Día Mundial del Farmacéutico y Homeopatía

En la conmemoración del Día Mundial del Farmacéutico no podría empezar a escribir nada sin hacer mención al tremendo sacrificio que ha realizado todo el colectivo farmacéutico desde que estalló la pandemia.

Durante ya casi dos años, ahí, cada uno en su puesto, en primera línea.
Hemos perdido compañeros. Hemos sufrido, llorado, reído, sentido absoluta desesperación.

También hemos utilizado todo lo que teníamos, lo que nos dejaron, y todo lo que conocíamos. Todo nuestro conocimiento para salir todos adelante.

Mi experiencia desde la farmacia del uso de la homeopatía en tiempo de pandemia

El uso de la homeopatía no sólo no quedó en un segundo plano, sino que por un lado demostró, de nuevo, su enorme utilidad, y por otro lado la gente siguió demandándola, quizá más si cabe, que en momentos normales. Sorprendentemente, incluso para el que escribe, hasta el punto en el que determinados medicamentos homeopáticos estuvieron desabastecidos porque la demanda superó la oferta existente.

Eran momentos, recordemos, en los que realmente nadie podía medir ni el alcance de lo que estaba por venir ni lo que podría llegar a suceder, ni cuánto iba a durar aquello, ni hasta qué punto nos podría afectar.

En ese contexto apareció la desesperación y el miedo a morir por enfermedad como parte de un patrón extendido por la población. La homeopatía, junto con otras terapias, nos ayudó en aquellos momentos difíciles aportando aspectos que le son intrínsecos y particulares a ella.

¿Qué es lo que puede aportar la homeopatía en la oficina de farmacia?

1. Un abordaje individualizado del problema de cada persona

La homeopatía te ayuda a entender la importancia de la globalidad de la persona en todos sus procesos de enfermedad y esto nos da a los profesionales una visión más profunda de la dolencia de cada persona, incluso de esas pequeñas cuestiones que nos consultan en el mostrador.

Hay muchos ejemplos narrables a pie de mostrador en los que se aprecia una conexión especial. El paciente sabe y percibe una comprensión de su problema mucho más amplia de lo que posiblemente esperaba recibir, en un principio, por parte de su farmacéutico.

2. Valor añadido y diferenciación a la oficina de farmacia

Muchas personas valoran muy positivamente que su farmacéutico sea un experto en todo tipo de medicamentos, incluidos los homeopáticos, y que incluso pueda ofrecerle diferentes alternativas de tratamiento para todas esas consultas de mostrador.

Hay muchos pacientes que toman medicamentos convencionales junto con homeopáticos y pueden aparecer dudas en este contexto. Un farmacéutico experto en homeopatía podrá resolverlas perfectamente, trasladando a esa persona una sensación de confianza y gratitud.

3. Medicamentos homeopáticos: seguros y eficaces

Sin lugar a dudas, los medicamento homeopáticos son los medicamentos más seguros de los que disponemos en nuestras oficinas de farmacia. Los muy escasos efectos secundarios que podemos atribuir a estos medicamentos suelen ser leves y transitorios y no suelen necesitar parar el tratamiento, tan solo ajustar la posología.

Saber que contamos con medicamentos que podemos aconsejar a niños, incluso bebés, mujeres embarazadas o pacientes crónicos y polimedicados, da al farmacéutico experto en homeopatía una dimensión a su actividad profesional absolutamente enriquecedora.

Y por cierto, todos los medicamentos homeopáticos están regulados bajo la legislación española y de toda la Unión Europea. Por eso, en este país, son de venta exclusiva en farmacias.

4. La Homeopatía; una terapéutica avalada por la ciencia

Argumentar hoy en día, como aún lamentablemente escuchamos en ocasiones, que la homeopatía carece de evidencias científicas solo puede ser fruto del desconocimiento o de una oscura intencionalidad.

Con el objetivo de desmontar estos bulos y de divulgar la realidad científica de la homeopatía en la actualidad, el año pasado se puso en marcha una iniciativa a nivel internacional, con la participación de más de una docena de países como Reino unido, Francia, Bélgica, Canadá, Italia o EEUU. En España este proyecto ha estado liderado por la ANH (Asamblea Nacional de Homeopatía), entidad que aúna a las asociaciones más importantes de farmacéuticos, médicos y veterinarios de este país. En concreto, los farmacéuticos estamos representados a través de la AEFHOM (Asociación Española de Farmacéuticos Homeópatas), a la que yo mismo pertenezco.

Así, desde noviembre de 2020, la ANH ha dado difusión a más de 167 contenidos sobre las evidencias científicas que avalan la homeopatía como una terapéutica moderna que también responde a los más estrictos estándares de calidad en ensayos clínicos.  Estos contenidos, difundidos a través de la web Homeopatía Suma, certificada como web de interés sanitario, han alcanzado una audiencia de 2.502.939millones de usuarios.

En la actualidad este proyecto continúa con su labor de difusión y divulgación de las evidencias científicas de la homeopatía desde el más riguroso espíritu científico. El lema de esta nueva etapa es: “Homeopatía: la mejor prueba son los hechos”. Puedes seguirla en la web www.homeopatiasuma.com

5. La Homeopatía; una terapéutica biopsicosocial

La idea de la medicina biopsicosocial es un concepto que cada vez está más presente en las estrategias diagnósticas y terapéuticas de la medicina más avanzada. Y el concepto es simple; no podemos entender la salud ni la enfermedad de las personas ni de la sociedad si no atendemos a la realidad biológica, emocional y social de las personas y de los colectivos.

Pues bien, la homeopatía siempre ha contemplado al individuo como una realidad biológica, emocional, mental y social, incluso espiritual. Nunca lo ha olvidado, incluso cuando la medicina más moderna renegaba de todo ello para tener que volver a recuperarlo en la actualidad.

La Homeopatía; una terapéutica que nos une

Yo, como farmacéutico, no puedo dejar de compartir en este post una experiencia que me llena de satisfacción y de orgullo; las excelentes relaciones que tenemos con otros profesionales de la salud que también utilizan la homeopatía en su práctica clínica diaria, como son mis compañeros médicos y veterinarios.

El compañerismo que nos procesamos todos es un plus, y el saber que nos tenemos los unos a los otros también influye positivamente sobre los pacientes. Cuántas veces habré llamado yo a tal o cual médico para plantear alguna alternativa en caso de desabastecimientos, resolver dudas del paciente o simplemente decirle a tu paciente, cuando lo tienes en el mostrador, que conoces al médico homeópata al que ha acudido. Imaginad la tranquilidad que esto le aporta a un paciente.

Me siento muy feliz de pertenecer a un colectivo de profesionales de la salud que creen en una medicina de la persona, una medicina que contempla al paciente como un ser único y complejo que merece nuestra atención individualizada, nuestro tiempo y nuestra empatía.

Un colectivo de profesionales que cada día ponemos todo nuestro conocimiento y nuestro empeño en desarrollar una medicina que integre todas las terapéuticas que puedan beneficiar a nuestros pacientes, con eficacia y seguridad. Hay que recordar siempre el Juramento Hipocrático: “Primun non nocere”. Lo primero, no dañar.

Y esto es aplicable tanto a los humanos como al resto de seres vivos que nos acompañan en este planeta y sobre los que tenemos la inmensa responsabilidad de cuidar con toda la dignidad que se merecen.

Lo dicho, la farmacia es una profesión dura, difícil, que exige mucho sacrificio, mucha dedicación y mucha inversión, a muchos niveles. Y para tener una visión mucho más global y completa de la vida y del enfermo hemos de utilizar toda nuestra experiencia y cuanto mayor conocimiento y más terapéuticas conozcamos, mayor probabilidad de éxito tendremos. Sea bienvenida la homeopatía como una más a incluir entre nuestras opciones para cuidar de plantas, animales y humanos de este maravilloso planeta que todos compartimos.

#HomeopatíaSuma

Sobre el Autor

Alejandro Ridruejo (Autor invitado)
Alejandro Ridruejo (Autor invitado)

Nací en Burgos, ciudad en la que actualmente ejerzo mi profesión de farmacéutico comunitario. Desde muy pequeño me interesé por la farmacia. Veía a mis padres todos los días cómo ayudaban a las personas, cómo hacían preparados en la farmacia para los enfermos y eso es algo que se te queda grabado. La farmacia es una profesión que se vive muy intensamente, y desde muy pequeño yo la viví. Me licencié en Farmacia en la Universidad de Navarra en el 2001.

Mi pasión por la homeopatía, la cual nació en el seno de un escepticismo y una negación inicial absoluta, se desarrollaría años después.
Fue en el 2010 cuando completé mi formación en homeopatía de la mano del Centro de Enseñanza y Desarrollo de la Homeopatía a quienes tanto les debo, pues gracias a instituciones como esta yo he podido descubrir una terapéutica verdaderamente fascinante. Y desde entonces, la homeopatía me ha permitido conocer mucho mejor a los pacientes que a diario acuden a la farmacia, y a poder asesorarles de la forma más individualizada posible en sus necesidades.

Me encanta el cine y la literatura, pero con lo que más disfruto en mis ratos libres es oyendo y componiendo música orquestal.

Un Comentario

Comentar
  • gracias colega, también al conocer la homeopatia y experimentar en mi, mi flia, amigos y pacientes que me consultaban me enamoré de ella y así después estudié con médicos argentinos que venían a Chile a darnos las clases los fines de semana.
    Hoy trabajo en la atención pública y en toda esta pandemia me he protegido con homeopatia y no me he vacunado
    Un abrazo en este día y a seguir con la difusión de esta hermosa ciencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar