La Medicina Integrativa consigue mayor aceptación de la quimioterapia que la propia Oncología

Veo toda una campaña montada alrededor de la idea de que quien usa medicina no convencional usa menos la medicina convencional incluso cuando ésta es necesaria. He aprendido que, cuando de repente y desde diferentes organizaciones y asociaciones, sin justificarlo con datos concretos, se lanzan mensajes homogéneos en tono radical y alarmista, probablemente tienen su origen en el mismo lugar (persona u organización).

Así, algunos medios declaran que los pacientes con cáncer aumentan su riesgo de morir cuando recurren a terapias complementarias, ya sea siguiendo tratamiento médico (El País) o con otros terapeutas no sanitarios (El País). Son titulares que hablan de la sustitución de la quimioterapia por la homeopatía u otras terapias no convencionales.

Como se ha respondido repetidamente desde este mismo blog y desde la Asamblea Nacional de Homeopatía:

  1. Los datos de esos estudios no coinciden con el contenido de los titulares y las noticias. Por ejemplo, porque el titular es muy general y en cambio los estudios analizan exclusivamente ciertos tipos de cáncer, en tratamiento con quimioterápicos de un tipo determinado (no toda la quimio se plantea como curativa), con un tratamiento planteado como “alternativo” (y no complementario) por un “terapeuta” sin formación sanitaria, que aplica ciertos tratamientos (y no se menciona la homeopatía). Lo respondemos por ejemplo aquí. Lo normal sería defender la práctica médica de estas terapias, haciendo frente al intrusismo que es donde pueden ocurrir situaciones de riesgo.
  2. La realidad es que no hay casos de sustitución terapéutica propuesta por médicos homeópatas, y las personas que defienden que eso existe no han sido nunca capaces de demostrar que eso que dicen es real. Pueden escoger unos pocos casos y tergiversarlos, claro. Pero de ahí a generalizar, hay un larguísimo trecho. La pena es que compañeros médicos y autoridades se lo crean, al ser divulgadas por periodistas que han olvidado su deber de comprobar la veracidad de los datos y la fiabilidad de las fuentes (que pueden tener conflictos de interés).
  3. La Asamblea Nacional de Homeopatía se ha posicionado claramente a favor de complementar tratamientos convencionales y no convencionales (aquí). Lo cual es evidente porque somos médicos antes que especialistas en homeopatía, pero la situación actual requiere ser muy explícitos y es sano que lo seamos.
  4. Los pacientes deben poder conservar su capacidad para elegir con qué métodos terapéuticos (nótese el plural) quieren ser tratados, conforme a sus valores y preferencias, una vez que hayan sido debidamente informados (Manifiesto de la Alianza General de Pacientes). Lo que nos impone la ética a los profesionales es no retrasar los diagnósticos, no retrasar el inicio de tratamientos que la evidencia haya demostrado útiles en la situación del paciente (el 20% de lo que hacemos como médicos convencionales, según las guías). Últimamente, se exige al sector de la homeopatía que la información que se da al paciente sobre la homeopatía incluya que científicamente es controvertida y que muchos de los medicamentos comúnmente utilizados no han sido avalados por ensayos clínicos en las indicaciones para las que se recomiendan. Bien podemos enorgullecernos de ser pioneros en esto (un ejemplo es esta información para mis pacientes con cáncer), y esperamos que este hábito cale en otros sectores de la medicina convencional cuyas evidencias no son mejores.

La cuestión es que un abordaje integrativo permite tolerar mejor otros tratamientos más agresivos. Es fácil intuir que un paciente desea en general incorporar todas las posibilidades que puedan ayudarle, y el único motivo para no hacerlo es la intensidad de los efectos secundarios que sufre (o que teme sufrir). Así pues, cuando se le ofrece la posibilidad de reducirlos, el paciente mejora su adherencia. Así lo reflejaba ya un estudio de 2011 (Saquib J, 2011) realizado en el Centro Oncológico ICSD de Moores, de la Universidad de California. Aunque no es uno de los objetivos principales del estudio, valorando 2.562 pacientes con cáncer de mama, encontró más aceptación de la quimioterapia en los pacientes que usaban CAM.

No todos los estudios tienen el mismo resultado, como se desprende de otras publicaciones, pero se debe a que se analizan tipos de CAM y maneras de aplicarlo muy diferentes: poco tienen en común las dietas con la homeopatía, la meditación con la acupuntura y los suplementos nutricionales  con la osteopatía.

En el título de esta entrada proponía algo aún más ambicioso: que, según el estudio del Dr. Elio Rossi recién publicado (Rossi E, 2018), un médico integrativo puede conseguir mayor aceptación de la quimioterapia que el propio oncólogo. Se trata de un estudio realizado en la Toscana, donde existe un proyecto de incorporación de la medicina integrativa al sistema público. Se trata de un proyecto iniciado en 1996 que se oficializó con el Plan Regional de Salud 1999/2001 y se consolidó en el plan 2005/2007 como servicio permanente para las CAM con suficiente evidencia científica: acupuntura, homeopatía, medicina herbal y terapia manual.

Imagen tomada de: Integrative medicine in Italy and the Tuscany experience

El punto de partida lo refleja una encuesta respondida por más de 2200 médicos según la cual el 13% practica alguna CAM, el 58% la recomienda a sus pacientes y el 23,7% la ha usado para sus propios problemas (aún más que la población general, lo que supone un enorme contraste en relación a la difícil situación institucional y mediática en Italia, que no está lejos de la de España en cuanto a la polémica artificialmente alimentada por los medios). Las áreas de interés son la lucha contra el dolor, el abordaje de los efectos adversos en oncología, el parto fisiológico en el embarazo de bajo riesgo, la medicina de género (menopausia, dolor pélvico), prevención y tratamiento de las infecciones respiratorias de vías altas y enfermedades atópicas (dermatitis y eccemas, asma, rinitis alérgica).

La iniciativa va a acompañada de obligaciones (y recursos) para la investigación de sus resultados, lo que ha producido abundantes publicaciones científicas que detallan los resultados producidos. Sus resultados no sólo han justificado la extensión del programa a otras regiones y la regulación y acreditación de la formación en medicinas complementarias, sino que han adquirido repercusión internacional, por ejemplo a través de programas como la Joint Action European Partnership Against Cancer EPAAC (programa de cooperación europea contra el cáncer) que se ocupa también de la medicina integrativa aplicada a los pacientes con cáncer.

Imagen tomada de: doi: 10.1055/s-0038-1636839

Volviendo al estudio que nos ocupa, “Complementary and Integrative Medicine to Reduce Adverse Effects of Anticancer Therapy” (Medicina Complementaria e Integrativa para reducir los efectos adversos de la terapia antitumoral), se llevó a cabo con los pacientes vistos desde 2013 a 2017 (357), que sufrían sobre todo de cáncer de mama (57,1%), colon, pulmón, ovario, estómago, próstata y útero. Se evaluó la intensidad de los síntomas producidos por la quimiterapia y la radioterapia: los resultados mostraron una mejoría significativa para las náuseas, insomnio, depresión, ansiedad, astenia, mucositis, sofocos, artralgias, disgeusia, neuropatías; también la severidad de la radiodermatitis fue mucho menor en los pacientes con tratamiento integrativo.

Los resultados incluyeron algo más, que en los últimos tiempos adquiere una importancia capital: la consulta de oncología integrativa puede contribuir a que los pacientes que han optado por rechazar los antitumorales convencionales reconsideren esta decisión: el 6,2% de los pacientes (21) había rechazado (18) o detenido (3) el tratamiento antitumoral contra la recomendación de su oncólogo; pero tras acudir a la consulta de oncología integrativa (17 pacientes), el 41,2% (7) aceptó entonces ese mismo tratamiento. El motivo es que se les propone la posibilidad de mejorar los efectos secundarios de estos tratamientos gracias a las terapias no convencionales, como demuestran el resto de resultados ya comentados.

¿Cómo es posible una diferencia tan grande entre lo que nos propone este estudio y lo que reflejan otros estudios y sobre todo tantas opiniones vertidas en los medios todas las semanas?

  1. Primero, que se mezcla “terapia alternativa” con “medicina complementaria” o integrativa.
  2. Segundo, que se mezcla a médicos y profesionales sanitarios con terapeutas sin formación sanitaria reglada.
  3. Tercero, que el miedo vende más que la serenidad.

Por eso, fijémonos bien:

Un abordaje integrativo, en manos de un médico y en un sistema regulado, produce beneficios para los pacientes que, según los estudios, justifican que las autoridades colegiales, sanitarias y académicas realicen un esfuerzo para poner más luz y menos humo.

¿Conoces otras experiencias de integración? ¿Has tenido oportunidad de comprobar la diferencia entre un modelo regulado como el de otros países y otro como el nuestro en el que todo se confunde? ¿Has notado diferencia entre una quimioterapia/radioterapia acompañada o no de recursos complementarios?

Por favor, usa los comentarios para compartir con nosotros tu experiencia.

Referencias más importantes:

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde un centro médico de especialidades en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

14 Comentarios

Comentar
  • Un estudio publicado en 2005 por investigadores del Dr. Rath Research Institute, demostró la efectividad de este enfoque sinérgico al utilizar una combinación de vitamina C, los aminoácidos lisina, prolina y arginina, y extracto de té verde.

    ….. Los investigadores observaron que, cuando se usan juntos, este grupo de nutrientes logró reducir el crecimiento de las células pancreáticas en un 62 por ciento.

    ….. Además, se descubrió que la combinación detiene por completo la secreción de metaloproteinasas matriciales, un tipo de enzima producida por las células cancerosas que les permite abrirse camino a través del tejido conectivo que rodea los tumores.

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15879623

  • Yale News: El uso de la medicina alternativa para el cáncer vinculado a una menor tasa de supervivencia.

    El Dr. Henry Park, uno de los autores del estudio.

    ….. El Colegio Americano de Cirujanos y la Comisión de Cáncer no han verificado y no son responsables de la metodología analítica o estadística empleada, ni de las conclusiones extraídas de estos datos por los investigadores.

    https://news.yale.edu/2017/08/10/using-only-alternative-medicine-cancer-linked-lower-survival-rate?utm_content=bufferf64c1&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

  • Gracias “Legazpi” por tus aportaciones.
    Algunas de las conclusiones requieren de prudencia hasta disponer de nuevos datos, pero eso no les resta importancia sino que nos invita a abrir la mente a otras posibilidades.

    Espero que pronto se publicará un libro de Oncología Integrativa del que soy coautor, y que incluye estos y más estudios sobre la cuestión. Esperemos que sirva para seguir dando luz a los profesionales que trabajan con pacientes con cáncer. 🙂

    Un saludo muy cordial
    Gualberto

    • Es increíble que se difundan datos completamente opuestos, sin tener en cuenta la existencia de estos estudios. ¡A eso es a lo que llamamos sesgo (parcialidad) en ciencia!

      En fin, digamos que al menos estas cosas nos obligan a profundizar en nuestras reflexiones y a compartirlas con la gente, y con los pacientes. Nos dan la oportunidad de decir claramente que la homeopatia no solo no sustituye a la práctica convencional y sí la complementa, sino que mejora su cumplimiento… en manos de profesionales sanitarios cualificados, claro.

      Un abrazo

  • Nuevamente ¡gran post Gualberto!
    Claro, conciso y contundente…
    ojalá que llegue a más personas que los que se dedica a confundir
    un fuerte abrazo

  • Medicina Integrativa para reducir los efectos adversos de la terapia contra el cáncer.

    …. Resultados: Comparación de condiciones clínicas antes y después del tratamiento mostró una mejoría significativa de las náuseas, insomnio, depresión, ansiedad, fatiga, mucositis, sofocos, dolor en las articulaciones, disgeusia, neuropatía, y todos los síntomas.

    …. Por otra parte, en un subgrupo de 17 pacientes en radioterapia sometidos a tratamiento integrador, el nivel de toxicidad y la gravedad de la radiodermitis eran mucho más bajos que en los 13 pacientes sin tratamiento integrador.

    https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/acm.2018.0143

  • Un estudio llevado a cabo en el Hospital de Día de Oncología en el Complejo Hospitalario de Navarra, el primero de este tipo realizado en el país en pacientes de cáncer, se fijó en un grupo de 316 pacientes sometidos a quimioterapia.

    …. A los expertos les interesaba saber qué porcentaje de pacientes simultaneaban el tratamiento con otras terapias y qué uso hacían de ellas.

    …. Los resultados confirman que los pacientes recurren con frecuencia a las terapias complementarias y que existe un alto grado de satisfacción.

    …. Otro dato interesante es que, en general, la mayoría de pacientes sienten que las terapias complementarias les funcionan.

    …. Casi dos terceras partes consideraban que les estaba ayudando en algo, fuera aportándoles fortaleza física y psíquica (29%) contribuyendo a paliar los efectos secundarios del tratamiento (24,1%) fortaleciendo el sistema inmunitario (16,9%) o ayudándoles a luchar contra el cáncer (2,4%).

    http://scielo.isciii.es/pdf/fh/v41n5/2171-8695-fh-41-05-00589.pdf?fbclid=IwAR0h_DcvKPT373IU-WLURsoiV0yNHqdd-x7wWgtRnyjQ4lTDDn5X2eGIEXA

  • Comprobado: La Medicina Complementaria es efectiva.

    Hay un estudio sin precedentes en oncologia, publicado en 2005 por el Dr.Dean Ornish, Catedrático en medicina de la Universidad de S. Francisco (California).

    …. 94 pacientes con tumor de próstata confirmado, accedieron a no someterse a ningún tratamiento ni de cirugía ni quimioterapia para ver durante unos años la evolución de los tumores.

    …. La mitad de ellos utilizaron la espera espectante pasiva, es decir no hicieron cambios de vida significativos ni de dieta, después del diagnostico, la otra mitad tomaron una parte activa, es decir siguieron un programa completo de salud física y mental.
    (dieta vegetariana con alimentos indicados, complementos de vitaminas antioxidantes E-C, selenio y un gramo de ácidos grasos omega-3, cursos de control de estrés, 30 minutos de ejercicio físico y grupos de apoyo de reunión de pacientes con el mismo tratamiento)

    …. Muchos médicos consideraban que este estudio era descabellado, irracional y basado en la superstición, pero 12 meses después, los resultados dejaron a todos perplejos.

    …. De los 47 que no modificaron su estilo de vida, 6 empeoraron hasta el punto de tener que extirpar la próstata y continuar con químioterapia y radioterapia, los demás TODOS sufrieron un incremento del PSA. lo que quiere decir que sus tumores siguieron creciendo.

    …. De los 47que hicieron el cambio de vida física y mental, NINGUNO sufrió un incremento del PSA ni requirió mas tratamientos, y en la mayoría se detectó una disminución de los tumores y lo que es mas significativo: su sangre tenia siete veces mas capacidad de inhibir el crecimiento de las células LNCap, las cancerígenas de próstata que la de los que no habían seguido el tratamiento.

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16094059

  • En el año 2015, un equipo internacional de 22 países conformado por 180 científicos: Oncólogos, Biólogos Moleculares, Genetistas, Bioquímicos, Microbiólogos, Inmunólogos y de otras especialidades, demostró que ciertas moléculas naturales inocuas son viables para constituir una terapia eficaz contra el cáncer.

    …. Esta gran investigación conocida como “Proyecto Halifax” ha estudiado la eficacia de moléculas naturales específicas en más de 70 dianas moleculares contra los mecanismos del cáncer y sus recidivas.

    BLOCK, K.L. GYLLENHAAL, C. LOWE, L. et al. Desiging a broad-spectrum integrative approach for cancer prevention and treatment. Seminars in Cancer Biology. 2015 Dec;35 Suppl:S276-304

  • En el 2006 se publico en “Annals of Oncology”, 16:655-663, el artículo “Uso de las medicinas complementarias y alternativas en pacientes con cáncer: un estudio europeo”

    …. El resultado obtenido indicó que el 35,9% de los pacientes utilizaban las Medicina Complementaria Alternativa (MCA) para el cáncer, con porcentajes que variaban de un 14,8 para Grecia a un máximo de 73,1% en Italia.
    …. En España el resultado fue de un 29,8 % (cerca de 1 por cada 3). Los pacientes debían de puntuar su grado de satisfacción con un máximo de 7 sobre la efectividad de las terapias en función de su objetivo. La nota global fue de 5,05.¿Cuáles eran los objetivos perseguidos por los pacientes oncológicos que recurrieron a las MCA?

    * Para combatir directamente la enfermedad: 16,4%
    * Para aumentar la habilidad del cuerpo para combatir el cáncer: 50,7%
    * Para mejorar el bienestar físico: 40,6 %
    * Para mejorar el bienestar emocional y aumentar el optimismo: 35,2%
    * Para contrarrestar los efectos de la enfermedad y de los tratamientos médicos: 24,8%
    * Por si pudiera ser de ayuda: 23,1%
    * Hacer todo lo posible por combatir la enfermedad: 22,6%

    IMPORTANTE: Menos de un 5% recurrieron a ella como tratamiento alternativo, desechando el tratamiento convencional. Tipología del paciente oncológico usuario de MCA: gente joven, mayoritariamente mujeres y con un alto nivel de educación.

    https://academic.oup.com/annonc/article-lookup/doi/10.1093/annonc/mdi110

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 16-11-2018 14:47:06 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar