Homeopatía: la medicina del alma

I can´t manage without Homeopathy. In fact, I never go anywhere without homeopathic remedies. I often make use of them.

Paul Mc Cartney

 

Si tuviera que elegir en toda la historia de la humanidad a tres personas, sin duda me quedaría con Mozart, Cajal y Gandhi.

Y es así, porque en ellos veo las virtudes que más valoro en los seres humanos; generosidad, bondad, espíritu de sacrificio, esfuerzo y talento.

Mi amado Wolfang, el músico más genial de todos los tiempos, vivió una época en la que primaban otros valores por encima de su capacidad de trabajo y talento. Un tiempo, de grandes hombres, pero también de personas mediocres que le hicieron la vida difícil.

Su muerte en aquel frío invierno de 1791 dejó huérfana a la humanidad y le impidió conocer las teorías y los éxitos de aquel alemán llamado Samuel Hahnemann, que había decidido dejar la práctica de la medicina temporalmente porque no cumplía la máxima hipocrática de al menos no hacer daño.

Sin embargo, no fue ajeno a las modas de nuevos campos en medicina como demuestra su interés por el mesmerismo reflejado en la escena de su ópera Cosí fan tutte en la que Despina, disfrazada de médico, es capaz de curar a los amantes de Fiordilligi y Dorabella.

Don Santiago, el científico español más importante de todos los tiempos, cuyo trabajo sigue siendo inspiración de neurocientíficos de todo el mundo más de un siglo después y cuyos hallazgos han llegado a viajar hasta el espacio, trabajó incansablemente en aquella España entre guerras y bostezos.

Sus intereses y aficiones fueron múltiples y variadas y podría asegurar que si hubiera conocido los trabajos de Samuel Hahnemann se habría mostrado interesado en sus teorías como lo hizo con la hipnosis. De hecho, probó los efectos anestésicos y analgésicos de la hipnosis con éxito en sus pacientes y en su propia familia.

Aquel espíritu inquieto que le caracterizó desde su infancia, abierto a cualquier forma de conocimiento, tuvo la posibilidad de crear escuela y dar continuidad a sus investigaciones en el Centro y Laboratorio de Investigaciones Biológicas inaugurado en 1932, cerca del parque de El Retiro. Hoy, la desidia transformará un lugar que debiera ser centro de estudio e investigación o museo en algo tan pragmático como apartamentos o un hotel.

UNAMOS NUESTRAS MANOS Y ALMAS AQUELLOS QUE PENSAMOS QUE LA MEDICINA INTEGRATIVA, Y EN SU CONTEXTO LA HOMEOPATÍA, ES UNA MEDICINA DEL FUTURO. UNA MEDICINA MÁS HUMANA, SEGURA Y RESPETUOSA CON EL MEDIO AMBIENTE

Fue voluntad y trabajo hasta el final de sus días y dejó un legado que nadie ha podido superar. El mejor modo de honrar su memoria es el amor a un trabajo meticuloso, callado, en la soledad de nuestra consulta o en el laboratorio.

Sin embargo, Mohandas Karamchand Gandhi nacido en 1869 sí tuvo la oportunidad de conocer, emplear y defender la homeopatía.

En aquellos tiempos en los que los ingleses defendían sus colonias con pompa y circunstancia, Gandhi fue capaz de enfrentarse a ese imperio con dos armas poderosas; sus manos y su alma desde la desobediencia civil no violenta.

Unas manos habituadas al trabajo manual, a las caricias y a unirse en las cadenas humanas que buscaban para su país y la humanidad justicia y paz.

Un alma grande (Mahatma), como le llamó Rabindranath Tagore y un padre de la patria y de todos los indios (Bāpu) capaz de entregarse a la meditación, la oración o el ayuno en las situaciones más difíciles. Pobre entre los pobres y digno representante de todos los habitantes de la India ante los poderosos.

Un alma generosa, luchador infatigable, lleno de pasión, de ilusiones, pero también de sentido común. Y gran defensor de la homeopatía.

Gandhi decía que “la homeopatía cura un mayor porcentaje de casos que cualquier otro método de tratamiento y es sin lugar a duda más segura, más económica y la ciencia médica más completa”.

Unamos nuestras manos y almas aquellos que pensamos que la medicina integrativa, y en su contexto la homeopatía, es una medicina del futuro. Una medicina más humana, segura y respetuosa con el medio ambiente. Una forma de prevenir la enfermedad y restituir la salud de plantas, animales y seres humanos.

Gandhi nos enseñó la necesidad de cuidar. Cuidar es nuestra misión y vocación.

Él decía: “Cuida tus pensamientos. Porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.”

La homeopatía es la medicina del alma, y la medicina del alma es nuestro destino.

 

Lecturas y escuchas

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

Un Comentario

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 22-11-2019 09:49:55 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar