Hepar Sulfur y sus Aplicaciones en Homeopatía

Hepar sulfuris calcareum o Hepar sulfur, como también se denomina a este medicamento homeopático, es una mezcla a partes iguales de flor de azufre purificada y de caliza de ostra. Esta mezcla se calienta al rojo en un recipiente de cristal cerrado durante 10-15 minutos para después verterlo sobre una placa de mármol y cubrirlo con una cápsula para detener la combustión del azufre. Tras enfriarse obtendremos un polvo grisáceo con un olor azufrado y prácticamente insoluble ni en agua ni en alcohol.

A partir de este polvo gris obtendremos nuestro medicamento homeopático a través de un proceso estandarizado de diluciones y dinamizaciones sucesivas.

Como vemos, Hepar sulfur se crea a partir de la combinación de las materias primas con las que elaboramos dos de los más grandes medicamentos que tenemos en homeopatía; el azufre de Sulfur y la caliza de ostra de Calcáres carbónica. Y esta combinación solo podía crear un medicamento profundo y complejo como el que vamos a conocer a continuación.

Acción general de Hepar sulfur

La acción general de este medicamento puede resumirse en tres conceptos:

  • Hipersensibilidad.
  • Inflamación.
  • Supuración.

Así, hemos comprobado a través de la experimentación y de la observación clínica que Hepar sulfur tiene una acción selectiva a varios niveles:

  • Procesos inflamatorios con una clara tendencia a la supuración aguda y, con menor frecuencia, crónica.

Observaremos estos procesos, sobre todo, en la piel, las mucosas respiratorias, en el oído y en tejidos linfoides como las amígdalas.

  • Hipersensibilidad marcada del sistema nervioso.

Esto va a manifestarse tanto en aspectos físicos, como la hipersensibilidad al dolor, al frío y la hiperestesia al contacto, como en aspectos más emocionales y comportamentales. En este sentido, las personas sensibles al medicamento muestran, igualmente, una gran hipersensibilidad a las agresiones psíquicas con irritabilidad y crisis de violenta cólera.

Hepar sulfur será un gran medicamento homeopático de procesos inflamatorios e infecciosos con tendencia a supurar. Ayudará tanto a resolver los cuadros agudos, cuando el proceso inflamatorio esté en marcha, como a evitar las recidivas constantes en los pacientes que tiendan a repetir estos procesos con frecuencia. Muy útil en niños que tienden a hacer infecciones de garganta y oídos con las características del medicamento.

Signos característicos de Hepar sulfur

En homeopatía para prescribir un medicamento homeopático no basta con que el paciente tenga afectados los aparatos u órganos en los que el medicamento actúa, sino que es fundamental conocer cuál es la manera particular en la que se expresa esa dolencia en cada paciente en concreto.

Los pacientes sensibles a Hepar sulfur suelen presentar unas características muy particulares relacionadas con las manifestaciones de su enfermedad. Son sensaciones, situaciones que les agravan o que les mejoran su dolencia, que la persona nos cuenta como parte del proceso de su enfermedad. También hay signos objetivos que podemos observar directamente en el paciente y que nos harán pensar que puede necesitar Hepar sulfur.

Así, algunos aspectos de nuestro paciente que nos harían pensar en Hepar sulfur podrían ser:

  • Gran sensibilidad a la palpación de la zona afectada. Dolor muy intenso al mínimo contacto.
  • Sensación de tensión y de latidos en la zona inflamada.
  • Es frecuente que el paciente describa el dolor “como si tuviera una espina o una astilla” clavada en la zona.
  • El dolor de la garganta suele irradiar a los oídos. Incluso puede sentir dolor en los oídos al sonarse.
  • Siempre va a mejorar con el calor y se va a agravar con el frío, sobre todo el frío seco. Son personas hipersensibles a las corrientes de aire. Es un buen medicamento para laringitis y parálisis por exposición a un frío intenso.
  • Son tan sensibles al frío que tan solo tocar una superficie fría, sentir una pequeña corriente o sacar la mano fuera de las mantas de la cama puede desencadenar una crisis de tos o de escalofríos.
  • Mucha propensión a que sus procesos inflamatorios acaben supurando. Las heridas se sobreinfectan y supuran con frecuencia. Cuando la supuración se cronifica suele tener un olor rancio, como “queso viejo”.
  • Suelen transpirar al menor esfuerzo con un sudor de olor ácido.
  • Suele ser también frecuente en las personas sensibles al medicamento que tengan fuertes deseos de alimentos ácidos y de vinagre y rechazo a los alimentos grasos.

Aspectos mentales, emocionales y comportamentales de Hepar sulfur

En homeopatía todos los aspectos que definen la realidad de una persona son importantes para abordar el tratamiento de su enfermedad y, si cabe, la esfera psíquica tiene una relevancia muy especial.

En las personas sensibles a Hepar sulfur esto tiene una manifestación muy clara en relación a su tolerancia al dolor en particular y al sufrimiento en general. No soportan el dolor físico que les vuelve muy irritables, coléricos, ofensivos, groseros y hasta crueles. Parece que hacen responsables a los demás de sus males y de sus sufrimientos y pueden volverse muy exigentes y demandantes a la hora de buscar ayuda.

Esta intolerancia al sufrimiento, tanto físico como emocional, hace que estas personas desarrollen cuadros de ansiedad e irritabilidad ante causas menores. Se diría de ellas que son personas con “los nervios a flor de piel”, dispuestas a saltar por la mínima contrariedad. Cualquier presión física o psíquica supera su capacidad de adaptación, les desborda, y así es frecuente que estas personas enfermen por estrés o tras sufrir alguna situación en las que se hayan sentido despreciados o humillados. Son tan intolerantes al frío y al dolor que pueden provocarles náuseas y desmayos.

Por otro lado, igual que el propio medicamento Hepar sulfur está compuesto por la combinación de dos medicamento muy diferentes, incluso opuestos a determinados niveles, como son Sulfur y Calcárea carbónica, las personas sensibles a él también manifestarán aspectos un tanto paradójicos. Y así podemos ver como todo este carácter tan colérico y explosivo se sustenta sobre un fondo un tanto indolente y flemático cuando nada les altera.

Tienen tendencia a hacerlo todo deprisa, acelerado, como el comer o el hablar. Así es frecuente que se muestren agitados y precipitados.

Es muy característico el perfil de un niño hipersensible, muy susceptible, precipitado en su forma de actuar, impulsivo, muy irritable y propenso a los ataques violentos de cólera. Además tendrá tendencia a tener grandes amígdalas y vegetaciones con infecciones frecuentes, con placas de pus tras una fase inflamatoria muy aguda. Suelen ser niños congestivos pero, a pesar de ello, frioleros y con una gran predisposición a desarrollar procesos supurativos a cualquier nivel.

Un detalle, que cuando aparece es muy significativo porque no es nada habitual, es que tienen una fuerte inclinación a quemar cosas, sobre todo cuando no pueden expresar su frustración y tienen que reprimir sus impulsos agresivos.

Enfermedades en las que Hepar sulfur puede ser útil

Podremos pensar en Hepar sufur en esos procesos inflamatorios muy dolorosos y en procesos supurativos, fundamentalmente agudos, con mayor indicación si se dan en personas congestivas y a la vez muy sensibles al frío, sobre todo seco, agitadas, precipitadas, con un fondo indolente pero con una fuerte tendencia a violentas cóleras en el contexto de cualquier dolor o sufrimiento a los que son hipersensibles, tanto en el plano físico como en el emocional.

Así, algunas de las indicaciones frecuentes de Hepar sulfur serían:

Problemas de piel

  • Forúnculos, abscesos.
  • Impétigos. Eccemas sobreinfectados.
  • Acnés pustulosos.
  • Úlceras dolorosas al tacto y que supuran.

Problemas de garganta, nariz y oídos. Cuadros catarrales.

  • Laringitis agudas con tos seca, “perruna”, muy dolorosa.
  • Resfriados con secreciones purulentas.
  • Amigdalitis eritemato-pultáceas; amígdalas rojas y dolorosas que rápidamente se cubren de placas de pus.
  • Sinusitis purulentas.
  • Otitis congestivas y purulentas.
  • Bronquitis y traqueobronquitis con tos seca y dolorosa al principio que enseguida evoluciona a una tos productiva con expectoración purulenta.

Otras indicaciones posibles

  • Abscesos dentales. Flemones.
  • Conjuntivitis supuradas.
  • Orzuelos.
  • Diarreas infantiles de olor ácido.
  • Procesos infecciosos supurados resistentes a los antibióticos.
  • Neuralgias y parálisis tras exposición a frío seco.
  • Trastornos emocionales y del comportamiento.

Hepar sulfur podremos usarlo combinado con cualquier otro medicamento que consideremos necesario. Así, puede ser interesante, en algunos casos, sumar al efecto estimulante de la propia inmunidad del paciente que tiene Hepar, el efecto bactericida que aporta el antibiótico. Valorar cuando un medicamento homeopático puede ser suficiente para tratar un proceso infeccioso o puede necesitar de la ayuda de algún otro medicamento es labor del médico experto en homeopatía y, en su caso, también del veterinario.

Esta combinación de azufre, proveniente del interior de la tierra, y caliza de ostra del fondo marino, crea un medicamento homeopático un tanto paradójico de acción intensa y profunda tanto en procesos congestivos e inflamatorios como en cuadros supurativos y secretores.

#HomeopatíaSuma

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

14 Comentarios

Comentar
  • MUCHISIMAS GRACIAS DOCTOR
    CADA CUANTO TIEMPO DEBERIA VISITAR UNA PERSONA A UN HOMEOPATA ?
    TENIENDO PROBLEMAS DE STRES, DOLOR Y SUFRIMIENTO, DEPRESION, ANSIEDAD GENERALIZADA, nerviosismo e inquietud, problemas de concentración, visión y memoria, etc.
    Si pueden responder y explicar por email mucho mejor…
    Le deseo muchísima salud.

    • Hola Mar.

      Deja que te conteste aquí mismo porque la respuesta es muy simple; cada caso es particular y solo el médico y su paciente pueden valorar la frecuencia de sus encuentros. que irá adaptándose a la evolución de la persona.

      Muchas gracias por tu confianza y te mando un saludo muy cordial.

    • Hola Eva.

      Hepar sulfur no suele ser un medicamento especialmente usado en casos de gastritis crónica. Ya te digo, habría que valorar el caso pero no suele ser un medicamento que usemos frecuentemenete en estas situaciones.

      Un saludo y feliz día.

    • Hola Edith.

      Sí, Hepar sulfur es muy eficaz también en los procesos inflamatorios previos a la supuración, siempre que cumplan con las características propias de los procesos que cubre este medicamento. Y también puede ser útil en situaciones de inflamación intensa y dolorosa de mucosas, sobre todo si el origen es la exposición al frío.

      Un saludo y muchas gracias por tu interés y por tu amable comentario. Feliz día.

      • Buenas tardes doctor para perritos tamb puedo darle? Le salió un quiste cebaceo a mi perrita shitzu en la cabecita me dijeron en veterinaria quirúrgico pero soy hija de padre homeópata unicista toda la vida hoy a mis hijos tamb mi consulta es si puedo darle a mi perrita y si es si a que potencia y dosis gracias de corazón.

    • Hola María.

      Podría ser pero hay que valorar el caso en concreto. En ningún modo será útil de forma general. Un médico experto en homeopatía podría valorar el lugar de esta terapéutica en cada paciente.

      Te mando un saludo muy cordial agradeciéndote tu confianza.

  • Querido Guillermo, este post sobre el Sulphur es una pasada, bueno, todos los posts que escribes lo son. Muchísimas gracias, como siempre; con médicos como vosotros la vida es mucho más agradable, reconfortante y serena, sois una despensa sin fronteras de salud universal, en la que nunca faltan el amor y la compasión como alimento básico.
    Un gran abrazo, maestro y amigo

    • Gracias a ti Sol por esas palabras tuyas que siempre reconfortan y alientan a seguir intentando dar lo mejor.

      Un abrazo fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar