Homeopatía para mejorar la salud de las poblaciones desfavorecidas

Uno de los problemas más preocupantes de la Sanidad es la dificultad para proporcionar una cobertura educativa y asistencial adecuada a los sectores menos favorecidos de la población. Es ese uno de los motivos por los que la propia Organización Mundial de la Salud ha redactado un informe titulado “Estrategia de la OMS sobre Medicina Tradicional 2014-2023”, en el que propone la incorporación de las medicinas tradicionales a los sistemas de salud y al ámbito académico.

Entre las “medicinas tradicionales”, podríamos decir que la homeopatía es la “medicina tradicional de occidente”, aunque su historia data de 200 años y no de 2.000 como otras disciplinas. Dicho eso, la India es uno de los países que con mayor fuerza ha incorporado la homeopatía a su sistema de salud, al punto de crear un Ministerio AYUSH (Ayurveda, Yoga y Naturopatía, Unani, Siddha y Homeopatía) que atiende preferentemente a la población de menor poder adquisitivo ya que los costes de estas herramientas son sensiblemente más asequibles.

Las dos preguntas clave que podemos hacernos son:

  • ¿Es realmente efectiva para la Salud Pública una intervención con homeopatía?
  • ¿Por qué puede ser ventajosa la propuesta de la homeopatía frente a otras? ¿Cuáles son los problemas que puede solucionar?

Respecto a la efectividad, podemos apoyarnos en las experiencias de países que han optado por incorporar la Medicina Integrativa (suma de medicina convencional y complementaria), y en ese sentido se aportarán diversos estudios de Inglaterra, Francia, Alemania e Italia (donde se inició una prueba piloto para la región de Toscana), que ilustran los beneficios de esta inversión. Merece la pena destacar que los estudios no son teóricos sobre poblaciones seleccionadas a las que controla estrechamente, sino estudios realizados sobre las condiciones reales de la práctica clínica y utilización por los pacientes. ¡De nada sirve una vacuna muy eficaz pero que la población decide no ponerse debido a las molestias que ocasiona, por poner un ejemplo!

Adicionalmente, esta estrategia puede además contribuir a solucionar algunos otros problemas de Salud Pública como las resistencias a los antibióticos por su excesiva utilización, o la dependencia a fármacos ansiolíticos que es cada vez más frecuente.

Como ventajas específicas, se pueden destacar su bajo coste de producción, la facilidad de distribución y administración y la gran aceptabilidad entre los usuarios. Un ejemplo que lo ilustra bien es su utilización en Cuba como alternativa a la vacuna para la leptospirosis, cuando la población se encontró ante la llegada inminente de una epidemia y no había posibilidad de dar una cobertura adecuada con esta última. Los 2,3 millones de pacientes que recibieron homeopatía (una cobertura del 92% mientras que la vacuna consiguió un 0,6%) experimentaron una reducción de la incidencia de leptospirosis de un 84% (y las zonas no tratadas un aumento del 21,7%), rompiendo por primera vez la relación documentada entre las lluvias torrenciales y la enfermedad.

Hay otro aspecto en el que la homeopatía se revela interesante al proponerla dentro de un plan complementario de cuidados sanitarios para zonas rurales desfavorecidas, que es el de la accesibilidad y la aceptación por la población. En concreto, su incorporación en el ámbito rural por ejemplo en América Latina (de cultura aborigen) de forma integrada con sus propios sistemas tradicionales, permite al “terapeuta” (médico homeópata) ser reconocido como interlocutor válido allí donde el médico “convencional” es expulsado, e incorporar a los hábitos de la “tribu” una estrategia terapéutica cuya farmacología resulta mucho más accesible.

Así que sería factible disponer de una cantidad suficiente de medicamentos (e incluso posibilitar su fabricación a partir de una cantidad modesta de materia prima) y también lo sería poner en marcha dispensarios y empoderar a las personas clave para elegir y dispensar los medicamentos apropiados en cada caso. Lógicamente, esta intervención debe ir acompañada de las medidas de higiene y nutrición y de unos primeros auxilios básicos, que son prioritarios. Y precisamente es más fácil que sean incorporados cuando son propuestos por ese médico que tiene más posibilidades de ser aceptado, que es capaz de integrar sus métodos con las tradiciones locales, cuyos éxitos terapéuticos lo convierten en un agente de salud de referencia y que llega con la voluntad de empoderar a los propios miembros de la comunidad.

Esta estrategia se ha probado ya con éxito en Somotillo (Nicaragua) de la mano de la ONG “Homeópatas sin Fronteras” con la “Asociación Amics de Santo Tomás y Somotillo”, que funciona desde 2003 y desde entonces ha puesto en marcha un Centro de Salud Integral participado por los “promotores de salud” de origen local con vocación de aumentar su autonomía y autogestión.

La homeopatía, por sus características particulares de seguridad y por la facilidad de su toma, es además una intervención de elección en la infancia, que sufre de forma más notable en zonas desfavorecidas. Es entonces cuando resulta más importante intervenir ante los problemas incipientes para que no se agraven y compliquen, y sin que su administración suponga una dificultad para los adultos responsables de dichos niños.

Quiero concluir subrayando la emocionante posibilidad de utilizar soluciones tradicionales, desde una comprensión moderna de las mismas y con enfoques nuevos, para afrontar algunos de los retos de las nuevas sociedades, tremendamente complejas y heterogéneas (al menos tanto como lo somos cada uno de nosotros).

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Soy médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y Diplomado Universitario en homeopatía clínica. Además de pasar consulta, he tenido oportunidad de adquirir experiencia en investigación y comunicación través de mis empleos en un departamento de sanidad, en empresas tecnológicas y editoriales y en laboratorios farmacéuticos. Eso me ha permitido entender que el gran problema de la homeopatía es que en general no se habla de ella con la claridad que la gente necesita, y tampoco los profesionales sanitarios son conscientes de las evidencias científicas con las que cuenta.

Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía. En este blog quiero aportar información sobre la actualidad y la investigación de una forma accesible, incluso divertida o sorprendente, y basada en publicaciones científicas y fuentes fiables.

6 Comentarios

Comentar
  • Gracias Gualberto…Ya una vez nuestro amigo de blog Jorge tuvo que salir al paso de un pediatra enteradillo que se reía al especular de que si los medicamentos homeopáticos eran tan buenos por qué no se utilizaban en el tercer mundo y porqué no había ninguna organización “homeópatas sin fronteras” o algo así… Hubo que corregirle las dos cosas…
    Y es que, además, todo esto puede estar integrado en los recurso terapéuticos tradicionales de las comunidades como tú comentas porque la concepción y abordaje homeopáticos es más congruente con sus concepciones…
    un abrazo y felicidades!

    • Al final es una cuestión de Respeto y una cuestión de Amor (en su sentido más amplio), lo que en lenguaje ético se traduce como “autonomia” (respetar las preferencias del paciente) y “beneficiencia” (poner a su disposición todos los recursos que puedan serle útiles).
      Por algo la OMS ha construido esa estrategia de incorporación a la atención sanitaria!

      Abrazos

  • Muy bien Gualberto , muy interesante .Eso hago yo con las colonias de gatos y se pueden hacer tratamientos , prevencion , mantenimiento , calidad de vida , erradicacion de enfermedades viricas ….sin danar y con poco coste economico para todo lo que hago Y el antes y despues es increible , menuda satisfaccion ..
    ENcima aqui ganamos todos , el que ayuda y el que es ayudado , se puede hacer mucho bien y a tanta gente ….
    Felicidades.

    • Pues no se me había ocurrido, ¡pero por supuesto que sí!

      Y aún diría más, las condiciones de la ganadería de explotación podría parecerse a eso de “desfavorecidos” en muchas ocasiones, y algunos estudios muestran que la Homeopatia puede ayudar, y además sin contaminar tejidos que luego vamos a incorporar a nuestra dieta.

      Un abrazo compañera

  • Precioso artículo, amigo. La homeopatía no tiene fronteras. Y nosotros tenemos que franquearlas todos los días por el bien de nuestros pacientes y por ese compromiso científico y ético que hemos adquirido por el conocimiento de esta terapia.
    Enhorabuena

    • Gracias José Ignacio.

      Lo cierto es que tenemos poblaciones “desfavorecidas” en nuestras propias consultas, bien por su escasez de recursos económicos o por escasez de recursos terapéuticos para sus problemas.

      Es un problema que no nos es ajeno en absoluto!!

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 22-11-2019 09:49:55 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar