Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y Homeopatía

Última modificación: 22-11-2021 13:14:52

En este post queremos hablaros de una de las dolencias más frecuentes y graves del aparato respiratorio, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), su relación con la bronquitis crónica y el enfisema y cómo la homeopatía puede ayudar a estos pacientes que la sufren. Y todo ello en el contexto del Día Mundial de esta enfermedad celebrado este año el 17 de noviembre.

¿Cómo se da el intercambio de gases en nuestros pulmones?

El aire que entra por nuestra nariz y nuestra boca baja por la tráquea que se divide en dos grandes bronquios, uno para cada pulmón. Estos bronquios siguen dividiéndose ya en el interior de cada uno de los dos pulmones, como si se trataran de las ramas de un árbol, hasta llegar a las divisiones más pequeñas que se denominan bronquiolos.

Estos bronquiolos terminan abriéndose en unos pequeños saquitos, llamados alvéolos, muy ricos en vasos sanguíneos. Pues bien, es a este nivel en donde se produce el intercambio de gases; el oxígeno entra en la sangre para distribuirse por todo el organismo y el dióxido de carbono sale de la sangre al interior de los alvéolos para eliminarse con la espiración fuera de nuestro organismo.

Cualquier situación que dificulte este intercambio gaseoso estará condicionando la adecuada oxigenación de nuestro organismo.

¿Qué es la EPOC?

Los pacientes con EPOC sufren una disminución del flujo de aire en sus pulmones, es decir, el paso del aire hasta el interior de sus pulmones y, por tanto, la oxigenación de la sangre se ven disminuidos.

Esta limitación crónica al flujo del aire dentro de los pulmones, a diferencia de lo que ocurre en otra enfermedad respiratoria muy común como es el asma, no es totalmente reversible ya que parte de la capacidad de funcionamiento de los pulmones ha desaparecido de forma permanente en estos pacientes. Por ello, estas personas sentirán todo el tiempo una dificultad para respirar que será más notable en relación con la intensidad de los esfuerzos que realicen.

Así que podríamos definir la EPOC como una enfermedad compleja, crónica y progresiva cuyos síntomas más frecuentes son la dificultad respiratoria, la tos y la expectoración, caracterizada por una limitación crónica al flujo aéreo poco reversible.

Se estima que es una enfermedad que afecta a un 10% de la población española, unos 2 millones de personas, y supone la cuarta causa de muerte en este país. Esto nos puede dar la medida de la importancia de esta enfermedad dentro de la salud pública.

¿Qué relación hay entre EPOC, bronquitis crónica y enfisema?

Son tres procesos clínicos diferentes pero absolutamente relacionados, tanto en su naturaleza como en su sintomatología.

Podemos decir que el enfisema y la bronquitis crónica son las dos afecciones más frecuentes relacionadas con el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

La bronquitis crónica es un proceso inflamatorio del revestimiento interno de los bronquios, lo que produce su estrechamiento y el aumento de la mucosidad con la consiguiente disminución del calibre de estos conductos aéreos.

El enfisema es una situación, podríamos decir, más grave pues en este caso no se trata de un proceso simplemente inflamatorio. Aquí lo que vemos es la destrucción de los pequeños saquitos que se encuentran al final de los bronquiolos, los alvéolos, en donde se produce el intercambio de gases con la sangre. Así, la superficie de intercambio disminuye con lo que la oxigenación de todos los tejidos y órganos de nuestro cuerpo se verá comprometida en mayor o menor medida.

Estos dos procesos, el enfisema y la bronquitis crónica, pueden darse juntos en el mismo paciente y su intensidad determinará la  gravedad de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Causas

La principal causa relacionada con la EPOC y, por supuesto, con la bronquitis crónica y el enfisema es el consumo de tabaco en todas sus formas, bien de forma directa como de forma pasiva. Cuanto más se fume, tanto en tiempo como en cantidad, más riesgo de desarrollar la enfermedad.

También es cierto que no todas las personas van a responder de la misma manera a la acción del tabaco, por lo que el factor de la sensibilidad personal va a ser determinante a la hora de desarrollar la enfermedad.

Después del tabaco como principal causante, tenemos otras situaciones que también pueden estar detrás del desarrollo de estas dolencias respiratorias:

Exposición a otros polvos, gases y sustancias químicas irritantes de las vías respiratorias

Esto en nuestro medio suele relacionarse con entornos laborales y profesionales. En países menos desarrollados económicamente, la quema de combustibles para calentarse y cocinar en espacios mal ventilados puede ser también una causa importante de EPOC.

Factores genéticos

Se sabe que la deficiencia de una proteína, la alfa-1-antitripsina, puede ser el origen de esta enfermedad en algunas personas.  Esta proteína se produce en el hígado y tiene una función protectora sobre el tejido pulmonar.

El asma

Sufrir de asma puede ser un factor de riesgo para desarrollar una EPOC.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica irán apareciendo y desarrollándose según evolucione la enfermedad. Los principales síntomas que manifiestan estos pacientes serán:

  • Falta de aire y dificultad respiratoria, agravada siempre con el esfuerzo y la actividad física.
  • Tos crónica que puede ser seca pero que lo más frecuente es que se acompañe de secreción y de esputos.
  • También puede haber sibilancias, silbido al respirar, y sensación de opresión en el pecho.

Complicaciones y comorbilidades

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica puede y suele acompañarse de complicaciones y de otras enfermedades. Entre las más frecuentes tendremos:

  • Infecciones respiratorias

Es habitual que estas personas padezcan catarros, gripes e infecciones respiratorias, incluso neumonías, con mayor frecuencia que otras personas. Es lo que se conoce como agudizaciones o excerbaciones y es frecuente que requieran de tratamiento con antibióticos, corticoides y, en ocasiones, ingreso hospitalario.

Estas agudizaciones, a la larga, empeoran el funcionamiento de los pulmones y suponen una disminución en la calidad y en la cantidad de vida de estos pacientes.

Si bien estas agudizaciones pueden tener también una causa no infecciosa, el 80% de las ocasiones estarán relacionados con procesos infecciosos víricos que, en muchas ocasiones, se agravarán con una sobreinfección bacteriana.

  • Problemas de corazón

No se conoce bien el motivo pero estos pacientes sufren con mayor frecuencia de problemas cardíacos, como arrirmias, cardiopatía isquémica o insuficiencia cardíaca.

  • Cáncer de pulmón
  • Hipertensión pulmonar
  • Problemas psicológicos

La EPOC puede limitar en gran medida la vida de muchos pacientes y llevarlos a desarrollar episodios de ansiedad y depresión al no poder hacer todas esas cosas a las que estaban acostumbradas y que les gratificaban.

Osteoporosis, problemas musculares, adelgazamiento, cansancio, glaucoma, cataratas, hipertensión arterial, diabetes, síndrome metabólico, anemia, síndrome de apnea del sueño o enfermedad tromboembólica son otras de las dolencias que pueden asociarse a esta enfermedad respiratoria.

Diagnóstico

Es frecuente que muchos pacientes que sufren esta enfermedad no tengan un diagnóstico adecuado hasta que la enfermedad haya alcanzado cierta gravedad.

El diagnóstico se basa en un interrogatorio profundo en el que habrá que tener especialmente en cuenta los posibles antecedentes personales de la enfermedad en la familia del paciente así como su exposición a irritantes y tóxicos respiratorios, especialmente el tabaco.

Evidentemente, se valorarán los signos y síntomas que presenta la persona y podrán pedirse algunas pruebas como la espirometría, para valorar la función respiratoria, análisis de gases sanguíneos, radiografías u otras pruebas de imagen.

La homeopatía en el cuidado de los pacientes con EPOC, bronquitis crónica y enfisema pulmonar

No vamos a entrar en este post  a describir los tratamientos convencionales, imprescindibles para la mayoría de los pacientes, sino más bien a trasladar las importantes ventajas que puede suponer para estos pacientes el implementar su cuidado con medicamentos homeopáticos.

Los objetivos del tratamiento y del cuidado de estos pacientes pueden sintetizarse en:

  1. Prevenir la progresión de la enfermedad.
  2. Aliviar los síntomas.
  3. Aumentar la tolerancia al ejercicio.
  4. Mejorar su estado de salud general.
  5. Prevenir y tratar las complicaciones y las exacerbaciones.
  6. Disminuir la mortalidad.

Y los medicamentos homeopáticos pueden ocupar un lugar en cada uno de estos objetivos por su eficacia, su seguridad y por la acción global que pueden tener sobre la salud general de las personas.

Algunos estudios que demuestran la utilidad de la homeopatía en la EPOC

Los médicos que usamos la homeopatía en el cuidado de nuestros pacientes respiratorios experimentamos a diario la utilidad clínica de estos medicamentos, y este conocimiento es un pilar fundamental de lo que conocemos como medicina basada en la evidencia.

Pero no solo apoyamos nuestra práctica en la experiencia sino también en el conocimiento que nos dan algunos estudios científicos que confirman lo que vemos cada día en nuestras consultas.

Vamos a citar tres de ellos, dos de los cuales ya han tenido un espacio destacado en este blog.

Estudio EPI 3

Este es uno de los estudios sobre los que podéis leer más ampliamente en este post.

El EPI 3 es el mayor estudio farmacoepidemiológico sobre la práctica médica en medicina general hecho en Francia y se realizó entre los años 2006-2010 a petición de las autoridades sanitarias francesas.

Las preguntas a las que se buscaba dar respuesta eran:

  • ¿Qué lugar ocupa la Homeopatía en la medicina general en Francia?
  • ¿Qué interés tiene para la salud pública?

El estudio incluía los resultados observados en tres grupos de pacientes:

  • Dolor musculoesquelético.
  • Infecciones respiratorias.
  • Ansiedad, depresión y alteraciones del sueño.

Se valoró el impacto en la salud de los pacientes según si su médico usaba o no la homeopatía en su práctica diaria como una opción más de tratamiento y lo que se observó en el grupo de pacientes respiratorios tratado por médicos que usaban medicamentos homeopáticos fue que necesitaron usar dos veces menos antibióticos, antipiréticos, antiinflamatorios, incluidos los corticoides, que los pacientes tratados por médicos de práctica sin homeopatía.

Y esta realidad se trasladó de igual manera a los otros dos grupos de pacientes, lo que demostró las ventajas de implementar la homeopatía en el cuidado de estos pacientes.

Estudio EPOXILO

Este es el otro estudio sobre el que podéis obtener una información más detallada en este post.

Este es un estudio especialmente reseñable por dos razones: porque es español y se hizo dentro de la sanidad pública de Cantabria y porque se centra en pacientes con EPOC.

Este es a un estudio observacional, prospectivo, multicéntrico, en pacientes de entre 50-80 años con diagnóstico de EPOC llevado a cabo por la Asociación Cántabra de Investigación en Aparato Respiratorio (ACINAR) y en el que participaron 2 neumólogos, 1 epidemiólogo y 37 médicos de familia con actividad clínica en los hospitales de Valdecilla, en Santander, y Laredo y en diferentes Centros de Salud de la geografía cántabra. Por cierto, el propio Dr García Rivero, coordinador de este estudio, al igual que muchos de los investigadores que participaron en él, no tenían formación en Homeopatía. Espíritu científico, sí.

El objetivo del estudio era observar el impacto de la toma de Oscillococcinum, un medicamento homeopático, en la frecuencia y duración de las infecciones respiratorias de las vías altas (IRVAs) en pacientes con EPOC durante el periodo de exposición gripal.

De esta manera se analizó por separado a un grupo de pacientes que tomaba semanalmente este medicamento homeopático frente al un grupo que no lo tomaba. Todos los pacientes siguieron tomando sus tratamientos habituales de forma que el único cambio registrado en su rutina de tratamiento fue la toma de Oscillococcinum en uno de los grupos.

Pues bien, los resultados obtenidos en este estudio se pueden resumir así, a favor de los pacientes que tomaron el medicamento homeopático:

  • Reducción en el número y duración de las IRVAs (catarros, faringitis, síndromes gripales, etc).
  • Descenso de la frecuencia de las agudizaciones, sobre todo en fenotipo exacerbador de pacientes, que son los más predispuestos a sufrir estos procesos.
  • Menor consumo de corticoides para las exacerbaciones.

Estudio Beghi

Este estudio llevado a cabo por los doctores Gianfranco Maria Beghi y Antonio María Morselli-Labate, publicado en Multidisciplinary Respiratory Medicine, tenía como objetivo principal evaluar el beneficio de Oscillococcinum en la prevención de infecciones del tracto respiratorio (ITR) recurrentes. Así, los pacientes seleccionados tenían que haber tenido al menos tres cuadros de infecciones respiratorias el año anterior.

Los resultados del estudio fueron claramente favorables al uso del medicamento homeopático:

  • La media de reducción de los episodios infecciosos en los pacientes que usaron la homeopatía fue del 41,67%.
  • El número de pacientes que no sufrió ningún episodio infeccioso fue significativamente superior en el grupo de homeopatía.
  • El tratamiento homeopático fue seguro, sin efectos adversos.

Una prueba más que, como decíamos, confirma nuestra experiencia en la práctica diaria en la consulta.

Posibilidades de los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de la EPOC, la bronquitis crónica y el enfisema.

Hay tres aspectos muy destacados a la hora de contar con estos medicamentos en el cuidado de estos pacientes:

  • Sobre su demostrada utilidad, tanto por la experiencia como por los estudios publicados, no insistiremos más.
  • Hay que pensar que muchos de estos pacientes sufren de otras patologías junto con su problema respiratorio y que es frecuente que estén polimedicados. Contar con medicamentos, como los homeopáticos, libres de efectos adversos significativos es de gran valor a la hora de atender la globalidad de estos enfermos.
  • Los medicamentos homeopáticos pueden  combinarse con cualquier otro tratamiento sin riesgos para el paciente, siempre que se considere necesario. Conseguiremos así mejores resultados terapéutico, insisto, sin añadir riesgos para los pacientes.

Además, los medicamentos homeopáticos pueden actuar a distintos niveles:

  1. Medicamentos homeopáticos de terreno.

Son medicamentos que prescribiremos con la intención de mejorar la respuesta general del organismo del paciente.

Para ello tendremos que conocer en profundidad todos los aspectos que tengan que ver con la naturaleza de esa persona; gravedad de su enfermedad respiratoria, otras dolencias que le acompañen, enfermedades que haya sufrido con anterioridad o que estén presentes en su familia de forma significativa, así como otros aspectos relativos a su mundo mental y emocional.

Así, este nivel de abordaje busca mejorar las enfermedades presentes y relentizar todo lo posible la progresión de la enfermedad, siempre desde un abordaje individualizado de cada paciente.

Son muchos y diferentes los medicamentos que la homeopatía nos ofrece en este nivel de acción, tantos como los distintos perfiles de personas que sufren esta enfermedad. Algunos de los más frecuentes pueden ser: KALIUM CARBONICUM, ARSENICUM ALBUM, NATRUM SULFURICUM, SILÍCEA, LYCOPODIUM, CAUSTICUM, BARYTA CARBONICA o CALCÁREA FLUÓRICA o CALCÁREA CARBÓNICA, solo por citar algunos.

  • Medicamentos homepáticos para el tratamiento de las reagudizaciones.

Estos medicamentos buscan estimular el sistema inmunológico del paciente, disminuir la secreción de moco y mejorar la ventilación y la oxigenación del paciente. Y, como se demuestra en el estudio EPI 3, con ellos conseguimos mejorar la evolución de estos enfermos utilizando la mitad de medicamentos convencionales, cargados de potenciales efectos no deseados.

Algunos de estos medicamentos son ARSENICUM ALBUM, CARBO VEGETABILIS, HEPAR SULFUR, KALIUM BICHROMICUM, PYROGENIUM, IPECA o ANTIMONIUM TARTARICUM.

Se elegirán unos u otros según las características particulares que presente el cuadro de cada paciente, siempre intentando individualizar al máximo la prescripción.

  • Medicamentos homeopáticos para la prevención de las complicaciones y de las reagudizaciones.

Medicamentos como KALIUM BICHROMICUM, ANTIMONIUM TARTARICUM o CARBO VEGETABILIS, que usamos habitualmente en el tratamiento de los procesos de reagudización, también podemos usarlos de forma permanente pues, al disminuir la mucosidad de base del bronquio del paciente y mejorar el flujo aéreo y la oxigenación, también estarán contribuyendo a disminuir el riesgo de exacebaciones.

Otros medicamentos homeopáticos como OSCILLOCOCCINUM, citado ampliamente en los estudios ya mostrados, SILÍCEA, AVIAIRE o ECHINACEA, tendrán un efecto fundamentalmente inmunoestimulante. Defensas más fuertes, menos riesgo de sufrir procesos infecciosos.

La homeopatía, con medicamento eficaces y seguros, resulta una opción de tratamiento que suma claros beneficios en el cuidado de los pacientes con EPOC.

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

2 Comentarios

Comentar
  • Querido Guillermo, qué bien sienta leer post como éste y comprobar que hay una Medicina,( sí, con mayúsculas), capaz de ver a los pacientes como hermanos de especie necesitados tanto de atención y cuidados como de explicaciones y respuestas sensatas a tantas dudas y confusiones. Hacer que la enfermedad se convierta en un camino de encuentro con nosotros mismos es uno de los logros más esenciales de la vida. Y de eso os encargáis los médicos homeópatas con una maestría solo equiparable a vuestra conciencia.
    Muchas gracias y un abrazo enorme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar