Enfermedades de transmisión sexual

Desde hace ya demasiados años, las infecciones de transmisión sexual (ITS) aumentan todos los años de un modo preocupante, tanto por lo que hace el número de casos, como en la disminución de la franja de edad de las personas que se infectan y las padecen.

Prácticamente todas las Agencias y Ministerios de Salud de los países más avanzados reportan el preocupante aumento de casos de las enfermedades infecciosas que pasan de una persona a otra por contacto sexual.

Hablamos de la clamidia, la gonorrea, los herpes genitales, el virus del papiloma humano (VPH), la sífilis, hepatitis B y C y el VIH. Muchas de estas enfermedades no presentan síntomas durante mucho tiempo, pero Incluso sin síntomas, pueden hacer afectarnos y transmitirse durante las relaciones sexuales si no tomamos las medidas oportunas.

Las distintas campañas y programas nacionales e internacionales de formación en salud sexual y reproductiva dirigidas a los profesionales sanitarios, adolescentes, farmacias y centros educativos, no han cumplido los objetivos esperados y no solo no han frenado el número de casos de ITS sino que continúan aumentando anualmente.

Podemos contraer una ITS al tener relaciones sexuales, tanto vaginales como anales u orales con alguien que las padezca. Cualquier persona sexualmente activa puede contraer una enfermedad de transmisión sexual. Ni siquiera es necesario hacer el acto sexual completo para contraer una ITS ya que algunas de estas enfermedades, como el herpes y el VPH, se propagan por contacto de piel a piel.

Reflexionemos sobre algunos datos

Según alerta la Plataforma de Salud femenina integral, el Observatorio Bloom en un amplio estudio a partir de las bases de datos del Instituto de Salud Carlos III y la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica; los casos de ITS están aumentando en España especialmente entre las jóvenes de 15 a 34 años, en quienes se producen el 50% de los casos de clamidia, gonorrea y el virus de VIH. El cuerpo de las mujeres jóvenes es biológicamente más propenso a las ITS.

Las Sociedades Médicas de Atención primaria y la Academia Española de Dermatología y Venereología, alertan sobre la necesidad de no descuidar el uso del preservativo en las relaciones sexuales y que está en franco descenso. Para estos profesionales, la sociedad en general ha perdido el miedo al VIH y cada vez utiliza menos este método anticonceptivo.

Los datos son espectaculares para la sociedad de la información en que se supone que vivimos:

Entre 2012 y 2019, período estudiado, se produjo un incremento de las ITS en mujeres en España del 1.073% respecto a 2012. La tasa de incidencia (porcentaje de casos por cada 100.000 habitantes) para el año 2019 alcanzó el 67%.

 Concretamente, el 64,8% de los casos diagnosticados correspondieron a clamidia, un 15,6 % a gonorrea, seguido de VIH (8%), sífilis (5,6%), hepatitis C (3,6%), hepatitis B (2,3%) y linfogranuloma venéreo (0,1%).

Aunque el Virus del Papiloma Humano (VPH), no es de declaración sanitaria obligatoria, es la ITS más común en toda la población. Cerca de un 80% de las mujeres se infectará por un tipo de VPH a lo largo de su vida, de acuerdo con la Asociación Española de Pediatría.

Para completar el estudio, en mayo de 2022 se realizó una encuesta de opinión para conocer las tendencias en salud sexual de las mujeres y personas no binarias en España, así como la percepción de las españolas sobre su educación sexual. Los resultados no son muy tranquilizadores.

 Aunque 9 de cada 10 mujeres y personas de género no binario indican que han usado algún método anticonceptivo, se ha desvelado que 1 de cada 3 (el 34,83%) ha sido presionada para no usar el preservativo y que cerca del 30% tiende a relajar el uso del preservativo cuando bebe. 

Respecto a la educación, 7 de cada 10 encuestadas (70,26%) considera que a lo largo de su vida han tenido una educación sexual regular (41,17%), mala o muy mala (29,09%).

Si nos fijamos en el diagnóstico según la edad, los datos muestran que las más jóvenes tienden a registrar un mayor número de casos en comparación con las mujeres de avanzada edad. Datos lógicos, ya que es en esas edades cuando se mantienen más relaciones sexuales y más se experimenta. 

Los adolescentes no han vivido la pandemia del VIH en los 80 y los 90, las relaciones cada vez son más tempranas, creen no estar en riesgo y esto los lleva a no utilizar el preservativo en sus relaciones sexuales.

La pandemia de COVID-19 no favoreció en nada el control y prevención de las ITS, con lo que se produjo un aumento durante el primer año de la pandemia.  

Posibles causas del aumento de las ITS

  • Cambios en el modo en que las personas se vinculan efectivamente. El número de parejas sexuales que podemos llegar a tener durante nuestra vida ha aumentado. Según los expertos que han realizado la investigación, la razón por la que las mujeres mayores de 35 años registran menos casos de ITS se debe a la estabilización en el número de parejas sexuales.
  • Muchas personas jóvenes son reacias a hablar abierta y francamente sobre su vida sexual con un médico o un enfermero.
  • Algunas personas jóvenes no se hacen las pruebas de ITS recomendadas.
  • Mayor conocimiento de prácticas sexuales de todo tipo, muchas de ellas de riesgo.
  • Aplicaciones telefónicas para poner en contacto a personas de distinto sexo.  
  • Mejora de las pruebas diagnósticas.
  • Aumento de los movimientos de la población.

No olvidemos que un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado son fundamentales para hacer frente a las ITS.

Como podemos prevenir las ITS

  • La prevención más primaria sería no tener relaciones sexuales o tener una relación mutuamente monógama a largo plazo, con una pareja que no esté infectada con una enfermedad de transmisión sexual.
  • Un primer pilar fundamental en la prevención pasa por una educación sexual que se inicie antes de llegar a la adolescenciaComo no escapa a nadie, es urgenteconectar con los más jóvenes y conocer también las causas de estas conductas de riesgo. Necesitamos educar en el lenguaje y en las plataformas que utilizan los más jóvenes.
  • Usar preservativos masculinos o femeninos de látex o poliuretano de manera correcta cada vez que se tengan relaciones sexuales.
  • El consumo de alcohol o drogas recreativas en las relaciones sexuales aumenta la probabilidad de adoptar conductas de riesgo o practicar sexo con personas desconocidas.
  • Es importante conocer que las ITS pueden aparecer en forma de úlceras, verrugas o erupciones en partes del cuerpo fuera de los genitales, debido al contagio a través de pequeñas erosiones o por ladiseminación de la infección.

   Un consejo: Tome precauciones siempre que sea necesario y no descuide el hablar del tema con sus hijos e hijas en cuanto pueda.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar