La hipertensión arterial (HTA): Un riesgo para mi salud

Se define la HTA o hipertensión arterial como la presencia de cifras superiores o iguales a 140/90 mmHg en varias tomas realizadas de forma protocolizada.

Es un problema de salud muy frecuente, que en España 1,2 afecta al 40% de la población adulta y al 68% de los mayores de 60 años, e importante porque desde hace varias décadas reconocemos a la HTA como uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Esto significa, que, si soy hipertenso, mis probabilidades de padecer enfermedades como infarto de miocardio (IAM), accidente cerebrovascular (ACVA) o insuficiencia cardíaca, por ejemplo, son mayores (aproximadamente del doble al triple) que si no lo soy. Y es necesario recordar que en nuestro país las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte por delante del cáncer y cualquier otro tipo de padecimientos.

¿Hay alguna forma de evitar este riesgo?

Múltiples estudios médicos demuestran que el riesgo de padecer dichas enfermedades tiene más relación con la tensión arterial que conseguimos que con la tensión arterial de partida. Lo que quiere decir: si mis cifras de tensión son muy elevadas cuando acudo al médico, y soy capaz de normalizar de manera continua mi tensión arterial, mi riesgo puede reducirse de modo muy importante. Es decir, podemos evitar el riesgo (figura 1)3.

Figura 1. Beneficios del tratamiento de la HTA. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9385294 

¿Cómo conseguir evitar el riesgo de enfermedades cardiovasculares?

La diabetes, las cifras de colesterol elevadas, el tabaco, la obesidad y la HTA son nuestros principales enemigos para cuidar nuestro corazón. Si además de ser hipertenso tengo alguno de estos problemas de salud es necesario un adecuado control de todos ellos. Por ello, la primera medicina para un hipertenso es dejar de fumar si es fumador, y después normalizar sus cifras de glucosa y colesterol si son anormales. Ya que controlar perfectamente mi tensión y no cuidar lo demás es como llevar las ruedas del coche a la última sin importarnos lo demás. Y para llegar a destino, es necesario cuidar nuestro vehículo entero.

Por eso, los médicos analizan de forma precisa las necesidades de tratamiento de cada paciente según el riesgo que tenga (figura 2)4.

Figura 2. Ejemplo de valoración de la necesidad de tratamiento en función del posible riesgo del paciente. https://journals.lww.com/jhypertension/Citation/2013/10000/2013_Practice_guidelines_for_the_management_of.2.aspx

¿Dónde debo tomarme la tensión?

Los médicos disponen de pruebas por lo que nos aconsejan realizar la toma de la tensión arterial en la consulta de la enfermera, siguiendo una serie de recomendaciones que incluyen la toma de varias medidas cada vez que vaya a la consulta, acudir sin haberme tomado la pastilla de ese día y en condiciones basales (en reposo, sin haber comido, bebido, fumado, ni realizado ejercicio). Pero en ocasiones puede ser aconsejable que me la tome en mi casa (auto medida de la tensión arterial) con instrucciones precisas (figura 3) de cómo hacerlo y con un aparato validado o incluso emplear una monitorización de tensión arterial ambulatoria conocido como MAPA (figura 4) con un aparato que me mide múltiples veces la tensión por el día y por la noche incluso cuando duermo.

Figura 3. Recomendaciones para la auto medida de la tensión arterial. SemFYC.

Figura 3. Recomendaciones para la auto medida de la tensión arterial. SemFYC.

Y las pastillas ¿tengo que tomarlas todos los días?

Si el objetivo del tratamiento de la HTA es mantener de manera continuada la tensión de forma normal, una vez que he conseguido encontrar el tratamiento apropiado para mí no debo olvidarlo ningún día, pues si no mi tensión volverá a estar elevada. Si tengo dudas o problemas relacionados con mis pastillas lo consultaré con mi médico.

Disponemos de múltiples medicamentos para controlar la tensión arterial. Lo idóneo es encontrar el medicamento o medicamentos apropiado/s para cada persona de forma que utilice la dosis mínima eficaz y sin efectos adversos.

Todas estas cosas debo tener en cuenta si quiero cuidar mi tensión arterial.

Y es que, cuidar mi tensión arterial, es cuidar mi corazón, mis arterias y mejorar mi salud ahora y en el futuro.

Pero, si ya tengo bien la tensión. Desde que tomo las pastillas está bien. ¿Para qué seguir viniendo a la consulta?

La tensión arterial es variable a lo largo del día (figura 4) y cambia con la edad y múltiples circunstancias, por ello solo podemos conocer si permanece normal con su toma periódica. Si las cifras son normales mi médico/a y enfermero/a me aconsejarán que acuda 3-4 veces al año, pero si no lo son será necesario acudir más frecuentemente hasta normalizarlas. Porque lo importante, es que estén siempre bien.

Figura 4. Variabilidad de la tensión arterial. MAPA.

Como se ha apuntado la tensión arterial varía a lo largo del día y de las actividades que realizamos.

Y los patrones circadianos (día/noche) pueden ser distintos según las circunstancias que nos estresen (figura 5) y cómo influyen en nuestro carácter y temperamento.

Por eso, si dispongo de aparato de medida validado en casa, las decisiones del tratamiento se tendrán en cuenta con ellas, más que con las cifras de la consulta, ya que es muy frecuente que se produzca cuando me la toma el médico (menos con la enfermera) el fenómeno de bata blanca que se relaciona con el estrés que me produce ir a la consulta. E incluso puedo tener HTA de bata blanca (personas que tienen la TA elevada en la consulta pero que no son hipertensos )5 lo que es muy frecuente porque sucede hasta en el 20% de los hipertensos, sobre todo los que tienen cifras menos elevadas.

Y si la tengo mal controlada ¿Por qué puede ser?

A pesar de todo lo que sabemos sobre la utilidad de controlar la TA solo un 40-50% de las personas hipertensas tienen la TA correctamente controlada6

Varios motivos influyen en ello por ejemplo si sigo comiendo con sal, me mantengo con un peso elevado, consumo bebidas alcohólicas, bebidas carbonatadas o no me tomo la medicación de forma correcta. Pero también puede ser que el médico no me cambie el tratamiento si lo necesito (el médico de cabecera modifica el tratamiento antihipertensivo en tan solo 4 de cada 10 hipertensos mal controlados)7 o que esté utilizando medicamentos que puedan dificultar el control de mi TA como por ejemplo los antiinflamatorios o algunos antidepresivos.

Y no debo olvidar, que problemas de salud como situaciones de estrés puntuales o duraderos, la ansiedad, la depresión y muchas enfermedades físicas y sus tratamientos pueden dificultar que mi tensión esté controlada y tengo que consultarlo con mi médico.

¿Puede ser de alguna ayuda el empleo de medicamentos homeopáticos si tengo la tensión arterial elevada?

Mi médico me ha informado que los medicamentos homeopáticos pueden serme de ayuda en el tratamiento de mi HTA por su seguridad, compatibilidad con el tratamiento convencional y ser un tipo de tratamiento personalizado ya que tiene en cuenta mis problemas de salud y mis circunstancias personales y sociales que pueden influir en mi HTA.

Mis genes (hay una predisposición familiar importante para ser hipertenso) y los factores ambientales (alimentación, ejercicio físico, estrés…) se juntan para que pueda padecer HTA.

Y según parece es frecuente que a pesar de que mi médico actúe de forma apropiada y yo siga sus recomendaciones mi tensión arterial no esté todo lo bien controlada que quisiera.

Me pregunto cómo será capaz de ayudarme el complementar el tratamiento que ya sigo, con el tratamiento homeopático de forma que mi médico de nuevo me explica que al considerar los síntomas (si es que los tengo por la HTA) y el resto de mis problemas de salud, además de los problemas de salud de mi familia, mi carácter y constitución física y todas las circunstancias que pueden condicionar un desequilibrio en mi salud se puede valorar un tratamiento no para la HTA sino para mi salud global8 que entre otras cosas ayude a controlar y normalizar mi TA.

Por estos motivos, de nuevo mi médico, insiste en que cada paciente precisará un tratamiento personalizado que se dirija a su salud global y no solo a su problema de HTA.

¿Para qué me sirve tomar medicamentos homeopáticos? 

Esta pregunta me parece muy importante, porque significa añadir más medicinas a mi día a día.

De forma clara, el médico me explica que los objetivos con los medicamentos homeopáticos son:

  1. El tratamiento del paciente global, su enfermedad, no solo su HTA.
  2. El tratamiento de los factores causales o favorecedores de la falta de control de mi TA.
  3. El control de las cifras de presión arterial.
  4. La disminución de los efectos secundarios de los fármacos hipotensores.

Y creo, que estos argumentos, al menos en mi caso, son convincentes.

Figura 5. Variabilidad de la tensión arterial. MAPA que muestra patrón circadiano alterado (non-dipper).

Figura 5. Variabilidad de la tensión arterial. MAPA que muestra patrón circadiano alterado (non-dipper).

Después de todo lo expuesto podemos concluir que los medicamentos homeopáticos pueden ayudarme en el tratamiento de mi problema de HTA por su seguridad, compatibilidad con el tratamiento convencional y ser un tipo de tratamiento personalizado ya que tiene en cuenta mis problemas de salud y mis circunstancias personales y sociales y los factores estresantes que pueden influir en mi HTA.

Y mi médico, concluye explicándome que las frecuentes situaciones que influyen en el día a día en un control inadecuado de la presión arterial y la evolución de la HTA como problema de salud en cada persona de forma individual son razones para valorar el uso complementario de medicamentos homeopáticos en el paciente hipertenso.

Bibliografía:

  1. http://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-recomendaciones-preventivas-cardiovasculares-papps-2016-S0212656716301858
  2. revespcardiol.org/es/guia-practica-clinica-esh-esc-2013/articulo/90249392/
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9385294
  4. https://journals.lww.com/jhypertension/Citation/2013/10000/2013_Practice_guidelines_for_the_management_of.2.aspx
  5. http://www.elsevier.es/es-revista-hipertension-riesgo-vascular-67-articulo-hipertension-arterial-bata-blanca-o-S188918370371410X
  6. http://www.elsevier.es/es-revista-semergen-medicina-familia-40-articulo-grado-control-presion-arterial-pacientes-S113835931000239X
  7. http://www.elsevier.es/es-revista-semergen-medicina-familia-40-articulo-conducta-del-medico-atencion-primaria-S1138359312001505
  8. Payrau B. Hipertensión arterial. Tratado de Homeopatía. Paidotribo. 2000.

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

4 Comentarios

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *