Homeopatía, nuestra elección. Primer encuentro de puertas abiertas de SIMILIA, la Asociación de Usuarios y Amigos de la Homeopatía del País Vasco

El pasado 2 de marzo celebramos en el antiguo edificio de La Bolsa de Bilbao, en pleno casco histórico de la ciudad, (el Casco Viejo, como lo llamamos por aquí o también las Siete Calles en honor a esas primeras calles que conformaron la ciudad) el primer encuentro de puertas abiertas que organizaba SIMILIA con el lema: “Homeopatía, nuestra elección”.

Lo primero que he de decir es que la organización se quedó corta, felizmente corta, en espacio y tiempo. La sala se llenó hasta la última silla y nos hubiésemos quedado todos no sé cuánto tiempo  más escuchando y compartiendo experiencias.

El formato del encuentro fue clásico; una mesa en donde estábamos cuatro médicos homeópatas, Julio Fernández del Río, Koro Goitia, Esther Sagredo y yo mismo, una veterinaria, Sonia Bizkarra, un farmacéutico, Joseba  Rúiz Golvano y la propia presidenta de SIMILIA, Aintzane Santamaría, psicóloga y pedagoga. Y frente a nosotros una sala llena de personas con algo en común, el deseo de defender y reclamar su derecho a tratarse con la mejor medicina posible, una medicina en donde la Homeopatía y sus medicamentos formen parte.

En cuanto a los asistentes hubo una cosa muy bonita, muy simbólica, y es que había desde ancianos hasta bebés, ejemplo precisamente de uno de los aspectos más valorados de los medicamentos homeopáticos que es su seguridad de uso en cualquier rango de edad y población. No me fijé si había alguna embarazada, pero con eso ya lo hubiéramos completado.

El acto se inauguró con la intervención de su presidenta Aintzane Santamaría que nos contó cómo surgió la asociación desde “la necesidad de expresar nuestras vivencias y los beneficios que la Homeopatía había aportado a nuestra salud y a la de nuestras familias” y también como plataforma desde la que defender y reclamar el derecho a nuestra libertad de elección terapéutica siempre apoyada en la información y el consejo médico trasparente y veraz”. “Y siempre con un objetivo claro: tener y disponer de una medicina integrativa donde quepan todas las opciones terapéuticas seguras y eficaces como la Homeopatía, nuestra elección” 

Aintzane siguió hablándonos del sentido de este primer encuentro desdela necesidad de expandir nuestros puntos de vista y nuestras experiencias como pacientes en un espacio abierto de libertad y entendimiento”. Y también habló de la necesidad desobreponerse al malestar que está generando esta situación de persecución y acoso que está sufriendo la Homeopatía, desde el desconocimiento unas veces y desde el interés otras, a tantos pacientes y usuarios de esta terapéutica”.

Después, los seis ponentes que estábamos en la mesa con la presidenta tuvimos la oportunidad de hablar unos minutos. Y en esos minutos expresamos, básicamente, qué nos había llevado a incorporar la Homeopatía en nuestra práctica cotidiana. Pero, además, hubo aspectos de algunas intervenciones que me gustaría destacar.

Julio Fernández del Río destacó la situación tan diferente que se vive en países como Francia, Italia, Reino Unido, Suiza o Alemania en donde la Homeopatía forma parte de la cobertura de sus sistemas de salud públicos.

También insistió en la importancia de comprender que la Homeopatía no es más (ni menos) que una herramienta en manos de un profesional formado que indicará siempre el tratamiento que considere más adecuado para cada paciente en cada caso. Más opciones de tratamiento, más posibilidades de éxito en los resultados. La ecuación es sencilla.

De ahí a estudiar Homeopatía para tratar a sus pacientes, fue el paso natural de una mente abierta y científica.

Y otro aspecto de su exposición que no quiero dejar de resaltar tuvo que ver con el mito de que la Homeopatía no tiene estudios científicos que la respalden. No profundizó en detallar estudios porque no era el lugar ni el sentido del encuentro pero dejó bien claro que los estudios existen, que están publicados en todo tipo de revistas científicas, que son estudios a todos los niveles (modelos celulares, ensayos clínicos, estudios observacionales…) y que seguir apoyando la idea de que estos estudios no existen solo puede ser fruto de un profundo desconocimiento de lo que se está hablando o de determinados intereses.

La intervención de la Veterinaria Sonia Bizkarra fue muy elocuente. Nos contó que ella sufría desde siempre una intensa alergia al pelo de gato de manera que la única forma de tratar en consulta a estos animales era protegiéndose con guantes y mascarilla que, por otra parte, tampoco llegaban a ser suficientes y seguía sufriendo las consecuencias de su alergia. Un pequeño infierno. A pesar de que no tenía ninguna formación en Homeopatía por aquel entonces decidió ponerse en tratamiento con un médico homeópata y, cuál fue su sorpresa, que al cabo de poco tiempo, tal y como le ocurre en la actualidad, dejó de necesitar protegerse frente al pelo de gato porque su alergia había desaparecido. Y de ahí a estudiar Homeopatía para tratar a sus pacientes, fue el paso natural de una mente abierta y científica. 

Por último no quiero dejar de resaltar la intervención de Joseba Ruiz Golvano, el farmacéutico, que nos habló de la legalidad del medicamento homeopático en toda la Unión Europea (incluida España, evidentemente), de los sistemas de control en el proceso de fabricación, de su venta exclusiva en farmacias y de su diferencia con otro tipo de medicamentos y productos farmacéuticos como son, por ejemplo, las plantas medicinales.

Yo disfruté mucho con cada intervención pero, sin duda, lo más intenso de este encuentro estaba aún por llegar. En cuanto los asistentes tuvieron la oportunidad de tomar la palabra comenzaron a compartir sus experiencias y nos hablaron de su realidad.

Una mujer nos contó como hacía años que había sufrido un cáncer y lo duro que le resultó todo el tratamiento de la quimioterapia. Por desgracia, al cabo de años ese cáncer se reprodujo pero, contra  el consejo de su oncóloga, decidió acompañar la quimio con medicamentos homeopáticos. Esta vez la vivencia fue radicalmente diferente. Sus sensaciones, su calidad de vida y sus analíticas durante esta ocasión hablaban de la evidencia.

Otra mujer, ésta más joven, nos habló de su caso de dermatitis atópica y alergias desde que nació y cómo lo había ido superando gracias a la Homeopatía. Dijo además algo que me hizo pensar otra vez en lo profundo del efecto del medicamento homeopático  y de la forma tan humana y tan real que tiene la Homeopatía de acercarse al ser humano y a su enfermedad. Contó como durante mucho tiempo el estrés, los nervios, la ansiedad habían sido un desencadenante claro de sus crisis alérgicas y como, a través del tratamiento con su homeópata, llegaron a modular su proceso al punto de dejar de sufrir esas descompensaciones con cada momento de presión emocional que aparecía en su vida.

Otro testimonio muy potente fue el de una mujer que habló del caso de su perro al que le habían diagnosticado un tumor con indicación quirúrgica. La cirugía era de riesgo y ante esta situación decidió consultar con Sonia Bizkarra, nuestra veterinaria, se puso en tratamiento homeopático y cuando volvió al veterinario que le había indicado la cirugía este mismo le dijo que ya no era necesaria. Fue muy emotivo, de hecho el caso lo contó la propia Sonia porque la mujer se emocionaba tanto contándolo que las lágrimas no la dejaban hablar y pidió a la veterinaria que lo narrara ella misma.

Otra persona también preguntó qué hacer cuando uno de tus médicos no acepta que uses medicamentos homeopáticos. Varios de nosotros compartimos nuestra opinión dejando claro lo injusto de esta situación. El paciente, debidamente asesorado e informado, es soberano en relación a qué tipo de terapéuticas quiera seguir y los médicos estamos para acompañar sin condiciones. Esa es mi opinión.

Hubo más testimonios y alguna otra pregunta hasta que tuvimos que ir concluyendo el encuentro porque, literalmente, nos echaban del local.

Fue el primero de, espero, muchos otros y la sensación con la que todos salimos fue de profunda satisfacción. 

Satisfacción por la asistencia.

Satisfacción por el compromiso de tantas personas.

Satisfacción por sentirnos capaces de decir en voz alta y ante quien quiera escuchar que la Homeopatía ayuda a las personas y que hace de la medicina algo mejor.

Satisfacción por comprobar que es una realidad instalada en la normalidad y la legalidad de toda la Unión Europea.

Satisfacción por saber que cada vez más pacientes usan la Homeopatía para cuidar de su salud y de la de su familia y que más profesionales se forman en ella para contribuir a una medicina mejor para todos.

Y yo muy feliz de sentir una vez más que todo el esfuerzo vale mil veces la pena cuando escuchas a personas que viven mejor y son más felices, de alguna manera, gracias a esta terapéutica que también ha transformado mi vida.

Gracias  SIMILIA, gracias Aintzane, gracias a todos.

 

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

4 Comentarios

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar