En España tenemos un problema: nuestra Atención Primaria

A raíz del artículo publicado en El País el día 14 de noviembre1 quisiera expresar mi absoluto acuerdo con lo relatado y mi perplejidad como médico de familia de que esto, sea algo novedoso.

Los problemas de salud mental vienen siendo prioritarios desde hace muchos años en nuestro país tanto desde el punto de vista social como asistencial y por eso, los profesionales sanitarios llevamos años pidiendo tiempo y recursos en un predicar en el desierto.

En este blog se han publicado múltiples artículos relacionados con los trastornos de ansiedad, la depresión y los problemas de salud mental antes y durante la pandemia2-10.

La razón obvia por la que los problemas de salud mental se han incrementado durante la pandemia, es porque ésta ha creado un mundo aún más difícil de vivir: con más soledad, pobreza, desesperanza, dificultades para pedir y recibir ayuda, dolor y miedo.

Quizás ahora, los problemas de salud mental puedan estar de actualidad porque a algunos les interese sacar provecho de lo que prometen hacer y deberían haber hecho décadas atrás. Para los sanitarios especialmente, es triste que de la enfermedad mental se obtengan provechos independientemente de quienes sean los beneficiarios, pero como diría Forges ¡País!

Los problemas reflejados en el artículo son cotidianos en las consultas de Salud Mental, pero también en la consulta del médico de cabecera (no debemos olvidar que el 40-50% de los motivos de consulta están relacionados con problemas de ansiedad y depresión) en donde en escaso tiempo intentamos ayudar a personas con trastornos adaptativos, de estrés postraumático, ansiedad generalizada, somatización, crisis de angustia y depresiones desde leve a severa con psicoterapia, biblioterapia, psicofármacos, y sobre todo escucha y afecto.

Puede que sea necesario recordar, especialmente a periodistas y políticos, que del mismo modo que la inmensa mayoría de los pacientes con problemas de hipertensión arterial o diabetes mellitus por poner ejemplos, son atendidos exclusivamente por su médico de cabecera, con las personas que padecen problemas de salud mental (depresión, ansiedad, trastornos adaptativos, situaciones de estrés situacionales) sucede exactamente lo mismo. La mayoría son tratados en exclusiva o la mayor parte del tiempo por su médico de familia, que es testigo de primera mano de todos los problemas de salud en la población de su barrio o su pueblo.

Recurrir por tanto a los especialistas para conocer lo que sucede (siendo muy interesante su punto de vista) es en medicina y en ciencia un sesgo, porque solo pueden conocer y hablar del porcentaje de pacientes que atienden ellos, y que muy posiblemente no llegue al 10% de las personas que sufren estos problemas de salud.

Tanto mis compañeros como yo hemos relatado historias en los artículos del blog del mismo modo que se narra en el artículo de El País, en mi caso de primera mano, porque en la consulta de Atención Primaria atendemos a personas, y por lo tanto somos testigos de biografías, muchas de las cuales están llenas de dolor, tristeza, frustración, rabia, inseguridad, culpa, miedo y baja autoestima.

«En la psiquiatría actual mandan los fármacos. Se atiende a los síntomas, pero no se profundiza en las causas que hacen que una persona esté triste o angustiada.» Carlos Castilla del Pino

La sociedad en la que vivimos es causante de estrés laboral, personal y social, siendo a mi juicio los medios de comunicación, las redes sociales y los poderes públicos junto con la información en salud que procede de éstas y otras fuentes (incluido los profesionales sanitarios) generadoras de enfermedad mental.

Recibimos mensajes continuamente que nos incitan al éxito, al consumo, al placer inmediato, a la belleza corporal, al culto al cuerpo, al apego en definitiva de todo bien material y nos miramos al espejo no reconociéndonos en ese personaje de la televisión, de you tube o de instagram. No somos millonarios como el futbolista, ni “sabios” como el tertuliano ni tenemos el mismo éxito que la cantante, la actriz o el presentador de televisión.

Trabajamos en lugares que nos esclavizan, en donde las relaciones sociales son hostiles, despersonalizadas y cuyo único objetivo es la producción. Por eso, el dependiente de una bollería tiene crisis de pánico y no puede acercarse a la tienda ni hablar con sus compañeros porque el miedo se lo impide, la fisioterapeuta siente frustración y culpa que le genera una ansiedad incontrolable porque le exigen que atienda en escaso tiempo a muchos pacientes cuando es consciente de que es imposible tratar a las personas como si fuera una cadena de tornillos, la dentista que lleva años trabajando para una empresa que no le paga y le sigue exigiendo que atienda a los pacientes se siente culpable y acude con angustia a sacar muelas y realizar empastes aunque lo único que quiere es llorar porque su depresión le impide hacer una vida normal, la abogada ha tenido que dejar de trabajar porque lleva meses aguantando el acoso en la empresa y ha conocido en primera persona lo que es la somatización y la ansiedad, el joven que trabaja en banca ha llegado llorando a la consulta porque no puede más, como si fuese un niño y entiende después de meses que padece un trastorno adaptativo con síntomas mixtos, la orfebre reconoce después de múltiples consultas que la presión a la que ha estado sometida en la empresa le ha provocado miedo, bloqueo, tristeza y ansiedad que encajan con un trastorno de estrés postraumático.

Estas son las historias cotidianas en un Centro de Salud de Madrid, como también los son las de los cientos, miles de profesionales sanitarios que han estado luchando con la muerte y que han visto como recompensa su despido11,12, la de médicos de familia trabajando en Centros de Salud en donde a veces más de la mitad de los profesionales están ausentes13 por enfermedad o por no disponer de sustitutos por la falta de previsión o de interés de aquellos a quienes correspondería resolverlo, historias de enfermeras de baja con ansiedad, de médicas deprimidas que se sienten incapaces de volver a desempeñar el trabajo que antes les apasionaba, de profesionales quemados incapaces de sentir nada por sus pacientes ni por ellos mismos. Porque también los profesionales sanitarios somos personas y tenemos problemas de salud mental, incluso más que la población general.

Hablo de una Atención Primaria esencial para el sostenimiento del Sistema Público de Salud que hoy está herida de muerte sin que a ningún poder público parezca importarle. Porque, salvo para esas personas con nombres y apellidos que acuden en busca de nuestra ayuda, los profesionales de Atención Primaria no somos nadie, no existimos (ni para los medios de comunicación ni para los políticos), no cortamos lazos ni inauguramos edificios, no construimos hospitales innecesarios, y sobre todo, no damos votos.

Posiblemente mientras la periodista escribía este interesante artículo muchos profesionales de Atención Primaria nos manifestábamos en la Puerta del Sol14 con la ingenua intención de salvar los Centros de Salud de Madrid, porque sin ellos, sin nosotros, la catástrofe de la enfermedad mental que nos asola será sin duda mucho mayor.

Referencias

  1. https://elpais.com/sociedad/2021-11-14/espana-una-semana-en-terapia.html
  2. https://www.hablandodehomeopatia.com/el-amor-en-los-tiempos-del-covid-19/
  3. https://www.hablandodehomeopatia.com/el-covid-a-traves-de-las-canciones-de-elton-john/
  4. https://www.hablandodehomeopatia.com/estres-ansiedad-e-insomnio-en-el-confinamiento-como-tratarlos-con-homeopatia/
  5. https://www.hablandodehomeopatia.com/como-ha-afectado-la-pandemia-a-nuestra-salud-mental/
  6. https://www.hablandodehomeopatia.com/homeopatia-en-el-tratamiento-de-los-problemas-de-salud-mental-ansiedad-depresion/
  7. https://www.hablandodehomeopatia.com/como-tratar-la-ansiedad-con-homeopatia/
  8. https://www.hablandodehomeopatia.com/tratamiento-de-la-depresion-y-la-ansiedad-con-homeopatia/
  9. https://www.hablandodehomeopatia.com/como-aliviar-la-ansiedad-con-homeopatia-las-emociones-marcan-la-pauta/
  10. https://www.hablandodehomeopatia.com/ansiedad-estres-autoestima-y-homeopatia/
  11. https://www.eldiario.es/andalucia/aplauso-despido-sanitarios-junta-andalucia-no-renueva-haber-ayudado-durante-pandemia_1_8441944.html
  12. https://www.larazon.es/sociedad/20211025/kv3szeujabc2pcke5prbireazi.html
  13. https://elpais.com/espana/madrid/2021-06-30/un-centro-de-salud-de-madrid-al-limite-77-pacientes-citados-para-un-medico-en-una-sola-manana.html
  14. https://www.youtube.com/watch?v=fRuSa2do1Cg

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

8 Comentarios

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar