La homeopatía en la disfunción sexual

La solución es hacer recuperar al paciente el sentimiento de la propia eficacia.

JA Marina- M López Penas.

Diccionario de los sentimientos

Empieza la mañana y un paciente de 58 años con antecedentes de hipertensión arterial me está esperando antes de la hora convenida. Le doy los buenos días y le invito a entrar en la consulta.

Sus análisis están muy bien, hace ejercicio y se cuida en la alimentación, pero aporta sus cifras de presión arterial a domicilio y no están como desearíamos.

Pienso en ese momento en los posibles motivos: empleo de medicamentos que eleven la presión arterial, cambios en los hábitos de vida, medicación actual no apropiada….

Pero antes de todo eso, prefiero descartar lo más frecuente y le pregunto:

La mayoría de las personas que toman varios medicamentos olvidan con frecuencia tomarlos ¿le pasa a usted?

En ese momento, la expresión de su rostro refleja lo que piensa y siente y me responde. Lo cierto es que…. A veces….

Indagando sobre la frecuencia de la falta de toma de las pastillas le digo:

Entonces. Pudiera ser una vez por semana……

A lo que el paciente me responde sintiéndose cada vez más confiado:

La verdad es que últimamente las pastillas de la tensión las tomo de cuando en cuando.

Me gustaría saber por qué le respondo. Y se le nota de nuevo incómodo. Cambia de postura en la silla, tose y se lleva la mano a la boca.

Buueno. Es que desde que empecé a usarlas he notado problemas con mi mujer. Ya sabe.

Cómo médico de familia conozco que la disfunción eréctil es un efecto secundario muy frecuente en los varones que toman medicamentos1. Especialmente los medicamentos hipotensores. Y también que la propia hipertensión arterial y otros problemas vasculares lo son.

Son las 12:40 horas de otra mañana cualquiera. El retraso es ya de una hora y el ambiente en la sala de espera se podría cortar con cuchillo a pesar de mis muestras de tranquilidad cada vez que hago pasar al siguiente paciente.

Estoy atendiendo a un joven de 32 años que es la segunda vez que acude a la consulta del centro de salud.

Después de explorarle la garganta y los oídos, ante la pregunta de si desea algo más inicia un tímido bueno… Por lo que espero a que me cuente.

Me explica con la voz temblorosa que desde que en una ocasión que se encontraba muy estresado y la relación sexual con su novia fue insatisfactoria las cosas no han vuelto a ser igual.

También conozco que este tipo de problema es frecuente, incluso en varones jóvenes2 y que a menudo el origen es un problema psicológico y no orgánico.

La disfunción sexual

La disfunción sexual es la dificultad durante cualquier etapa del acto sexual que impide al individuo o pareja el disfrute de la actividad sexual3.

Los trastornos que aparecen con mayor frecuencia suelen estar relacionados con el deseo, con la fase de excitación (disfunción eréctil) y con la fase de orgasmo (eyaculación precoz, eyaculación retardada, eyaculación retrógrada y anorgasmia).

En España el 20% de los hombres entre 25 y 75 años tiene algún problema de erección, cifra que asciende al 50% en los mayores de 40 años4. La disfunción eréctil es el problema sexual más frecuente pudiendo ser el primer síntoma de una enfermedad cardiovascular.

La mayoría de los casos se relacionan con trastornos vasculares, neurológicos, psicológicos u hormonales, siendo los fármacos también una importante causa.

Aunque el origen orgánico es frecuente, los factores psicológicos, ya sean primarios o reactivos, deben tenerse en cuenta en todos los casos de disfunción eréctil. Factores psicológicos como culpa, miedo a la intimidad, depresión o ansiedad están frecuentemente implicados en el problema. La disfunción eréctil psicogénica puede estar relacionada con una situación particular, un lugar, un momento o una pareja.

Los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de la disfunción eréctil

El papel de los medicamentos homeopáticos en los problemas de disfunción sexual se centra en aquellos cuya etiología es de origen psicológico o funcional y en los de origen orgánico en las que factores psicológicos empeoran el problema o dificultan su tratamiento.

Un 30% de los problemas de disfunción sexual tienen un origen psicógeno5 y en los menores de 35 años hasta un 75% de los casos tiene su origen en un problema psicológico.

Las formas más frecuentes de presentación de ansiedad sexual son:

  • Una preocupación excesiva por el rendimiento sexual con ansiedad anticipatoria y miedo al fracaso. Situación que puede corresponder al paciente joven descrito.
  • Pensamientos que distraen acerca de qué está sucediendo con auto desvaloración y miedo al abandono.
  • Necesidad excesiva de complacer al compañero con sentimientos de culpa y miedo al rechazo.
  • Dificultades para comunicarse en la esfera sexual.
  • Causas de ansiedad centradas en la relación con la pareja. Rechazo e incompatibilidad.
  • Ansiedad favorecida por expectativas sexuales erróneas.

En todos los problemas sexuales de componente psicológico junto con la psicoterapia el empleo de los medicamentos homeopáticos al centrarse en la causa del problema y en la globalidad del paciente pueden ser de gran ayuda.

Posibilidades de los medicamentos homeopáticos en problemas de salud sexual

Algunas situaciones frecuentes en las que el empleo de los medicamentos homeopáticos resulta eficaz pueden ser: el temor de anticipación con ansiedad situacional y miedo al fracaso, la timidez patológica con baja autoestima y cuadros de ansiedad y depresión leves.

A VECES, EN LA CONSULTA DEL MÉDICO DE FAMILIA, UNA ESCUCHA ACTIVA, UN ESTUDIO EN PROFUNDIDAD DEL PROBLEMA, UNA ORIENTACIÓN SEXOLÓGICA Y LA PRESCRIPCIÓN DE UN MEDICAMENTO HOMEOPÁTICO SON SUFICIENTES PARA RESOLVER EL PROBLEMA

Medicamentos como Ignatia amara, Gelsemium o Argentum nitricum son de utilidad en pacientes con ansiedad situacional por lo que podrían ayudar en el tratamiento de los pacientes con disfunción sexual secundaria a este frecuente problema de salud.

En casos de timidez patológica y/o baja autoestima por el carácter y personalidad del paciente o sus vivencias previas sociales, familiares y de pareja pueden complementar el tratamiento psicoterapéutico medicamentos como Ambra grisea, Silicea, Pulsatilla, Lycopodium y Anacardium Orientale.

En pacientes con síntomas de ansiedad y depresión leve con baja autoestima Arsenicum álbum, Aurum metallicum, Lachesis, Natrum muriaticum, Phosphorus, Pulsatila, Sepia, y Silicea son medicamentos de uso frecuente posiblemente útiles en estos pacientes.

Los medicamentos homeopáticos pueden ayudar también en el tratamiento de la eyaculación precoz, la anafrodisia, el vaginismo, la frigidez y la dispareunia.

Medicamentos como Lycocopidum, Selenium metallicum o Nuphar luteum, así como Conium maculatum y Onosmodium pueden ser de ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz, la impotencia así como en la anafrodisia y anorgasmia, y otros como Staphysagria en el vaginismo y la dispareunia.

Tratamiento de disfunción eréctil

Después de haber llevado a cabo los pasos diagnósticos precisos como son7,8: Valoración del comienzo y progresión del problema, uso de fármacos (en el 20%  de las ocasiones), problemas psicógenos, ausencia o presencia de erecciones nocturnas o matutinas espontaneas, tabaquismo, cirugía prostática, enfermedades cardiovasculares y tiroideas se realizará una exploración física con especial énfasis en el área cardiovascular (60-80% de las causas) y neurológica (10-20%) así como la realización de test específicos como el cuestionario del índice internacional de función eréctil (IEEF)9,10.

En el tratamiento de la disfunción eréctil se pueden proponer tratamientos farmacológicos y no farmacológicos.

Entre los tratamientos no farmacológicos estarían la terapia psicosexual en pareja si hay componente psicógeno, la retirada de fármacos o drogas que lo puedan provocar, el tratamiento quirúrgico si la causa es un traumatismo vascular y los dispositivos de vacío.

Los tratamientos farmacológicos más empleados son los de las causas específicas (tabaco, HTA, dislipemia, insuficiencia renal, diabetes, disfunción tiroidea) y los inhibidores de la 5-fosfodiesterasa a demanda11 que han demostrado su utilidad independientemente de la etiología de la disfunción eréctil. En ese caso es muy importante informar al paciente que si se está tomando dinitrato de isosorbida o nitroglicerina, están contraindicados de forma absoluta. También se emplea aunque es menos efectiva la apomorfina sublingual12

Los medicamentos homeopáticos serán de ayuda como complemento al tratamiento con terapia psicosexual y farmacológico con la intención de mejorar el problema con mayor rapidez y consistencia.

La experiencia de uso en este tipo de problemas de salud y su efectividad son las razones de esta propuesta. Y a veces, en la consulta del médico de familia una escucha activa, un estudio en profundidad del problema, una orientación sexológica y la prescripción de un medicamento homeopático son suficientes para resolver el problema especialmente en varones jóvenes.

  1. Triano Sánchez R, Rodríguez Naranjo C. Disfunción sexual masculina. AMF 2010;6(10):547-552
  2. Martín-Morales A, Sánchez-Cruz JJ, Sáenz de Tejada I, Rodríguez-Vela L, Jiménez-Cruz JF, Burgos-Rodríguez R. Prevalence and independent risk factors for erectile dysfunction in Spain: results of the Epidemiología de la Disfunción Eréctil Masculina Study. J Urol. 2001; 166:569-74.
  3. DSM-IV. Manual diagnóstico y estadístico de las enfermedades mentales. Barcelona: Masson; 2004.
  4. Ortega A, et al. Disfunción sexual: repercusión en la pareja, envejecimiento e implicaciones en atención primaria. Rev Int Androl. 2008;6(2):121-6.
  5. https://drive.google.com/file/d/0B8ptWZVViLVbYWFiY2QxOTUtNjlhOS00MDFmLTg5NTYtMmI4ZWI3OTMwZGE2/view?hl=es
  6. Díez Llambrich X. Nociones de psiquiatría homeopática. Prescribo homeopatía. Zaragoza. 2013.
  7. Cereceda Peciña R, Mayado Corbajo T, Colle Colle MD. Disfunción eréctil. AMF. 2009;5(6):327-38.
  8. Zamora Cervantes A, Armero Garrigós E. Mi paciente consulta por… disfunción eré En: Casado V, Cordón F, García Velasco G, eds. Manual de exploración física basado en la persona, en el síntoma y en la evidencia. Barcelona: semFYC; 2012; p. 396-97.
  9. RC Rosen et al. Development and evaluation of an abridged, 5-item version of the international index of erectile function (IIEF-5) as a diagnostic tool for erectile dysfunction. International. Journal of Impotence Research 1999; 11: 319-326.
  10. http://www.andro.cl/disfuncion_erectil.pdf
  11. Tsertsvadze A, Fink HA, Yazdi F, MacDonald R, Bella AJ, Ansari MT, et al. Oral phosphodiesterase-5 inhibitors and hormonal treatments for erectile dysfunction: a systematic review and meta-analysis. Ann Intern Med. 2009; 151:650-61.
  12. Dula E, Keating W, Siami PF, Edmonds A, O’Neil J, Buttler S. Efficacy and safety of fixed-dose and dose-optimization regimens of sublingual apomorphine versus placebo in men with erectile dysfunction. The Apomorphine Study Group. Urology. 2000; 56:130-5.

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

4 Comentarios

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar