Dentición del bebé y utilidad de los medicamentos homeopáticos

En pediatría de Atención Primaria son frecuentes las consultas sobre las molestias de la dentición, retraso en la aparición de los dientes o mal posición de los mismos.

Cada bebé experimenta la dentición de manera diferente. Mientras algunos prácticamente no tienen síntomas, otros bebés experimentan muchas molestias. Repasaremos en este post que molestias se producen y los distintos métodos para reducirlas o hacerlas desaparecer. Una vez más los medicamentos homeopáticos resultan muy útiles y seguros a la hora de afrontar las molestias y síntomas que acompañan a la salida de los dientes.

La dentición es la época en la que comienzan a aparecer los dientes de leche (también llamados dientes primarios). 

Las piezas dentales comienzan a formarse en el segundo trimestre del embarazo. Al nacer, el bebé ya tiene los 20 dientes primarios, algunos de los cuales ya están plenamente desarrollados en la mandíbula, aunque no hayan erupcionado todavía. Por eso algún niño nace con uno o más dientes o aparecen en el primer mes. Suelen quitarse para evitar que se suelten y puedan ahogar al niño.

Los primeros dientes en aparecer suelen ser los dos incisivos centrales inferiores. El momento exacto en que salen los dientes (“erupción”) y en que éstos caen (“perderlos”) puede variar, pero existen rangos de edad típicos para cada diente. La aparición de los dientes es generalmente simétrica con los dientes del lado izquierdo y derecho que aparecen en momentos similares. La mayoría de los niños tendrán todos sus dientes primarios al cumplir los 30 meses de edad.

En general, la erupción de los primeros dientes se produce sin complicaciones, pero en algunos niños puede provocar complicaciones que aunque suelen ser leves, resultan molestas para el niño y el entorno familiar.

Los dientes de leche o primarios, son los siguientes:

  • Incisivos centrales (4)
  • Incisivos laterales (4)
  • Caninos (4)
  • Primeros premolares (4)
  • Segundos premolares (4)

Los dientes permanentes, o secundarios, por lo general empiezan a reemplazar a los dientes de leche alrededor de los 6 años, y lo hacen en el mismo orden en que erupcionaron.

¿Qué molestias puede tener el niñ@ durante la dentición?

Frecuentes

  • Fiebre leve (menor de 38.5 ºC)
  • Aumento de la salivación/babeo
  • Encías sensibles +/- hinchadas
  • Posibilidad de catarro nasal
  • Disminución / falta de apetito o carácter selectivo el mismo, sobre todo de alimentos sólidos
  • Irritabilidad y despertares nocturnos

Menos frecuentes

  • Mayor deseo de morder, chupar y masticar
  • Erupción facial en mejillas
  • Frotamiento de las encías o el oído
  • Deposiciones ácidas

No suele asociarse con la dentición

  • Fiebre de más de 38.5ºC
  • Falta de apetito de alimentos líquidos
  • Erupción en otra parte del cuerpo que no es la cara
  • Tos y congestión
  • Diarrea o vómitos  incontrolables

¿Cómo podemos aliviar esas molestias?

 Actuando sobre la boca o encías 

  • Masajeando suavemente las encías del niño con un dedo limpio o cubierto con un paño.
  • Que muerda algo frío, como un anillo de dentición (mordedor), nunca del congelador, ojo con la temperatura, un mordedor congelado puede dañar las encías. Darle al bebé alimentos blandos y fríos, como papillas de fruta, compota de manzana o yogur (si el bebé ya toma alimentos sólidos).
  • Limpiarle bien las babas para prevenir sarpullidos.
  • También se le puede ofrecer un trozo de fruta, por ejemplo una manzana, para que el bebé muerda, o una zanahoria. Vigilar que puede partir algún trozo, (si están fresquitas mejor). Si el bebé no está acostumbrado, pueden utilizarse mallas de alimentación.
  • No se aconsejan los preparados a base de anestésicos locales para aliviar la erupción dentaria, geles, bálsamos o sprays dentales. Además que ni siquiera son beneficiosos, tampoco los spray, ya que permanecen en la boca de los bebés apenas unos minutos y luego lo ingieren. Si se les da en exceso, podrían provocar problemas muy serios de salud.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) advierte sobre el riesgo de utilizar productos con anestésicos locales como lidocaína o benzocaína para el tratamiento del dolor por dentición, ya que puede causar graves consecuencias.

En principio, esta advertencia no debería preocupar demasiado en España, puesto que en nuestro país los medicamentos con lidocaína no están indicados para tratar a bebés y niños. Pero sí existen algunos preparados a base de benzocaína.

En Estados Unidos existen productos bajo la etiqueta de homeopáticos que sí contienen principios activos, pero que no siguen los mismos controles que los medicamentos convencionales, situación esta que tampoco se da en España ya que los medicamentos homeopáticos están supervisados por la Agencia Española del medicamento y productos sanitarios.

  • Si las molestias son muy fuertes, se puede dar paracetamol en dosis adecuadas a su edad.

¿Que pueden aportar los medicamentos homeopáticos?

En primer lugar y de manera destacada, su seguridad, algo imprescindible en la edad a la que tiene lugar la dentición. Es importante también el poder tratar con un mismo medicamento diferentes aspectos de las molestias asociadas a la dentición, adaptando la prescripción y la posología a la intensidad, tipo de molestias y manifestaciones particulares de cada niño. Por último, hay que destacar la buena aceptación por el niño del medicamento homeopático y el que nos evita tener que actuar localmente lo que en ocasiones provoca el rechazo del pequeño.

Veamos algunos ejemplos de medicamentos indicados en la dentición:

  • BELLADONA– si el niño está muy inquieto, excitado y con las mejillas enrojecidas. Las encías están hinchadas, de color rojo vivo y brillantes.El niño suele despertarse durante la noche sobresaltado y es difícil volverlo a dormir.
  • CHAMOMILLA– uno de los medicamentos más utilizados para este problema. Se reserva para cuando el niño llora desconsoladamente y nada parece calmarlo, está muy sensible y se despierta frecuentemente durante la noche, de modo que solo se calma si lo mecemos en los brazos o en su carrito. Puede presentar también un cuadro de diarrea.
  • CHINA– el niño está siempre malhumorado, inquieto, duerme mal y se hurga a menudo la nariz. Sus mejillas están enrojecidas y ardientes y tiene ojeras.
  • Cuando duerme aprieta la boquita o rechina los dientes y no quiere que lo toquen ni que lo miren.
  • MERCURIUS SOLUBILIS– el niño tiene una salivación tan abundante que moja la almohada. Las encías están inflamadas y tienen un color rojo oscuro. Tiene mal aliento y la lengua cargada, con la marca de los dientes en ella. Puede tener diarrea con deposiciones verdosas e irritantes. Por la noche le suda todo el cuerpo.
  • KREOSOTUM– es un excelente remedio del proceso dentario; el proceso dentario es doloroso y difícil. Las encías están esponjosas y dolorosas, el niño está agitado todas las noches, y los dientes, una vez que han salido tienen signos objetivos de caries.

En los niños con retraso en la dentición dos medicamentos son especialmente útiles:

  • CALCAREA CARBONICA– en los procesos dentarios retardados y lentos, las encías están pálidas y brillantes, los dientes tardan mucho en salir.
  • CALCAREA PHOSPHORICA- conviene sobre todo a los niños malnutridos, raquíticos, con fontanelas abiertas, que tardan tiempo en salirles los dientes, y los dientes se carían rápidamente.

A pesar de los ataques en algunos medios de comunicación, aprovechando cualquier noticia de salud relacionada, aunque sea de manera muy lejana con la homeopatía, y en muchas ocasiones sin siquiera haber contrastado la información retorciéndola de manera tendenciosa, puedo asegurarles que los medicamentos homeopáticos funcionan, y muy bien para los problemas de la dentición, son seguros, útiles a cualquier edad, y adaptables a las distintas situaciones clínicas en su elección y frecuencia de administración.

Ah, y una cosa,  nuestro niñ@ no se va a quedar sin dientes, aunque el pequeño tenga ya dos años y ningún diente,  no significa que sus dientes dejen de aparecer.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

4 Comentarios

Comentar
    • Muchas gracias Abraham por tu comentario.

      Como tu mismo has comprobado en otras ocasiones, los medicamentos homeopáticos son eficaces y seguros a cualquier edad y no excluyen otros posibles tratamientos cuando sean necesarios.

      Que tengas un buen día y gracias por leernos, esperamos siempre ser útiles.

  • Precioso post Jorge. Detrás de él y de tu práctica diaria hay miles de padres y de niños agradecidos. Agradecidos en primer lugar a ti por la persona y el médico que eres y después a la Homeopatía por esos medicamentos que nos hacen posible tratar tantas dolencias con eficacia y seguridad.
    Un abrazo amigo mío y a seguir adelante.

    • Gracias Guillermo. Este tema como sabemos es especialmente agradecido en su tratamiento homeopático evitando al mismo tiempo los analgésicos.

      Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 16-11-2018 14:47:06 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar