¿DE VERDAD EL NIÑO NO COME? II

En el anterior blog hacía unas reflexiones sobre esos niños “que no comen”. Es momento de cambiar nuestra actitud ante la comida y nuestros hijos.Tanto en el caso de los niños que comen mal como en el de los niños que no mastican más que los alimentos que quieren, no es tan complicado el hacer que nuestro hijo se alimente adecuadamente teniendo en cuenta unas simples reglas:

  • En todos los seres humanos en general el apetito es algo innato solo que es variable en su intensidad en cada persona. También las preferencias varían mucho de un individuo a otro. No pidamos peras al olmo.
  • Nunca forcemos al niño a comer. Es preferible levantarlo de la mesa y que no haga esa comida; entenderá que cuando se niega a comer no se entra en un tira y afloja del que suele salir vencedor, simplemente no recibe alimentos. No entremos en el chantaje emocional.
  • Salvo estados de enfermedad no cambiemos el orden en los platos. Si aprendo que si me niego a comer me dan el postre intentaré hacerlo a diario y en todas las comidas.
  • Prediquemos con el ejemplo. Si alguno de los padres es caprichoso a la hora de comer o rechaza alimentos sin probarlos, posiblemente el niño  acabe imitándolo.
  • Con mucha frecuencia los pediatras escuchamos la frase “para que lleve algo en el estómago”. Caemos fácilmente en este error que solo fomenta una mala actitud en la mesa de nuestros hijos.
  • En nuestro medio actual los niños no suelen hacer todas las comidas masticadas hasta que no tienen al menos 2 años y medio (siempre hay excepciones claro). Aunque la adaptación deba ser progresiva, procuremos ser firmes, si come un trozo de pizza puede comer una patata chafada.
  • Por cierto, se me olvidaba, el niño no debe comer con leche o refrescos con gas

Por último, asegurar a los padres como pediatra que no ocurre nada si el niño se salta una comida, muchos niños en el mundo lo hacen a diario y no una sino varias comidas por no disponer de ella,  ¡¡ y siguen vivos!!. A todos nos han mandado alguna vez a la cama castigados sin cenar. Los buenos hábitos alimenticios forman parte de la educación del niño. Sembremos hoy para recoger los frutos mañana.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

12 Comentarios

Comentar
  • Hola, Doctor. Le comento que mi beba de año y 9 meses no quiere comer la comida que se le sirve a la mesa. Al desayuno toma la leche y alguna harina sin inconveniente. A las 9 am no se le ofrece nada más hasta medio día… Y ahí empieza la lucha: tiene hambre pero no come nada de lo que le preparo! Se va con hambre al jardin maternal, y a las 15.30 cuando le dan la merienda la devora (fruta y yogurth). Le he intentado mandar otras cosas de merienda, y las niega.. Prefiere aguantar hambre. A la noche lo mismo… La he dejado un día entero sin probar bocado y nada.. No come! .. Pero si ve papas fritas, las devora.. O sea, no es un tema de hambre, es un tema de selección.

    Qué puedo hacer doctor? Pasan los meses y mi nena no come carnes o verduras! El pediatra me sugirió volver al puré, pero tampoco lo quiere! Solo se me ocurre darle algún complemento homeopático, no sé… Los percentiles vienen dando bien y sigue tomando teta a la noche

    • Hola María Isabel

      Como tú misma comentas es mas una cuestión de hábitos que de apetito, piensa que lleva mucho tiempo eligiendo el menú. Como tú, pienso que la solución no es volver a los pures si ya los tiene superados.
      Seguro que tu pediatra puede aconsejarte pequeños trucos con los que corregir esos malos hábitos ya que de persistir lo normal es que vayan a peor. Entiende que no hay medicamentos convencionales ni de homeopatía que provoquen ganas de comer un determinado alimento.

      Muchas gracias por leernos. Espero haberte sido útil

  • Hola dr buenas noches mi beba nació prematura pesando 2300 Kg y estuvo un día con oxígeno xk traía doble circular del cordón umbilical y no le caía ninguna leche casi no comía ahora a sus 8 meses solo toma 5 onzas de una leche anti diarrea k fue lo único k l gusto a parte con las papillas es un problema no kiere comer lo hace muy poco probaditas en el día y está bn Flaka de sus piernitas pesa 7400kg y mide 73cm creo k su problema radica en inmadurez intestinal habrá algo para eso y para k le de hambre? Gracias

    • Hola Norma

      Ante no es este un blog de consejo terapéutico pienso que a priori podrías probar con Lycopodium 5 CH, 3 gránulos 2 veces al día que es el medicamento que empleamos en homeopatía para la saciedad precoz.
      De cualquier manera es tu pediatra el que debe de indicarte si procede hacer algún tipo de estudio o si la situación entra dentro de la normalidad.

      Un cordial saludo y gracias por leernos.

  • Buenos días Doctor.

    Necesitamos consejo. Tenemos dos niñas gemelas de 3 años, que habitualmente comen muy bien. El día 11 de septiembre empezaron el colegio y se quedan a comer allí. Al principio ninguna de las dos quería comer. Ahora es solo una de ellas. No quiere comer, a veces dice que le da miedo, otras que en el comedor hay monstruos y otras que quiere ayudar a la monitora, cosa, está última, que efectivamente hace.
    Ambas pasan por una etapa de mamitis que me está agotando.
    Hay algo que pueda hacer?
    Gracias.

    • Buenos días, le ruego me disculpe por el retraso al conestarle.

      Los factores que pueden influir en que varie el apetito de un niño son múltiples.

      Creo sinceramemente que debe visitar a un médico homeópata, mejor aunque no imprescindible si es pediatra, ya que en función de las circunstancias concurrentes y de las características del niño el médico escogerá el medicamento apropiado para su hija, y si no procediera, los consejos adecuados para traer a camino el hábito de la comida. No obstante quedo a su disposición para lo que precise comentar.

      Un cordial saludo y le agradezco que visite nuestro blog.

      Jorge Manresa

  • Hola doctor necesito que me ayude por favor, ya que nose que hacer
    MI hijo tiene un año y 4 meses y tiene y/o veo que pasa x distintas etapas, por momentos quiere comee todo y por momentos no come nada de nada. Estas ulti más dos semanas no está comiendo ni en el almuerzo ni cena, ya nose q prepararle, ni que darle para poder entretenerlos y que de esa forma quiera comer, ya que aveces esta forma me ayudaba. Hoy no ayuda y no come, lo cual no sólo me amarga mucho y preocupa. Sino que paso una hora reloj intentando que coma y no come. Le pido que por favor me de su consejo ya que no quiero que este flaquito porque me da miedo a futuras y posibles enfermedades.
    Muchas gracias espero su respuesta

    • Hola Milagros, muchas gracias por entrar a nuestro blog.
      El hecho de que una veces coma mucho y otras muy poco sugiere que no debe estar realmente enfermo, puede como todos los niños pasar por fases de mas o menos apetito.

      Lo que si te recomiendo es que no estés una hora dándole de comer. Os desesperáis tu y el, y la hora de la comida no resulta algo agradable para nadie. Pasados 30 minutos si ves que no quiere comer retira la comida sin mediar palabra y no se le ofrece nada “en puesto de”, se trata de que entienda que se queda sin comer y no se atiende a sus caprichos.

      Los motivos por los que no come pueden ser varios y requerirían de una entrevista en la consulta.

      Dado el ritmo que lleva con la comida, cabe la posibilidad de que se “empache”, bien por su constitución o por comer de mas en esos períodos que dices que come bien. En ese caso es muy probable que las heces sean de color amarillento claro y bastaría con darle probióticos unos días hasta que las heces normalicen su color.

      Otra posible causa dada la edad es la dentición, que produce en algunos niños una disminución importante del apetito, no es preocupante y suele ceder cuando sale el diente.

      Espero haber podido ayudarte.

      Un cordial saludo y de nuevo gracias por visitarnos.

      Jorge.

  • Hola Dr. lo consulto porque mi hijo de bebe comia las papillas muy bien y luego cuando comenzo a ser un poquito mas grande y comer solo comenzo a ser mas selectivo y ahora que tiene 4 años se niega a probar comidas nuevas y termino accediendo a que coma lo que él le gusta, hamburguesas, carne sola, pollo solo, salchichas, papas fritas, pastel de papas y empanaditas de acelga, no podemos compartir una comida porque no come pastas, salsa, guisos y tampoco come comida en casa ajena
    Agradeceré me pueda guiar, estoy desboradada le explico a él que si no come va a enfermarse y lo van a tener que internar pero no escarmienta tampoco si le quito algo que le gusta

    • Buenos días Natalia.

      Cada niño que come mal es un caso particular, y por lo tanto hay que adaptar las estrategias a la hora de alimentarlo a cada situación concreta.

      No obstante, aconsejarte encarecidamente que no entres en su juego.
      Ponte en su lugar. “Mis padres me han enseñado que cuando me niego a comer lo que ellos quieren que coma, inmediatamente me ofrecen lo que me gusta”. Esa es la realidad que pasa por su cabeza.

      Es poco menos que imposible convencer a un niño de 4 años de las ventajas de una dieta variada o de que hay muchos niños en el mundo que pasan hambre. Esas no son sus preocupaciones.

      De entrada te sugiero firmeza a la hora de mantener el tipo de alimentos que creéis que debe comer. Como a cualquier persona le ocurre, pueden no gustarle determinados alimentos, pero si no se es firme, ésta exclusión se amplia hasta quedarse con 4 alimentos.

      No prolongueis innecesariamente el tiempo de duración de la comida, es desesperante para vosotros y para él. Evitad repetir los sermones diarios durante la misma. Los niños tienen una sordera selectiva que les viene muy bien en algunas ocasiones.

      Pasado un tiempo prudencial que puede ser de 30 minutos, retira su plato si no ha empezado a comer y levantalo de la mesa. La conclusión para él sera que cuando se niega a comer se termina la comida. Nunca saltéis el orden de los platos ni deis alimentos “para que lleve algo en el estómago”.
      Las actitudes que os comento y pactar con el niño la introducción progresiva de platos nuevos para obtener ese alimento que a él le gusta os llevará a un cambio en sus hábitos.

      Resumiría todo lo anterior en 2 palabras. Paciencia y firmeza.

      Espero haberos sido útil. Gracias por visitar nuestro blog.
      Un saludo. Jorge.

  • Muy buenas, Doctor Manresa, nos gustaria que tratara a nuestros dos hijos, cual es el procedimiento a seguir para pedir el traslado de mis dos hijos del barrio de la concepcion, pues nos vamos a ir a vivir a Canteras, y mi hijo Ikal el mayor desde que nació esta tratado con homeopatia pero en Mexico. Un saludo.

    • Buenos días. Ante todo muchas gracias por la confianza depositada en los medicamentos homeopáticos. Casos como el de su hijo indican que los médicos que los utilizamos estamos en el camino correcto.
      En respuesta a su pregunta le indico que una vez que fije su residencia en Canteras pase por el Centro de Salud donde los administrativos le informaran de los trámites a seguir.

      Un cordial saludo. Jorge Manresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 10-12-2018 13:03:04 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar