El supositorio del Dr. Baos

El Dr. Vicente Baos es últimamente un asiduo en los programas que tratan de homeopatía. Asiduo y contrario quiero decir. Ya se sabe, esto va por modas. Sales un día y después ya te van llamando de todos sitios. Y a él se le ve aparentemente cómodo en ese papel porque supongo que así cree educar a la ciudadanía en lo correcto y “científico”.

El Dr. Baos tiene un blog que se denomina como el título de este post. Ya tenía referencias de él pero visitándolo un poco más detenidamente creo que está muy bien. Lo recomiendo sinceramente. Información rigurosa, actualidad mezclada con reflexiones sobre el enfermar, aproximación humana y humanista al paciente, anécdotas divertidas, los relatos de sus experiencias en África o Sudamérica  en su labor humanitaria, su posicionamiento crítico con los excesos de la industria farmacéutica… En fin, todos los ingredientes para que todos aquellos (médicos o no) que nos interesan las personas nos resulte atractivo. Que también se denigre a la homeopatía, ya que esas serán sus convicciones, no le resta ningún mérito en mi opinión (y en la suya y la de sus seguidores seguro que incluso la aumenta jaja).

Algún conocido mío que lo conoce más dice que es un buen tipo. Sin conocerlo personalmente a mi también me lo parece. Y su blog, como ya digo, lo confirma. ¿Entonces? Entonces nada… Como en otros casos tengo para mi que en lo que respecta a la homeopatía no está bien informado. Sí, ya sé que si leyera esto seguro que se estaría riendo a carcajadas. Pero es lo que creo.

Que estemos en desacuerdo en el aspecto científico de la homeopatía es importante, claro, pero tampoco tiene mayor trascendencia. Esto es lo que hay en ciencia. Las controversias son higiénicas para todos y siempre pueden discutirse de forma educada.

Lo que me hace pensar que no está bien informado o tiene un conocimiento muy superficial es cuando insinúa (¿insinúa?) que esto de la homeopatía es un negocio y que los médicos que se dedican a ello (médicos como él) lo hacen con algún tipo de malicia económica o algún otro tipo de engaño para con los pacientes.

Lo peor que se puede decir de un médico ¿no?

Seguramente ignora que ya Hahnemnan (el fundador de la homeopatía) antes de escribir ni un línea sobre homeopatía ya había hablado de las condiciones de vida de las clases más desfavorecidas y su relación con las enfermedades. También  sobre todo lo que significara progreso social y de salud.

Seguramente ignora también que lo que siempre ha guiado a la práctica homeopática es su preocupación por la educación sanitaria de los ciudadanos, de poder reducir, en lo posible, toda esa iatrogenia farmacológica que es uno de los problemas más importantes hoy día de la práctica médica, que los homeópatas siempre han tenido una vertiente social innegable (léase la historia), que si la homeopatía es una  práctica privada no es por el deseo de la mayor parte de quienes la practican,  que qué le voy a decir que no sepa de los excesos de la industria farmacéutica y que los homeópatas son los primeros en denunciar, y finalmente, seguro que también ignora que habrá otros médicos igualmente vocacionales, apasionados y dedicados a sus pacientes como los médicos que también practican homeopatía, pero más que ellos lo dudo mucho… Al menos, los que yo conozco…

Sí, en todo eso creo que no está bien informado y, seguramente, eso mediatiza también lo “científico”.

Una última sugerencia, si se me permite, para que el supositorio no siga rascando tosca e indelicadamente la mucosa. Que se puede argumentar contra la homeopatía sin necesidad de seguir hablando de la sopa de cocido de la abuela o de ir tirando bolitas por los pantanos.

Que no es eso.

Sobre el Autor

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga
Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga

Tal como decía Holden, “Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia…”

Bueno, pues nací en un pequeño pueblo de montaña donde por la noche se contaban historias. Las mujeres que venían a casa con sus candiles, se sentaban, hilaban y contaban. Todas aquellas largas noches nevadas de invierno escuchando historias. Historias de todo tipo, de miedo, de muerte, de espíritus, de risa, amor, de desamor. Historias.

Después estudié y me licencié en Medicina por  la Universidad de Barcelona (UB). Hice el postgrado en Homeopatía por la UB-Academia Médico Homeopática de Barcelona (AMHB). He sido Director del Máster de Medicina Homeopática de la UB (2011-2016) y de la propia AMHB. Me encanta la docencia y ahora sigo de profesor de homeopatía en la AMHB y el CEDH. También cursé el Máster en Terapia Breve Estratégica, en su primera promoción, con el equipo de G. Nardone en el Institut Gestalt de Barcelona (2000-2002) que ha influido mucho en mi formación.

He incorporado, pues, la Homeopatía y la Terapia Breve a mi consulta médica para así abordar las historias de los pacientes en todas sus dimensiones: física, emocional, comunicacional y también, de algún modo, espiritual.

Porque, más de allá de todo, sigo escuchando historias. Historias extrañas, dramáticas, desesperanzadas, vitales. Intento curarlas o aliviarlas con la ciencia y el arte médicos. Cambiar esas narrativas, esos patrones, físicos y emocionales, que nos aprisionan. Y para ello, primero, busco comprender la historia verdadera. La historia verdadera de cada uno de nosotros.

Me apasiona la literatura, la poesía, el cine, la comunicación... La naturaleza. La belleza de todas las cosas. El humor. La vida, en una palabra.

Como médico, y como científico, aún creo en la antigua magia que tienen las palabras.

Ordet.

13 Comentarios

Comentar
  • Parece que se nos asustó el amigo!!
    Para mí desde que públicamente nos comparó con “pederastas y corruptos” y nos tildó de engañadores tanto a los que recetan como a los que dispensamos, ha caído lo suficientemente bajo como para ignorarlo, creo que no se merece más que nuestra total indiferencia
    No creen ustedes?

    • Hola Antonio,
      sí, la comparación ha sido muy desafortunada por decirlo muy suavemente. A un tuit mío se ha disculpado pero creo que no es suficiente dado que la entrevista se ha ido publicando en otros lugares sin que, aparentemente, haya hecho nada para evitarlo.
      En todo caso, como le digo en otro tuit “lo mejor para que no se malinterpreten tus palabras [es lo que dice que ha sucedido] es no hacer según qué comparaciones… porque después hay otros (que todos conocemos) que aún las empeoran”…
      En fin, que la ligereza, la frivolidad y los insultos tan burdos y groseros como estos (y más entre médicos) son del todo inaceptables y él lo sabe bien.
      Por lo pronto en este blog seguiremos contribuyendo en lo que podamos a la educación y el respeto.
      Muchas gracias por tu comentario tan oportuno y actual
      un saludo!

  • Agradezco tu tono amable al criticarme. He tenido peores experiencias con otros homeópatas (https://homeopatiayseudoescepticismo.wordpress.com/2014/12/03/la-ciencia-de-los-bufones-xiii-vicente-baos/)
    La falacia de la falta de información suficiente para entender la homeopatía es muy habitual al defender algo que vosotros mismo no entendéis. Es decir, el reconocimiento de que no se tiene una explicación racional basada en pruebas reproducibles de que la homeopatía actúe sobre la biología humana de forma directa. Todas las “nuevas investigaciones” cuánticas, nanopartículas activadas por la “agitación” y demás repertorio novedoso que quiere justificar la homeopatía no soporta el análisis de físicos y químicos que avalen esas teorías.
    A pesar de las diferencias, un cordial saludo

    • Hola Vicente, agradezco yo también el tono de tu comentario que es precisamente el que queremos que impere en este blog. Y eso me da la oportunidad de aclarar que no te critico a ti (¿falacia ad hominem?) sino algunas de las cosas que te he oído. Ya ves que este post no iba tanto del mecanismo de acción de los medicamentos homeopáticos (tema sobre el que podemos discutir, y discrepar claro, y que excede a estas líneas) sino el asunto, a mi entender más grave, de ¿insinuar? (como parto de tu buena intención lo pongo en interrogantes) que los médicos que nos dedicamos (también) a la homeopatía estamos engañando a sabiendas a los pacientes. Sólo hace falta pensarlo un poco para darse cuenta de su gravedad.

      Por otro lado la historia de la homeopatía (que no tienes por qué conocer por supuesto) está ahí. Y ahí están sus esfuerzos, desde Hahnemann, por ayudar a las clases más desfavorecidas y por educar (de verdad) a la salud de la población. Era eso simplemente lo que quería enfatizar.

      El 18 de abril de este año la AMHB, asociación a la que pertenezco (sólo compuesta por médicos y veterinarios) celebra sus 125 años de existencia con unas jornadas en el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona. Fue fundada en 1890 por eminentes médicos con cargos universitarios e institucionales. Te invito a que vengas a conocernos y veas a compañeros tuyos, muchos de ellos especialistas y con inquietudes similares a las que tú puedas tener, de qué manera la homeopatía les ha supuesto una experiencia tan satisfactoria e ilusionante a nivel no sólo profesional sino también personal.

      Quizás sea más lo que nos une que lo que nos separa.

      Un cordial saludo y hasta otra.

    • Respuesta al Dr. Baos:

      El Dr. Baos en su cuenta de twitter sostiene que “A los homeópatas les gusta personalizar a sus críticos ” y menciona tanto este blog como el blog homeopatiayseudoescepticismo. Antes que nada, se conoce como falacia del muñeco de paja cuando se intenta invalidar un argumento atacando un constructo paralelo sin realmente atacar la argumentación original. En el blog homeopatíayseudoescepticismo claramente se expresa que dicho espacio es estrictamente independiente (https://homeopatiayseudoescepticismo.wordpress.com/acerca-de/), en mí caso como administrador del sitio no soy homeópata. Ese alusión se ha usado en exceso como excusa para ridiculizar a los homeópatas y a las personas interesadas en el tema.
      En cuanto a la argumentación del Dr. Baos publicada en la revista FCMAP se parte de una premisa errónea suponiendo que la homeopatía es toda agua o azúcar omitiendo que no todo remedio homeopático está diluido más allá de la concentración molar de una 1/10 (exp(24)). Por lo demás es interesante que el Dr. Baos afirma en dicha carta que “. Las múltiples evaluaciones realizadas bajo un prisma científico han fallado en la demostración de efecto beneficioso alguno más allá del efecto placebo”, sin citar todas y cada de una de esas revisiones en concreto es una opinión. Dado que he indagado en cada una de esas revisiones puedo decir que, sin ser homeópata, la mayoría de las revisiones (generales, sistemáticas y meta análisis) demuestra que la homeopatía tiene un efecto superior al placebo, evidentemente para algunas condiciones clínicas específicas no ha presentado pruebas o no las hay en forma de estudios controlados al no haberse realizado, mientras que en otras condiciones sí existen pruebas con asociación de causalidad.
      El que no se conozca de qué forma actúa la homeopatía no significa que el fenómeno(s) no exista. En torno a su afirmación de que ” Todas las “nuevas investigaciones” cuánticas, nanopartículas activadas por la “agitación” y demás repertorio novedoso que quiere justificar la homeopatía no soporta el análisis de físicos y químicos que avalen esas teorías.”, esta acusación es irrelevante dado que dichas investigaciones han sido publicadas en revistas con revisión por pares, no es difícil encontrar los artículos firmados por científicos que tampoco varios de ellos son homeópatas. Pero el Dr. Baos ya está enterado de tales publicaciones, que las quiera negar es otra cosa.
      Saludos.

  • DOCUMENTO SOBRE LA HOMEOPATÍA

    La Homeopatía es una especialidad sanitaria dirigida a graduados en Ciencias de la Salud que se imparte como curso de postgrado en las Facultades de Medicina de muchas universidades españolas y del resto del mundo.
    Se basa en uno de los principios terapéuticos de Hipócrates, padre de la Medicina, que sostiene que “lo similar cura a lo similar” (“Similia similibus curentur”). Este principio fue desarrollado como especialidad médica en el siglo XIX por el Dr. Samuel Hahnemann.
    Consiste en administrar sustancias de diferentes orígenes (animal, vegetal, mineral o de síntesis) que pasan por un proceso de dilución y dinamización (agitación). El fenómeno de la “similitud” no es exclusivo de la homeopatía. Podemos observarlo también en la medicina convencional cuando se trata con anfetaminas el síndrome de hiperactividad, cuando se aplica radioterapia para tratar ciertos tumores o cuando se administra vacunas para sensibilizar el organismo frente a un agente patógeno o, por el contrario, para desensibilizarlo de un alergeno.
    La Homeopatía se puede utilizar en cualquier proceso. El homeópata se basa en los síntomas expresados por el paciente y en los signos físicos observados en la anamnesis y exploración física y complementaria para hacer un diagnóstico y encontrar el medicamento homeopático más adecuado, tanto desde una perspectiva global (la enfermedad) como desde una perspectiva individual (el terreno).
    La Homeopatía está reconocida y regulada en Europa por la Ley del Medicamento. En otros países avanzados como Francia, Suiza o Alemania está financiada por la Seguridad Social. De hecho, a finales de 2011, se publicó un informe que el gobierno suizo había encargado a un comité de expertos, afirmando que “el tratamiento homeopático es efectivo y probablemente rentable”. Como resultado de un referéndum nacional en el que más de dos tercios de los votantes apoyaron la inclusión de las medicinas homeopáticas en el programa nacional de seguro médico, el acceso a la medicina complementaria y alternativa se ha incluido en la Constitución suiza.
    En la actualidad, hay más de 250.000 médicos especialistas en Homeopatía en el mundo. Además hay varios hospitales homeopáticos en Europa, que utilizan la Homeopatía para tratar a sus pacientes.
    El ejercicio de la Homeopatía está reconocido como acto médico en España por la Organización Médica Colegial desde 2009. Hay más de 2600 médicos especializados en Homeopatía y cerca de 10.000 médicos la prescriben, incluyendo especialistas de la Seguridad Social, jefes de servicio de hospitales y catedráticos universitarios.
    La mayoría de las personas que se pronuncian contra la Homeopatía no tiene suficiente información, y en algunas ocasiones ni siquiera formación sanitaria. Son numerosas las que hablan “de oídas” sin haber profundizado en el tema. En el caso de los profesionales sanitarios, resulta sorprendente que no hayan comprobado a través de los buscadores habituales (Avillian, Pubmed, etc.) las numerosas evidencias científicas y clínicas y la gran cantidad de trabajos publicados en revistas de prestigio que demuestran la eficacia de los medicamentos homeopáticos, más allá del “efecto placebo”. No cabe un efecto sugestivo o psicológico en los estudios de laboratorio, in-vitro e in-vivo, con mediciones objetivas de los resultados. A este argumento se puede añadir su utilización por veterinarios y agricultores, con notables resultados. Clínicamente, se usa en bebés, con excelente respuesta, e incluso se han realizado estudios con pacientes inconscientes.
    Para explicar el efecto holístico de la Homeopatía, se ha propuesto un mecanismo de acción general según el cual, actuaría como una señal para el sistema de respuesta al estrés o a la agresión del organismo (Bell 2012). Pero además, cada medicamento tiene un mecanismo de acción específico para cada patología, algunos de los cuales ya se conocen; por ejemplo, Gelsemium 5 CH aumenta la secreción de alopregnenolona en algunas neuronas.
    Se llaman “ultradiluciones” a las diluciones muy altas, tan altas que ya no quedan moléculas de la sustancia disuelta. Las “ultradiluciones” interesan más allá de su aplicación en Homeopatía, destacando las investigaciones del premio Nobel Luc Montagnier en relación con la emisión de señales electromagnéticas específicas de cada dilución.
    La bibliografía sobre homeopatía es muy extensa: libros, artículos científicos publicados en revistas especializadas, tesis doctorales, ponencias en congresos nacionales e internacionales, etc. Para ampliar la información sobre este tema, pueden ser de utilidad los siguientes enlaces:
    1. Pubmed: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed?term=homeopathy
    2. AVILIAN: http://avilian.co.uk/2008/08/scientific-research-and-homeopathy-overview
    3. Comisión Europea para la Homeopatía: http://www.homeopathyeurope.org/Research
    4. Facultad de Homeopatía (Reino Unido): http://www.facultyofhomeopathy.org/research
    5. Libro Blanco de la Homeopatía (Cátedra de Homeopatía de la Universidad de Zaragoza): http://www.catedrahomeopatia.org/LinkClick.aspx?fileticket=67qP4TlOxaw%3d&tabid=40&language=es-ES
    6. http://homeopatiaacademica.webs.com/cienciaexperimental.htm.

    1 Sharples F, van Haselen R, Fisher P. NHS patients’ perspective on complementary medicine. Complement Ther Med 2003; 11: 243–8.

    2 Bell I., Koithan M. A model for homeopathic remedy effects: low dose nanoparticles, allostatic cross-adaptation, and time-dependent sensitization in a complex adaptive system. BMC Complementary and Alternative Medicine 2012, 12:191

    3 Venard C. Regulation of neurosteroid allopregnanolone biosynthesis in the rat spinal cord by glycine and the alkaloidal analogs strychnine and gelsemine. Neuroscience, 2008, 153, p.154-161

    4 Montagnier L. Electromagnetic signals are produced by aqueous nanostructures derived from bacterial DNA sequences. Interdiscip Sci. 2009 Jun; 1(2):81-90

    Sociedad Murciana de Homeopatía
    29 de noviembre de 2014

  • Es curioso que en la era de la información reine la falta de información, la información, y la DESINFORMACIÓN, es curioso, ¿no?, o será que la información sesgada atrae más piedras a mi molino?.

  • Me parece muy bien este artículo.
    A mí no me apetece perder el tiempo con personas o médicos que hablan de la homeopatía desde la ignorancia y desde la malicia, para hacer daño, todo envuelto con la excusa de defensa de la ciencia, y manipulando al lector a través la demagogia.
    Dedico mi tiempo a estudiar y a cuidar a mis pacientes y mi familia.
    Me da la impresión de que este tipo de personas, necesitan cultivar su ego disminuido a través del ataque a algo que no se han preocupado de estudiar ni de entender. La intención influye sobre los resultados de lo que se observa. Su intención es destructiva, por lo tanto nunca podrán entender y querrán escuchar. Diálogo inútil.
    Intentar escucharlos y dialogar, es perder el tiempo.

  • Em sembla molt bé aquest article.
    A mi no em ve de gust perdre el temps amb persones o metges que parlen de l’homeopatia desde la ignorància i des de la malícia, per fer mal, tot embolcallat amb l’excusa de defensa de la ciència, i manipulant el lector a través la demagògia.
    Dedico el meu temps a estudiar i cuidar els meus pacients i la meva família.
    Em dona la impressió que necessiten cultivar el seu ego disminuït a través de l’atac a una cosa que no s’han preocupat d’estudiar ni d’entendre. La intenció influeix sobre els resultats del què s’observa. La seva intenció és destructiva, per tant mai podran entendre i voldran escoltar. Diàleg inútil.
    Intentar escoltar-los i dialogar, és perdre el temps.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 21-05-2019 13:57:19 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar