Homeopatía para la Mujer

El pasado Congreso SAMEM, celebrado en febrero en Madrid y organizado por el Instituto Palacios, contó con un taller de Homeopatía de 4 horas de duración en colaboración con el Centro de Enseñanza y Desarrollo de la Homeopatía (CEDH). No solo se completó el aforo días antes de la celebración del congreso, sino que se acumuló una larga lista de espera para ediciones posteriores.

El Congreso SANEM se ha convertido en una cita anual de referencia en el ámbito de la Salud de la Mujer en España que, desde sus casi dos décadas de trayectoria, ha reunido a más de 13.000 profesionales de la medicina de todo el país.

¿De dónde proviene este gran interés? Probablemente del hecho de que hasta el 23% de las mujeres usuarias regulares de homeopatía la emplea para sus problemas ginecológicos, y en particular de preparación al parto y ayuda al posparto. Cada vez más matronas y alrededor de 700 ginecólogos, han recomendado medicamentos homeopáticos en alguna ocasión en sus consultas. Y es que los medicamentos homeopáticos son adecuados tanto para embarazadas como para mujeres en periodo de lactancia, pero también para niños y lactantes ya que, por lo general, no presentan efectos adversos relevantes asociados a su toma.

A lo largo del taller, yo mismo tuve la oportunidad de comenzar exponiendo los principios científicos generales de la homeopatía, las pautas para seleccionar los medicamentos y pautas posológicas más adecuadas, y la forma de abordar las dudas que pueden surgir tanto en las pacientes como en otros profesionales que pueden estar siguiendo su evolución.

Lo más interesante, sin embargo, fue la intervención de mi compañera ginecóloga y homeópata, la Dra. Estel Aluart, quien explicó el papel de la homeopatía en las patologías femeninas más frecuentes y su utilidad en otras afecciones asociadas a las etapas de la vida de la mujer, desde los trastornos menstruales hasta la menopausia pasando por las infecciones urológicas y ginecológicas de repetición, etc. Además, profundizó especialmente en el abordaje homeopático de la preparación al parto, el posparto.

Además de las dolencias relacionadas con el parto, los medicamentos homeopáticos también pueden administrarse para los trastornos más comunes derivados de la lactancia como son las grietas, fisuras e inflamación en los pezones. También tiene especial interés en el abordaje de la mastitis, que puede llegar a suponer la retirada de la lactancia materna. Los medicamentos homeopáticos también pueden ayudar a la hora de promover la secreción de leche cuando ésta no ha subido lo suficiente de manera natural. El uso de homeopatía también es interesante porque la medicación convencional puede pasar a la leche materna y ser contraproducente para el bebé.

Más allá de los problemas relacionados con el embarazo y lactancia, los medicamentos homeopáticos también son de utilidad para aliviar trastornos circulatorios venosos (varices, las hemorroides, pesadez en las piernas…); dolores menstruales, problemas urinarios como cistitis, trastornos digestivos (náuseas, vómitos y estreñimiento), y respiratorios como gripe y resfriados. Muy frecuentemente, para aliviar los trastornos anímicos, del sueño y la ansiedad, que se pueden presentar en cualquier etapa de la vida y donde la homeopatía proporciona una respuesta eficaz.

Así, no es de extrañar que la homeopatía sea cada vez más popular, ¡y especialmente entre las mujeres de mediana edad! Que no sólo tienen necesidad de cuidar de sí mismas en periodos de la vida que son un poco “complicados”, sino que luego recurrirán a ella para cuidar de sus pequeños, tanto mejor si lo hacen de la mano de compañeros pediatras homeópatas como nuestro bloguero el Dr. Jorge Manresa.

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Soy médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y Diplomado Universitario en homeopatía clínica. Además de pasar consulta, he tenido oportunidad de adquirir experiencia en investigación y comunicación través de mis empleos en un departamento de sanidad, en empresas tecnológicas y editoriales y en laboratorios farmacéuticos. Eso me ha permitido entender que el gran problema de la homeopatía es que en general no se habla de ella con la claridad que la gente necesita, y tampoco los profesionales sanitarios son conscientes de las evidencias científicas con las que cuenta.

Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía. En este blog quiero aportar información sobre la actualidad y la investigación de una forma accesible, incluso divertida o sorprendente, y basada en publicaciones científicas y fuentes fiables.

2 Comentarios

Comentar
  • La homeopatía también ayuda a estimular el placer sexual, tanto en mujeres como en hombres. Actualmente existen varios medicamentos homeopáticos para tratar esta cuestión en las mujeres, según cada caso particular, entre ellos están el Lilium tigrinum, el Murex purpurea y el Staphisagria.

    • Gracias Alejandro, ¡nos traes un tema de lo más interesante!

      Es verdad que cuando existen problemas de salud sexual la homeopatía puede contribuir a mejorarlos, y nos cuentan muchos problemas de este tipo en la consulta que además se viven con angustia y repercuten de forma intensa en la calidad de vida de nuestros pacientes.

      No se debe caer en la tentación de frivolizar (no lo digo por ti sino por lo que los lectores puedan entender) porque el tipo de problemas y su origen puede ser muy diverso (una patología orgánica, una condición psicológica, un tratamiento farmacológico, etc.) y hay que profundizar antes de decidir los abordajes a emplear, y aplicar medicamentos concretos en lo que se refiere a la Homeopatía.

      Abrazos,
      Gualberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 17-10-2019 17:13:00 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar