Homeopatía como ayuda frente a la espondilitis anquilosante

Para aquellas personas que no sepan qué es la espondilitis anquilosante, he  de decir que se trata de un problema potencialmente grave y crónico. En la etimología de la palabra se encuentra su significado: espondilos son las vértebras, itis es la inflamación, y anquilosante es la producción de un bloqueo o rigidez.

Es decir, una inflamación de las vértebras que conduce a la pérdida de movilidad de las mismas. Comúnmente comienza afectado primero a las articulaciones de la parte baja de la columna. Las vértebras pueden llegar a fusionarse incrementando la rigidez y produciendo alteraciones en la postura. Se dan casos en los que hay otras articulaciones que están afectadas como por ejemplo los tejidos oculares.

A su vez la espondilitis anquilosante suele asociarse a otras afecciones que tienen también relación con el sistema inmune, como la psoriasis, la enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, Crohn) y la inflamación ocular crónica.

Quien padezca esta enfermedad y lea estas líneas verá que no son justas con la realidad. En ellas no se muestra el sufrimiento físico y psicológico que se produce cuando, todos los meses, el dolor en la parte baja de la espalda va a más y se es consciente de que el problema irá progresando con los años.

Cuando uno se mueve cada vez con mayor dificultad y eso empieza a limitar algunos aspectos de la vida: ya no puedes jugar igual con tus hijos o tus nietos, por ejemplo, o tampoco se duerme igual ni el sueño es tan reparador como antes.

El principal tratamiento del que se dispone ante este problema son los antiinflamatorios, y cuando la enfermedad progresa se recurren a los corticoides y a otros fármacos que modulan el sistema inmunológico. Éstos tienen efectos secundarios que, dependiendo del paciente, se podrán tolerar de una manera u otra.

Es en este momento cuando muchos recurren a la medicina complementaria o integrativa (aquella que se combina con la convencional). En concreto la homeopatía.[1][2] Y es que existen resultados de investigaciones que informan de que los pacientes tratados por médicos homeópatas recurren a los antiinflamatorios la mitad que los demás (un 46% menos según un estudio publicado en 2012 y realizado con 1.153 pacientes que sufrían dolor muscular y articular, agudo o crónico.[3]

¿Qué puede esperar un paciente que acude a la consulta del médico homeópata?


Entre las recomendaciones habituales, destaca el ejercicio físico ya que es fundamental para mejorar la movilidad y paliar el dolor. Además se podrá actuar también sobre algunos tejidos para mejorar la capacidad de respuesta, por ejemplo de los ligamentos y su flexibilidad, o de las articulaciones y la cápsula que las envuelve, cuya afectación produce esa rigidez característica que mejora con el movimiento suave y el calor.[4]

La elección del medicamento homeopático también dependerá de los aspectos emocionales o psicológicos. La homeopatía tiene impacto en la calidad de vida del paciente e incluso en la evolución de su problema. La elección de un medicamento u otro dependerá de si el paciente presenta, por ejemplo agitación, tristeza o si nota agotamiento físico y emocional.

Los médicos especializados en homeopatía ofrecen un abordaje integral porque tienen en cuenta el perfil completo del paciente y las diferentes relaciones entre los problemas de la salud. Con ello encontrarán el medicamento que se ajuste al modo de mejorar el bienestar global, y contribuya a cambiar la forma en la que el sistema inmune está reaccionando.

Una práctica que puede impactar también sobre la evolución de la espondilitis y la severidad de sus síntomas.

 

[1] Chandrashekara S, Anilkumar T, Jamuna S. Complementary and alternative drug therapy in arthritis. J Assoc Physicians India. 2002 Feb;50:225-7

[2] Curda B, Luxl M, Glauninger P, Falkenbach A. [Use of conventional and unconventional therapies among patients with ankylosing spondylitis]. Forsch Komplementarmed Klass Naturheilkd. 2000 Apr;7(2):85-8

[3] Rossignol M, Begaud B, Engel P; EPI3-LA-SER group. Impact of physician preferences for homeopathic or conventional medicines on patients with musculoskeletal disorders: results from the EPI3-MSD cohort. Pharmacoepidemiol Drug Saf. 2012 Oct;21(10):1093-101

[4] D. Demarque – J. Jouanny – B. Poitevin – Y. Saint – Jean. Farmacología y Materia Médica Homeopática. CEDH, 2010

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Soy médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y Diplomado Universitario en homeopatía clínica. Además de pasar consulta, he tenido oportunidad de adquirir experiencia en investigación y comunicación través de mis empleos en un departamento de sanidad, en empresas tecnológicas y editoriales y en laboratorios farmacéuticos. Eso me ha permitido entender que el gran problema de la homeopatía es que en general no se habla de ella con la claridad que la gente necesita, y tampoco los profesionales sanitarios son conscientes de las evidencias científicas con las que cuenta.

Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía. En este blog quiero aportar información sobre la actualidad y la investigación de una forma accesible, incluso divertida o sorprendente, y basada en publicaciones científicas y fuentes fiables.

3 Comentarios

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 11-10-2019 11:26:33 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar