El papel de la Homeopatía en el tratamiento de las emociones infantiles

Vivimos en una sociedad convulsa y acelerada, y los tiempos que corren también afectan a los niños. En eso creo que estaremos todos de acuerdo.

Nunca como hasta ahora se había etiquetado tanto el comportamiento de los niños, muchas veces en diagnósticos que no son más que un fondo de saco en el que meter diversidad de trastornos muchas veces difícilmente acotables en sus síntomas. Hoy día todo tiene un nombre más o menos acertado, y los niños y los jóvenes no escapan de esa tendencia nominativa imperante.

Pero de la misma manera que a todo se le intenta nombrar y encasillar, no ocurre lo mismo con su posible tratamiento. Poco ha cambiado la terapéutica farmacológica en los últimos 30 años para abordar los problemas de comportamiento y emocionales de mayor o menor intensidad en el niño. Sí, por supuesto se diagnóstica más pero no siempre mucho mejor.

La farmacología convencional no se utiliza en la práctica en la infancia salvo para los niños hiperactivos mayores de 6 años o en patologías de mayor importancia como el TOC, agresividad, autismo severo… Está habitualmente contraindicada tanto por los posibles efectos secundarios, como por su falta de especificidad respecto de la causa desencadenante.

Incluso en el caso de los hiperactivos –que lo serán toda su vida por mucha medicación que tomen en la infancia- los medicamentos que inicialmente se publicitaban como inocuos, requieren actualmente la realización de pruebas como el electrocardiograma y el control periódico de la tensión arterial y el peso antes de la prescripción analítica.

¿No resulta esto un poco exagerado para un trastorno al que se va a tratar solamente en la edad escolar y que va a persistir toda la vida? ¿No será ésta la manera de integrarlos sí o sí en el sistema pedagógico actual para dejar de tratarlos a una edad en la que nadie se queja a los padres de su comportamiento?

El otro pilar terapéutico para tratar los problemas emocionales y de comportamiento lo constituyen los psicólogos, pedagogos, profesores de apoyo y los centros de Salud mental de los servicios de salud de las distintas comunidades autónomas. Prestan un servicio imprescindible pero escaso en el tiempo y la forma. Acudir al psicólogo cada 2-3 meses para un problema de estrés emocional agudo se revela poco útil.

Es raro el día que en la consulta del centro de salud del que soy pediatra, no me preguntan los padres por cómo abordar problemas de comportamiento o de estrés emocional.

Cuando no está indicado un tratamiento farmacológico, la única alternativa es esperar 2-3 meses para acudir al centro de Salud Mental –que muchos padres rechazan por el estigma que creen supone para el niño- o acudir a un psicólogo o pedagogo privado que muchas veces nos requieren como pediatras para bajar farmacológicamente los niveles de ansiedad que bloquean al niño.

En otras ocasiones, como me comenta una amiga maestra, conviven en la misma clase niños hiperactivos tratados y no tratados, Asperger y niños con un coeficiente intelectual alto, situación en clase difícil de barajar incluso con la ayuda de los profesores de apoyo.

¿Una vez descrita la situación actual y llegados a este punto qué podemos hacer? ¿Qué respuesta podemos dar a los padres de ese niño de 6-7 años?

Los medicamentos que ofrece la homeopatía dan respuesta a estas situaciones clínicas. Son eficaces, rápidos de acción cuando se precisa, adaptables a cualquier edad y al mecanismo desencadenante y en general sin efectos secundarios. Muchos años de práctica clínica así me lo han demostrado.

Veamos ejemplos de estas consultas, algunas de ellas de las denominadas emergentes:

  • Acoso escolar: De plena actualidad, y en el que Staphysagria puede ayudar a paliar la rabia y la sensación de injusticia contenida.
  • Separación de padres: Muy frecuente y en la que con frecuencia los niños son utilizados como moneda de cambio. Natrum muriaticum, Pulsatilla, Silicea….son ejemplos de medicamentos a utilizar en estos casos.
  • Rupturas afectivas agudas: Las rupturas afectivas tanto como la depresión en el adolescente pueden ser tratadas con eficacia con Natrum muriaticum.
  • Conductas disruptivas en el hogar o colegio, con cólera, agresividad e insultos, nos indican el uso de medicamentos como Mercurius solubilis o Hepaa sulfur entre otros.
  • Insomnio por emociones positivas como una excursión escolar, cumpleaños, llegada de los reyes….: Coffea así como Passiflora son buenos aliados para facilitar el sueño, o Chamomilla
  • Insomnio por emociones negativas en niños sensibles a tratar con Ignatia amara o Hyosciamus niger entre otros.
  • Celos: Consulta muy frecuente en pediatría. Lachesis, Hyosciamus niger…
  • Hiperactividad: Tarentula hisp., Anacardium , Aethusa cynapium, Dopaminum entre otros muchos, permiten en muchas ocasiones no tener que recurrir a los fármacos convencionales con sus inconvenientes.
  • Ansiedad anticipada: Nerviosismo anticipado a los acontecimientos. Gelsemium y Argentum nitricum dan excelentes resultados para tratar estas situaciones.
  • Dentición: Chamomilla, Belladona, Cina….son algunos de los medicamentos homeopáticos que nos permitirán no tener que recurrir a analgésicos.

Éstos son solo algunos de los ejemplos de consulta de los padres en pediatría. Los pediatras sabemos lo inoperante que puede ser muchas veces abordar estos problemas a través de los circuitos convencionales de salud, y por otro lado, es nuestra obligación dar respuesta a los requerimientos de los padres en este sentido de la manera más eficaz e inocua posible.

¿Por qué no recurrir entonces a los medicamentos homeopáticos? No lo dudemos. Con ellos tendremos seguridad y eficacia a cualquier edad y sobre todo, un niño que no sufre.

Imagen de Asierromero/Freepik

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace más de 30 años. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (España) y en mi consulta privada. Disfruto como el resto de mis compañeros de blog, de transmitir a otros compañeros y profesionales sanitarios, la eficacia, confianza y seguridad que me aporta la terapéutica homeopática en el trabajo diario, ampliando las posibilidades terapéuticas con mis pequeños y no tan pequeños pacientes.

Creo firmemente, que hoy más que nunca hay que poner en valor todos los recursos terapéuticos científicamente validados en favor de los pacientes, y la homeopatía me aporta todo lo que exijo a un tratamiento, sumando recursos sin por ello dejar de recurrir a los fármacos convencionales cuando se precisa. Es decir, una medicina integrativa e integradora a la que la homeopatía siempre suma.

Por eso, participo en cursos, seminarios, congresos y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia.

Consulta
C/ José Antonio 92 bajo. Los Dolores
30310–Cartagena
TEL. 968 52 83 16

Más información del Dr. Jorge Manresa
Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos
Directorio de Médicos Homeópatas - CEDH

52 Comentarios

Comentar
  • LEI ESTO ME DESCRIBE A MI HIJO DE 3 AÑOS.
    RECOMIENDA 30C o 200c CINA?

    Cina
    El niño pide cosas y luego las tira para comérselas, es muy agresivo, violento y siempre se están hurgándose la nariz. Un ejemplo de un niño que su característica, además de la agresividad, es que la dirige principalmente a su padre, está resentido con su padre, incluso lo golpea o le tira cosas rehúsa ducharse, lavarse o cualquier cosa que signifique limpieza. El niño Cina suele tener el cabello oscuro o bien ser un niño grandote, rosado, gordito. Es un niño muy irritable, caprichoso, atravesado, terco. Grita, tira con lo que tiene a mano.Pide o quiere cosas, con gran inquietud y cuando se las dan o las tiene, las rechaza, las tira. No sabe lo que quiere. Son niños, agitados, insoportables, siempre de malhumor, no tolera que lo contradigan. Tampoco tolera que lo toquen ni que se le acerquen, ni que lo acaricien, ni que lo miren. Se agrava si lo reprenden o castigan pudiendo llegar a un ataque de convulsiones.

    Le agradezco su respuesta.

    • Buenos días Selene.

      Cinco gránulos de la 200 C una vez al día puede ser una buena indicación.

      Recibe un cordial saludo y nuestro agradecimiento por tu comentario.

  • Hola mi nieta tiene 7 años 8 meses..es muy sensible .llora muy discretamente..se pone triste porque algunas de sus amigas la ignoran .acaba de tener un hermanito .es distraída y por ejemplo cuando le quiero revisar sus cuadernos no me lo permite..pues dice confía en mí no traigo tarea .y efectivamente no trae tareas pendientes… De distrae fácilmente y era única hija hasta hace un mes …cuando no está confirme con algo va y esconde. ..y está con que nadie me quiere…que le recomienda?

    • Buenos días Luz

      Los medicamentos homeopáticos no permiten cambiar las características psicológicas de cada persona, adulto o niño. Lo que si podemos tratar son las repercusiones de ellas en cada uno, es decir, la ansiedad, miedo, déficit de atención, tics. etc.

      Como puedes suponer, este no es el lugar para poner a un tratamiento a un niño con solo unas pocas líneas de información, eso requiere una entrevista amplia en la consulta para tener en cuenta todas las variables que pueden llevar a ese comportamiento.

      Te aconsejo que contactes con un médico homeópata de tu zona para que valore completamente a la niña. Siento no poder ayudarte más, no sería ético por nuestra parte.

      Recibe un cordial saludo

  • Doctor existe homeopatia para ayudar a los niños que su problema de dislexia los arrastra a ser él hazmerreir de sus compañeros en el colegio y amigos tomándolo por inferior ?
    Gracias por su atención
    MCarmen Colume

    • Hola MCarmen

      El tratamiento de la dislexia es fundamentalmente pedagógico. Definiendo en consulta lo que ocurre y como se siente el niño, me permito recomendarle que consulte con un profesional para que le prescriba Flores de Bach, le irá muy bien. Es un método terapéutico muy parecido a la homeopatía centrado en las alteraciones emocionales y de comportamiento.

      Reciba un cordial saludo.

  • Hola Angela:

    Si no es facil dar con el o los medicamentos adecuados teniendo el paciente delante y toda la información, imagina con 4 lineas de datos.

    Tu haces referencia a lo que más te incomoda, inquieta y te preocupa, pero detras de ese comportamiento pueden esconderse otras cosas.

    Medicamentos como Cina, Mercurius solúbilis o Nux vómica pueden ser muy útiles para tratar esos problemas de comportamiento, pero debemos escoger el apropiado según todo el contexto.

    Siento no poderte ser más explícito.

    Agradezco tu pregunta y te envío un cordial saludo

  • Hola qué tal?
    Mi hijo de 10 años está enfadado com el mundo. Le cuesta mucho aceptar las normas, reconocer sus errores, dedconfia de las intenciones de todo el mundo y descarga su rabia contra los que estamos a su alrededor…
    Con qué le podríamos ayudar a estar más tranquilo y aceptarse mejor a sí mismo? Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2023 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar