratamiento para disminuir las resistencias. No obstante, si en los primeros tres días no hubiera mejoría clínica se ampliaría la duración del tratamiento.

Y si Marta empeora ¿Que debería hacer?

La consulta de Marta puede ser de utilidad para compartir las estrategias para el uso prudente de antibióticos, y que a través de ella las conozcan las personas de su entorno.

Cómo la prescripción inadecuada de antibióticos es un grave problema de salud los médicos necesitamos compartir nuestros conocimientos y dudas con los pacientes y utilizar estrategias que permitan que entre todos hagamos un uso responsable de un bien preciado y cada vez más escaso como son los antibióticos.

Con Marta podríamos emplear las siguientes:

  • Informarle del uso de pruebas de diagnóstico rápido si disponemos de ellas y su utilidad.
  • Complementar la información oral con la escrita entregándole un folleto explicativo (figura 1) diseñado específicamente para su problema de salud.
  • Recomendarle la prescripción diferida de antibióticos, junto a la información oral y escrita (figura 2) con las circunstancias en las que deben emplearse. Este método consigue reducir el consumo de antibióticos más de un 50%, sin que influya negativamente en la evolución clínica de los pacientes.
  • Aconsejarle una nueva consulta si aparecen síntomas de sospecha de infección bacteriana o si sus síntomas empeoran.

¿Podrían ser de ayuda los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de la sinusitis aguda?

Explicaremos a Marta que, al ser este problema la mayoría de las veces de origen viral, los medicamentos homeopáticos pueden acortar la sintomatología y evolución de la enfermedad. Y en caso de que la sinusitis sea de repetición disminuir las recurrencias y tratar los factores predisponentes.

Las grandes ventajas de los medicamentos homeopáticos son:

  1. Haber demostrado la disminución de prescripción de antibióticos en infecciones respiratorias de vías altas como son las sinusitis agudas.
  2. Su efectividad, seguridad y la ausencia de pérdida de oportunidad a la hora de la atención clínica.

Podemos emplear medicamentos homeopáticos en varias situaciones clínicas relacionadas con la sinusitis aguda, como:

Medicamentos para el tratamiento de la rinitis aguda como por ejemplo, Aralia racemosa, Dulcamara, Hydrastis canadiensis, Kalium Bichromium, Mercurius solubilis y Pulsatilla. Y si los síntomas son persistentes Sulphur iodatum y Kalium sulphuricum.

Medicamentos de sinusitis aguda

Los medicamentos específicos de procesos infecciosos e inflamatorios (Hepar Sulphur, Lachesis Mutus, Arsenicum álbum, Aurum metallicum, Mercurius solubilis y Pyrogenium) pueden ser empleados solos o en combinación con los antibióticos si estos son precisos.

Los medicamentos de uso más frecuente en las sinusitis aguda son: Sticta pulmonaria cuyo síntoma principal es la obstrucción nasal con sequedad, Cinnabaris útil cuando hay dolor en la región orbitaria supraciliar en su ángulo interno, alrededor del conducto lacrimal ( sinusitis etmoidales y frontales), Hydrastis canadiensis para las sinusitis frontales con rinorrea posterior y secreción espesa, viscosa y amarillenta cuyos síntomas empeoran con el calor,  Kalium Bichromium cuando está presente la mucosidad característica que vulgarmente llamamos “velas” porque cuelgan hasta que las quitamos con el pañuelo, Sanguinaria canadiensis cuyo síntoma clave es la sequedad acompañada de ardor intenso en fosas nasales, faringe y lengua,  Mezereum cuya indicación principal es la sinusitis maxilar por dolor maxilar con secreción purulenta y dolor urente en huesos nasales y rostro que empeora con el tacto y  Kalium iodatum de gran ayuda en rinitis y sinusitis frontales agudas con mucosidad espesa, compacta, amarillo-verdosa, dolor supraorbitario e inflamación ocular.

También podemos considerar el uso de medicamentos para la poliposis nasal como factor condicionante de la aparición de sinusitis y medicamentos de sinusitis de repetición.

El resumen para Marta sería:

La sinusitis en una inflamación de la mucosa de los senos paranasales, que dura un máximo de 4 semanas y cuya etiología más frecuente es una infección viral asociada a un resfriado común, que se complica con una infección bacteriana en el 0,5-2% de los episodios y cuyo diagnóstico es generalmente clínico.

El diagnóstico de la sinusitis aguda bacteriana es clínico y se establece por la presencia de síntomas más de 7-10 días de evolución, empeoramiento tras una mejoría inicial, rinorrea purulenta, dolor o hipersensibilidad maxilar o dentaria unilateral.

Un valor de PCR capilar (cómo técnica de diagnóstico rápido) superior a 40 mg/l nos hace sospechar una etiología bacteriana.

La mayoría de las sinusitis bacterianas son autolimitadas y las complicaciones graves son muy poco frecuentes.

Los antibióticos no están justificados en los casos no graves de inicio, pues entre el 60 y 80% de los casos se curan espontáneamente.

El tratamiento antibiótico se reserva para pacientes con sinusitis aguda bacteriana y manifestaciones clínicas graves con fiebre elevada o empeoramiento progresivo de los síntomas iniciales.

Los medicamentos homeopáticos pueden ser útiles para disminuir la prescripción inadecuada de antibióticos, mejorar los síntomas y acortar la evolución del cuadro clínico. Y también para tratar los factores predisponentes y reducir las recidivas.

Después de compartir con Marta toda esta información decidió utilizar lavados nasales, Dulcamara (porque el cuadro clínico había aparecido después de mojarse y quedarse húmeda y tenía taponamiento de nariz, tos seca y mucosidad faríngea) y en el caso de precisar analgésicos ibuprofeno.

Cuando acudió de nuevo a consulta por otro motivo tres meses después me contó lo rápido que había mejorado con Dulcamara y lo útiles que le habían sido la información oral y escrita, las recomendaciones, y por supuesto, el tratamiento homeopático.

La consulta es el mejor lugar para ofrecer información sanitaria sobre el uso responsable de los medicamentos y compartir la mejor opción posible en cada caso.

Los medicamentos homeopáticos suman en la consulta del médico de familia porque ayudan a fomentar el uso adecuado de antibióticos y posibilitan una más pronta recuperación, con las ventajas que esto conlleva en la salud y la vida laboral y social de los pacientes.

Bibliografía

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar