Día Internacional de la Homeopatía

10 de Abril de 2016.

Los homeópatas somos buscadores de verdades y tenemos un ideal.

Como médicos, nuestro ideal hoy y siempre será poder ser moralmente buenos, y a la vez técnicamente diestros en el arte de curar y cuidad de los pacientes (Diego Gracia).

Hace más de cien años William Osler nos decía que si no fuera por la gran variabilidad entre los individuos, la medicina podría ser una ciencia y no un arte.

Y en 2016, la medicina sigue siendo el arte de curar, porque a pesar de todos los avances técnicos todos los pacientes son diferentes.

El médico no es un científico, ni puro ni aplicado, sino un agente social cuyo papel es cuidar de la salud de los miembros de un grupo humano, un profesional.

Un profesional con una mente sincera y permeable y un corazón vertido apasionadamente hacia el problema físico y psíquico del paciente. Un profesional al que se le debe medir por el inmenso respeto por la condición humana de los demás.

Y para ser un verdadero profesional necesitamos de maestros.

Todos los grandes maestros desde William Osler a Gregorio Marañón o Carlos Jiménez Díaz nos enseñaron a compatibilizar la medicina de la técnica con la de afecto por el paciente haciendo hincapié en que sin un verdadero espíritu de amor por el prójimo no es posible ser un buen médico. Ya hacían una medicina personalizada.

Hoy celebramos a un maestro de todos, Samuel Hahnemman al que hemos de agradecer que dispongamos de este extraordinario método terapéutico.

En los comienzos de mi práctica clínica, mi maestro Pedro Arnal me enseñó que la medicina es el arte de lo impredecible, y que el lugar de estudio se encuentra en la cabecera del enfermo.

Con su amor por los simbolistas franceses y la música del Padre Soler las charlas de café en el despacho de la planta de Medicina Interna de la Fundación Jiménez Díaz me sirvieron para comprender la importancia de la observación para la buena práctica de la medicina. Y es que, no hay arte más difícil de adquirir que el arte de la observación.

A finales de los 80 la lectura del libro que, en mi opinión, mayor trascendencia ha tenido en la Atención Primaria en España, “Manual de Entrevista Clínica” me mostró la necesidad del aprendizaje de técnicas de comunicación para una adecuada relación con los pacientes y un mejor proceso diagnóstico y terapéutico.

La amistad y magisterio de Franes Borrel han sido fundamentales en el modo de verme como médico y en el desarrollo de la paciencia imprescindible para una buena escucha.

Y a mediados de los 90 la pasión de Dolores Tremiño por enseñarnos una terapia moderna, segura y eficaz me permitió aprender un método de trabajo clínico que se adaptaba al modelo biopsicosocial que había aprendido en los años de residente, difícil de desarrollar en las consultas de Atención Primaria. Un método que se centraba en el paciente, en su historia personal, su patobiografía.

Aprendí luego en la consulta que los pacientes nos relatan como novelistas su propia historia y esperan de nosotros algo que les hagan cambiar y mejorar su salud. Y es que el acto clínico debe ser siempre sagrado y patrimonio exclusivo de médico y paciente.

Decía San Agustín, que enseñar es ir de las cosas más ínfimas a más íntimas. Pues bien, eso es lo que hacen los pacientes con nosotros cada día, nos enseñan y nos abren sus corazones y sus vidas.

Hoy es el día de celebrar y de reivindicar la homeopatía como terapia.

Por ello, voy a compartir mis 10 razones para confiar en la homeopatía:

  1. Los medicamentos homeopáticos son efectivos. Los médicos homeópatas hacemos cada día investigación orientada al paciente en búsqueda de la mejor opción terapéutica. Y es que cada acto médico tiene la estructura de un experimento: la búsqueda del mejor tratamiento para cada paciente.
  2. El conocimiento de la homeopatía nos permite el empleo de un método de estudio para aproximarnos a la realidad de cada paciente individual a través de una lógica hipotético-deductiva. El modo de establecer la relación con el paciente y de realizar la anamnesis nos ayuda a profundizar en su aventura vital y comprender el modo de enfermar. Los médicos llamamos anamnesis a la primera conversación con el enfermo, a la recogida de datos sobre la dolencia, al interrogatorio médico, y debemos sentir curiosidad por oír la historia para que el paciente note, tal vez por primera vez en su vida, que alguien está realmente interesado por su infortunio. Una escucha activa, y un profundo respecto por el que sufre infortunio nos permitirá ser más efectivos.
  3. El conocimiento del método homeopático facilita la práctica de una medicina centrada en el paciente. Podemos llevar a cabo una medicina holística e integrativa utilizando todos los recuerdos a nuestro alcance, eligiendo lo mejor para cada paciente porque disponemos de más conocimientos y más medicamentos.
  4. La práctica de la homeopatía nos permite disponer de medicamentos para todos los públicos: niños, ancianos, embarazadas, pacientes con patologías leves, pacientes con enfermedades crónicas, pacientes con cáncer, enfermos terminales.
  5. Los medicamentos homeopáticos son seguros, con efectos adversos, escasos, transitorios y leves. En un contexto de medicalización de la vida y una medicina centrada en el fármaco es normal la creciente preocupación de profesionales y gobiernos por los efectos adversos de los medicamentos. Por estos motivos, disponer de medicamentos seguros es una gran ventaja para el médico y el paciente.
  6. La homeopatía tiene una sólida evidencia científica. Empleamos los medicamentos homeopáticos porque disponemos de información de su efectividad en la clínica, eficacia en ensayos clínicos y eficiencia en estudios de coste-eficacia.
  7. El empleo de medicamentos homeopáticos favorece el autocuidado y la vuelta a una búsqueda de atención médica responsable. Las madres y las familias vuelven a ser importantes agentes de salud. Y el médico un consejero y amigo.
  8. El deber de todo médico es buscar lo mejor para sus pacientes. Y en numerosas ocasiones el empleo de medicamentos homeopáticos es la mejor opción.
  9. Los pacientes tienen derecho a elegir como quieren ser tratados en un marco de relación centrada en el paciente, después de una toma de decisiones compartidas que favorezca su empoderamiento. Pacientes bien informados, empoderados, decisores razonados. Eso es lo que debería querer cualquier médico. Eso queremos los médicos homeópatas.
  10. El prestigio social de la homeopatía depende actualmente y dependerá, principalmente, de la excelencia de los profesionales. Y creo que disponemos de profesionales excelentes, con un alto compromiso técnico y humano.

 

Recordad que el secreto de la felicidad está en la libertad, y el secreto de la libertad, en el coraje.

Tucidides

Os animo a ser libres, con el coraje de atrevernos a saber.

Referencias:

  1. Gracia D. La Práctica de la medicina. Couceiro A. Ed. Bioética para clínicos. Ed. Triacastela. Madrid 1999.
  2. Borrel F. Manual de Entrevista Clínica. Ed Doyma. 1989, Barcelona.
  3. Sacristán JA. Medicina basada en la evidencia y medicina centrada en el paciente: algunas reflexiones sobre su integración. Rev Clin Esp 2013; 213:460-464
  4. Szczeklik A. Catarsis. Ed. Acantilado. Barcelona. 2010.
  5. Gervás J. Medicalización de la vida. Jornada “Pastillas las justas”. 2015.
  6. Merino A, Miguel F, Sanz R. Yo medicalizo, tu medicalizas, él….” Reflexiones y propuestas. AMF 2005; 1(5): 269-278.
  7. www.thelancet.com Vol 377 June 4, 2011
  8. Gervás J, Pérez M, Gutiérrez B. Consultas sagradas: serenidad en el apresuramiento. Aten Primaria 2009; 41 (1):41-44

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

4 Comentarios

Comentar
  • Soy homeópata y farmacéutica, por este orden, y no, por no ser médico considero que mi trabajo, dedicación y compromiso con la homeopatia sea menos respetable que la de cualquier médico
    He dedicado muchos años al estudio de la Homeopatia y sigo….porque nunca se acaba…
    Instituto Homeopàtico de Catalunya (3 años), Universidad de Zaragoza (1 año), Academia Internacional de Homeopatía Clásica en Grecia con George Vithoulkas (2 años)…..
    El estudio y conocimiento de la homeopatia, no pertenece a los médicos, hay grandes maestros y profesionales que ejercen esta profesión sin serlo, y que estan sobradamente preparados, al igual que hay muchos médicos con una insuficiente formación en homeopatia, pero claro, son médicos y ellos ya no tienen que demostrar nada…. más humildad, gracias.

    • Muchas gracias Cristina por tus comentarios
      Por tus palabras siento que no he sido capaz de expresar lo que quería con este texto: celebrar el día de la Homeopatía desde el punto de vista del médico.
      Es lo que soy. Y la homeopatía me ha enseñado muchas cosas. Intento decirlo. Y la más importante sin duda es la humildad.
      Mis palabras son de entusiasmo, de invitación a compartir el deseo de conocer y usar la homeopatía.
      El día 13 celebraremos en el Hospital Homeopático de Madrid Veterinarios, Farmacéuticos, Médicos y Pacientes el día de la Homeopatía.
      Mi colaboración con farmacéuticos en pro de la homeopatía ha sido amplia en diversos foros y desde el trabajo cotidiano codo con codo en el trabajo de la clínica, y en la educación sanitaria a los pacientes de forma complementada.
      El papel del farmacéutico es imprescindible en la homeopatía. Nadie lo duda.

      Besos

  • Me encantaria que me trataran así , pero no e tenido esa suerte , mis depresiones aumentan , la aumento de peso , perdiendo todas las piezas de mi boca , de las que cuide mucho desde mi niñez , por los antidepresivos , ansiolíticos y mas medicamentos que me hacen dependiente de ellos , espero un dia que encuentre el indicado con el favor de dios . gracias por permitirme entrar en su blog

    • Muchas gracias por su comentario Lucía
      El objetivo del blog es compartir.
      Conocimiento, entusiasmo, preocupaciones y reflexiones sobre la salud y la homeopatía.
      Bienvenida y
      Ójala en algún momento encuentre las personas apropiadas para ayudarla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar