Definición de la Homeopatía en la RAE. Un Sistema Curativo

Última modificación: 04-12-2019 12:59:40

Definición de la homeopatía en la RAE:

Sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir.

Según algunos, esta definición viene a ser una especie de garante o de justificación, de cara a la población española, de la capacidad curativa de la homeopatía. No lo había pensado hasta ahora, pero me alegro de que así sea.

Lo que me ha llevado a pensar en ello es una iniciativa de la RAE que responde a la demanda de un colectivo de ideólogos radicales de Twitter (desafortunadamente rebautizada por algunos como la “red del odio” por la forma en que algunos se expresan abusivamente en ella), que parece tener más influencia que otras en los políticos, en los medios y en algunas instituciones.

Eso, a pesar de la limitación de caracteres que no permite explicaciones sesudas sino opiniones simplificadas. Ahora “exigen” cambiar la definición de homeopatía en la RAE, porque les molesta que la definición incluya las palabras “médico” o “curativo”. Claro que si instituciones serias como la RAE tuvieran que obedecer a los intereses de unas cuantas decenas de perfiles de twitter (muchos de ellos “fake”, es decir falsos o duplicados) y no a los de la población, teniendo en cuenta que más de la mitad confía en la eficacia de la homeopatía…

Resistencias a antibióticos, cronicidad, universalidad de la atención, intrusismo sanitario, muertes por fármacos… Las terapias naturales bien podrían ser el menor de los problemas de la sanidad española. O quizás no se trata tanto de solucionar problemas como de salir en los medios: lo que hoy día se ha dado en llamar “postureo”, y una auténtica forma de distraer a la población. Entre las denominadas terapias naturales, la homeopatía resulta ser una privilegiada por recibir tanta atención (más aún que cualquiera de los problemas prioritarios), dado que el número de terapias que uno puede encontrar es de hasta 139 según el Anexo I del “Documento de Análisis de Situación de las Terapias Naturales del Ministerio de Sanidad”. Ojalá se fije en esto la RAE: para el Ministerio de Sanidad sí que son terapias.

Hay que tener en cuenta que la homeopatía, a diferencia de otras opciones terapéuticas, tiene reconocimiento legal a través de las leyes que regulan los medicamentos (Real Decreto Legislativo 1/2015) y los centros sanitarios (Real Decreto 1277/2003). Además, puestos a revisar los últimos casos aparecidos en la prensa, llama la atención (si uno pone atención o busca un poco más) que siempre se trata de casos en manos de personal ajeno a Medicina, o de tratamientos que resultan no ser homeopáticos.

Es curioso y cada vez más llamativo el exceso de interés que ponen distintos grupos de presión para que la atención se desvíe hacia la terapia (y en concreto mencionando la homeopatía aunque no tenga nada que ver); lo lógico sería priorizar el problema del intrusismo que puede potencialmente poner en peligro a los enfermos, así como la falta de regulación del sector. Claro que ya estamos comprobando que la prioridad no es solucionar los problemas más importantes sino hablar de los más mediáticos: ahí sí que hay que reconocerlo, la homeopatía se ha vuelto sorprendentemente mediática.

Todo este movimiento que ahora quiere alterar el significado tradicional de las palabras en el ámbito de la salud (atribuyéndoles significados, riesgos y consecuencias de forma bastante retorcida) tiene origen en un grupo (un lobby de presión) de implantación internacional que se autodenomina “escéptico” y que fija su atención en diversos temas para atacarlos sobre todo desde el punto de vista mediático y también en acciones políticas y legales amparándose en la cobertura del grupo. Los ideólogos son unos pocos, pero se valen de numerosas personas a las que atraen con su actitud dogmática hacia lo que algunos han llegado a denominar “la secta de los escépticos”.

La prioridad no es solucionar los problemas más importantes sino hablar de los más mediáticos: ahí sí que hay que reconocerlo, la homeopatía se ha vuelto sorprendentemente mediática.

Consiguieron mayor audiencia al integrarse en una “Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas” (APETP), ya que los pacientes, sobre todo los que sufren y además son engañados, merecen ser escuchados. Lo que no es tan evidente es que el caso que dio lugar a su nacimiento y que aún les abandera, nada tiene que ver con la homeopatía. Así lo han declarado varios jueces y ya no pueden seguir apelando más allá. Han interpuesto algunas denuncias a médicos homeópatas, y hasta ahora nunca les han dado la razón.

Todo este movimiento que ahora quiere alterar el significado tradicional de las palabras en el ámbito de la salud (atribuyéndoles significados, riesgos y consecuencias de forma bastante retorcida) tiene origen en un grupo (un lobby de presión)

Dado que hay personas que sufren el engaño de curanderos, creo yo que están errando el tiro cuando apuntan a las terapias y no a la cualificación de quien las practica. En este punto, los médicos nos debemos a un código deontológico que condiciona nuestra forma de ejercer la medicina de manera ética y correcta; ¡el problema es el intrusismo! Mejor sería ayudarnos a los médicos a luchar por una regulación adecuada del sector de las terapias (médicas) no convencionales, si lo que se quiere es proteger a los pacientes.

Este caso tuvo lugar en Burjassot, el mismo pueblo de Valencia de donde es natural nuestra actual Ministra de Sanidad lo cual explica una sensibilidad acentuada ante esta cuestión y la mención frecuente de esta situación ante la prensa. Pero permítame que le explique, señora ministra, que el terapeuta fue exculpado, que ni era médico ni usaba homeopatía, y que según la sentencia judicial trató de convencer al pobre Mario de que tratara su leucemia, una vez más, con quimioterapia.

¡El problema es el intrusismo! Mejor sería ayudarnos a los médicos a luchar por una regulación adecuada del sector de las terapias (médicas) no convencionales, si lo que se quiere es proteger a los pacientes.

Es usted médico, así que podrá entender el interés de que los pacientes (en particular los crónicos o graves) sean tratados por médicos: tenemos los conocimientos y la voluntad de poner todos los medios a disposición del paciente para procurarle las mayores probabilidades de curación o mejoría. Entre estos medios, la homeopatía es además compatible con los fármacos convencionales con los cuales no interfiere.

El caso es que esta asociación consiguió convencer a la OMC (Organización Médica Colegial o CGCOM) de que acogiera un “Observatorio OMC contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias”, cuyo primer documento fundacional llevaba por primer autor al propio vicepresidente de APETP, aunque no es médico ni tiene formación sanitaria.

Este informático dio un giro al informe del ministerio: éste se limitaba a describir las terapias y la evidencia científica encontrada para las importantes (si había evidencia es porque se evalúa científicamente, a diferencia de otras prácticas más esotéricas), y el observatorio automáticamente pone el prefijo “pseudo-” a todas ellas, de modo que parece falsamente   que fue el ministerio quien lo hizo. El Observatorio, no obstante, se pone de perfil a la hora de asumir responsabilidades sobre sus acciones y repercusiones según consta en el disclaimer de su web:

Los contenidos aquí expresados lo son a título exclusivamente informativos.

El CGCOM no se hace responsable de los daños y perjuicios que pudieran ocasionar la utilización de las herramientas e informaciones contenidas en esta web en relación con la adopción de decisiones sobre el inicio, desarrollo o resultado de procedimientos administrativos o judiciales.

La información y contenidos de esta web no podrán ser alegadas en procesos administrativos o judiciales, no asumiendo responsabilidad alguna por las discrepancias que pudiesen existir entre los documentos impresos de las Administraciones públicas competentes y la publicación electrónica de estas páginas.

El hecho es que el Observatorio no ha publicado ninguna estadística y no ha producido ninguna denuncia que resulte en consecuencias. Lógico, porque un médico que usa homeopatía trabaja de manera absolutamente legal (como se ha comentado está legislada en diversos aspectos). Es por eso que todas las acciones que se ponen en marcha contra la homeopatía son de tipo mediático, un fuego que produce poca luz, pero bastante calor y muchísimo humo… tanto que puede formar una cortina que desvíe la atención de los temas más importantes desde el punto de vista político y sanitario.

La nueva iniciativa de la APETP y del lobby del escepticismo radical es sugerir un cambio en el diccionario como si esto fuera de verdad a cambiar la percepción que el público tiene de la realidad que le rodea.

Todas las acciones que se ponen en marcha contra la homeopatía son de tipo mediático, un fuego que produce poca luz, pero bastante calor y muchísimo humo… tanto que puede formar una cortina que desvíe la atención de los temas más importantes desde el punto de vista político y sanitario.

Lo que pasa es que la diana son los medios y esta maniobra es sólo una excusa para incendiar la prensa una vez más, lleve o no lleve a alguna parte. Ya hemos comentado que todo gira en torno a los medios y no en torno a la verdad ni a la realidad, y este grupo cuenta con aliados en el sistema que les permiten iniciar una acción así sin ni siquiera solicitarlo formalmente a la Real Academia Española, tal como han reconocido abiertamente.

La homeopatia en la RAE

Pongamos que esta iniciativa progresa. Me hago algunas preguntas:

¿Vienen detrás las otras 139 terapias naturales recogidas en el informe del ministerio?

¿Eliminarán también todo término sugestivo de acción sobre la salud (medicina, terapia, sistema curativo, técnica terapéutica, etc)…

…La acupuntura y la Medicina Tradicional China, que invierte decenas de millones de euros en nuevos hospitales y universidades en Madrid y Barcelona?

…De la medicina ayurvédica, que junto a la homeopatía y otras se regula y se impulsa por su propio ministerio en la India, con cientos de millones de personas que se tratan así?

…De la fitoterapia, sabiendo que las plantas medicinales están en el origen de muchísimos medicamentos convencionales y forman parte de la rutina médica y farmacéutica?

¿Tendremos en España definiciones diferentes a las de los diccionarios inglés, francés o alemán, que mantienen las alusiones a la intención terapéutica de estas prácticas?

Seguramente no. Seguramente se trata sólo de dar visibilidad a la existencia y pretensiones de un colectivo de radicales del pensamiento único (en este caso tecnocientífico, o más bien cientifista) que ha encontrado en la homeopatía una manera fácil de disfrutar de las primeras posiciones de Google gracias a la popularidad de la homeopatía.

Un sistema curativo, una técnica terapéutica, una práctica dentro de la medicina, que tiene el potencial de capacitar a los profesionales sanitarios que se interesan por ella para que puedan ayudar aún más y aún mejor a los pacientes en los que consideren oportuno utilizarla.

“La homeopatía, a diferencia de otras opciones terapéuticas, tiene reconocimiento legal a través de las leyes que regulan los medicamentos”

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Soy médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y Diplomado Universitario en homeopatía clínica. Además de pasar consulta, he tenido oportunidad de adquirir experiencia en investigación y comunicación través de mis empleos en un departamento de sanidad, en empresas tecnológicas y editoriales y en laboratorios farmacéuticos. Eso me ha permitido entender que el gran problema de la homeopatía es que en general no se habla de ella con la claridad que la gente necesita, y tampoco los profesionales sanitarios son conscientes de las evidencias científicas con las que cuenta.

Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía. En este blog quiero aportar información sobre la actualidad y la investigación de una forma accesible, incluso divertida o sorprendente, y basada en publicaciones científicas y fuentes fiables.

14 Comentarios

Comentar
  • HOMEOPATÍA

    La HOMEOPATÍA, es una CIENCIA original, única, altamente experimental, con una amplia FILOSOFÍA de vida y un elevado contenido ESPIRITUAL. Constituye prácticamente una completa e inigualable cultura sobre la salud. Porque es profundamente profiláctica, tiene la facultad, todo el poder de prevenir afecciones, eliminar miasmas agudos y crónicos. Así como también, tiene toda la capacidad de promover, preservar y restablecer íntegramente la salud; destruir tara hereditaria y prolongar la vida animal y humana hasta su máxima expresión, y lo que es mejor aún, sin medicamentos magistrales, “remedios curalotodo” ni medicamentos químicos complejos. Todo esto, puede hacerse mediante el principio filosófico universal de la 1 ENERGÍA VITAL y la inmutable 2 LEY NATURAL DE LOS SEMEJANTES O LEY DE CURACIÓN. Tiene como corolario lógico, la vis medicatrix naturae o 3 SIMILIA SIMILLIBUS CURENTUR. Es decir, con la ley de la 4 EXPERIMENTACIÓN PURA o prueba de una sustancia natural en la fuerza orgánica del hombre razonablemente sano. Dicha sustancia, se convierte en un miasmoide, que elaborado correctamente con la técnica de la 5 DINAMIZACIÓN, influencia la energía vital y produce series y grupos de síntomas dinámicos, tanto orgánicos como emocionales y mentales cenesteciales, característicos semejantes a los que presenta un hombre afligido. Al administrar apropiadamente dicho miasmoide o patogenia, en microdinamización o toma única, éste se convierte a su vez, en el 6 REMEDIO específico, único capaz de neutralizar y destruir “rápida, suave y permanentemente” la totalidad de síntomas semejantes de 7 INDIVIDUALIZACIÓN, que presentaba el hombre sufriente. “Esto se logra por el camino más corto, más seguro y menos perjudicial, basándose en principios de fácil comprensión”. Dichos principios, están numerados y las palabras que aparecen en color azul oscuro, corresponden a los tres radicales del conocimiento universal y las de color azul claro, son términos que están descritos, ampliamente destallados en las Obras completas del Dr. Samuel Hahnemann, el Índice Alfabético del Organon de la Medicina, y el Diccionario Terminológico de la Homeopatía, tratados que forman el estudio fundamental de la Homeopatía.
    José Helmer Bernal Robayo.
    Homeólogo Investigador.

  • Explicación razonable de la Homeopatía
    -HOMEOLOGÍA-

    El hombre es capaz de ejercer discernimiento científico, moral y espiritual antes de toda exploración o experimentación.
    Filanfrater.

    Todos los intentos de explicar la acción de los medicamentos o remedios homeopáticos, actualmente denominados miasmoides homeodinámicos, son apenas intentos vanos, todos, breves aproximaciones de lo que pueden hacer, y hacen realmente en el organismo del hombre viviente, ya que, su acción natural y altamente energética se extiende a través de los estados emocional, mental y aún espiritual, trasciende definitivamente la razón, la ciencia, la filosofía, la sabiduría y todos los demás logros humanos, tanto de la física como de la química, fisiología y biología combinadas. Es más, muchas de las características relacionadas con este fenómeno extraordinario no pueden explicarse razonablemente o comprenderse racionalmente, sin postular la actividad multidinámica, potencialmente energética de la Mente. Por tanto, jamás, nunca será comprendida satisfactoriamente. Veamos.
    Nuestro sol vierte verdaderos torrentes de rayos mortíferos a raudales, y nuestra vida amena en nuestro Planeta se debe a la influencia «fortuita» de más de dos veintenas de operaciones protectoras, aparentemente casuales, similares a la acción de esta capa de ozono única.
    De no ser por el efecto de «manto» de la atmósfera durante la noche, el calor se perdería por la radiación con tanta rapidez que la vida sería imposible de mantener salvo mediante métodos artificiales.
    Los ocho o diez kilómetros inferiores de la atmósfera de la tierra constituyen la troposfera; esta es la región de los vientos y las corrientes de aire que ocasionan los fenómenos meteorológicos. Por encima de esta región está la ionosfera interior y, subiendo, sigue la estratosfera. Ascendiendo desde la superficie de la tierra, la temperatura disminuye ininterrumpidamente por diez o trece kilómetros, a cuya altura se registran alrededor de 57 grados © bajo cero. Esta gama de temperatura que va de 54 a 57 grados © bajo cero sigue sin cambiar a medida que se asciende más por los próximos sesenta y cuatro kilómetros; este ámbito de temperatura constante es la estratosfera. A una altura de setenta y dos u ochenta kilómetros, la temperatura empieza a subir, y este incremento continúa hasta que, al nivel de los despliegues de la aurora, se alcanza una temperatura de 650 grados (C), y es este calor intenso el que ioniza el oxígeno. Pero la temperatura en una atmósfera tan enrarecida no se puede equiparar con la medición del calor en la superficie de la tierra. Debemos tener presente que la mitad de toda nuestra atmósfera se encuentra en los primeros cinco kilómetros. Los arcos de luz superiores de la aurora boreal como a seiscientos cuarenta kilómetros, indican la altura de la atmósfera de la tierra.
    Evidentemente, una gota de agua común contiene más de mil trillones [1021] de átomos. Esto equivale a la energía de más de cien caballos de vapor ejercida continuamente durante dos años. Ahora, añadamos a esta gota de agua, una diezmillonésima parte de una gota de un medicamento homeopático -miasmoide homeodinámico- a la 30CH y potencialicémosla a la 06 LM. No encontraremos materia medicamentosa ni átomos de agua, sino el vehículo agua dinamizada y parte de la materia prima altamente potencializada. Lo anteriormente descrito, explica en cierta forma, porque Hahnemann prescribía una toma única: una, dos o a lo sumo tres gotas o glóbulos constituyen lo que Hahnemann denominó TOMA ÚNICA -microdinamización única-. Gota realmente suficiente para estimular e influenciar la ENERGÍA VITAL, la cual pone en marcha el restablecimiento íntegro de la salud.

    Así como los estados gaseoso, líquido y sólido son asuntos de relaciones atómico-moleculares, las altas y aún altísimas dinamizaciones homeodinámicas están relacionadas con los estados emocional, mental y espiritual. ¿Quién puede demostrarlo? ¿Acaso podríamos describir, explicar con claridad meridiana, la multifuncionalidad potencial de la mente humana en relación con la mente cósmica?
    En los parágrafos citados, puede apreciarse uno de los ejemplos más claros acerca de la dilución que maneja la Homeopatía. Como Hahnemann, explica:

    • Gracias, compañero. Espero poder aportar algo de claridad, «más luz y menos humo» como decía nuestro recientemente fallecido compañero Peter Fisher.

      Un abrazo

  • Compañero, creo que este post merece un 10. Sé que has resumido y puesto lo más relevante.
    Es cierto que Apetp tiene una actividad de presión a nivel político (se han reunido con muchos, entre ellos la actual Ministra y más o menos hace un año, cusndo era consejera de Sanidad en Valencia y a partir de ahí la actual ministra empezó sus manifestaciones en contra, antes nada de nada) a nivel social (creo que no les queda ninguna cadena de tv, ni programa, ni emisora de radio, ni prensa escrita,…) que no se hayan explicado tranquilamente, mientras que otros, los expertos en la materia, casi no se cuentan con ellos.
    Podríamos seguir, habría mucho que decir.
    Como siempre mi felicitación y admiración.

    • Como dices, es justo que todos disfrutemos de la libertad de expresión… ¡pero que haya equilibrio en las oportunidades de expresarnos y los medios donde hacerlo!
      Si no, es «posverdad»: algunas versiones adquieren relevancia sin merecerla a base de impulso mediático y alarmismo.
      Y lo que nosotros queremos transmitir, es serenidad y rigor, respeto al paciente y a nuestros códigos éticos y deontológicos.

      Gracias Alberto

  • Sacar las cosas de contexto y pensar que la verdad es única y absoluta y que ellos están en su posesión me recuerda hechos de la historia tristes y dolorosos: la Inquisición, el nazismo, la revolución bolchevique .
    Parece que tenía razón Napoleón: olvidar la historia es repetir los errores .
    Confiemos en que vuelva el sentido común.
    Abrazos

    • Estoy de acuerdo, Jose Ignacio, que mirar desde un sólo ángulo es garantía de cometer errores. Diferentes luces hacen aparecer diferentes sombras, y todas ellas son «verdad» y pueden enriquecer nuestra comprensión del mundo, y en este caso de la salud y la enfermedad.

    • Pues sí, la homeopatía permite enriquecer de forma maravillosa la relación médico-paciente y ampliar nuestra forma de entender la enfermedad en cada persona.
      HUMANIZAR es la clave, me alegro de tu decisión y admiro tu trayectoria que te permite sumar muchísimos conocimientos y habilidades.

      Un saludo

  • ¡Muy bueno Gualberto! Magnífico post… Con la «excusa» de lo de la RAE describes muy claramente cuál es la situación… Sencillamente genial
    un abrazooo

    • Gracias, Gonzalo.
      A veces se pone uno a escribir y salen de dentro muchas cosas. Espero que haya sido claro y que el tono no haya sido excesivamente provocador.

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2020 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar