Homeopatía: el paciente es el centro

Es estupendo disponer de test diagnósticos que ayuden a los médicos a hacer buenos diagnósticos de los problemas de sus pacientes. ¿Pero es eso suficiente?

No hace mucho conocí el caso real de una mujer a la que uno de estos test le diagnosticó de Hepatitis C, un problema de salud importante y de difícil curación. Sería natural ponerse más que nervioso, no solo por su gravedad sino porque además se trata una enfermedad de transmisión sexual. Muy seguro de mi criterio, me esforcé en tranquilizarla incluso cuando la segunda prueba arrojó el mismo resultado. Afortunadamente, una tercera prueba más cara pero más precisa, desmintió los test anteriores.

Siendo médico, y por tanto consciente del significado y repercusiones de este diagnóstico, puede parecer raro que desestimara la importancia de los primeros resultados. Sin embargo, como investigador acostumbrado a manejar estadísticas, no lo es tanto. Esta charla TED de Peter Donelly nos puede ayudar a entenderlo: incluso un test extremadamente preciso comete algún error.

En el caso de la Hepatitis C, hay anticuerpos que se parecen a los de la hepatitis lo suficiente como para el que test los confunda.

Por otro lado, si un test que acierta el 99% de las veces te da positivo, la probabilidad de que tengas la enfermedad no es del 99%, sino que hay que tener en cuenta cuáles eran tus probabilidades antes de hacerte el test. De este modo, y es lo que nos explica la “inferencia bayesiana” para la toma de decisiones, el nuevo dato (test +) sólo sirve para aumentar en un porcentaje esa probabilidad previa. En el caso de esta mujer, la probabilidad antes del test era tan baja (análisis negativo recientemente y sin factores de riesgo posteriores) que, a pesar que la probabilidad final de tener la enfermedad era mayor que antes, aún seguía siendo insignificante.

Sería genial aprender a manejar este tipo de pensamiento racional en todas las áreas de nuestra vida, que es lo que el premio Nobel Daniel Kahneman llama “slow thinking” en su popular libro, aunque sin duda el pensamiento rápido e intuitivo es necesario en las situaciones de urgencia  y porque dedicar excesiva atención a cada paso que damos consumiría demasiada energía. Lo ideal es entender ambos sistemas para aprender a equilibrar el uso que hacemos de cada uno de ellos; me gusta cómo lo explica esta divertida lista de videos animados:

A menudo el estrés, la fatiga y el poco tiempo disponible hacen que los propios médicos usemos con demasiada frecuencia el “pensamiento rápido” ante los resultados de los análisis que pedimos para nuestros pacientes, y tomemos decisiones demasiado protocolizadas. Pero disponiendo de la formación, la motivación y el tiempo suficientes, nuestro médico sondeará nuestras preocupaciones y se esforzará por entender nuestros valores, de modo que no sean los análisis de sangre u otras pruebas las que protagonicen la consulta, sino las personas. Así sus pacientes podrán confiar en un médico que les ayudará a entender la situación y a tomar las mejores decisiones sobre su salud. En eso consiste la “medicina participativa”, un movimiento cada vez más popular al que podéis echar un vistazo en esta otra charla TEDx y que incluye la toma compartida de decisiones entre el médico y el paciente:

Qué tiene que ver esto con la Homeopatía, os preguntaréis.

Creo que la Homeopatía ya ha avanzado bastante sobre las propuestas que hace esta entrada (o quizás ha sabido no retroceder). En primer lugar, porque siempre se trata de individualizar la atención, también a la hora de interpretar matemáticamente el resultado de un análisis. Además, porque hay que poner siempre al paciente por delante de las analíticas (¡el interrogatorio es tan importante!). Y sobre todo porque el paciente siente que participa activamente de su proceso de curación.

Pero no hay que acomodarse: hay que conseguir cada vez mayor sinergia en la utilización de los datos analíticos combinados con los síntomas del paciente; tenemos que aprender a pensar rápido (intuitivamente) y también despacio (para no dejarnos llevar por datos llamativos, a los que a veces damos un significado tan exagerado como al positivo del análisis); y sería bueno que lleváramos la participación del paciente a un escalón superior valiéndonos de las nuevas herramientas de ayuda que se están proponiendo.

Imagen designed by Pressfoto/Freepik

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde un centro médico de especialidades en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

2 Comentarios

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 17-01-2019 18:16:25 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar