Homeopatía y alergia primaveral: 10 medicamentos homeopáticos útiles en la alergia al polen

Llega la primavera y vuelve el polen y en este post quiero explicaros algunos detalles sobre esta dolencia tan incómoda para tanta gente y, sobre todo, cómo la Homeopatía y sus medicamentos pueden ayudarnos a ser menos sensibles a estos pólenes tratando y conteniendo sus síntomas.

¿Qué es el polen?

Los pólenes son minúsculas partículas que producen las plantas macho y que sueltan al aire con el fin de polinizar, fecundar, a las plantas hembras para que puedan producir sus frutos y se cierre así el ciclo de la vida.

Las plantas que más alergia producen en España pertenecen a la familia de las gramíneas debido al alto impacto de sus pólenes, por su amplia distribución geográfica y porque estas especies tienen diferentes periodos de floración a lo largo del año.

Y aunque en el campo es donde se pueden dar los índices más alto de pólenes dispersos en el aire, hay que tener en cuenta que la combinación de polen y contaminación dispara sus niveles, con lo que la sintomatología en las áreas urbanas puede llegar a ser tan o más molesta que en el campo.

Y la alergia ¿qué es?

Es la respuesta exagerada a un estímulo normal. O sea, que el sistema inmunológico de las personas alérgicas va a responder ante el polen como si se tratasen de partículas nocivas de las que hay que defenderse provocando toda la sintomatología característica del cuadro.

¿Por qué ocurre esto? Pues no lo sabemos muy bien. Lo que sí que sabemos es que la incidencia en la población se ha disparado en las últimas décadas junto con los niveles de polución ambiental y la presencia cada vez más masiva de la “química” en nuestra vida; alimentación, ropa, cosmética, productos de limpieza y todo lo que se os ocurra. Hay mucho que estudiar y que entender sobre las alergias todavía pero lo que parece bastante claro es que el control de todas estas sustancias sería de gran ayuda para bajar la hipersensibilidad de nuestro sistema inmunológico. Y si no sirve para mejorar las alergias (que dudo que no fuera a ser así) servirá para bajar la incidencia, por ejemplo, de tantos cánceres relacionados con la contaminación y los productos químicos.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más conocidos por frecuentes son los que tienen que ver con los ojos y la nariz, lagrimeo, escozor y picor ocular, hinchazón de los párpados, congestión, goteo nasal y los famosos estornudos.

Pero estos síntomas no son los únicos, el paciente alérgico puede sufrir también:

  • Cansancio
  • Irritabilidad
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Alteraciones emocionales tipo ansiedad y depresión
  • Asma

Prevención y tratamiento

La medida básica de prevención es evitar exponerse a los pólenes, algo harto difícil de forma absoluta pero que podemos minimizar con comportamientos como:

  • Evitar salidas al campo y parques en días de alta densidad de polen en el ambiente
  • Cerrar ventanas durante el día y mantener un ambiente húmedo en casa
  • Conducir con las ventanillas bajadas
  • Evitar el ejercicio al aire libre
  • No tender la ropa al aire libre
  • Usar filtros y purificadores de aire
  • Entre otras

De los tratamientos convencionales no voy a hablaros, solo deciros, como siempre, que pueden ser perfectamente combinados con los medicamentos homeopáticos siempre que el médico lo considere necesario. El tratamiento tendrá que ajustarse a las necesidades de cada paciente.

Del abordaje homeopático yo siempre destaco los tres niveles de acción de sus medicamentos:

1.Desensibilización

Las características del medicamento homeopático y de su fabricación nos permiten utilizar las propias sustancias a las que el paciente es sensible y que le provocan la alergia, como pueden ser los ácaros, los pelos de animales o el propio polen, para preparar un medicamento insensibilizante adaptado a cada caso. Solo con este nivel de acción muchos pacientes ya podrán encontrar mejoría en sus cuadros.

2.Control de los síntomas

Este nivel sería el que se busca cubrir con los antihistamínicos usados habitualmente. La ventaja de utilizar medicamentos homeopáticos es su seguridad y la ausencia de los efecto no deseados que pueden aparecer en los tratamientos convencionales.

Muchas veces los medicamentos homeopáticos serán suficientes para controlar los síntomas y en otras ocasiones tendremos que acompañarlos con los antihistamínicos convencionales. Médico y paciente tendrán que encontrar el tratamiento más ajustado.

Lo que sí es fundamental para conseguir lo mejor de cada medicamento homeopático es conocer de qué manera particular expresa cada paciente sus síntomas, y esto lo veremos más adelante cuando hablemos un poco de algunos de los medicamentos homeopáticos que con mayor frecuencia utilizamos en estos casos.

3.Modulación del terreno

Esa palabra de “terreno” no es muy médica pero a mí me gusta mucho. Una vez oí que uno no enferma de lo que quiere sino de lo que puede, igual que en un terreno no crece lo que quiere sino lo que puede. Probad a sembrar arroz en un secano, trigo en una marisma o plátanos en Islandia.

Lo bueno de esto es que cada uno de nosotros tenemos-somos un terreno que puede definirse por una constitución física, unas tendencias patológicas (enfermedades y dolencias que sufrimos y que hemos sufrido) y por nuestros aspectos mentales, emocionales y  de comportamiento  podemos, en base al análisis de todos esos elementos en cada persona, encontrar los medicamentos homeopáticos capaces de actuar en el reequilibrio de esa realidad global, ese ecosistema, que es cada persona. El objetivo del medicamento homeopático a este nivel es reprogramar el sistema inmunológico del paciente para que deje de responder de forma desproporcionada al contacto con el polen.

Y, como lo prometido es deuda, aquí os dejo diez de los medicamentos más usados para actuar en cada uno de estos tres niveles de acción:

1. POLLENS

Como supondréis este medicamento es el principal desensibilizador con el que contamos en Homeopatía para ayudar en la alergia al polen. Podemos recomendarlo de una vez a la semana a varias veces al día según la severidad del cuadro.

  1. ALLIUM CEPA

Nuestra querida cebolla transformada en medicamento homeopático sirve muy bien para controlar la rinoconjuntivitis cuando ésta se manifiesta como un goteo abundante e irritante acompañado frecuentemente con estornudos. También puede haber irritación ocular con lagrimeo pero en este caso, a diferencia del goteo nasal, no irritante.

  1. EUPHRASIA

Esta planta, de acción muy parecida a la anterior, la usaremos cuando lo que predomine en el paciente sea el lagrimeo abundante y corrosivo con ojos rojos e inflamación de los párpados. La nariz también puede destilar pero en este caso no irrita.

  1. APIS MELLIFICA

Este medicamento alivia a los pacientes que presentan un aspecto claramente edematoso de sus párpados, como si estuvieran llenos de agua. Suelen presentar una sensación de ardor y siempre buscan el frescor pues les alivia claramente.

  1. NUX VOMICA

La rinitis alérgica de estos pacientes tiene como característica propia los estornudos en salvas, tan propios de muchos pacientes, en cualquier momento del día pero muy especialmente por la mañana al levantarse de la cama.

  1. KALIUM IODATUM

A mí me da muy buenos resultados en los pacientes que tienen un cuadro muy parecido al de Allium Cepa pero con una sensación de congestión nasal mucho mayor, algo semejante a un súper-resfriado.

  1. AMBROSIA ARTEMISIAEFOLIA

Los pacientes tienen una secreción nasal acuosa y un lagrimeo irritante. Es un gran complementario de Allium y de Euphrasia cunado necesitamos aumentar la potencia del tratamiento.

  1. NATRUM MURIATICUM

Como habéis podido ver los medicamentos anteriores, después del Pollens, tenían como objetivo el control de la sintomatología. Natrum Muriaticum es ya uno de esos medicamentos homeopáticos que usaremos para modular y reequilibrar el sistema inmunológico del paciente.

Este medicamento puede ser de utilidad en personas alérgicas y con tendencia también a hacer otros cuadros respiratorios, tipo resfriados y catarros, durante la época fría. Es frecuente que hayan sufrido o sufran de eccemas y acné y serán tendentes al estreñimiento.

Delgados pero con buen apetito, les gustan los alimentos salados más que los dulces y suelen tener apetencia también por el agua (vamos, que beben mucho).

Sensibles emocionalmente pero retraídos, no son de contar sus cosas salvo que se sientan en confianza. Se mueven mejor en las distancias cortas y en grupos pequeños e íntimos. Escuchan más que hablan y suelen ser muy sensibles emocionalmente. Si se les hiere no es fácil que lo olviden aunque no son en absoluto vengativos.

  1. TUBERCULINUM

Delgado y sensible al frío como Natrum, tiene mucha tendencia a enfermar en invierno. También con buen apetito pero su carácter es más agitado e irritable aunque puede mostrar un fondo dulce y afectuoso. Algo que define mucho su comportamiento es el gusto por el cambio. Llevan mal las rutinas y buscan actividades nuevas siempre que pueden.

  1. PHOSPHORUS

Las personas que necesitan Phosphorus son comunicativas y empáticas, disfrutan con el contacto humano y con el aprendizaje. Son creativas y tienen gran sensibilidad por el arte y la belleza y tienen tendencia a tener grandes oscilaciones en su estado de ánimo y pueden pasar de periodos de gran actividad a otros en los que se sienten agotados.

Desean comidas y bebidas frías, les gustan los alimentos salados y tienen tendencia  a los problemas de garganta, catarros y a las hemorragias (sangrados de nariz, reglas abundantes…)

Y de la misma manera que ocurre con Natrum Muriaticum, Tuberculinum y Phosphorus cada paciente alérgico tendrá un medicamento homeopático (o varios) que se relacionará con su forma particular de manifestarse en la vida, tanto en la salud como en la enfermedad.

Como veis la Homeopatía nos aporta medicamentos capaces de intervenir en la estrategia de tratamiento de los pacientes alérgicos a diferentes niveles y son el paciente junto con su médico los que deberán elegir como abordar cada caso.

Son medicamentos seguros que actúan estimulando los propios mecanismos de regulación del organismo. Podemos usarlos en bebés, niños, embarazadas y en pacientes frágiles o polimedicados y podremos combinarlos con otros medicamentos siempre que el paciente lo requiera.

¿Los has usado alguna vez? 
¿Eres un médico, veterinario o farmacéutico y los recomiendas frecuentemente? 
¿Tus hijos han mejorado de sus dolencias desde que usáis la Homeopatía? 
Compártelo, si quieres, porque la medicina del futuro la haremos entre todos.

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

4 Comentarios

Comentar
  • Muchas gracias amigo por un post extraordinario y oportuno.
    Una gran ayuda para nuestros pacientes alérgicos.
    Una lectura que les ayudará sin duda.

    Abrazos

  • Muchas gracias por su aportación. Llevo utilizando medicamentos homeopáticos durante muchas primaveras y el resultado que he tenido es muy beneficioso. De esa lista de 10 planteados añadiría dos que para mi son la piedra angular: Poumon histamine como el gran controlador/regulador de los excesos que producen todos los mediadores celulares que se ponen en juego en una reacción alérgica y, en mi caso, más que pollens (el cual se fabrica a partir de 2 pólenes de gramíneas distintas y 18 pólenes de árboles distintos), el desensibilizador que me soluciona mi problema se llama Pollantinum, el cual se fabrica a partir de 5 pólenes de gramíneas distintas y tres pólenes de árboles distintos.
    Es muy importante saber a qué somos alérgicos para encontrar el desensibilizador apropiado.

    • Hola Alejandro.

      Muchísimas gracias por tu aportación. Siempre se aprende de los expertos como tú.
      Te mando un fuerte abrazo y muchas gracias otra vez por enriquecer este blog con tu experiencia y conocimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2018 Hablando de Homeopatía