Cómo superar la Aerofobia, el miedo a volar

Última modificación: 01-07-2021 10:42:49

La aerofobia, o miedo a volar, es el temor o la aversión a volar en aviones.

Las estadísticas son claras. Aproximadamente una de cada tres personas (más de un 30%) padece este tipo de fobia.

Aunque volar no parece que sea una actividad imprescindible, sí que cobra importancia en nuestra sociedad desde el momento en que nos impide seguir una carrera profesional, por ejemplo, en la que es importante viajar, ver a conocidos o familiares o disfrutar de vacaciones en países o lugares solo accesibles en avión.

Hay que tener en cuenta que esta fobia puede estar relacionada o ir acompañada de otras, como la acrofobia, miedo a las alturas, la claustrofobia, miedo a los lugares cerrados, la agorafobia, etc. En este sentido, es necesario detallar y concretar qué es lo que realmente le produce la fobia al paciente.

También puede ser un componente más de un trastorno de ansiedad más generalizado o formar parte, como síntoma, de otra enfermedad.

Síntomas de la aerofobia, el miedo a volar

Se pueden presentar todos los síntomas característicos de los trastornos de ansiedad, tales como:

  • Opresión en el pecho o sensación de bola o de algo que le obstruye o pesa en el pecho o la garganta.
  • Mareos, vértigos.
  • Sensación de perder el equilibrio, inestabilidad, desmayo
  • Taquicardia, palpitaciones.
  • Sudores fríos o sofocos.
  • Hormigueos, adormecimientos.
  • Pinchazos en distintas partes del cuerpo, temblores.
  • Disnea (sensación de ahogo), atragantamiento.
  • Fatiga, cansancio.
  • Náuseas y/o vómitos, diarrea, malestar abdominal.
  • Sensación de que las cosas no son reales o de extrañamiento de uno mismo.
  • Miedo a perder el control.

Causas de la aerofobia, el miedo a volar

Como hemos mencionado, puede haber un miedo más específico detrás del miedo a volar y sería conveniente no confundirlos.

Por ejemplo:

  • Miedo a tener un accidente y morir.
  • Claustrofobia, miedo a los espacios cerrados como la cabina del avión.
  • Acrofobia, un miedo a las alturas.
  • Agorafobia, miedo a tener un ataque de pánico en lugares donde escapar es difícil, tal como sucede en la cabina del avión.
  • Una experiencia negativa previa relacionada con aviones.
  • Tras un accidente aéreo, en que suele haber un aumento, al menos temporal, de la fobia a volar.

Cómo se trata la aerofobia, el miedo a volar

El miedo a volar se puede tratar con medicamentos y/o con psicoterapia. Parece claro que esta última es más efectiva y útil.

Repasemos un poco los medios farmacológicos convencionales, la psicoterapia, la Terapia Breve y la Homeopatía.

Farmacológicos

Episódicamente se pueden usar fármacos para combatir la ansiedad como alprazolam, diazepam, aunque, obviamente no son una solución.

Psicológicos

Dada la gran frecuencia del miedo a volar, las compañías aéreas patrocinan o realizan cursos para superarlas. Estos cursos suelen basarse en la idea de que los pasajeros tienen una falsas creencias sobre el funcionamiento de un avión y sus sistemas de seguridad. Por ello, se les enseña cómo son las diferentes partes de un avión, su función, y los elementos de seguridad que tienen. También se les explica todo lo relativo a las temidas turbulencias y lo bien preparada que está la estructura del avión para ellas y se les ayuda a identificar los diferentes ruidos del avión.

Más adelante, suele hacerse una terapia de exposición, o sea, irse enfrentando progresivamente al vuelo en sí, ya sea con técnicas virtuales o reales.

Terapia Breve Estratégica

Desde la Terapia Breve Estratégica, la observación que hacemos a este tipo de cursos de las compañías aéreas es que a un paciente realmente fóbico no le sirven de mucho las explicaciones técnicas y racionales. El miedo no se ve nada afectado por la lógica racional. En efecto, cuanto más sabe de todas las parte de un avión y su delicado funcionamiento, la coordinación de los diferentes sensores y medidas de seguridad, más es consciente de todas las cosas que pueden fallar y por tanto, su fobia, incluso, puede empeorar aún más.

Por otro, lado las técnicas que utilizamos en esta fobia son la de la “Peor fantasía” y lo que se ha denominado “técnica del antropólogo”, que consiste en que el paciente anote cuidadosamente todo lo que observe que hacen los pasajeros para calmar su ansiedad, sobre todo en los momentos más delicados como el embarque, el cierre de puertas de la cabina o el despegue. También se les pide que nos llamen antes y después del vuelo.

Homeopatía en el tratamiento de la fobia a volar

En homeopatía tenemos buenos medicamentos para superar esta situación. Medicamentos que, a diferencia de los ansiolíticos antes mencionados, no crean adicción ni apenas efectos secundarios.

Indico ahora algunos de ellos pero, como siempre decimos, hay que recalcar que debemos adaptarlos a las características del paciente y sus circunstancias. De este modo, a veces, medicamentos, en principio, no incluidos en cualquier “lista de medicamentos homeopáticos para la ansiedad” pueden ser los más adecuados para superar esta fobia (y otras), como efecto de la mejoría más general, y a todos los niveles, del paciente.

  • Aconitum paciente con repentinos ataques de pánico, extrema inquietud con angustia y sensación de muerte inminente. Miedo en las multitudes, claustrofobia, adormecimientos en distintas partes del cuerpo.
  • Argentum Nitricum: paciente precipitado, agitado, con aprensión antes de cualquier acontecimiento. Hace las cosas apurado, como si siempre llegara tarde. Muchas fobias, vértigos… Síntomas gastrointestinales, diarreas…
  • Gelsemium: paciente anticipado, también puede haber diarreas, pero aquí predomina la parálisis. El paciente está bloqueado, quieto, intimidado. Miedo a perder el control, vértigo, temblores, debilidad, problemas de visión… Sensación de que se le parará el corazón si no se mueve.
  • Lycopodium: preocupaciones por su profunda falta de confianza en sí mismo, auque puede quedar disimulada por un acentuado orgullo o altanería, con gran irritabilidad a la contradicción. Suele haber sintomatología digestiva acompañante como flatulencia, gastralgias, etc.
  • Silicea: la falta de confianza le hace aparecer tímido, apocado, con temor a aparecer en publico, al fracaso, a hacer cosas que piensa no tener las aptitudes necesarias.
  • Arsenicum Album: ansiedad con inquietud y agitación, sobre todo de noche, que le hace dar vueltas constantemente en la cama, o andar de un lado a otro. Miedo a morir o que le pase algo…

Aerofobia – Resultados

En mi experiencia, los resultados de combinar homeopatía y terapia breve para superar la aerofobia son francamente buenos y en tiempos relativamente cortos.

Añado, también, que la mayoría de casos que he tratado no solo presentaban esta fobia, del miedo a volar, sino que esta estaba unida a otras fobias como la agorafobia.

En todo caso, es particularmente satisfactorio constatar cómo personas que les encantaba viajar y habían excluido ya esta posibilidad de sus vidas, vuelven a hacerlo. Vuelan de nuevo a países exóticos, su lugar de vacaciones o, simplemente, regresan, satisfechos, a su rutina de vuelos de trabajo.

Y no solo superan la fobia sino que vuelven a disfrutar del vuelo.

Y es que, como he podido comprobar en tantas ocasiones, al afrontar y superar un miedo, un límite, no solo adquieres una mayor libertad y autonomía sino que das un pequeño gran paso en tu crecimiento como persona.

Sobre el Autor

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga
Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga

Tal como decía Holden, “Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia…”

Bueno, pues nací en un pequeño pueblo de montaña donde por la noche se contaban historias. Las mujeres que venían a casa con sus candiles, se sentaban, hilaban y contaban. Todas aquellas largas noches nevadas de invierno escuchando historias. Historias de todo tipo, de miedo, de muerte, de espíritus, de risa, amor, de desamor. Historias.

Después estudié y me licencié en Medicina por  la Universidad de Barcelona (UB). Hice el postgrado en Homeopatía por la UB-Academia Médico Homeopática de Barcelona (AMHB). He sido Director del Máster de Medicina Homeopática de la UB (2011-2016) y de la propia AMHB. Me encanta la docencia y ahora sigo de profesor de homeopatía en la AMHB y el CEDH. También cursé el Máster en Terapia Breve Estratégica, en su primera promoción, con el equipo de G. Nardone en el Institut Gestalt de Barcelona (2000-2002) que ha influido mucho en mi formación.

He incorporado, pues, la Homeopatía y la Terapia Breve a mi consulta médica para así abordar las historias de los pacientes en todas sus dimensiones: física, emocional, comunicacional y también, de algún modo, espiritual.

Porque, más de allá de todo, sigo escuchando historias. Historias extrañas, dramáticas, desesperanzadas, vitales. Intento curarlas o aliviarlas con la ciencia y el arte médicos. Cambiar esas narrativas, esos patrones, físicos y emocionales, que nos aprisionan. Y para ello, primero, busco comprender la historia verdadera. La historia verdadera de cada uno de nosotros.

Me apasiona la literatura, la poesía, el cine, la comunicación... La naturaleza. La belleza de todas las cosas. El humor. La vida, en una palabra.

Como médico, y como científico, aún creo en la antigua magia que tienen las palabras.

Ordet.

6 Comentarios

Comentar
  • Qué interesante y qué completo este post, Gonzalo. Bueno, en realidad cada post publicado en este blogg, no tiene desperdicio, son verdaderas obras maestras en pequeñas y eficaces dosis, como la homeopatía, claro!
    Muchísimas gracias, como siempre y un gran abrazo, querido maestro y amigo

  • Buenas tardes doctor, me ha gustado mucho la información sobre el miedo a volar, yo soy una de las q le dan pánico el avión, volé solo una vez a Canarias hace muchos años y lo pasé muy mal tanto a la ida como a la vuelta. No he vuelto a ir en avión, me angustia la idea. Que medicamento de los q mencionan me iría mejor. Gracias

    • Hola Emiramiro311@gmail.com,
      como acostumbramos a decir lo suyo es conocer al paciente para poder valorar bien el caso. Y lo que puede servir para uno, no sirve para otro.
      Mi recomendación es que contactes con un médico homeópata para que te aconseje y puedas volver a volar de nuevo.
      Un cordial saludo

  • Yo anadiria una cosita mas, aprendido de Andres Bidarte, para los animales.
    Borax es especifico para volar.
    Se puede tomar el dia anterior, antes de subir al avion y durante. Tambien los podemos tomar junto a los remedios que nos cuentas tan utiles.
    Miaow.
    Un gran saludo

    • Gracias por la sugerencia Misi!
      Y recordemos que siempre hay que adaptarse a las características y vivencias de cada paciente para una prescripción óptima
      Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar