Homeopatía en la mujer a cualquier edad

La homeopatía puede tratar diversas situaciones de salud, patológicas unas, fisiológicas otras, que se pueden presentar a lo largo de la vida de una mujer.  

Son tan amplias las posibilidades de la homeopatía en las distintas etapas de la vida de una mujer, que hacer un listado de posibles indicaciones sería extenso y tedioso. Aunque se haga referencia a algunos nombres de medicamentos, resulta más clarificador comentar de modo general aquellos problemas de salud en los que pueden resultar útiles.

Si bien no podemos hacer una separación clara por edades para algunas patologías, podremos abordarlas con los mismos medicamentos homeopáticos a cualquier edad, aunque es imprescindible que sea un profesional sanitario formado en homeopatía el que plantee el tratamiento apropiado en cada caso.

Infancia

La época a priori más feliz de nuestra vida también es aquella en la que nuestra inmunidad está en desarrollo y por tanto en la que enfermamos con frecuencia de problemas infecciosos que, aunque en muchas veces se trate de cuadros banales, se repiten de modo exasperante.  

En mi experiencia como pediatra, en la infancia no hay un tratamiento más eficaz, más seguro y respetuoso con el organismo que la homeopatía.

La capacidad de reacción de la niña esta en su punto óptimo y los cuadros clínicos se presentan más definidos, lo que facilita la labor del médico homeópata a la hora de particularizar el tratamiento en su pequeño paciente, tanto en problemas agudos como crónicos o de repetición.

La lista de problemas de salud que podemos tratar con medicamentos homeopáticos es extraordinariamente amplia. Desde prácticamente cualquier problema de piel, pasando por problemas respiratorios, digestivos, de comportamiento, apetito, sueño, etcétera.

Porqué utilizar medicamentos homeopáticos. Varias son las razones:

  • Por su eficacia, seguridad, compatibilidad y tolerancia, factores muy importantes en esta edad.
  • Por la limitación en el uso de medicamentos a esas edades. Un claro ejemplo son los bebés de menos de 2 años que si somos rigurosos, no disponen de medicamentos para tratar sus problemas de salud. Y digo rigurosos, porque en la ficha técnica de los medicamentos que utilizamos por experiencia clínica, se deja claro que no deben utilizarse en menores de 2 años.
  • Por la escasa utilidad y efecto limitado de muchos de esos medicamentos: mucolíticos, descongestivos, antitusígenos, etcétera.  
  • Por la posibilidad de efectos secundarios digestivos o generales.
  • Por el rechazo que producen en los niños (cada día más) muchas de sus formas de presentación: jarabes, broncodilatadores en aerosol…

Pubertad/adolescencia

Período en el que inicia la etapa fértil de la mujer y en el que pueden aparecer

  • Problemas de acné.
  • Infecciones vaginales y de orina, estas últimas 5 veces más frecuentes que en el hombre.
  • Desarreglos menstruales fisiológicos o no, reglas dolorosas, abundantes, dolor de mamas, retrasos menstruales.
  • Quistes ováricos o en las mamas.
  • Alteraciones del comportamiento y sueño.
  • Cambios emocionales y de ánimo propios de la pubertad.

Medicamentos como Hepar sulfur, Silicea, Eugenia jambosa, Kalium bromatum y muchos otros, pueden ayudar al joven o la joven a conllevar mejor su problema de acné, sin tener que recurrir a tratamientos más agresivos como antibióticos, anticonceptivos y otros.  

Juventud/madurez

Es en esta edad cuando se presentan con más frecuencia problemas propios de la mujer que requieren tratamientos más concienzudos, bien de primera intención o acompañando a tratamientos convencionales para minimizar estos:

  • Miomas, endometriosis, ovarios poliquísticos o quistes simples….
  • Mastopatía fibroquística, quistes mamarios.
  • Desarreglos menstruales y hormonales.
  • Trastornos nerviosos del tipo de ansiedad o depresión ante los cambios corporales o anímicos.
  • Dolores de miembros inferiores.
  • Infecciones por virus del papiloma humano.

Embarazo/parto/lactancia

Los medicamentos homeopáticos resultan especialmente útiles durante el EMBARAZO, período en el que o bien los médicos son reacios a prescribir cualquier tratamiento si no es imprescindible, o bien los medicamentos convencionales están contraindicados o son poco efectivos:

  • Nauseas del embarazo. Pesadez digestiva. Acidez
  • Arritmias. Taquicardias. Palpitaciones.
  • Cuadros catarrales y bronquiales en general.
  • Alergias. Lumbalgias.
  • Varices. Edema de miembros inferiores.
  • Ansiedad o miedo al parto.
  • Contracciones separadas del parto.   

Antes del PARTO, medicamentos homeopáticos como Actaea Racemosa o Caulophyllum son eficaces a la hora de preparar el útero para la dilatación y que el trabajo del parto se desarrolle adecuadamente, evitando en lo posible el uso de ventosa, fórceps o incluso cesárea. Los Tocólogos y Matronas que los utilizan así lo confirman.

Si tras el parto se indica un tratamiento de Arnica Montana, Pyrogenium y China, la recuperación será más rápida, evitaremos las infecciones y mejoraremos los posibles dolores y el sangrado.

Del mismo modo, la homeopatía es una indicación muy recomendable en la LACTANCIA, etapa en la que también está muy limitada la prescripción de medicamentos convencionales. Medicamentos como Ricinus o Agnus Castus nos ayudan a fomentar la producción de leche o a diluciones altas nos permiten frenarla.

Phytolaca, Pyrogenium, Belladona o Apis Mellifica resultan muy útiles en caso de mastitis.

Graphites o Nitricum Acidum van a ser eficaces en las molestas grietas del pezón.

La depresión POST PARTO es otro de los problemas en el que medicamentos como Sepia, Ignatia o Gelsemium las ayudan a superar esta situación sin presentar incompatibilidad con la lactancia.

Menopausia

Período especialmente complejo en la mujer y en el que los medicamentos homeopáticos pueden actuar de manera suave sobre los cambios que alteran

la salud de la mujer en la que ha desaparecido la menstruación por la caída de los niveles de hormonas antes incluso de que cese esta.

La homeopatía será útil en:

  • Los sofocos
  • Los cambios de humor, en el estado de ánimo y problemas con el sueño.
  • La osteoporosis
  • Períodos menstruales irregulares.
  • Sequedad vaginal.
  • Sudores nocturnos.
  • Problemas de sueño.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Aumento de peso y metabolismo lento.
  • Problemas circulatorios.
  • Problemas osteoarticulares.

Lachesis, Sepia, F.S.H, Belladona, Graphites, Natrum Muriaticum o Lycopodium son algunos de los medicamentos que nos pueden ayudar con estos problemas.

Hormonas en homeopatía

El uso de hormonas diluidas y dinamizadas en homeopatía es importante a la hora de tratar de manera eficaz y evitando los efectos secundarios de la farmacología convencional:

  • Trastornos hormonales en la pubertad, adultez y menopausia
  • Endometriosis
  • Falta de menstruación
  • Aquellas situaciones en las que se precise una regulación de los niveles de las  hormonas en la mujer.

La homeopatía estimulará, frenará o regulará la producción hormonal de manera natural con los recursos propios de cada mujer.

Las diluciones bajas estimularan la producción, las diluciones medias la regularán y las diluciones altas frenaran la producción.

Como ejemplo podemos señalar Folliculinum, LH, Prolactina, LH-RH, Oxitocina, Testosterona, Prostaglandinas, etc.

Es importante señalar que la homeopatía no puede actuar en caso de ausencia de una determinada hormona por causa quirúrgica, genética u otras que impliquen la falta completa de secreción.

En vista de lo descrito no resulta extraño que entre los usuarios de medicamentos homeopáticos se encuentre un número de elevado de mujeres, de mediana edad, con estudios universitarios y que acuden al médico homeópata para ellas o sus hijos.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

2 Comentarios

Comentar
  • Estimado colega , me agrada la presentación realizada de la homeopatía aplicada a las mujeres en sus diferentes etapas de la vida, es de ayuda y orientación. Soy Neumonólogo y trabajo la homeopatía y la acupuntura desde hace 30 años y he tenido resultados muy satisfactorios .

  • Muchas gracias una vez más , querido Jorge, por este regalo homeopático dedicado a los padecimientos específicamente femeninos en las diversas etapas de la vida; puedo confirmar -tras suficientes años de experiencia personal- que esos remedios producen efectos inmejorables, y que ojalá la medicina menos abierta e integrativa los descubra y aplique para bien de tod@s o que al menos no obstaculice sus aplicación e ignore sus beneficios. La ciencia sobre todo debe basarse en la experiencia, su «madre» cognitiva. Qué menos! Y la experiencia auténtica, en todos los niveles, es pura homepatía.
    Un abrazo, muchas gracias, y buena primavera, querido amigo y maestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar