Me siento muy afortunado

La verdad es que me siento una persona muy afortunada. Me gano la vida con una profesión que amo y que me permite acercarme a la gente e intentar aliviar su sufrimiento. Y además, desde hace ya más de una década, soy capaz de hacerlo usando la homeopatía como una de mis herramientas terapéuticas. Y también he de decir que, desde que la conozco y la utilizo, se ha convertido en mi mayor y mejor aliado en ese intento de aliviar la enfermedad de mis pacientes.

Pero no solo eso, sino que también tengo el privilegio de ser parte del cuerpo docente del “CEDH España”, el Centro para la Enseñanza y Desarrollo de la Homeopatía, una escuela internacional de Homeopatía que forma a médicos en esta disciplina médica por Universidades y Colegios Médicos de todo el mundo. Y es apasionante compartir y enseñar esto que otros compañeros y colegas me enseñaron a mí (y que siguen enseñándome) y ver como descubren fascinados la eficacia y la seguridad de esta terapéutica.

Como, de repente, tienen respuesta y tratamiento para situaciones en las que antes no podían más que acompañar a la evolución de la enfermedad y esperar que no se complicara, como en las diarreas de los niños o los cuadros respiratorios víricos. O como, de repente, son capaces de acelerar y mejorar el pronóstico en un esguince o una fractura. O como, de repente, son capaces de mejorar la calidad de vida y de reducir la medicación convencional en pacientes crónicos, usando medicamentos eficaces y mucho más seguros. Y como, de repente, te dicen que, como tú ya les comentaste, desde que conocen y usan la Homeopatía se han convertido en mejores médicos de lo que eran. Y yo se lo digo siempre cuando comenzamos los cursos porque es, sencillamente, lo que me pasó a mí. De repente me di cuenta que con la Homeopatía en mis manos me convertía en un médico mejor de lo que era. 

De verdad os digo que me siento una persona muy afortunada. Gracias a todos los compañeros que me han enseñado, y me siguen enseñando, a ser un mejor médico.

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

4 Comentarios

Comentar
  • La verdad es que sí que espero que un día, en una humanidad y un mundo mejor, La medicina, como la propia vida, sean mucho más dulces de lo que ahora son. Seguimos trabajando por un mundo así.

    Un abrazo.

  • Con todos mis respetos, y quiero que de verdad entiendas que es con todos mis respetos. Tu no sabes la tristeza que me causa a mi saber que hay personas que adoctrinan en creencias no basadas en el método científico y que no soportan el más mínimo ensayo clīnico.si de verdad desde la homeopatía se quiere ayudar al paciente,que pasen los medicamentos los mismos ensayos que la medicina convencional. Ques ea evaluados de la misma manera por las autoridades sanitarias. Mientras esto no ocurra…pues nos movemos en las creencias que están muy bien pero en otros ámbitos de la vida. Al paciente se acerca uno con escucha activa, co respeto y con la verdad por delante, y esto se hace o no se hace independiente de la homeopatía.

    • Lo primero que quiero es agradecerte tu interés por el blog y tu esfuerzo sincero en hacer este comentario. Muchas gracias,de verdad.

      En relación a tu comentario hay una cosa que comparto contigo, el sentimiento de tristeza. Tristeza por el tiempo y la energía que tenemos que perder para explicar que la homeopatía es eficaz y segura en estos momentos en los que las evidencias científicas que hemos acumulado ya no dejan lugar a dudas. Te invitaría a que leyeses el Documento de actualización de las evidencias científicas en Homeopatía de los doctores Abanades y Durán y si después de leerlo sigues sosteniendo la misma opinión lo único que se me ocurriría decirte es lo mucho que me llama la atención los diferentes niveles de exigencia que podemos tener según para que cosas.

      Los médicos que usamos la homeopatía como parte de nuestras herramientas de tratamiento no adoctrinamos sobre creencias, ponemos tratamientos y esperamos resultados. No buscamos sugestionar a nadie sino usar la mejor terapéutica que conocemos para la mayoría de los cuadros que tratamos. Y funciona y empezamos a saber cómo y por qué, cosa que, por ejemplo, no se puede decir de la mayoría de los tratamientos psiquiátricos al uso. Y no lo digo yo, lo dicen los estudios publicados.

      Y claro que un médico puede acercarse a sus pacientes con una escucha activa, con amor y compasión, sin tener ninguna formación en homeopatía. Lo que decimos es que esos valores del acto terapéutico fueron olvidándose en la terapéutica convencional y que son espacios fundamentales en el tratamiento, que la homeopatía nunca abandonó. Y estoy sincera y profundamente contento porque desde la medicina convencional vuelven a reclamarse.

      Y también me produce mucha tristeza tener que escuchar críticas, a veces muy ofensivas, sobre la Homeopatía y los médicos que las usamos por parte de personas sin formación, sin experiencia y muy mal documentadas. Si esas mismas personas conocieran a quienes ofenden, a esos médicos que, desde la constatación clínica de los beneficios de la Homeopatía en los pacientes y las evidencias científicas de las que ya disponemos, dedican tanto tiempo, dinero y energía personal para formarse y crecer como médicos, se abochornarían.

      Yo utilizo la homeopatía con mis pacientes siempre que lo considero oportuno, precisamente porque voy con la verdad por delante. Con la verdad de la experiencia clínica y con la verdad de la ciencia. Pero te digo más, a mi como médico, con lo que veo todos los días en mi consulta me basta y me sobra para seguir usando la homeopatía.

      Una vez decía yo algo así como que a los médicos que usamos la Homeopatía cuando nos dicen que no funciona nos quedamos sin palabras, solo nos quedan los hechos. Y Einstein (no me estoy poniendo a su altura, dios me libre) también decía algo así como que era más fácil romper un átomo que un prejuicio. Pues eso, rompamos prejuicios que las evidencias las tenemos delante.

      Un saludo muy cordial.

  • Tu no sabes lo afortunados que somos nosotros de tener medicos como vosotros .
    El hecho de tener un medico que me va a poner un tratamiento personalizado causandome el menos dano posible , respetuoso con la naturaleza (esto hay que anadir )
    merece todo el respeto del mundo y los extiendo a los veterinarios con gran admiracion
    porque los animales no hablan , sino nos ibamos a enterar cuando se les atiborra de cosas innecesarias sin opcion a decir no.
    Menos mal que cada vez hay menos medicos adoctrinados y con un gran ego ….y mas medicos inteligentes que piensan , que mas puedo hacer y causando el menos dano posible .
    Gracias por ensenar todos esos conocimientos , la humanidad sera mucho mejor .
    Un beso muy grande a todos .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2020 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar