Homeopatía y alimentación. 10 claves para mantener nuestro organismo libre de toxinas.

Última modificación: 18-05-2018 13:39:56

Pesticidas en frutas y verduras, metales pesados en el aire y el pescado, plásticos envolviendo y contaminando casi todo lo que comemos, animales criados con piensos y antibióticos a mansalva  en condiciones lamentables de hacinamiento y sufrimiento, aire y agua polucionados y rodeados de ultrasonidos y todo tipo de ondas sin conocimiento ni control… Y no lo olvidemos, sobremedicación hasta el punto de que esos medicamentos que usamos habitualmente para curarnos se han convertido en una de las causas de muerte más importante. Pues sí señor, así vivimos, sumergidos en un cocktail químico. Y esto solo es una sinopsis, como los trailers de las películas.

A lo largo de todo el siglo XX las condiciones y la calidad de vida en nuestra sociedad no han parado de mejorar. La tecnología, las condiciones laborales, el acceso a la educación y a la medicina, el acceso también a todo tipo de alimentos, las condiciones higiénico-sanitarias de hogares y centros de trabajo, el ocio y el entretenimiento, las libertades, todo parecía que tenía unas posibilidades ilimitadas de crecer y mejorar. Hasta que hemos empezado a sentir de forma innegable el “resacón” de tanto crecimiento hasta el punto de que la propia OMS y otros estamentos sanitarios internacionales comienza a advertir de que esta podría ser, la de nuestros niños actuales, la primera generación conocida con menor expectativa de vida que sus padres.

Que hemos crecido, es indudable, pero hacía dónde y de qué manera, esa es la cuestión. Hemos pensado durante mucho tiempo que el fin justificaba los medios y lo que estamos viendo es que no puede llegarse a un buen fin si no se usan buenos medios. Y los métodos que hemos y seguimos usando para subirnos a la montaña rusa del crecimiento, la productividad y el consumo sin fin han sido y son equivocados. Es solo una opinión pero la impresión que me da es que los hechos la confirman.

Estamos apoyando la felicidad en el tener y la salud en la medicalización de la vida y lo que estamos consiguiendo es que cada vez consumamos más ansiolíticos y antidepresivos, lo que no dice nada bueno de nuestros niveles de felicidad, y que cada vez estemos antes y más instalados en la enfermedad crónica. Y, además, parece que a partir de ahora vivimos cada vez menos.

La sensación que a mí me da es que nos estamos volviendo un poco locos, como si esto de crecer sin límites nos pone, nos coloca como si fuera una droga, hasta el punto de no ver lo evidente.
La sensación que me da es que hemos desarrollado mucho nuestra tecnología, de forma sorprendente y maravillosa, pero muy poco nuestra conciencia. En el punto tecnológico en el que estamos podríamos resolver todos los problemas de la humanidad y crear una sociedad justa y feliz pero creo que nos falta eso, lo más importante, la conciencia. La bondad, el amor, la compasión acaban siendo mucho más importantes para una sociedad que la inteligencia. 

Hay un fenómeno que está instalándose con fuerza en estos últimos tiempos y que me parece muy ilustrativo de nuestra forma de entender la vida como sociedad. El mindfulness se está convirtiendo en todo un éxito, cada vez más gente lo conoce y lo practica. Y está muy bien; pequeños momentos de meditación para estar más conectados con el aquí y el ahora. Pero lo curioso, lo que me está dejando perplejo, es como por momentos se está convirtiendo en una herramienta para reducir el estrés y aumentar la productividad de los trabajadores y de las empresas. Así que ahí lo tenemos, la meditación como estrategia de aumento de beneficios en las empresas. Meditación express para alimentar a la maquinaria.

Y qué podemos hacer ante todo esto, pues muchísimas cosas. Como decía el gran Mahatma Gandhi: conviértete a ti mismo en lo que quieras que se convierta este mundo. Así que si queremos un mundo más limpio, libre de tóxicos y contaminantes, estaría muy bien empezar por detoxicar nuestro propio organismo y para eso yo hoy os voy a proponer dos estrategias: la alimentación y la Homeopatía.

Lo que comemos es, hoy en día, una de las vías de entrada de tóxicos en nuestro organismo más importante pero también es una de las variables de nuestra vida sobre la que podemos tener mayor control. Y lo mismo ocurre con los medicamentos que decidimos tomar cada vez que estamos enfermos. Así que lo que os voy a proponer son una serie de claves, de pistas, que a mi entender pueden contribuir fácil y eficazmente a mejorar el estado de todo nuestro organismo disintoxicándolo.

  1. Come productos ecológicos

Es muy curioso como algunos quieren convencernos de que esto de querer comer alimentos que hayan sido producidos sin pesticidas, abonos químicos o medicamentos es una excentricidad de unos cuantos antisistemas que queremos volver a la edad de piedra porque sin toda la química, la ganadería y la agricultura extensiva y los transgénicos el planeta se moriría de hambre. No hace falta ni queremos volver a la prehistoria y ya hay miles de millones de seres humanos que pasan hambre en este mundo donde tiramos el 40% de lo que producimos. Siempre lo digo: en este mundo no faltan alimentos, falta amor.

Cuando consumimos productos ecológicos no solo estamos minimizando la entrada de productos químicos en nuestro organismo, también estamos sensibilizándonos con la necesidad de generar otro tipo de sistemas de producción en donde lo más importante no sean los beneficios de la industria sino el respeto por nuestro planeta y por todos los seres que lo habitamos.

  1. Come poco. Simplifica

En general, comemos mucho y la obesidad se está volviendo una epidemia, especialmente importante en la infancia y adolescencia.

Piensa que nuestro organismo está diseñado para sobrevivir y eso significa poder subsistir alimentándose de lo que fácilmente encuentre en su entorno pero hoy en día parece que para alimentarse correctamente hay que hacer un máster en nutrición y comer alimentos de todo el mundo y, por supuesto, todos los días diferente no sea que no vayamos a tener todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Así que simplifica. Qué come un león: carne. Y un toro: hierba. Y un gorila: hojas y alguna termita cuando encuentra. Y un oso: pescado y vegetales. Simple y de proximidad. Y de ahí sacan todos los nutrientes que necesitan.

Además, cuanto más comemos más hacemos trabajar a nuestros sistemas de digestión, metabolización y eliminación. Los motores de bajo consumo duran más y se estropean menos.

  1. Come frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.

Con esos cuatro pilares te garantizas una alimentación completa y limpia, con metabolitos que nuestro organismo podrá eliminar fácilmente por sus vías naturales.

Podremos complementar y enriquecer estos pilares básicos con pequeñas cantidades de frutos secos, semillas (sésamo, girasol, calabaza…), huevos y pescado. Siempre que podamos, ecológicos.

  1. Deja la leche para los lactantes y la carne para los leones.

Ni nuestros dientes, ni nuestro hígado, ni nuestro tubo digestivo están adaptados al consumo de carne así que, si la comemos, que sea de forma excepcional y que sea de animales criados con dignidad. Ellos mueren para que nosotros vivamos, es lo mínimo que se merecen.

Y la leche y los lácteos mejor la dejamos para los lactantes y los cachorros. No hay ningún mamífero que necesite leche después del destete para seguir creciendo y desarrollar su vida de adulto de forma plena y saludable. El calcio, el fósforo, el magnesio y el resto de minerales y nutrientes que necesita el mamífero lo obtiene de su dieta de adulto, el carnívoro de la carne y el herbívoro de los vegetales.

  1. …y el azúcar refinado, para nadie.

Es tan apabullante toda la información que tenemos hoy sobre los perjuicios del azúcar en la dieta que no voy a deciros nada más. Desmineraliza e inflama todo nuestro organismo y está bastante claro que tiene mucho más que ver con la patología cardiovascular que el pobre colesterol tan necesario para fabricar hormonas y otros moléculas de nuestra fisiología, además de para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro.

Así que dulces, golosinas, refrescos y zumos envasados, postres industriales… cuanto menos, mejor.

  1. Echa en el carro de la compra solo aquello que nuestros abuelos hubieran encontrado en la tienda. 

Es un consejo que suelo dar a mis pacientes y que es muy práctico. Todo lo que sea precocinado, envasado, todos los postres lácteos, los productos industriales y los alimentos exóticos no nos hacen falta y la inmensa mayoría de ellos no generan más que problemas en nuestro organismo.

Y huye de los productos light. Si vas a tomar leche que sea leche y si quieres untar mantequilla en un buen pan (integral y ecológico de harina de kamut o espelta y hecho con masa madre) pues eso, mantequilla. Si quieres comer grasa vegetal, aceite de oliva virgen extra y la margarina…para ellos.

  1. Compra buena materia prima y cocina.

Intentemos recuperar el tiempo para comer y para cocinar. Cocinar puede ser, además de todo, un acto de amor y comer, además de todo, puede ser también un acto de gratitud hacia esos seres que dan su vida por nosotros.

A mí me gusta pensar en la nutrición como en algo mágico, algo que nos conecta con el Universo entero. Una manzana entra en mí y en ese momento ya somos uno y a través de la energía que me presta yo pienso, siento y actúo, cuido mi manzano y junto con la tierra y el sol generamos otras manzanas que hacen que el ciclo de comunión continúe. A que es bonito. Como manzana, como tierra y como sol. Como vida.

  1. Elige la Homeopatía, es tu derecho.

En este contexto en el que estamos viviendo de sobreexposición a todo tipo de tóxicos es muy importante que los medicamentos que usemos habitualmente no añadan más sobrecarga a nuestros órganos de eliminación. En este sentido los medicamentos homeopáticos han demostrado ser los más seguros entre todos los medicamentos a los que podemos acceder para tratar nuestros problemas de salud.

  1. El médico que conoce la Homeopatía, suma.

Conocer la Homeopatía y sus medicamentos supone ofrecer mayores posibilidades de tratamiento a los pacientes. Ni más, ni menos.

El mejor medicamento es el que necesita el paciente, sin duda, pero es igualmente cierto que la prioridad absoluta de cualquier acto médico ha de ser no hacer daño. Así que siempre que podamos tratar algo con medicamentos homeopáticos esta será la opción más segura y menos tóxica para nuestro organismo.

  1. La Homeopatía tiene medicamentos que pueden estimular los mecanismos de detoxicación del organismo.

NUX VOMICA, LYCOPODIUM, SOLIDAGO, BERBERIS, CHELIDONIUM, TARAXACUM o SULFUR son solo algunos de los medicamentos homeopáticos que podemos usar para activar nuestros órganos y nuestras vías de depuración y eliminación. Teniendo en cuenta, como siempre, las características particulares de cada paciente usaremos unos u otros.

Ya sabéis, para que un ecosistema funcione en armonía es fundamental que no acumule toxinas, es decir, que haya un equilibrio entre generación de residuos y capacidad de eliminación.  Y eso pasa en un río, en el mar y en el cuerpo humano, que no deja de ser otro ecosistema como los anteriores. Y para conseguirlo, dos consejos básicos:

Ensucia poco. 
Limpia a fondo de vez en cuando 
Y aquí la alimentación y la Homeopatía pueden ser tus dos grandes aliados.

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

14 Comentarios

Comentar
  • Que bueno…Qie contenta estoy de haber descubierto este blog y conocerte .Yo siempre e dicho que cuando necesitas algo si estás atento a las señales te llega la ayuda y una vez más después de conocerte, me reafirmo en ello. Gracias muchas gracias, por tus comentarios tan sabios. Aquí tienes una fiel seguidora a partir de ahora. En mi familia tenemos bastante claro el tema de la alimentación ecológica y a poder ser de km O. Y también utilizamos la homeopatía como tratamiento. No obstante estos comentarios tan claros nos vienen muy bien y les pasaré la dirección a mis hijos. Un saludo

    • Karmele, que comentario tan bonito, me ha emocionado.
      Muchas gracias por leernos y por tu confinaza y espero de corazón ser capaz de poner cada día mi granito de arena, como haces tú, para que este mundo sea un lugar mejor para todos.

      Un abrazo.

  • Es muy gratificante leer, con una claridad pasmosa y en orden, todos las recomendaciones que algunos profesionales sanitarios llevamos en nuestro consejo diario, en mi caso, desde la farmacia.
    Ojalá nos permitan seguir haciéndolo, en estos tiempos tan revueltos.
    Estamos muy pendientes de la nueva regulación, ya que, lamentablemente, nos pueden dejar sin muchas herramientas terapéuticas…
    Pero otro mundo es posible. Estos son los pilares básicos de una nutrición saludable y respetuosa con el planeta, que cada vez gana más adeptos.

    Gracias por estar ahí. Sois un apoyo para todos

    • Hola Gemma.

      Recibo tus palabras como un bálsamo, una caricia, en estos tiempos inciertos para la medicina que, como dices, estamos viviendo. Pero, con personas como tú, no tengo ninguna duda de que el futuro que nos espera está lleno de esperanza. Y, como tú también dices, es que cada vez somos más.

      Un abrazo y muchísimas gracias por leernos.

  • Me parece estupenda la forma de contarlo. Y sobre todo, que son consejos fáciles de poner en práctica!

    Más conciencia, si. Voto por ello.

  • Como siempre que leo vuestros artículos… aprendo cada día.. y ahora incluso se los reenvío a mi hijo para que crezca con una “conciencia” de libertad de elección y sepa que la homeopatia es “una medicina del futuro”

    Gracias
    Nuria

    • Hola Nuria.

      Que bonito lo que cuentas. Muchas gracias por tu compromiso que ya sabes que va mucho más allá de tu hijo, porque todo lo que hacemos trasciende. Al menos, eso es lo que pienso yo.
      Un saludo.

  • Excelente articulo Dr. Basauri, entre mas conciencia tengamos de que no lo mas moderno y bonito en cuestión de alimentos es lo mas sano ya que son producidos con todo la tecnología de fertilizantes y pesticidas que los usan para producir en el menor tiempo.

    • Muchas gracias por tu comentario Juan. Yo creo que cada vez más gente lo tiene tan claro como tú y yo y espero que pronto seamos suficientes para que en este mundo cambien muchas cosas. Y eso va a pasar más pronto que tarde, ya verás.
      Un saludo y muy feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 13-12-2018 13:13:51 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar