Impacto de la pandemia en la salud mental

Última modificación: 14-07-2022 17:32:24

Las enfermedades mentales son cada vez más frecuentes en nuestro país hasta el punto de que constituyen un importante problema social y asistencial1, 2.  Prueba de ello, es que aproximadamente la mitad de los motivos de consulta de un médico de familia se relacionan con el sufrimiento emocional de cualquier tipo y origen.

Sobre este terreno abonado la pandemia ha supuesto un aumento de estos problemas3 que de nuevo han afectado sobre todo a la población más vulnerable4(mujeres, ancianos y personas con menores recursos económicos y sociales) incrementando la desigualdad en la búsqueda de ayuda y en el modo de resolver los problemas.

La razón principal por la que los problemas de salud mental se han incrementado durante la pandemia, es porque ésta ha creado un mundo aún más difícil de vivir: con más soledad, pobreza, desesperanza, dificultades para pedir y recibir ayuda, dolor y miedo.

Los cinco factores condicionantes más importantes pueden ser:

  1. El miedo5-7 al contagio, a la enfermedad, a la incertidumbre, a la pérdida de trabajo. Un miedo inoculado día a día desde los medios de comunicación, las redes sociales, las autoridades y la dificultad para compartirlo con profesionales y allegados.
  2. Las pérdidas8y los duelos por el fallecimiento de los seres queridos. La dificultad para despedirse de los familiares y amigos fallecidos, las dificultades económicas y laborales, en definitiva, las pérdidas personales de todo tipo.
  3. La enfermedad, especialmente la infección por COVID 19 con síntomas persistentes9 presentes en el 10% de las personas que han padecido la enfermedad y que provocan sufrimiento físico, limitaciones para las actividades de la vida diaria y preocupación por la salud presente y futura. Son síntomas de COVID persistente tos, febrícula, fatiga, mala tolerancia al esfuerzo, dolor torácico, cefalea, dificultades neurocognitivas, dolor muscular, cansancio, síntomas digestivos, peor control metabólico de la diabetes, condiciones protrombóticas, depresión, ansiedad, lesiones cutáneas variables.
  4. La soledad y el aislamiento10-14 que han favorecido las circunstancias de la pandemia y el entorno social.
  5. Las dificultades para buscar ayuda sanitaria15 por el contexto epidemiológico, socio sanitario y político en el que estamos inmersos.

La atención Primaria en la asistencia de las enfermedades mentales durante la pandemia

Es muy probable que el sufrimiento esté siendo más frecuente incluso que la enfermedad, y en este sentido el médico de familia se encuentra en una situación privilegiada para valorar la capacidad individual de cada persona para hacer frente a la adversidad. Conocer su resiliencia y capacidad adaptativa.

Debe el profesional potenciar la autonomía del paciente a través de las herramientas terapéuticas no farmacológicas entre las que se incluyen la escucha, la compasión, el respeto, las técnicas psicoterapéuticas, las técnicas de relajación y meditación, la biblioterapia y la prescripción social entre muchas otras, evitando la medicación cuando no es preciso, ya que la falta de tiempo y de recursos a menudo originan una medicalización16 del sufrimiento y del malestar emocional que es contraproducente.

Y en aquellas personas que presenten síntomas claros de enfermedad mental proporcionarles apoyo, compasión y poner a su disposición las diferentes terapias incluidas las farmacológicas si son necesarias.

En ambos casos, una opción a considerar por su seguridad y eficacia es el empleo de medicamentos homeopáticos17.

Propuestas para una mejor atención a la salud mental

Es evidente que, desde hace muchos años, y muy especialmente durante la pandemia la enfermedad mental ha afectado a personas de todo tipo y condición, entre ellos los profesionales sanitarios18 que también precisan tratamiento.

Por esa razón, sería imprescindible mejorar las condiciones laborales del personal asistencial hospitalario y de atención primaria desde el respeto y cuidado del principal capital de nuestro sistema nacional de salud; las personas.

Disponer del número apropiado de médicos y profesionales de enfermería de atención primaria y de salud mental adaptado a las necesidades de la población con tiempo y recursos suficientes es a mi modo de ver el primer requisito para mejorar la salud mental de la población.

La estrategia preventiva y de promoción de la salud en salud mental desde las instancias administrativas y políticas es del mismo modo una necesidad sentida por la población y por los profesionales que debe ser implementada cuanto antes.

Es así mismo fundamental la creación desde la escuela de estrategias formativas y educativas que faciliten la socialización y la autoestima19, 20 de los niños y el trato psicopedagógico individualizado que permita disminuir las diferencias socioeconómicas que constituyen un factor clave en el desarrollo de la enfermedad mental.

En resumen, es necesario recordar una y mil veces la importancia de los factores sociales, económicos y familiares como importantes determinantes de la salud y que en estos meses han estado tan presentes.

Disminuir las desigualdades y la pobreza4 es la vía fundamental para cuidar la salud. Por ello, mientras no se establezcan políticas dirigidas a este fin esencial se seguirá cumpliendo la norma de que es más importante en la salud de las personas el código postal que el código genético.

De todos depende. Es el momento para ponerse a ello con todo nuestro esfuerzo.

Bibliografía

  1. https://www.mscbs.gob.es/estadEstudios/estadisticas/estadisticas/estMinisterio/SIAP/Salud_mental_datos.pdf
  2. https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2018/12/GPC_430_Ansiedad_Lain_Entr_compl.pdf
  3. https://elpais.com/ciencia/2020-12-23/las-cifras-confirman-el-impacto-de-la-pandemia-sobre-la-salud-mental.html
  4. Buitrago F, Ciurana R, Fernández Alonso MC, Tizón JL. Repercusiones de la pandemia de la COVID-19 en la salud mental de la población general. Reflexiones y propuestas. Atención Primaria. 2021;53:1-3
  5. https://www.hablandodehomeopatia.com/un-medico-homeopata-rodeado-de-miedo/
  6. https://www.hablandodehomeopatia.com/miedo-y-homeopatia/
  7. https://www.hablandodehomeopatia.com/?s=miedo
  8. https://www.hablandodehomeopatia.com/como-ha-afectado-la-pandemia-a-nuestra-salud-mental/
  9. https://www.semfyc.es/formacion-y-recursos/manifestaciones-persistentes-de-la-covid-19-guia-de-practica-clinica/
  10. https://elpais.com/elpais/2016/04/06/ciencia/1459949778_182740.html
  11. https://theconversation.com/hikikomoris-forzados-por-la-pandemia-el-sindrome-de-la-puerta-cerrada-135577
  12. https://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/soledad-mayores-coronavirus/5708790/
  13. https://elpais.com/espana/madrid/2021-04-05/tristeza-soledad-desesperanza-el-hoyo-emocional-de-la-pandemia.html
  14.  https://www.hablandodehomeopatia.com/el-sindrome-de-la-cabana-o-el-miedo-a-salir-de-casa/
  15. https://khn.org/news/casi-la-mitad-de-las-personas-han-retrasado-su-atencion-medica-por-la-pandemia/
  16. Frances A. ¿Somos todos enfermos mentales? Manifiesto contra los abusos de la Psiquiatría. Ariel. 2014
  17. https://www.hablandodehomeopatia.com/homeopatia-en-el-tratamiento-de-los-problemas-de-salud-mental-ansiedad-depresion/
  18. http://www.sepsiq.org/file/InformacionSM/SEP%20COVID19-Salud%20Mental%20personal%20sanitario.pdf
  19. Murthy V.H. Juntos. El poder de la conexión humana. Crítica. 2021
  20. Brackett M. Permiso para sentir. Educación emocional para mayores y pequeños con el método RULER. Diana. 2020

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

4 Comentarios

Comentar
  • Qué buenas, necesarias y urgentes reflexiones, querido José Ignacio. Verdaderamente la auténtica Medicina es inseparable de las conductas y sistemas humanos de conducta y gestión. Gracias por iluminar en medio de la oscuridad y la confusión. Gracias por estar ahí.
    Un abrazo

  • De acuerdo con el articulo, excelente. No soy médica pero desde mi experiencia personal puedo decirles que los abuelos o adultos mayores fueron de las personas más afectadas, por ejemplo: en el caso de mi abuelo fue muy difícil explicarle por qué ya no podía ir a la iglesia, por qué debía usar tapabocas para comprar el periódico. Esa tristeza y al sentir que su libertad estaba coartada «aparentemente», eso hizo que se deteriora aún más físicamente. Por eso fue muy importante o es todavía el entretenimiento con ellos a través de actividades físicas, películas, conversaciones en casa, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar