Doble moral al juzgar los estudios de investigación sobre homeopatía

Un artículo, que se hizo famoso porque publicaba en una revista de primer nivel la justificación del efecto de los medicamentos homeopáticos en laboratorio, ha sido retractado. La razón principal es que investigaba un principio activo homeopático. Sin embargo, cuando errores similares han ocurrido con otros principios activos, esto no ha pasado. Mientras que sí ha ocurrido con otros principios activos homeopáticos, incluso sin haber errores en el artículo.

¿No es eso aplicar un doble rasero? ¿Y no es contrario a la ciencia aplicar una doble moral en la evaluación e interpretación de los hallazgos objetivos?

En Septiembre de 2018 una prestigiosa revista del famoso grupo editorial científico Nature, Scientific Reports, publicó un estudio sobre el uso de Toxicodendron pubescens (Rhus tox) en el dolor neuropático. Como el título decía “ultra-diluted”, muchos homeópatas se apresuraron a reclamar este estudio como “la prueba definitiva” de que la homeopatía funciona.

Magar S, Nayak D, Mahajan UB, Patil KR, Shinde SD, Goyal SN, Swaminarayan S, Patil CR, Ojha S, Kundu CN. Ultra-diluted Toxicodendron pubescens attenuates pro-inflammatory cytokines and ROS- mediated neuropathic pain in rats. Sci Rep. 2018 Sep 10;8(1):13562. doi: 10.1038/s41598-018-31971-9

Algunos nos apresuramos a recordar que son más de 2.400 los estudios de laboratorio que arrojan resultados favorables para la homeopatía y ayudar a explicar el mecanismo de acción de algunos de los medicamentos homeopáticos. Cada uno de ellos, en particular los que han sido publicados en revistas prestigiosas, podría ser “la prueba definitiva”. Salvo que las presiones de los lobbies anti-homeopatía y las resistencias de una parte de la comunidad científica lo impiden.

Por otro lado, la lectura atenta del artículo nos revela que, si bien la sustancia ha sido sometida a diluciones sucesivas, no se ha seguido el protocolo de fabricación que requiere la homeopatía y que incluye dinamizaciones. Esta manera de agitación, que aporta energía a través de altas presiones y temperaturas, que incorpora burbujas y que libera nanopartículas, tal como explicamos por ejemplo aquí, es necesaria para tener medicamentos homeopáticos eficaces según algunos estudios. De hecho, los autores del artículo no hablan de homeopatía ni reclaman su eficacia, tal como recordaba el HRI (Homeopathy Research Institute) que es la institución de referencia en investigación sobre homeopatía en el mundo.

El caso es que los escépticos en seguida se pusieron a criticar diferentes puntos del artículo (octubre 2018) que durante unos meses estuvo sujeto a nueva revisión. El punto más crítico era que algunas figuras aparecían repetidas (1G=1H, 1I=1J, f3/panelA=f3/panelB) a lo que los autores respondieron explicando que fue un error no intencionado que se produjo en el proceso de redimensionar la resolución de las figuras y reenviarlas a la revista (algo que la revista había pedido). Es una lástima que ni los autores ni los revisores se percataran de ello, pero no es la primera vez que pasa incluso en revistas importantes; el que haya publicado sabe lo tedioso que resulta a veces trabajar con las tablas y figuras en documentos separados para el envío a las revistas. Como se dispone de los datos originales, no es tan difícil reenviar las imágenes para su corrección.

Sin embargo, aprovechando la coyuntura surgieron otras críticas como que el experimento no había sido cegado (aunque muchos experimentos de laboratorio no lo son), que la medición del dolor era subjetiva (el dolor ES subjetivo) y que no eran suficientes animales de experimentación. Se pasa por alto que no se trata de un estudio aislado, sino de uno en una serie de estudios previos publicados con resultados coherentes entre sí tal como explican los autores. Se pueden consultar éste y éste para la sustancia cruda y éste o éste para sus ultradiluciones. Algunos estudios independientes con las preparaciones homeopáticas de Rhus tox son estos (1, 2, 3, 4).

Llegados a este punto, los autores no sólo mandaron al editor de la revista los datos originales de los resultados de todos los experimentos, sino que hicieron un nuevo experimento y le mostraron los nuevos datos. ¡¿Pero no es suficiente!? Así que pidieron ayuda al gobierno de la India, quien accedió a facilitar la repetición del estudio en un laboratorio independiente. Ello lleva tiempo, pero se informó al editor de Scientific Reports también de este acuerdo.

Lo lógico sería:

  1. Publicar las figuras corregidas, una vez que se dispone de los datos originales, y en todo caso incorporando a la sección de discusión del artículo las limitaciones de este modelo de estudio (también, por qué no, el interés de los hallazgos previos).
  2. Alargar unos meses el periodo de revisión hasta disponer de nuevos datos que confirman la reproducibilidad de los experimentos en laboratorios independientes.

Pero lo que ha ocurrido es que no se ha permitido publicar el “corrigendum” ni se ha dado un periodo de gracia para repetir los experimentos. Tengo motivos para pensar que la verdadera razón es la segunda que ofrecen: “se desconoce la composición cualitativa y cuantitativa del extracto de Rhus tox”; casi como decir “es que es homeopático”.

The in vitro model does not support the main conclusion of the paper that Rhus Tox reduces pain. The qualitative and quantitative composition of the Rhus Tox extract is unknown. Figures 1G and 1H are duplicates; and figures 1I and 1J are duplicates. The majority of experimental points reported in figure 3 panel A are duplicated in figure 3 panel B. The collection, description, analysis and presentation of the behavioural data in Figure 3 is inadequate and cannot be relied upon.

¿Por qué creo que es la verdadera razón? Ilustro con dos ejemplos:

  1. Con Omeprazol las cosas hubieran sido diferentes. ¿Exagero? En absoluto: el mismo grupo de investigación publicó en la misma revista el artículoIn vivo and in vitro protective effects of omeprazole against neuropathic pain” en 2016, y resulta que las figuras 1A y 1B son idénticas aunque una se refiere a la retirada de la pata frente al frío y otra frente al calor, y los comentarios de la figura son diferentes. Algo que señaló un lector en los comentarios al artículo hace 8 meses, pero que no ha producido ningún ruido mediático, ninguna investigación y ninguna retractación. O quizás es causal: como no ha habido un grupo de presión exigiendo la retractación en blogs, medios y cientos de correos al editor, no ha sido necesario hacerlo.
  2. No es la primera vez que un artículo es retractado solo por investigar principios activos homeopáticos. El artículo “Efficacy of novel antibody-based drugs against rhinovirus infection: In vitro and in vivo results” publicado en Antiviral Research en 2016, fue retractado de repente en 2019 porque la homeopatía “es rechazada por la ciencia moderna”. Así, sin más, aunque no haya errores en el experimento ni en el artículo. Aunque si hubieran necesitado que los hubiera, no me cabe duda que los habrían encontrado, sobre todo porque casi todos los artículos tienen erratas, o datos sorprendentes o contradictorios que, si no son los principales, no hay espacio para explicar con detalle en la extensión del artículo.

This report did not reveal that the products tested for antiviral activity were in fact “homeopathically activated form[s] of antibodies,” as described in US patent 8,535,664 B2, submitted by O. I. Epstein and others.

Homeopathy is an outmoded form of therapy that is not accepted by modern medical practice and is rejected by modern science. If the manuscript submitted to Antiviral Research had identified the nature of the materials being tested as homeopathic products, it would have been rejected. Now that the Editor in Chief is aware of this information, and has discussed the question extensively with other experts, he has decided to formally retract this article.

Así se explica que haya tantos experimentos de homeopatía que se publican a veces sin declarar su naturaleza homeopática. Es una pena porque nunca los encontraremos al poner “homeopathy” en el buscador de Pubmed, y sin embargo algunos de ellos son tremendamente importantes para el desarrollo científico de la homeopatía y forman parte esencial de lo que explico en mis conferencias sobre homeopatía e investigación. Este grupo de estudios es un ejemplo de ello.

Lo siento mucho por los autores, por la comunidad homeopática y por la comunidad científica en general. Agradezco a los autores sus explicaciones y comentarios que se pueden leer aquí, y también a J.A.A (@JAA00197397) que a través de Twitter me ha alertado sobre esos otros estudios que nos señalan los prejuicios y la doble moral que desafortunadamente existe en el terreno científico. Lógico, porque los científicos también son personas, pero lamentable.

La homeopatía necesita aún de mucha investigación para ser explicada en el laboratorio y corroborada en la clínica. El grupo de presión contra la homeopatía alega que no hay investigación suficiente con resultados suficientemente potentes (discutible), pero al mismo tiempo presiona con éxito para que esta investigación no se pueda producir, o al menos no se pueda publicar. Promociona cada estudio fallido como si fuera el fin de toda la homeopatía, pero trata de anécdota cada estudio exitoso.

Este estudio es uno más entre miles publicados sobre principios activos homeopáticos. La mayoría obtiene resultados favorables a la acción de los mismos y permite avanzar en la explicación de los mecanismos de acción subyacentes a los efectos de cada principio activo.

Este estudio es también un ejemplo de las dificultades que tienen los investigadores que trabajan en campos novedosos o sujetos a controversia, aunque son precisamente los campos donde merece la pena invertir mayor esfuerzo investigador.

 

Fuente original: https://www.homeopatiasuma.com/doble-moral-al-juzgar-los-estudios-de-investigacion-sobre-homeopatia/

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde un centro médico de especialidades en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 25-06-2019 13:22:34 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar