Homeopatía para prevenir y tratar la gripe

La gripe es una enfermedad infectocontagiosa muy común que afecta a entre un 5 y un 10% de la población adulta cada año a nivel global según la OMS[1]. Esta patología, caracterizada por presentar síntomas como tos frecuente, fiebre, dolor de cabeza y garganta y mucosidad abundante; es causada por un virus con una gran capacidad de mutación.

Estos virus son un grave problema de salud pública, ya que en algunos casos pueden empeorar patologías ya existentes, provocan hospitalizaciones y ocasionan una gran demanda de recursos en salud. Se debe tener en cuenta, además, que según la Organización Mundial de la Salud, la gripe causa al año entre 250.000 y 500.000 muertes en el mundo[1]. De hecho, las infecciones de las vías respiratorias inferiores, entre las que se encuentra la gripe, son la cuarta enfermedad que más muertes provocan según la misma organización[2].

A todo esto cabe sumar que los cuadros gripales provocan un gran absentismo laboral y escolar, con las consecuencias económicas y sociales que ello conlleva. Es por ello que se hace imprescindible llevar a cabo un buen tratamiento de la gripe, y lo que se revela a priori como aún más  importante, su prevención. En este sentido, los medicamentos homeopáticos constituyen un recurso efectivo de primera intención para ambas situaciones, la prevención y el tratamiento del cuadro gripal en sí mismo.

La gran capacidad de mutación del virus de la gripe hace que el tratamiento farmacológico para esta patología sea un asunto complejo, reservándose el tratamiento causal para  los casos más severos y en general en el ámbito hospitalario. En la práctica, el tratamiento de la gripe en los centros de salud  de Atención Primaria suele ser sintomático, existiendo limitaciones por razón de edad, embarazo o enfermedades de base que contraindican algunos medicamentos antigripales, en especial cuando estos se adquieren por el enfermo o un familiar en la farmacia  sin una previa consulta médica al médico o farmacéutico, lo que puede dar lugar a utilizar fármacos que pueden interaccionar con los que ya toman o incluso empeorar las patologías ya existentes. Tengamos en cuenta que se trata en general de medicamentos con muchas sustancias asociadas lo que potencia la posibilidad de efectos secundarios y contraindicaciones.

Esto podemos observarlo fácilmente en un grupo de riesgo como es el de los niños. Sus fiebres son más elevadas y algunas complicaciones de tipo bacteriano derivadas de la gripe, como las gastrointestinales, respiratorias o las otitis, podrían requerir puntualmente el uso de antibióticos si no tratamos la gripe de manera eficaz. En estos casos, el empleo de medicamentos homeopáticos para su tratamiento podría ser de gran utilidad, ya que son seguros a cualquier edad, eficaces, no presentan interacción con otros medicamentos, y en caso de aparecer efectos secundarios serían leves y transitorias, con la ventaja añadida de poder utilizarlos en embarazadas y polimedicados.

Por otro lado, los medicamentos homeopáticos presenta una ventaja añadida y es su alta especificidad.  Los tratamientos convencionales abordan en general el cuadro gripal de forma sintomática en exclusiva, mientras que en el caso de la homeopatía podemos encontrar medicamentos específicos para el tratamiento en tres vertientes, de los síntomas, acortando su duración y limitando su intensidad, de la causa y de la prevención de esta patología.

Es importante incidir en el carácter preventivo de los medicamentos homeopáticos ya que su presentación en temporada de frío, en la que es más común permanecer en espacios cerrados  conviviendo con otras personas que hayan podido estar en contacto con el virus, y en el caso de  las familias con niños, principales vectores del virus el contagio, la prevención se revela como la principal arma para combatir la gripe, evitando la propagación del virus en las casas donde hay enfermos.

En el período de convalecencia es común que aparezcan síntomas como fatiga o debilidad, o bien que persistan otros como la tos. En estos casos los medicamentos homeopáticos  también pueden ayudarnos a sobrellevar mejor los trastornos residuales de la gripe.

Por su seguridad, su escasa interacción con otros medicamentos, su carácter preventivo y, sobre todo, por su efectividad, los medicamentos homeopáticos constituyen un aliado de primer orden frente a la gripe.

Y tú, ¿ya los usas para protegerte de estos virus?

[1]Organización Mundial de la Salud. Gripe (estacional).

[2]Organización Mundial de la Salud.Las 10 causas principales de defunción en el mundo

Imagen diseñada por Lyashenko/Freepik

Sobre el Autor

Hablando de Homeopatía

Una aproximación a la salud y el bienestar desde la homeopatía: Ciencia, experiencia y vocación por las personas.

Hablando de Homeopatía nace como RESPUESTA A LA DEMANDA DE INFORMACIÓN RIGUROSA por parte de los usuarios y profesionales sanitarios que se interesan por esta terapéutica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 22-02-2019 11:19:23 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar