Homeopatía para la Mujer

Última modificación: 21-03-2022 16:48:51

¿Por qué la mujer es la principal usuaria de la Homeopatía?

Según el último estudio de la Fundación Española de Ciencia y Tecnología en el año 2018, son las mujeres las que más usan tratamientos homeopáticos; un 24,7% frente al 14,2% de los hombres.  En todas las encuestas y estadistas de usuarios de la homeopatía, destacan un mayor uso por parte de la población femenina.

Mujeres de clase media alta y con estudios que, una vez bien informadas, hacen uso de su derecho, amparado por ley, de libertad de elección terapéutica y eligen usar de forma consciente la homeopatía. Este dato suele sorprender a muchos detractores de la homeopatía cuando,  en realidad, que las mayores usuarias de la homeopatía sean mujeres es lógico y comprensible ya que suelen ser ellas las encargadas de gestionar la salud de toda la familia, especialmente la salud de sus hijos..  

Beneficios de la Homeopatía para la mujer

La Homeopatía puede ser una gran aliada durante las diferentes etapas de la vida de una mujer, muy especialmente durante sus embarazos al ser los medicamentos homeopáticos los más seguros con los que contamos en nuestras oficinas de farmacia. Esto nos permite usarlos con total tranquilidad durante el embarazo, el parto, el posparto y la propia lactancia.

Muchos de los problemas de salud de las mujeres tienen que ver con su complejo equilibrio hormonal en las distintas etapas de su vida. Los medicamentos homeopáticos, gracias a su acción reguladora, contribuirán a modular sus ejes hormonales estimulando los propios recursos del organismo.

Problemas con la regla.

Durante su periodo fértil, los problemas menstruales son una de las principales causas de molestias en las mujeres. Alteraciones premenstruales, como dolores abdominales, irritabilidad, estreñimiento o insomnio, dolores durante la regla o a lo largo del ciclo relacionados más con la ovulación o reglas irregulares o suprimidas durante meses, suelen ser los síntomas más comunes por los que consultan. Los medicamentos homeopáticos, atendiendo a la forma particular en la que cada mujer muestra sus síntomas, puede contribuir en gran medida a equilibrar el funcionamiento hormonal de la mujer.

Embarazo, parto, posparto y lactancia.

Otra etapa de la vida de la mujer en la que la homeopatía puede ocupar un importante lugar en su cuidado, como ya comentábamos, es durante el embarazo. A lo largo de estos meses las mujeres sufren cambios que pueden llegar a desencadenar o a agravar determinadas dolencias en su organismo. Náuseas y vómitos, varices, hemorroides, dolores musculoesqueléticos, problemas digestivos, estreñimiento o insomnio solo son algunos de los trastornos más frecuentes relacionados con el embarazo.

Además, la homeopatía cuenta con medicamentos indicados en la facilitación del propio parto, tanto en el ámbito físico, estimulando la dilatación del cuello uterino y regulando las contracciones, como en la modulación del miedo y de la ansiedad que la experiencia del parto puede despertar en algunas mujeres.

También durante el posparto y la lactancia la homeopatía resultará de gran interés. Así, contamos con medicamento homeopáticos que pueden estar indicados en las mastitis, las llagas de los pezones, la subida insuficiente de la leche o medicamentos que pueden ayudar a cicatrizar y recuperarse de las episiotomías.

Y no podemos olvidar otros procesos comunes que cualquier embarazada, al margen de su estado, puede padecer. Gripes, resfriados y catarros, traumatismos, dolores de cabeza o cuadros diarreicos, solo por poner algunos ejemplos, pueden ser tratados con medicamentos homeopáticos con total seguridad tanto para la madre y como para el propio feto.

La menopausia.

La menopausia es otra etapa en la que los cambios hormonales que la mujer sufre pueden ser el origen de frecuentes molestias. Entre las más consultadas están los sofocos, el estreñimiento, los problemas de sueño, el aumento de peso o la agravación de las varices y sus síntomas asociados. En todos estos casos los medicamentos homeopáticos pueden contribuir a aliviar y a mejorar la calidad de vida de estas mujeres.

La osteoporosis.

La osteoporosises también una de las patologías más comunes de las mujeres, sobre todo superada ya la menopausia. Es muy interesante destacar que las hasta ahora tan valoradas densitometrías cada vez tienen menos valor, tanto en el diagnóstico como en la valoración del pronóstico de esta dolencia. Y lo mismo está ocurriendo con la relación entre osteoporosis y riesgo de fracturas, cada vez más en entredicho. Son cosas que no deben extrañarnos pues en ciencia como en medicina, «la verdad de hoy puede ser la mentira de mañana».

Dicho todo esto, sin duda una correcta alimentación, ejercicio físico regular y la propia homeopatía pueden ser de gran valor a la hora de mantener y mejorar la calidad de nuestros huesos y articulaciones.

Las candidiasis.

Otra de las patologías propias de las mujeres son las candidiasis de repetición. A los 25 años el 50% de las mujeres habrán tenido algún episodio de candidiasis y el 75% de las mujeres premenopáusicas lo habrán sufrido también, al menos, en una ocasión. Los medicamentos homeopáticos serán de gran utilidad en la prevención y en el tratamiento de esta dolencia.

Las cistitis.

Y no podemos terminar este somero repaso a las dolencias más frecuentes de la mujer sin citar otra infección que suele repetirse con demasiada frecuencia en muchas de ellas; las cistitis o infecciones de orina.

Las cistitis son, junto con las infecciones respiratorias, las infecciones más atendidas por los médicos de atención primaria y son mucho más frecuentes entre las mujeres que entre los hombres ya que al tener una uretra más corta, el conducto que conecta la vejiga con el exterior, las bacterias tienen un acceso más fácil al interior de la vejiga. En una encuesta epidemiológica que se hizo en España a 6.500 mujeres en el 2007, una de cada cuatro había sufrido algún episodio de cistitis a lo largo de su vida.

Igual que ocurría con las candidiasis, en homeopatía contamos con medicamentos de gran interés tanto en la prevención como en el tratamiento de estas infecciones.

En resumen. Podríamos decir que contamos con una amplia experiencia en el cuidado de las dolencias propias de la mujer que nos hace comprender el ventajoso lugar que esta terapéutica puede ocupar.

Su seguridad, especialmente relevante a lo largo del embarazo, el parto, el posparto y la lactancia, su eficacia, el hecho de actuar estimulando el propio equilibrio del organismo y la posibilidad de poder combinarlos con cualquier otro medicamento o tratamiento siempre que se considere necesario, hacen de esta terapéutica médica un aliado excepcional en la salud de la mujer.

Siempre, #HomeopatiaSuma.

Sobre el Autor

Avatar
Hablando de Homeopatía

Una aproximación a la salud y el bienestar desde la homeopatía: Ciencia, experiencia y vocación por las personas.

Hablando de Homeopatía nace como RESPUESTA A LA DEMANDA DE INFORMACIÓN RIGUROSA por parte de los usuarios y profesionales sanitarios que se interesan por esta terapéutica.

Un Comentario

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar