Los efectos secundarios de la vacuna de la COVID-19

…Y las posibilidades de la homeopatía

Todos los ciudadanos y muy especialmente la comunidad científica y sanitaria tenemos grandes esperanzas depositadas en la vacunación como estrategia para poder salir de la pandemia provocada por la COVID-19.

Actualmente han sido aprobadas por la EMA1,2 (European Medicines Agency) las vacunas de AstraZeneca, Moderna y Pfizer/BioNTech que han demostrado niveles adecuados de eficacia y seguridad a pesar del poco tiempo de estudio en los ensayos clínicos. Estas vacunas son distintas por tener diferentes características en logística, eficacia y perfil de población en la que han sido ensayadas3.

Las vacunas disponibles tienen muchos interrogantes4,5 sin resolver como la duración de la inmunidad que confieren, la infectabilidad y contagiosidad de los vacunados, su impacto en las complicaciones de la enfermedad y su mortalidad, la seguridad de uso en embarazadas y en la lactancia, su impacto en la fertilidad, su seguridad y eficacia en ancianos y en menores de 16 años. Su eficacia y seguridad en pacientes inmunodeprimidos, la posibilidad de que confiera inmunidad de rebaño o los posibles efectos secundarios a medio y largo plazo entre otros.

En revisiones externas independientes utilizando el sistema GRADE para su análisis6,7 a partir de los datos de los ensayos clínicos publicados en Lancet sobre la eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer/BioNTech8 y de Moderna9 se observó que era necesario vacunar a 114 (98-138)6 y a 81 (70-87)7 personas respectivamente para evitar un caso de infección por COVID-19 y se encontraron diferencias estadísticamente significativas en contra de la vacuna en ambos estudios en la presentación de efectos adversos de cualquier tipo incluidos los severos5-9.

Toda nuestra humanidad depende de reconocer nuestra humanidad en los demás.

Desmond Tutu

La vacuna COVID en el mundo

De todo lo conocido hasta ahora podemos pensar con Peter Gotzsche que todo apunta de manera muy clara a que es mejor vacunarse10 que no vacunarse. Lo que no está tan claro es de qué modo y manera se podrá vacunar escalonada y estratégicamente a todas las personas del mundo11 independientemente de su condición social y el lugar en el que vivan ya que al ser la patente de las vacunas propiedad de las industrias farmacéuticas cabe la posibilidad de que su acceso sea muy difícil para muchas personas.

Y lo que sabemos con certeza, es que de momento la mejor vacuna de la que disponemos es el sentido común y el comportamiento social solidario con la distancia social, el uso de mascarilla y la higiene de manos ya que la pandemia de COVID-19 no desaparecerá de un día para otro12 sino de manera progresiva cuando el porcentaje de población inmunizada sea suficiente para lograrlo.

Efectos secundarios de la vacuna COVID-19

Cuando a fecha 24-1-21 en nuestro país se han superado el millón de dosis administradas de vacunas COVID-19 no se ha identificado a través del registro oficial ninguna reacción adversa desconocida que pueda ser motivo de preocupación13,14 habiéndose notificado sin embargo1.555 acontecimientos adversos.

Entre los efectos adversos más frecuentes (figura 1) de la vacuna Pfizer/BioNTech13,14 están los trastornos generales como fiebre y dolor en la zona de inyección, del sistema nervioso central (cefalea, mareos) y digestivos (náuseas y diarrea), seguidos de artralgias, mialgias, reacciones cutáneas (urticaria y anafilaxia) y síntomas respiratorios15,16 que son los mismos efectos secundarios que se han observado también con las vacunas de Moderna7,16 y AstraZeneca17.

Como es bien sabido un porcentaje importante de los sanitarios hemos enfermado por la infección provocada por el virus COVID-19 y aún no sabemos con certeza los efectos de la vacuna en nosotros. De momento se ha observado que al iniciarse el proceso de vacunación en profesionales sanitarios los efectos adversos han sido más frecuentes en mujeres (82%) y en personas jóvenes (18-64 años) y más frecuentes y severos con la segunda dosis que con la primera. Se piensa que el motivo por el que los más jóvenes tienen más reacciones adversas pueda deberse a un sistema inmunitario más reactivo ya que en los mayores aparece la inmunosenescencia18 y la respuesta vacunal es menos intensa.

Figura 1. Efectos adversos de la vacuna COVID-19 Pfizer/BioNTech

Posibilidades de los medicamentos homeopáticos en la prevención y tratamiento de los efectos adversos de las vacunas COVID-19

Conocidos la frecuencia y el tipo de efectos adversos provocados hasta ahora por la vacuna COVID-19 y su aparición más habitual en personas jóvenes, en el caso de que pudiéramos disponer de tratamientos que actúen de forma preventiva y terapéutica para reducir tanto el porcentaje de reacciones adversas como su intensidad y duración, estos serían de gran ayuda.

Disponemos de medicamentos homeopáticos con capacidad para estimular nuestras defensas19 como Silicea20, Thuya occidentalis y Oscillococcinum21-23, que administrados en las proximidades de la vacunación puede ser capaces de disminuir la presentación de efectos adversos vacunales24.

Al ser los efectos adversos similares a los que se presentan en un cuadro clínico viral como los cuadros gripales o seudogripales los medicamentos que pueden ser más eficaces (figura 2) para disminuir la intensidad y duración de la sintomatología serán aquellos que los médicos homeópatas empleamos habitualmente en el tratamiento de dichos procesos patológicos25,26.

Los trastornos generales como la fiebre son los que se presentan con más frecuencia y para la fiebre de comienzo brusco puedes ser útiles medicamentos como Aconitum, Apis mellifica, Belladona, Gelsemium o Pulsatilla.

Aconitum es un medicamento idóneo cuando la fiebre aparece de forma brusca y es elevada con sequedad de piel, sed intensa y agitación con angustia mientras que Belladona será preferible si la fiebre es oscilante acompañada de congestión e inflamación de las mucosas que están secas con sudoración facial y alternancia de abatimiento y agitación.

Gelsemium es de gran ayuda cuando el cuadro cursa con fiebre elevada, algias difusas, cefalea congestiva y sensación de aturdimiento y Eupathorium perfoliatum en cuadros de tos seca, artromialgias difusas y dolores oculares de modo que al presionar suavemente sobre los ojos el paciente siente dolor intenso.

La fiebre con dolor generalizado y sensación de magulladura y de cama dura es propio de Arnica y Rhus toxicodendron es un excelente medicamento de uso aislado o complementario ante un cuadro febril acompañado de herpes labial y dolores musculares y articulares que mejoran con el movimiento que provoca inquietud en el paciente y con calor local.

Baptisia tinctoria que es el medicamento por excelencia de la gripe intestinal en el que el paciente presenta fiebre elevada, postración en cama, mialgias, sensación general de magulladura, odinofagia, halitosis y deposiciones diarreicas malolientes sin dolor abdominal sería un medicamento para emplear con eficacia en muchos de los pacientes con efectos adversos a la vacuna COVID-19.

Figura 2. Medicamentos homeopáticos sintomáticos utilizados en cuadros gripales

En los casos de reacción alérgica y especialmente de anafilaxia (21 casos descritos en Estados Unidos)27 se presentaron sobre todo mujeres y la mayoría habían tenido historia de alergia o reacciones alérgicas adversas previas.

En España a fecha 24 de enero de 2021 había ocho casos documentados13-15, la mayoría en mujeres (88%) con una mediana de edad de 33 años y en el 63% tenían antecedentes personales de urticaria o alergia a medicamentos o alimentos.

Medicamentos como Apis, Lycopodioum, Poumon histaminae y Urtica urens pueden ser de ayuda en la prevención de reacciones alérgicas en personas sensibles y en el tratamiento de los cuadros urticariales.

Si estos efectos adversos se mantienen en el tiempo con cansancio, dolores y tos podemos emplear medicamentos de convalecencia como Pulsatilla, Sulphur iodatum, Kalium phosphoricum y Acidum phosphoricum.

La prevención de las reacciones adversas a las vacunas aprobadas para el COVID-19 y su tratamiento pueden ser un nuevo objeto de cuidado por parte de los médicos que empleamos habitualmente medicamentos homeopáticos en todos los rincones del mundo.

Esperamos todos que la vacuna del COVID-19 cumpla las expectativas de efectividad y seguridad que deseamos y contribuya a que la pandemia quede como una triste historia del pasado y un aprendizaje para todos los habitantes de este planeta que debemos cuidar, empezando por el cuidado de nosotros mismos.

Mientras tanto, las medidas de protección social y el cuidado de la salud de las personas enfermas de COVID y de otras patologías crónicas y agudas seguirán siendo la misión de todos los sanitarios, y el cuidado seguro y efectivo con medicamentos homeopáticos continuará su hermosa labor que cuenta con una historia de más de 250 años.

–>Bibliografía<–

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

14 Comentarios

Comentar
  • Tengo interés en saber: estoy tomando vacunas homeopática para gripe. Varias Cepas y si me afecta al vacunarsme con la vacuna de covid. Por favor respuesta gracias

  • Muy interesante, gracias, me podrían dar su opinion a cerca de si se recomienda vacunar a una persona de la tercera edad que esta con tratamiento homeopático? Muchas gracias, saludos

    • Buenas tardes Liliana.
      Muchas gracias por sus comentarios.
      A priori no hay ninguna incompatibilidad entre las dos medicinas.

      Saludos

  • Muchas gracias Jose Ignacio por tu aportación que como siempre es interesante, clara y concisa.

    Un abrazo muy fuerte

    Marian Municio

  • Muchas gracias por la información, de hecho mi fam y yo siempre ns hemos tratado con homeopatía y sabemos q es muy eficiente y más si no hay medicamento alopata…Actúa más rápido la homeopatía..

  • Muchísimas gracias, José Ignacio, por este aporte imprescindible y tan pedagógico; hay una gran necesidad social de explicaciones como estas, de ideas ordenadas nacidas de la práctica directa, que relacionen causas y efectos, males y remedios y sobre todo prevención, sensatez y sentido de la responsabilidad compartida para que el mal y el remedio no sean los protagonistas constantes de nuestra realidad diaria, sino la tarea de construir y mantener el equilibrio de todas entre todos. No sé qué sería de la humanidad sin conciencias cuidadoras y sabias, tan cercanas y a mano como las vuestras.
    Un gran abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar