Customizar las prescripciones con medicamentos homeopáticos

CUSTOMIZAR: Palabra que proviene originalmente del verbo inglés to customize, que se refiere a la personalización de algo que fue creado en serie de forma industrial e impersonal.

Hay un sabio refrán popular que dice “cada uno es hijo de su padre y de su madre” y que no viene sino a poner en evidencia la idiosincrasia tanto física como psíquica de cada persona.

Mientras la sociedad actual tiende a personalizar cada día más los bienes de consumo del individuo: coches, ropa, teléfonos, vivienda y un largo etcétera, con el fin de que el individuo se sienta único y diferenciado del resto de ciudadanos, los tratamientos médicos farmacológicos, siguen  prescribiéndose de manera estandarizada en función de las indicaciones clínicas para una determinada enfermedad, a pesar de que cuando los médicos estudiamos las enfermedades a lo largo de la carrera, se incide en los distintos porcentajes de aparición de síntomas para un determinado padecimiento. Es decir, ante una misma enfermedad no todos los individuos presentamos los mismos síntomas ni los sufrimos de la misma manera.

Es evidente que si dos individuos tienen una amigdalitis, lo más probable es que a los dos les duela la garganta al tragar –aunque no estará presente en todos los enfermos de amigdalitis- y que tengan fiebre. A algunos de ellos la fiebre les provocará agitación, sed y piel seca. En otros destacara la sudoración, el abotargamiento y la obnubilación. Algunas personas notaran mejoría del dolor de garganta con aplicaciones calientes, otras mejoraran con un trago de agua fría.

Todas estas diferencias entre pacientes afectos de la misma enfermedad no son ni más ni menos que la manifestación de la individualidad biológica de cada uno de ellos, con una expresión variable de los síntomas en cada individuo, y con una sensibilidad particular de mejoría o empeoramiento de esos síntomas que modula y particulariza los mismos en cada sujeto.

La farmacología estandarizada conlleva en muchas ocasiones como comprobamos los médicos a diario, una falta de respuesta del enfermo y un consumo inútil de sustancias nunca inocuas. Inocuo es lo que no se toma. En otras ocasiones, la publicidad de los medicamentos en los medios de comunicación arrastra a un consumo en ocasiones hasta peligroso. Un  ejemplo cotidiano sería el consumo de “antigripales” de los anunciados en televisión  y cuya formulación con varios principios activos excede los síntomas del paciente. Es decir, en ocasiones estoy tomando componentes del medicamento que no preciso por no tener los síntomas que pretenden tratar.

Hace un par de años, la administración británica hubo de tomar medidas para regular la venta de productos farmacéuticos en tiendas y supermercados especialmente en niños menores de 2 años. Detrás de esa aparente inocuidad de acercar al ciudadano determinadas especialidades farmacéuticas se escondía un excesivo consumo de las mismas sin control médico, duplicidades de determinadas sustancias con lo que de incremento de la iatrogenia y efectos secundarios conlleva y la más que probable interacción con otros fármacos crónicos del paciente.

Cada día mas tanto la sociedad como los médicos somos conscientes de esa necesidad de customizar el tratamiento farmacológico de nuestros pacientes, de adaptar nuestras prescripciones a las particularidades, unas veces referidas espontáneamente y otras no, de nuestros pacientes. La mecanización de las asistencia a los pacientes en las consultas  y una farmacología convencional que deja pocas o ningunas posibilidades a la individualización, deviene en una cada vez mayor falta de eficacia de los tratamientos médicos y un progresivo descrédito de los medicamentos convencionales de cara a los enfermos.

Los homeópatas “customizamos” nuestros tratamientos.  Adaptamos la prescripción a las particularidades que presenta la enfermedad en nuestro paciente. Que inconveniente hay entonces en añadir a nuestro vademecum medicamentos que nos permiten personalizar, individualizar, en resumen adaptar nuestros tratamientos.

¿Qué interés tiene el personalizar el tratamiento? Los homeópatas comprobamos a diario la rapidez de acción y gran eficacia que tiene el adaptar la prescripción, acortando la duración de los síntomas y haciéndolos desaparecer en ocasiones en un muy corto espacio de tiempo. Así lo hago y seguiré haciéndolo, resultaría incomprensible que no tratara a mi paciente con lo mejor de mi capacidad curativa.

Por eso os recomiendo. Atended siempre a los comentarios y valoraciones de vuestro paciente, son de primera mano, así podréis “customizar” el tratamiento y los resultados serán más positivos que si obviamos la atención a nuestro mejor informante: el propio enfermo.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

6 Comentarios

Comentar
  • Buenas tardes,queria preguntar sobre los problemas de la piel atopica.Tengo un nino con dos anos y medio que tiene asma infantil y alergia a la humedad y a el olivo de momento,yo queria saver si lo que mi hijo tiene esta relacionado con su piel ya que me han dicho que esta relacionado con su piel y estoy esperando los resultados de una analitica de piatopic infantil y con cosas normales para que me lo veas y me digas lo que hay de tratamiento y la mejoria.

    • Hola Ana Mari. Ante todo gracias por seguir nuestro blog.
      Las constituciones alérgicas están determinadas geneticamente, lo que ocurre es que pueden manifestarse de distintas maneras según el individuo y su exposición a los distintos alérgenos.
      Todas las manifestaciones alérgicas pueden ser tratadas eficazmente con medicamentos homeopáticos. Bien de manera sintomática como de su causa, incluso desde un punto de vista constitucional, haciendo que mejoren e incluso desaparezcan.
      Mi consejo es que contactes con un médico homeópata de tu zona para que una vez valorado el niño te indique el tratamiento mas conveniente para sus problemas alérgicos.
      Como no nos dices en donde vives no puedo aconsejarte profesionales de tu zona, pero no tendría inconveniente en hacerlo si así me lo hicieras saber, así como tu dirección de correo electrónico.
      Recibe un cordial saludo. Jorge Manresa

    • Gracias Amaya por tu lectura de nuestro blog. Como creo que estaremos de acuerdo, estamos entrenados convencionalmente para seguir reglas, protocolos, estadísticas y por desgracia – creo que mejor por suerte- nuestros cuerpos no son modelos matemáticos sino el resultado de múltiples combinaciones genéticas, lo que nos hace ser únicos.
      Un cordial saludo. Jorge

  • ¡¡¡ Ingenioso lo de customizar los tratamientos !!! Me lo apunto. Nunca pensé que cuando hacía una receta a mis pacientes estuviera haciendo algo tan moderno jeje
    Gracias Jorge, el ingenio y el humor son de las mejores medicinas que conozco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar