Cómo acabar definitivamente con la homeopatía.

Última modificación: 16-05-2017 13:55:35

Consejos para un escéptico.

Estimado escéptico de la homeopatía,

Me dirijo a ti sabedor de tu desinteresada dedicación por el bien de la ciudadanía en general y, en el caso que nos ocupa, por todos aquellos que en su supina ignorancia aún utilizan medicamentos homeopáticos para tratar sus dolencias. Sé de tu abnegada entrega en el poco tiempo libre que te queda de tus industriosos quehaceres y me parece a mí que contribuir a tan elevado propósito merecería mejor suerte en este mundo (puesto que de los otros no tenemos ninguna evidencia científica aleatorizada y debidamente controlada).

Por ello, disculpa mi atrevimiento, me he animado a enviarte estos consejos comunicativos para que puedas ser aún más eficaz en lograr la tan ansiada extinción absoluta, radical y definitiva de la homeopatía, este método terapéutico tan peligroso para la humanidad entera en su conjunto tanto en su aspecto cuántico (más probabilístico y relativista) como el más propiamente newtoniano (más euclideano e inercial).

Creo además que de seguirlos, con la perspicacia a la que nos tienes acostumbrados, te va a ayudar con seguridad a subir esos ansiados peldaños en el escalafón de tu amada asociación lo que también te permitirá labores más ejecutivas y no solamente las mas ramplonas y pedestres de la grey.

Así que te ruego aceptes de buen grado estas sencillas recomendaciones que a buen seguro pueden reportarte un preciado beneficio personal y social.

Respeto

Está bien respetar a las personas. Viene en todos los manuales de comunicación. Y aunque te cueste entenderlo (¡y sabe dios cómo lo has intentado!) hay personas que, como decía más arriba, incomprensiblemente, usan medicamentos homeopáticos. Dicen que más de 400 millones en el mundo. Más de 300 mil médicos que los prescriben. Falacia ad numerum, falacia ad autoritas y falacia  ad populum, por lo menos, te aprestas a decir como quien se sabe de carrerilla los reyes godos; que no eres tú nadie para las falacias que tan bien te explicaron los jefes y te gusta repetir en los debates.

Pero a lo que íbamos. Aunque te cueste entender a esa parte de la humanidad que vive en las sombras deberías respetarla. No por nada, tonto, sino para ser más eficaz. No los insultes. Si les dices que son estúpidos o nacieron todos con escaso coeficiente intelectual como escribió hace poco en un diario un inteligentísimo, él sí, pediatra acólito, podría ser que la gente deje de leer el resto del artículo. Es una reacción humana, como bien sabes. “Y a mi que me importa”, me dirás en un alarde de inteligencia empática pero poco meditada… Bueno, no importa, cierto, pero la cuestión está en que esa es precisamente la gente a la que quieres convencer…  Y así no vamos bien…¿Captas la sutileza, no?

Por lo mismo, cuando ya seas líder mediático en tu amada asociación recomienda, por favor, que dejen a un lado los insultos más groseros como pedir la muerte para médicos homeópatas o definirse, en su perfil de tuiter, como asesino de homeópatas. Lo sé, una broma, hombre, los chavalotes ya se sabe como son. Y vale, que sí, que los homeópatas son muy sensibles ellos y tienen la piel muy fina pero alguien podría decir también que eso es ponerlos en la diana de algún (mayor) descerebrado. Y  vale también que es la sagrada libertad de expresión, oyes, que a demócrata no te va a ganar nadie. Sin embargo, convendrás conmigo, que bonito, lo que se dice bonito, no queda, así que lo que puedes hacer es recriminarle públicamente (sin pasarte de rosca) y en privado le pagas unas cervezas en uno de esos baretos de suicidios homeopáticos y le palmeas la espalda por machote…

En esta línea de respeto incluso hasta te recomendaría que respetaras las creencias (religiosas) de la gente. Ya sabemos que Dawkins (perdón por mi osadía de tomar el nombre de dios en vano) es muy ateo y contrario a la religión pero hasta los pobres mortales que creen en Cristo, Alá o Buda pudieran sentirse ofendidos cuando muchos de tus representante más añejos menosprecian la oración o hasta el agua bendita…La intención es buena, no digo que no, se trata de que la gente se confunda y asimile la homeopatía a una creencia pero en ese loable intento corres el riesgo, como decía, de ganarte la animadversión de los creyentes (otros cuantos millones como, desgraciadamente, bien sabes) y que dejen de escuchar al lumbreras de turno…Y ya sabes que la gente tiene su corazoncito. Algún día se lo llegaremos quitar y tendremos robots que no darán tantos problemas, seguro, pero por ahora Pascal aun tiene vigencia y el corazón sigue teniendo razones que la razón no entiende… No sé si me explico…

La razón

En esto lo estás haciendo bien y sólo tienes que consolidarlo un poco más. Razón, ciencia, luz de la razón (y todas sus variantes luminosas), verdad , hechos, probar, maetaanálisis, evidencias, etc… Lleva siempre por delante esta panoplia sustantiva en tu presentación sobre todo con algunos políticos, rectores o presidentes de colegios profesionales de salud. Verás que muchos de ellos asentirán gravemente mesándose la barbilla en gesto no exento de interés para dar prueba de que están definitivamente de tu parte, de parte de favorecer “el espíritu crítico de la ciudadanía” .Y ¡claro que te van a facilitar el desarrollo de esas jornada científicaaaaas a celebrar en la sala (magna) de actos del colegio o en medio del ayuntamiento si es preciso.

-Mira, es más, -te dice apoyando la barbilla mesada en su pulgar derecho mientras que con el índice se acaricia el pómulo y mira a la lejanía para enfatizar la gravedad del momento- ya sabemos que hay recortes y que las cosas van como van pero aun así vamos a dedicar una modesta subvención a este evento tan progresista y clarificador para la ciudadaníaaaa.

Y no sabes bien cuánto le gusta esa palabra, le embelesa, y por eso la pronuncia con tal deleite que parece quedar flotando en el ambiente mientras tú, mentalmente, haces números con tu merecida comisión.

Huelga decir que a la hora de contraponer sustantivos, oscurantismo, superchería pseudociencia… son las palabras adecuadas  Y si algún político, rector presidente de colegio tuviese alguna duda al respecto, harto improbable dada su probada pusilanimidad, unos cientos o miles de correos electrónicos cada mañana a su digna dirección harán quebrar enseguida su menguada resistencia

Y si no, además, el golpe de gracia, el titular de la noticia que graciosamente te facilito para que tú se la hagas llegar a aquel periodista de la asociación y de paso te hagas valer más y ganes unos cuantos puntos que siempre te vendrán bien. Sería algo así como “Aquelarre de pseudociencias en la universidad” … Éstas bien discurridas palabras seguidas de unos cuantos comentarios igualmente ocurrentes harán que hasta el más acérrimo defensor de la libertad de expresión en la universidad baile en la palma de tu mano.

Por cierto, hablando de periodismo, no se consideraría muy adecuado que un periodista manifestase públicamente pertenecer a un determinado partido político o asociación sobre todo si tiene que informar de un tema relacionado con ello. Sin embargo, si tiene a gala manifestar su pertenencia a una asociación “escéptica” parece que no hay problema porque todos sabemos que estas asociaciones son de tipo neutro que trabajan por el bien de la ciudadanía  y escépticos somos todos, hasta el director del diario. ¿No lo era también Pulitzer?. Bueno, que de ningún modo eso va a mediatizar su crónica. Tampoco el participar en las mismas jornadas científicas con vosotros. En realidad, ese es un dato tan anodino como ser del alcoyano o tener una tía que se llame Severina, oyes

No exagerar

Contención, amigo, contención…… Sí, ya sé que si hubiera un muerto, sólo uno, por efecto directo de la homeopatía todo sería más fácil (consultar con los jefes cómo un placebo puede producir muertes) pero hasta ahora no es el caso a pesar de tu denodado empeño. Y mira que lo hemos intentado. Últimamente por ejemplo con el niño de Girona. Sí hombre, aquel que murió en extrañas y oscuras circunstancias (parece ser que los padres tuvieron su cadáver en la cama más de un mes) y como parece que había medicamentos homeopáticos en su casa uno de nuestros aguerridos periodistas ya estableció en el titular la conexión con su muerte (que hubiera también tijeras o enchufes o aspirinas en la casa son minucias que el público no detecta). O con los antivacunas o con el hombre del saco… Se trata de relacionar que algo queda…

Pero por eso te pido contención. No exageres. Un poco más y nos vamos por lo de comunistasjudeomasónicos… ¡Tiempos aquellos en que se prohibía de un plumazo y todo era más fácil!…

También deberías dejar de cometer errores de bulto como decir que no hay ningún estudio científico publicado sobre homeopatía, o que no hay ninguna revista importante que haya publicado estudios al respecto. Si dices eso eres poco creíble porque hoy día con Internet la gente lo puede comprobar. Mejor informarse un poco mejor y después ya inventaremos algo más plausible…

Sé espontáneo

Ya sabes, lo de la famosa paradoja… Bueno, otro día te la explico… Total, que se vea que no te mueve ningún interés más allá del propiamente altruista de buscar el bien de la ciudadaníaaa. Tú eres un científico aunque no hayas visto un paciente en tu vida. Y si por casualidad fueras abogado o informático o incluso no poseyeras ningún tipo de título universitario no te preocupes y preséntate como “divulgador científico” que nadie te va a pedir credenciales. Los medios ya se sabe. Y así, vete metiéndote en todos y cada uno de los foros venga o no a cuento para que los de tu asociación vean lo activo que estás.

Y sed espontáneos. Es importante que no se note que estáis coordinados y sois alguna especie de movimiento fanático o sectario. Que no os vaya a pasar como en aquella encuesta de La Vanguardia sobre la supresión del Máster de Homeopatía de la Universidad de Barcelona cuando a alguien se le fue la mano y “votaron” más de ¡13 millones de personas! Jaja y con más del 99% de los votos a favor de la supresión claro. A la búlgara. ¡Qué grandes sois!

De todas formas errores así no deben repetirse, está muy feo porque como comprenderás la gente puede empezar a sospechar que aquí hay gato encerrado y para gatos ya tenemos el de Schrödinger (si me permites “el guiño científico” jeje)

Conocimiento

En plena época de Wikipedia, la enciclopedia libre (menos para la homeopatía, claro, puesto que es del todo imposible editar esa entrada) tener un conocimiento adecuado de lo que vas hablar es esencial. Y si de verdad quieres escalar puestos has de superar la Wiki. Y no cometas también el error, que estáis cometiendo últimamente, de explicarnos a nosotros lo que es la homeopatía. Y con alarde torero además, como diciendo “¿ves lo que sé?”  Los ovnis, las caras de bélmez o los protoplasmas cósmicos son los temas que conoces hasta de forma erudita. Ahora te han reciclado a temas de salud y no es lo mismo pero si pones suficiente empeño seguro que lo consigues. Y si no, a Salamanca, oyes, como se decía antes…

Humor

Ya sabemos que tu labor es ímproba y sacrificada y que muy pocos lo saben reconocer en su verdadera dimensión pero sonríe hombre que el mundo no se acaba en la homeopatía. Y el estreñimiento no es nada bueno y hasta puede afectar tu expresión facial. Además, hasta tu mismo dices que los medicamentos homeopáticos no hace daño directo. Y mira que hay cosa malas en el mundo. Así que relájate un poco y no hables como si se fuera el Apocalipsis. Un poco de humor, que aunque las sonrisas tampoco están debidamente metaanalizadas todo parece indicar que quizás, acaso, tal vez, sean buenas para la salud.

Conflictos de intereses

¡Ay, cuánta gente tiene que agradecer a la homeopatía!. Ya está claro el conflicto de intereses de los médicos homeópatas. Viven de su actividad médica (incluida la homeopática). Eso está muy claro y todo el mundo es consciente de ello. Pero, claro, para ser transparentes, todos tendríamos que hacer lo mismo, hasta vosotros. Primero en lo que no es medible, los egos, por ejemplo, que está muy bien llenarlos que para eso los tenemos pero que después tiene una traslación, sin querer, claro, en lo más burdo y puramente material. Dime tú, si no, quién conocería a fulanito y lo invitaría a jornadas y charlas científicas si no fuera gracias a su negacionismo homeopático. Y también está el “merchandising”  tipo “libro que estoy vendiendo” (y que muestro cada vez que voy a la tele), las jugosas subvenciones universitarias estimuladoras del “pensamiento crítico” a las que me he referido, seminarios de salud, campañas varias, etc. ¡Y qué menos, digo yo, para labor tan hercúlea!. Pero, convendrás conmigo, que tal como está el país de corruptelas y esas cosas y en aras de la transparencia, todo eso también tendríais que consignarlo en los conflictos de intereses por aquello que decía de la ciudadanía y el gato encerrado que, como el de Schrödinger, si me vuelves a permitir el guiño jeje, oler huele, pero no sabes bien como está hasta que has abierto la caja.

Pues bueno, mi estimado escéptico, respeto, contención, conocimiento, humor, conflictos de interés, son algunas de los aspectos a mejorar para tan noble propósito. Seguro que podrían añadirse algunos otros y en eso seguiremos, no lo dudes, si es de tu interés, pero no querría ser más exhaustivo en este primer contacto. Creo, humildemente, que aquí ya hay suficiente materia para corregir en lo que sea corregible y enderezar en lo que sea enderezable. A ver qué te dicen ahora los de arriba. Pero si fuera que no, tú tranquilo que ya sabes aquello de enseñar a cantar a los animales de bellota. No desfallezcas y persevera que tu tiempo llegará. Mientras tanto espero, por lo pronto, que te haya sido entretenido y provechoso.

Sin más.

 

Sobre el Autor

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga
Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga

Tal como decía Holden, “Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia…”

Bueno, pues nací en un pequeño pueblo de montaña donde por la noche se contaban historias. Las mujeres que venían a casa con sus candiles, se sentaban, hilaban y contaban. Todas aquellas largas noches nevadas de invierno escuchando historias. Historias de todo tipo, de miedo, de muerte, de espíritus, de risa, amor, de desamor. Historias.

Después estudié y me licencié en Medicina por  la Universidad de Barcelona (UB). Hice el postgrado en Homeopatía por la UB-Academia Médico Homeopática de Barcelona (AMHB). He sido Director del Máster de Medicina Homeopática de la UB (2011-2016) y de la propia AMHB. Me encanta la docencia y ahora sigo de profesor de homeopatía en la AMHB y el CEDH. También cursé el Máster en Terapia Breve Estratégica, en su primera promoción, con el equipo de G. Nardone en el Institut Gestalt de Barcelona (2000-2002) que ha influido mucho en mi formación.

He incorporado, pues, la Homeopatía y la Terapia Breve a mi consulta médica para así abordar las historias de los pacientes en todas sus dimensiones: física, emocional, comunicacional y también, de algún modo, espiritual.

Porque, más de allá de todo, sigo escuchando historias. Historias extrañas, dramáticas, desesperanzadas, vitales. Intento curarlas o aliviarlas con la ciencia y el arte médicos. Cambiar esas narrativas, esos patrones, físicos y emocionales, que nos aprisionan. Y para ello, primero, busco comprender la historia verdadera. La historia verdadera de cada uno de nosotros.

Me apasiona la literatura, la poesía, el cine, la comunicación... La naturaleza. La belleza de todas las cosas. El humor. La vida, en una palabra.

Como médico, y como científico, aún creo en la antigua magia que tienen las palabras.

Ordet.

82 Comentarios

Comentar
  • interesante jerga, me pregunto si el escritor sabe exactamente que significa cada palabra, sin embargo voy al punto, la homeopatia exste y existirá al menos mientras yo viva, la he usado con altísimo éxito, mi familia solo se trata homeopaticamente y sigo viendo casos, yo mismo me he curado con ella, naturalmente entiendo a los alópatas, se les caen los negocios, yo soy científico y he trabajado con la industria farmaceútica, es un asco, sus drogas solo empeoran las cosas, medio mejoran algo y dañan otra cosa, aparte el asqueante negocio.
    me importa un bledo lo que gente “escéptica” diga, yo sigo con la homeopatía y algún día reemplazará totalmente sus drogas malditas.

    • Hola Jorge,
      intento no utilizar palabras cuyo significado desconozco pero, sobre todo, me alegro mucho de tu experiencia y la de tu familia tan positiva con la homeopatía
      un cordial saludo

  • Para muestra los botones de como se comportan los críticos de la homeopatía,” tontos” “chorradas”. Madre mía vaya hornada de científicos, el método de debate que utilizan es fantástico, pero fantástico para guardarlo en el cajón, donde se encontrarían con todos los artículos que dan resultados favorables a la homeopatía que el estudio australiano y otros metaanalisis han dejado ahí. Shissss que nadie se entere a ver si resulta que se tienen que morder la lengua …….
    un poco de Educación
    La educación implica relación social, influencia humana de unos sobre otros. Ahora bien, a todas las influencias no las podemos considerar como educativas, ya que deben cumplir algunos requisitos, tales como el respeto a la libertad y a la dignidad de la persona. Aquí se puede utilizar la máxima de que “el fin no puede justificar los medios”. En los ámbitos formalizados, la explicitación del fin que se persigue, en el que deberá haber acuerdo previo entre la persona que ejerce el influjo y la que lo recibe, será otra particularidad exigible a este tipo de acciones humanas, que calificamos como educativas.

    en fin algunos no entran en este grupo.
    gracias Gonzalo sigue , muchos te lo agradecemos y otros pues que se vayan a curar a donde quieran

    • Hola Mª Jesús,
      gracias por tu comentario y tu trabajo para que la homeopatía siga ocupando el lugar que por su historia, su dedicación al paciente y, sobre todo, sus resultados, se merece.
      un abrazo

  • Soy otra vez María José Sanchez. He vuelto a leer tu artículo y después de pasarme casi 2 semanas informándome de lo q está pasando… hoy será el primer día q podré dormir. Gracias x tu dedicacion, esfuerzo y publicaciones. Se q como profesional eres muy bueno. Como persona también. Pocas personas brillantes como tú se enfrentan en tantos bandos! Un saludo y a tu disposición!

    • Hola María José,
      me alegro que te haya gustado y poco más puedo decir aparte de que ¡muchas gracias por tantas palabras bonitas!
      que pases un buen día
      y gracias por seguirnos y participar
      un abrazo

  • Lo felicito, apreciado doctor.
    Siempre me llama la atención la furia descontrolada de algunos “lectores” cuando en El País o en La Vanguardia aparece un artículo sobre homeopatía.
    Personalmente, me parece evidente que, si hay algo que la ciencia no puede explicar, el problema no es de ese “algo”, sino de las limitaciones de la ciencia.
    Es curioso que un “científico serio” sea capaz de apostar por una miríada de universos paralelos (a partir de un humilde efecto de difracción), pero la cuestión de la memoria del agua le saque ronchas.
    Lo que no es curioso, y usted oportunamente lo menciona, es la falta de humor, propia de todas las mentes pequeñas, cerradas y fascistas.
    Felicitaciones por su página, su vocación y su trabajo.

    • Hola Roberto,
      y, antes de nada, disculpas porque se había “traspapelado” tu comentario…
      Pues sí, esa es muy curioso lo que comentas… Una contradicción más a la que nos tienen acostumbrados estos aguerridos pseudoescépticos…
      Pero lo verdaderamente importante es lo del humor… ¡Cómo escasea en esos ámbitos!
      Un saludo cordial
      Gracias por tu atinado análisis y por seguirnos

  • Querido amigo, al final lo de siempre; mucho insulto, mucho desconocimiento por parte de los de siempre… pero un post maravilloso. Pero bueno, ya no les des más pistas!!!! jjjj Un abrazo

    • Gracias Guillermo! Tú hiciste el primer comentario y seguramente habrá más pero así, de alguna manera, se cierra un primer círculo… He permitido los comentarios más o menos insultantes y desagradables para que los lectores también vean que esa parte de mi post no era en absoluto exagerada (en realidad me quedo muy corto) y el estilo grosero y chabacano con que nos encontramos con frecuencia en twitter… Es un odio muy llamativo como digo con las cosas que hay por el mundo…
      Y estoy un poco decepcionado, la verdad, porque no he conseguido explicar bien que si siguiesen mis consejos podrían ser más efectivos …
      Nada, que creo que haré una segunda parte…
      un fuerte abrazo compañero!

  • Ellos se lo pierden, no hay que darle muchas más vueltas.
    Yo hace años que ya no intento convencer a nadie, ni explicarle cómo se reconocen los buenos resultados de la Homeopatía entre colegas, vecinos, compañeros de clase, colectivos varios, familiares, gentes en otras latitudes y animales propios y ajenos…
    En definitiva, los sujetos adultos y en nuestros cabales podemos, sí, eso tan manido que siempre aducen los escépticos: sugestionarnos, pero un animal, un bebé o una persona con un trastorno mental, difícilmente actuarán tras tomar un placebo.
    Los escépticos han de empezar a rendirse a la medicina de la evidencia y los médicos homeópatas han de bajarse del burro y reconocer que una buena práctica homeopática también la puede ejercer alguien que no esté formado en Medicina. Eso sí, a todos se les ha de exigir una formación responsable y de calidad.

    • Hola Marian,
      nosotros, los del blog, ya ves que si no convencer sí que estamos aún por explicar la homeopatía porque nos parece apasionante hacerlo sobre todo para todos aquellos que tengan una sana y verdadera, aunque sea escéptica, curiosidad. Es más, nos parece hasta importante hacerlo y de la mejor manera posible comunicativamente hablando.
      Tendríamos que tener un espacio del que no dispongo aquí para hablar más de medicina y homeopatía pero en todo caso estoy de acuerdo en que la formación debe ser responsable y de máxima calidad
      Muchas gracias por seguirnos

  • Vaya. Yo pensaba que iba a hacer un artículo “anti-escépticos” dando (intentando, más bien) argumentos a favor de la homeopatía.

    Pero no… la verdad es que este artículo no habla de homeopatía y por supuesto jamás de ciencia. Solamente es un artículo de ataques personales a quienes considera sus enemigos.

    Pues con ese tipo de argumentación sí que veo complicado que engañ… ejem, convenza usted a nadie.

    • Hola Jose,
      cuando quiera hacer un post dando argumentos a favor de la homeopatía (yo y mis compañeros ya lo hemos hecho), hablar de ciencia (yo y mis compañeros ya lo hemos hecho) u otros objetivos, puedes estar seguro que lo haré/mos. Y espero que con la misma repercusión que parece está teniendo éste.
      Si estás interesado sólo tienes que seguirnos.
      Gracias

  • Mi queridísimo (no) doctor,

    Nadie desea la muerte a nadie, no se haga la víctima. Eso sí, los homeópatas (sic) deberían estar castigados con cárcel por timo (¿agua y azúcar a precio de oro?) y por delito contra la salud pública.

    Es usted un charlatán que se aprovecha de la desgracia de los más desesperados, sacándole la pasta a los moribundos, y lo peor es que lo sabe y lo hace conscientemente, no se puede ser más ruín y desgraciado.

    La fe no cura las enfermedades, la ciencia sí.

    • Ah, así que ahora “la ciencia” cura enfermedades. Y pensar que todo eso de distinguir entre ciencia y tecnología debería ser útil. Ahora usted viene a afirmando que ciencia y tecnología son lo mismo. Lo gracioso del asunto es que personas de su estilo vienen a insultar y difamar sin argumento alguno de por medio. Pero dado que le gusta las amenazas. ¿Cómo se debería castigar a los abogados corruptos como el director de la empresa y negocio Círculo “Escéptico”? ¿cuántos años se le podrían dar por conspiración y defraudar numerosos organismos públicos y privados?

      http://explicandoalexplicador.blogspot.com/2016/03/el-sacerdocio-de-la-ciencia-l-el.html

    • No es cuestión de victimismo, es que eso de “asesino de homeópatas” y otras lindezas semejantes son tan ciertas (tenemos las pruebas) como inaceptables. Y un tanto exageradas y hasta miserables añadiría.
      Y si después de tomarte una tila o un diazepam (para no soliviantarte aún más si te recomiendo un medicamento homeopático) vuelves a leerte es posible que veas que tu comentario es un claro ejemplo de ello.

    • Pero que dice!! Acaso Usted ha probado ese “azúcar”?…Yo si, y con buenos resultados, en mi casa nadie toma otra cosa!! Precio de oro? Donde?
      …es que esto es hablar por hablar. Informese antes de hablar, le recomiendo que acuda Usted a un buen Homeopata. Un saludo

      • Muchas veces no hay nada mejor que tener la experiencia, efectivamente. Pero ya ves que hay mucho desconocimiento (en el mejor de los casos) o un negacionismo que casa mal con el espíritu científico
        Gracias por tu comentario y por seguirnos
        un cordial saludo

  • Muchas gracias por tan elaborado artículo, se lo voy a reenviar a cada persona que me diga que la homeopatía no está probada, sobre todo por el apartado en el que menciona que hay más de 400millones de personas utilizándolo ( o somos todos tontos).

    • Hay más de 4000 millones de personas que creen en Dios,no irán a estar equivocadas también no? Manda copia mensaje a ateos.

    • Pues siento comunicarte que sí, si hay 400 millones de crédulos sois todos tontos. Porque el que mucha gente crea en algo no implica que esa creencia sea cierta. La veracidad de algo lo demuestran unas cosas llamadas pruebas.

      • Y como no podía faltar Javier el que no duda en insultar a otros y no bajarlos de “tontos”.

        “Porque el que mucha gente crea en algo no implica que esa creencia sea cierta. ”

        Que gracioso, siendo ateo no puedes superar tu trauma con la iglesia y vienes a equiparar todo con fe y religión en contraposición a la ciencia como si fueras dueña de ésta.

        “La veracidad de algo lo demuestran unas cosas llamadas pruebas”

        Sí, esas mismas pruebas que cuando te las ponen en frente comienzas acusar con cualquier excusa tonta. Eso te lo han señalado no sólo aquí, en magonia, menéame y otros sitios te han señalado varias personas que tienes la costumbre de tergiversar y descartar lo que no te conviene. Aún tenemos pendiente lo de las “cartas de amor de Shang” y que me expliques cómo es que tu amado meta-análisis de Lancet descartó 12 ensayos de alta calidad metodológica que demostraron efecto superior frente al placebo en URTI’S. ¿O todavía necesitas traer chistes baratos como pruebas científicas?

      • Hola Daniel, Javi,
        efectivamente que un número mayor o menor de personas haga algo no significa que ese algo sea necesariamente cierto. Ni lo contrario claro. Simplemente está ahí. Pero creo que eso ocupa una línea en mi post.
        Gracias

  • Señor Gonzalo,

    Fíjese si es usted tan verborréicamente adelantado y atevido que ha cometido un fallo. No es COEFICIENTE, es cociente intelectual. Hable con conocimiento de causa antes de destrozar términos de disciplinas tan nobles como la psicología. Que si ya se atreve usted a tocar la medicina y la farmacología (restregando el Código Deontológico Médico y su artículo 26.2 por el suelo, sin hacerle caso de ningún tipo), de paso, aprenda a escribir pero sabiendo lo que dice o contrastrándolo. Nunca leí tal sarta de chorradas en tan poco tiempo.

    Y con todo el respeto del mundo, tener un título en medicina no le hace inmune a creer chorradas porque tiene usted de científico (debe ser un chiste muy gracioso) y formador un valor incalculable, como la cantidad de sustancia activa de los preparados homeopáticos que se supone utiliza para los demás… e imagínese ya la cantidad.

    • Sra. María C,
      en lo del artículo del Código Deontólógico le diré que no me siento concernido desde el momento en que la misma OMC (Organización Médica Colegial) declaró la homeopatía como “acto médico”.

      Y en cuanto al lenguaje, me esfuerzo por mejorar cada día pero, como se imagina, en un escrito de esta extensión se pueden colar errores como por ejemplo haber escrito “maetaanálisis” en vez de metaanálisis,, “llegaremos quitar” por llegaremos a quitar, etc.

      Sin embargo, justo el término al que se refiere en concreto, “COEFICIENTE” , SÍ está aceptado tanto por la RAE (http://dle.rae.es/?id=9e8d8Dc) como por el Diccionario panhispánico de dudas (http://lema.rae.es/dpd/). Así pues, es un término que puede usarse en lenguaje coloquial que es el predominante en este blog. Es más, incluso hasta se lo discutiría en su acepción psicológica y científica pero creo que eso, ahora, no sería de interés para nuestros lectores.

      Y ya que de gramática hablamos, asunto en el que probablemente todos somos aprendices, yo el primero, me permito señalarle el término “verborréicamente” que usted utiliza en su comentario. Ese sí que no existe en castellano (y menos con tilde).
      Muchas gracias por su aportación

      • Como usted sabrá, que una palabra aparezca en el DRAE o no aparezca no dice nada sobre lo adecuado o inadecuado de su uso (como verá, también aparece “cocreta” y dudo mucho que tuviese usted una consideración intelectual muy alta de alguien que usara esa palabra de forma cotidiana).

        Para recomendaciones lingüísticas existen otro tipo de diccionarios (como los diccionarios de dudas o los diccionarios de uso, siendo el María Moliner el más popular).

        Recurrir al DRAE no es más que una variante de la falacia de autoridad (hay quienes incluso la llaman “falacia del DRAE”) y como argumento es, por tanto, bastante flojo.

        Dicho lo cual, y aunque el uso del término “coeficiente” esté extendido (y por ello recogido en el DRAE) lo correcto es usar “cociente” ya que dicho valor se obtiene a partir de una división.

        Un coeficiente es un factor, una constante que acompaña a otro objeto multiplicándolo (un miembro de un polinomio, un vector, una variable en una ecuación, etc.) y no veo cómo dicho concepto sería sustituible por el de cociente.

        • De verdad con ustedes no es más gracioso. En lugar de responder directamente el tema se ponen a desvariar con si la RAE tiene razón.

          Además, vienes a dar lecciones de falacias. ¿Desde cuando consultar la RAE es hacer falacia de autoridad?

          Explique.

        • Hola Jose,
          aunque a mi personalmente también me gusta más como diccionario el “María Moliner” seguro que sabes que a nivel de autoridad lingüística el de la RAE tiene la misma, sino más. Hablas de diccionarios de dudas y precisamente te pongo un link al más conocido y de mayor prestigio (el panhispánico, http://lema.rae.es/dpd/) que también acepta la palabra “coeficiente intelectual”. Quizá te pasó inadvertido. Suele pasar si uno no está abierto a considerar los argumentos de los que no piensan como uno mismo.
          Pero es que además no solo gramaticalmente sino científicamente “coeficiente” también tiene razón de ser. Zet incluye más abajo algunos enlaces pero hay muchos más. Permite que no me moleste en citarlos y en continuar con esta pseudopolémica
          Muchas gracias

    • ¿Está usted de broma?

      Se usa coeficiente intelectual:

      http://cybertesis.unmsm.edu.pe/handle/cybertesis/1708

      http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182011000400001

      Lea, lea…

      http://wwww.centrodocumentaciondown.com/uploads/documentos/27dcb0a3430e95ea8358a7baca4b423404c386e2.pdf

      ‘Actualmente los tests utilizan escalas para transformar las puntuaciones directas, con lo que el C.I. ya no es el resultado de una división, sino que es “corregido” por unos
      coeficientes de adecuación, por lo que se habla en ocasiones de coeficiente intelectual o coeficiente intelectual de desviación. ‘

      ¿Quién entonces la que pone “chorradas”?

    • Hola Manuel,
      pues no pretendía yo ninguna defensa de la homeopatía. En realidad. como el subtítulo del post indica, son más bien una serie de consejos para escépticos de ella.
      En cuanto a que la homeopatía tiene los días contados permítame que me guíe, una vez más, por el sano espíritu científico de la duda. Una duda bien fundamentada en este caso tras más de 200 años de existencia de este método como tal y más de 2000 desde que Hipócrates dejara constancia escrita del principio de curación por los similares.
      Gracias por el comentario

    • De hecho no es así. Su última payasada:

      http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2016/09/29/punetazo_farmaceutico_contra_homeopatia_55463_1023.html

      De 153 comentarios la mayoría se posicionó contra América Valenzuela. Deberías pensar porque se está dando el fenómeno de que negocios como el que perteneces, ya sabes ARP-SAPC y Círculo “Escéptico”, están comenzando a ser ampliamente cuestionados. Y esto no es cosa exclusivamente de posicionarse a favor o contra la homeopatía. Es lo que se ganaron con años.

      -En menéame ya no los quieren. Su pequeño grupo donde financiaron al tal @debunker (si creyeron que no se podía obtener información, pues les falló), se ha reducido a unos cuantas cuentas clonadas (y eso que va en contra de las reglas),

      -También se ha obtenido información de como lograron manipular votos positivos para vídeos de Youtube. Es interesante que pese a que Naukas tienen ingenieros informáticos sean tan incompetentes de lanzar votos masivos en intervalos tan cortos de tiempo. Y eso lo repitieron. ¿Sabes qué significa eso Manuel Herrador? Bueno, lee el apartado del código para delitos de fraude informático.

      -El país, bueno las dos últimas opiniones editoriales tuvieron que cerrar la sección de comentarios. Que raro, cuando te das cuenta que hay otros tres personajes que seguramente bien conoces “Ellen Ripley”, “Pio Pla” y otro más, que son socios de ARP-SAPC.

      -Suelen censurat selectivamente en Naukas, magonia, lacienciaysusdemonios, lamentiraestaahifuera…. Y numerosos blogs que se dicen “escépticos”.

      Manuel, parece que tu publicista, perdón ingeniero Emilio no sabe hacer algo. Ah, su último truco “farmaciencia”. Buen intento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 17-10-2019 17:13:00 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar