Debate sobre homeopatía en la Televisión de Castilla-La Mancha

El día 1 de Febrero de 2018 se celebró un debate sobre homeopatía en la Televisión de Castilla-La Mancha, en el que tuve el privilegio de participar. Aprovecho para agradecer una vez más la oportunidad de divulgar sobre salud, sobre medicina y sobre homeopatía. Más allá de la controversia, lo que interesa sobre todo, en mi opinión, es ofrecer información clara y contrastada que pueda servir a la gente, a los pacientes.

Lo primero fue aclarar que la homeopatía es una posibilidad más que los médicos (y farmacéuticos) podemos incorporar a nuestra práctica diaria, sobre todo cuando otras sean excesivas o no han conseguido producir todo el alivio que desearíamos.

El farmacéutico que defendía la otra postura dijo “que es una terapia sin evidencia que debería estar fuera de las farmacias”. Sin embargo, la evidencia es fácil de encontrar porque los buscadores profesionales de artículos científicos recogen la mayoría de los estudios realizados, y si está en las farmacias es porque se vale de principios activos definidos como medicamentos por la Ley: no sólo puede estar en la farmacia, sino que debe ser dispensado por el farmacéutico (así lo declara el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos) y en cambio NO puede servirse desde parafarmacias o herbolarios.

Respecto a la evidencia científica, hay que aclarar que los principios fundamentales en los que asienta la homeopatía son algo conocido también por la farmacología convencional y han sido estudiados incluso a nivel del funcionamiento y respuesta de las células. Las mismas sustancias pueden producir efectos diferentes según la dosis y según la sensibilidad de quien las tome e incluso el hecho de que esté sano o enfermo.

También se adujo que “hay un posicionamiento contra la homeopatía desde algunas Sociedades científicas y en concreto la Real Academia Nacional de Farmacia”.  Se olvidó de equilibrar su afirmación contando que el Consejo General de Farmacéuticos y otras sociedades científicas, promueven su estudio y su uso juicioso. Merece la pena destacar, y lo hizo la presentadora, que la Organización Mundial de la Salud, que es la organización de referencia en el sector, publicó un informe instando a los estados miembros a incorporar las medicinas complementarias. Es interesante, sobre todo, cuando puedan abordar problemas que la medicina convencional no puede o es inaccesible (países en vías de desarrollo y áreas de difícil acceso) y para ayudar a solucionar problemas muy actuales como la sobremedicalización y las resistencias antibióticas. Un caso particular es el de India, donde la homeopatía se puede usar para problemas serios de salud pública como la contaminación del agua por arsénico (el efecto de la homeopatía ha sido publicado en revistas científicas con estudios en plantas, animales y personas, como se puede comprobar aquí). El caso de la India es interesante porque conviven dos modelos: muchas clínicas (un buen número de ellas benéficas) para dar servicio a las poblaciones desfavorecidas ya que el coste de los medicamentos es mucho más bajo, y también un predominio de su uso en las clases más altas que acuden a los médicos homeópatas de mayor prestigio.

Quiero aclarar que en general las críticas en relación con la homeopatía están dirigidas en realidad a aspectos que son sólo circunstanciales: el intrusismo profesional (un paciente tratado por quien no sea profesional sanitario puede perder oportunidades de diagnóstico y tratamiento adecuados), las falsas promesas (la homeopatía, como cualquier terapéutica incluida la farmacológica, no es infalible ni lo puede todo), que sea planteada desde el abandono sistemático de otras medidas terapéuticas (es mejor sumar que sustituir, y además es lo que los pacientes desean y demandan) o que se valga de sustancias no permitidas o autorizadas en España que puedan entrañar riesgos. Como es lógico, desde la Asamblea Nacional de Homeopatía (formada por sociedades científicas de médicos, farmacéuticos y veterinarios homeópatas) apoyamos sin fisuras cualquier medida dirigida a proteger a la población, y en ese sentido coincidimos con otras sociedades científicas y la propia Organización Médica Colegial (OMC) a la cual pertenecemos y a la que ofrecemos apoyo.

En el sentido de usar principios activos autorizados, el farmacéutico con quien debatí aclaró que “no tiene nada contra la homeopatía sino contra el hecho de que se venda ilegalmente y sea considerada medicamento”. Fue necesario explicar que los medicamentos homeopáticos lo son porque así lo determina la Ley, y están autorizados por un Real Decreto que así lo establece. Todos podemos estar de acuerdo en que si los medicamentos homeopáticos están sujetos a los mismos controles que afectan al resto de los medicamentos (leyes, normas, inspecciones, limitaciones, etc), las garantías para los pacientes son mayores y los médicos y farmacéuticos nos quedamos también más tranquilos cuando los recomendamos. Lo que debe primar es el interés del paciente. Señalar que seguir diciendo que son “ilegales” es poco creíble, dado que casi todas las farmacias los dispensan desde hace años sin que puedan venderse en parafarmacias o herbolarios, y los laboratorios pasan por inspecciones periódicas de las autoridades sanitarias. Esto sólo puede ocurrir desde la legalidad, y más dado que existe tanta atención mediática hacia la homeopatía.

Cuando hablé de que somos muchos médicos los que recomendamos homeopatía y muchos pacientes los que se benefician de ella, se respondió que “en realidad eran muy pocos y que el mercado español es muy pequeño”. Sin tratar de dar a los números más importancia de la que tienen, porque por encima del volumen está el derecho de médicos y pacientes a su libertad para elegir los tratamientos de su preferencia siempre que se haga desde la responsabilidad (en el caso del médico) y a partir de una información adecuada (en el caso del paciente), no deberíamos limitarnos a las circunstancias españolas: el interés de los médicos por la homeopatía en Europa es mucho mayor. Por poner el ejemplo de mayor relevancia, más del 90% de los médicos de familia, pediatras, ginecólogos y dermatólogos en Francia han prescrito medicamentos homeopáticos a lo largo de un año, según un análisis realizado por expertos del sistema de salud francés sobre los medicamentos prescritos y financiados. En el mundo, 400.000 médicos son especialistas en homeopatía y la usan rutinariamente. Los médicos podemos usar diferentes estrategias terapéuticas, y entre ellas la homeopatía. Es responsabilidad del médico valorar cuáles usar en cada momento: nutrición, ejercicio, abordaje psicológico, cirugía y tanto fármacos convencionales como medicamentos homeopáticos. Cuando elegimos como primera opción o como opción complementaria la homeopatía, y seguimos haciéndolo a medida que observamos los resultados, es porque es efectiva además de bien tolerada y sin interacciones. Como profesor de homeopatía, observo la gran satisfacción que supone para los médicos que se están formando, aprender a “armar el puzzle” del paciente, de modo que los múltiples problemas del paciente se puedan interpretar globalmente para poner soluciones que también sean globales. Aunque siempre es necesario este abordaje (lo es sobre todo en problemas crónicos), supone una gran oportunidad de generar salud.

Lo mismo ocurre con las preferencias de los pacientes. Los datos tanto en Europa como en Estados Unidos indican que es mayor el uso de homeopatía a medida que el nivel educativo y cultural es mayor. Esto es incompatible con la idea de que la gente “se deja engañar” o “no sabe decidir”. No podemos tolerar que se trate de “tontos” a los más de 300 millones de pacientes que eligen tratarse con homeopatía y que, en las encuestas, declaran estar satisfechos. En España es el 52,7% de la población la que confía en la homeopatía según una encuesta de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, algo que en el debate pareció sorprender al farmacéutico porque pensaba que se trataba de una encuesta realizada por laboratorios farmacéuticos. La encuesta volvía a recalcar que la confianza es mayor entre las personas con mayor nivel de estudios. No se puede pensar que eso no sucede “porque sí”; sucede porque esas personas han tenido experiencias positivas, personales o través de familiares y amigos. Seguramente se debe también a que son pacientes más preocupados por tomar medicamentos que, incluso siendo menos conocidos (en España), son eficaces y al mismo tiempo respetuosos con el organismo y su funcionamiento lo cual conlleva menos efectos secundarios. Lo que no tiene sentido es sobremedicalizar problemas que se pueden resolver sin necesidad de recurrir a “matar moscas a cañonazos”.

Eso no quiere decir, como se sugirió en el debate, que la homeopatía “sólo parezca útil en situaciones de enfermedades leves, que se curan solas o donde priman los efectos subjetivos debidos a la sugestión. En concreto argumentó que los niños se curan porque sus tejidos e inmunidad van madurando”. La respuesta es evidente para un médico especialista en su consulta: es cuando menos curioso que el momento de madurar coincida tantas veces con el inicio del tratamiento homeopático, independientemente de la edad a la que se inicie este tratamiento. Quizás, si esos tejidos maduran al comenzar el tratamiento es porque en eso consiste el efecto de los medicamentos homeopáticos: estimulan al organismo en lugar de suprimirlo. Una constatación adicional en la consulta es la de que los resultados no solo se observan a nivel sintomático o subjetivo, sino que pueden comprobarse incluso en las analíticas, por ejemplo cuando disminuyen las transaminasas de los pacientes que tienen estas enzimas hepáticas elevadas, a veces sin una razón explicativa clara (hígado graso…) y sin que podamos hacer gran cosa con los fármaco convencionales. Otro ejemplo en la consulta es el de los pacientes que acuden cuando padecen un cáncer para tratar de aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia u otros tratamientos; a pesar de que lo habitual es que los efectos secundarios sean acumulativos y vayan a más, al empezar tratamiento con homeopatía ocurre justo al contrario, que empiezan a tolerarlos mejor o al menos se reducen su progresión.

No se centró el debate en los estudios de investigación, afortunadamente porque lo más probable es que eso hubiera aburrido a los oyentes, pero no puedo escribir un post como este sin recordar que hay más de 6.500 estudios publicados en Pubmed (y más en otras bases de datos), tanto a favor como en contra (por eso es ciencia, y tanto unos como otros nos permiten seguir avanzando en las direcciones más prometedoras) y tanto con pacientes como en laboratorio (y en laboratorio no podemos hablar de efecto placebo).

Terminó el farmacéutico, como conclusión, quejándose de que “los precios de los medicamentos homeopáticos no son iguales en todas las farmacias como prueba de que no se regulan igual que otros medicamentos”, aunque la presentadora opinó que eso no ocurre sólo con la homeopatía (lo cierto es que existen precios de venta recomendados para los medicamentos homeopáticos, y ciertos límites por ejemplo sobre los descuentos) aunque hubiera deseado que fuera más barata. Terminé yo diciendo que es “caro” el medicamento que no siempre funciona y en cambio produce efectos adversos; la homeopatía, que a menudo funciona y además sin efectos secundarios relevantes, sale barata al paciente que la usa.

Los médicos debemos disponer de libertad de prescripción y los pacientes deben tener libertad de elección del tratamiento que se ajuste a sus preferencias y necesidades.

La homeopatía forma parte de las opciones de un profesional, que debe saber sumar inteligentemente todas las posibilidades que beneficien a cada paciente, porque la prioridad es siempre el bienestar de ese paciente.

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde un centro médico de especialidades en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

10 Comentarios

Comentar
  • Quien no quiera entender no lo va a hacer nunca (bueno, no perdamos la esperanza) pero para el que quiera, para quien esté abierto al conocimiento riguroso, aquí desde luego va a encontrar argumentos para entender la Homeopatía como lo que es, una terapéutica que suma.

    Así se hace Gualberto. ¡Que grande! Un abrazo.

    • Gracias Guillermo.
      Ni siquiera se trata de convencer, sino de pedir tolerancia y respeto a otras ideas. Sobre todo, cuando se trata de profesionales que actúan desde su vocación de servicio y desde el rigor científico y ético.

      Un abrazo
      Gualberto

  • 1) Jesús Fernández, titular de la Farmacia Rialto (en la Gran Vía madrileña) socio de ARP-Sociedad para el Avance del Pensmiento Crítico.

    https://www.escepticos.es/node/4178

    2) Jesús Fernández Farmacéutico titular de “Farmacia Rialto” e impulsor de la plataforma Farmaciencia.

    http://www.correofarmaceutico.com/opinion-participacion/encuentros-digitales/jesus-fernandez

    3) Jesús Fernández, titular de la Farmacia Rialto (en la Gran Vía madrileña) socio de ARP-Sociedad para el Avance del Pensmiento Crítico.

    https://www.escepticos.es/node/4178

    4) En la Farmacia Rialto de Madrid le entregan a sus clientes el folleto que está reproducido el principio de esta anotación cuando preguntan por algún producto homeopático.

    https://4.bp.blogspot.com/…/GU3LwagcebgauQ…/s1600/Rialto.jpg

    5) Farmaciencia pidiendo firmas contra la homeopatía en change.org:

    https://www.change.org/p/consejo-general-de-colegios-oficia…

    ¿A “FarmaCiencia” de verdad os preocupa la homeopatía,o a lo mejor sera del porcentaje de clientes que no compran sus fármacos alopáticos e iatrogénicos que al tener menos ingresos y facturación en relación a otras farmacias en la que sí venden homeopatía?

    ¿Habeís escrito una carta de denuncia al Ministerio de Sanidad cuando en su día las farmacias vendián las famosas pulseritas milagrosas como las “Power Balance” a 30 euros, cuando el distribuidor las importa de China a 0,50 euros por pulsera y todavía nadie a presentado una denuncia por estafa contra las farmacias? ¿ Farmaciencia llego a vender estas pulseritas?

    ¿Porqué teneís que imponer vuetro criterio al mundo sin la mínima humildad de que apenas sabeis nada y lo que no comprendeis lo demonizanaís?

    ¿Aplicariarián estos pseudofarmacéuticos este mismo argumento en la práctica totalidad de los medicamentos que se venden en las farmacias ya que tampoco ningún fármaco exceptuando los antibióticos curan enfermedad alguna?

    6) El movimiento pseudoescéptico incluye organizaciones como:

    a) CSICOP (Comité para la Investigación Científica de las Afirmaciones de lo Paranormal), ahora conocido como CSI (Comité para la Investigación Escéptica)

    b) De la ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento

    C) Circulo Escéptico

    6) La “ARP”, que en un principio se llamó Alternativa Racional para la Investigación del Fenómeno Ovni (ARIFO), nació en febrero de 1985 en Vitoria durante una reunión de ufólogos vascos de la tercera generación con Félix Ares y JESÚS MARTÍNEZ.

    …….La web de la ARP es : https://www.escepticos.es
    Allí encontraréis amplia información sobre quiénes son, qué actividades desarrollan y cómo podéis asociaros en la que suelen ofrecer un incentivo: un descuento del 15% en la cuota de socio del primer año. Cuota de Socio para 2017: 60 euros.

    7) Casi la mitad de los catalanes utiliza medicamentos homeopáticos
    https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20160210/casi-la-mitad-de-los-catalanes-utiliza-medicamentos-homeopaticos-4887436

    • El grupo de escépticos tiene su agenda y sus intereses. Imagino que está compuesto de personas con muy diferente si intenciones y sensibilidades!

      Es este blog intentamos pasar más tiempo hablando de homeopatia que hablando de quienes la atacan y nos ofenden. Yo trato de pensar que, gracias al movimiento escéptico y su interés por la homeopatia (sorprendente porque hay otros problemas de muchísimo mayor calado en la sanidad española y mundial y en relación al rigor científico de muchas de la semana intervenciones sanitarias actuales), nos hemos encontrado con que se han multiplicado las ocasiones de divulgar sobre ella. Así, cuando los escépticos se cansen (o la gente se canse de oírles decir siempre lo mismo) habremos conseguido una presencia muy importante: este blog es un ejemplo de ello!

      A lo nuestro, en positivo! Un saludo
      Gualberto

  • pues qué quieres que te diga Gualberto…
    que está muy bien escrito y que más claro agua.
    Y el que desee comprobarlo simplemente que vea el debate.
    Haces fácil y sencillo lo que algunos se empeñan en complicar
    gracias
    un fuerte abrazo

    • Me alegro de que parezca sencillo, quizás eso es lo más difícil de todo:
      Es fácil ridiculizar con simpleza y a cambio es farragoso deshacer esas ideas con argumentos serios y racionales.

      Poco a poco, gracias a ti porque es en muchos de nuestros ratos juntos como vamos poco a poco aprendiendo a simplificar sin perder rigor.

      Abrazos compañero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *