Cómo superar los nervios antes de una competición deportiva con homeopatía

En este río revuelto en el que parece que solo ganan los pescadores televisivos con corbatas, coletas o faldas plisadas, el resto de los mortales se enfrenta a una vida y una sociedad plagada de posibles amenazas.

Amenazas en forma de estudios, trabajos, oposiciones y otros cambios en sus situaciones vitales que pueden generar estrés y ansiedad.

Como varias de las personas, que cada día acuden a mi consulta con miedos, con frustraciones y síntomas de ansiedad provocados por situaciones de acoso laboral o de falta del descanso necesario para poder trabajar y vivir en condiciones. Por dificultades en las relaciones de pareja, la pérdida de un ser querido, cambios de ciudad, de trabajo, de horarios o la preocupación por una enfermedad física.

Ella lleva varios años en la misma empresa. Tiene madera de periodista, pero no puede soportar que le mangonee una persona sin estudios ni méritos.

Él se ha dado cuenta de que después de 10 años dejándose la vida por la empresa parece que no cuentan con sus servicios. Busca un modo de comprenderlo.

Ellos no saben en que han fallado, para que su hija se comporte de tal modo. Se sienten desesperados, perdidos.

Ansiedad permanente que precisa ayuda de psicoterapeutas y de médicos, pero también ansiedad puntual, situacional.

Estas consultas diarias por problemas de ansiedad de anticipación, teñidas de temores a enfrentarse a una conferencia, una oposición, un examen o una competición deportiva tienen difícil respuesta en contextos como el centro de salud.

Por ello, en los últimos 20 años, he tenido la oportunidad de ayudar a muchos pacientes con problemas de ansiedad empleando los conocimientos y recursos a mi alcance como la bibiloterapia, diversos tipos de aproximación psicoterapéutica en función del paciente y las circunstancias, psicofármacos y medicamentos homeopáticos.

Muchos medicamentos homeopáticos me han sido de gran ayuda en el tratamiento de estos pacientes en el Centro de Salud, pero de todos ellos hay tres que están presentes cada día en mi consulta con muy buenos resultados y la satisfacción de mis pacientes. Pacientes, muchos de los cuales han podido evitar el empleo de antidepresivos y ansiolíticos, los han utilizados en períodos más cortos de tiempo o con mejor tolerancia. Y otros, que han resuelto su problema de salud con la única ayuda de mis consejos y el medicamento homeopático personalizado oportuno a su situación clínica.

Y ES QUE, LA HOMEOPATÍA AYUDA A LOS CAMPEONES. A TODAS AQUELLAS PERSONAS CAPACES DE SUPERAR GRANDES RETOS Y QUE NO PUEDEN HACERLO POR CAUSA DE LA ANSIEDAD. ÉXITOS DE TODOS LOS DÍAS, EN CONSULTAS POR TODO EL MUNDO.

Argentum Nitricum fue un excelente aliado a la hora de solucionar el carraspeo, la precipitación y la dificultad para expresarse con claridad de aquel conferenciante de 45 años tan sabio, pero tan nervioso, con ese miedo escénico previo.

Algo que también puede testimoniar aquella joven, que a pesar de su habilidad para manejar el vehículo fracasaba una y otra vez en el examen de conducir con la consiguiente desesperación de su familia y frustración propia.

También puedo recordar estudiantes, opositores, e incluso novios que han podido vivir libres del miedo a bloquearse y quedarse en blanco, delante de profesores o de la mujer u hombre de su vida gracias a Gelsemium, algo que como en el medicamento anterior ilustra tan bien la excelente comedia francesa “Tímidos anónimos”.

Y lo ilustra, porque estos problemas son reales y frecuentes en nuestra sociedad occidental, porque las personas lo consultan y porque no se deberían tratar con fármacos con posibles efectos secundarios y dudosa eficacia como los ansiolíticos o betabloqueantes.

Pero, si tenemos que hablar de un medicamento de uso diario en la consulta, aquel que nos ayuda tanto en situaciones de somatización, ansiedad, fobias y duelos en las que no es preciso el empleo de psicofármacos, ni una psicoterapia ajena a la consulta del médico de familia, ese sería sin duda Ignatia Amara.

Puedo ilustrarlo con una historia clínica real en la que el éxito del medicamento tuvo grandes consecuencias y que me confió una alumna que ejerce de médico de familia.

La prescripción del medicamento Ignatia amara permitió a aquel paciente judoca superar el miedo de anticipación y ganar el campeonato.

Y es que, la homeopatía ayuda a los campeones. A todas aquellas personas capaces de superar grandes retos y que no pueden hacerlo por causa de la ansiedad. Éxitos de todos los días, en consultas por todo el mundo.

Éxitos de campeonato, que debemos no solo al medicamento homeopático sino a la capacidad de algunos médicos para buscar cualquier tipo de terapia capaz de ser de ayuda a sus pacientes, especialmente si cumple las premisas de su eficacia y seguridad.

Gracias, amiga, alumna y maestra, por compartirlo y gracias a todos aquellos profesionales como tú, que pueden y quieren ver más allá de la práctica rutinaria en el ejercicio de la más hermosa de las tareas.

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 22-11-2019 09:49:55 - © 2014-2019 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar